sábado, 5 de octubre de 2013

“Por si se va la luz” de Lara Moreno

Decía Ricardo Senabre el otro día que en Divorcio en el Aire (Gonzalo Torné, Mondadori, 2013) el prosista había superado al novelista (porque era tal la cantidad de exhibición de ingenio verbal que la prosa desdibujaba la línea narrativa). Pues esto es más o menos lo que pasa con Lara Moreno: la prosa –poética toda- se come la novela. Por lo tanto, si uno es fácilmente impresionable lo más probable es que acabe pecando de algo, de ingenuo, seguramente. Y si además te meten en el fango de lo rural, date por jodido. 



Chupar del frasco de Carrasco 

No hace mucho, en una crítica que se le hacía en la red a esta novela, se mencionaba Intemperie de un modo absolutamente gratuito, puesto que, tal como descubrí más tarde, la señorita crítica autora del mismo -aficionada a los productos Lumen- no la había leído. Poco tiempo después, en El Cultural, Care Santos repetía despropósito. ¿Casualidad? Yo no lo creo. 

A medida que voy leyendo esas críticas empiezo a tener la sospecha de que existe cierto interés en dejar caer el nombre de Intemperie cada vez que se habla de Por si se va la luz. Si tengo que buscar una explicación a tan extraño comportamiento (no he visto entre ambas parecido alguno), me da la impresión de alguien está intentando meterse en la estela del cometa Carrasco a ver si toca la flauta. 

Esta sospecha toma forma de certeza la víspera de publicar esta reseña, cuando leo la entrevista que José A. Muñoz le hace a Lara para Revista de Letras en la que le comenta, alegremente, lo siguiente: «Empezaste a escribir Por si se va la luz hace 4 o 5 años, pero ha salido justo en un momento en el que parece que lo rural está siendo algo recurrente entre los autores jóvenes. Uno de los primeros libros que surgieron en esta especie de corriente literaria fue Belfondo de Jenn Díaz.» Atentos a la respuesta de Lara Moreno: «Pensé que me ibas a citar a Jesús Carrasco, a quien no he leído todavía y con cuya novela han relacionado la mía.», que traducido al cristiano viene a decir que si no mentas tú a Carrasco, Josito, lo hago yo. Y tan ancha, se queda, la Moreno. Si esta respuesta no es oportunismo puro, que baje Dios y lo vea, porque, y esto es importante que quede claro, Por si se va la luz se parece a Intemperie lo que un huevo a una gallina. (Por si se lo preguntan, sí, con Belfondo se da un aire). 


ARGUMENTACIÓN 

Por si se va la luz narra la historia de una pareja que es enviada por La Organización a una aldea remota (ahí, ¿ven?: lo rural) de dos habitantes con la intención de comprobar de primera mano si hay modo de sobrevivir frente a la catástrofe del presente. Una segunda crisis galopante amenaza con acabar con el bienestar (la energía eléctrica —de ahí el título— es un bien cada vez más preciado y escaso). Esto no queda claro en la novela ya que la información al respecto cae por cuentagotas; se dosifica sin otra razón que la de aportar un punto de intriga a la historia que de otro modo hundirá todavía más al lector en el tedio. Lo que importa es que el mundo huye de las grandes poblaciones toda vez que han demostrado no ser el mejor lugar para plantar patatas. 

La protagonizan siete seres humanos, sin contar un perro, un cerdo y una gallina. La historia alterna narración en tercera y primera persona. Atentos a la cagada, por monumental: las cuatro o cinco voces suenan exactamente igual y además el recurso sólo hace evidentes ciertas carencias. Si me paro a pensarlo no veo más que defectos. Y mira que me jode, que la había cogido yo con ilusión, pero no ha podido ser. 


EN DOS PALABRAS, digamos 

«Yo elegí hacer una novela coral. No había hecho nunca nada parecido, pero me parecía interesante la propuesta. Primero porque yo venía del relato, había escrito siempre relato. Entonces el hecho de hacer que cada capítulo sea solo una voz, una primera persona, y luego cerrar esa primera per­sona porque las voces se van alternando. Si habla uno, luego ese no puede volver a hablar, hablará otro. Hablan todos como en cadena, digamosLara Moreno para Koult

Esta es la primera novela de Lara Moreno y se nota. Se nota que no sabe qué hacer con los personajes durante tanto tiempo y es que pocas veces 325 páginas fueron tan largas. Los presenta, les da forma humana y una línea de pensamiento básica pero cuando llega el momento de someterlos a algún conflicto… se desinflan. Se quedan en lo que son: sentimientos con patas. Se sientan juntos a cenar y no saben qué decir, cómo actuar. Desventajas, supongo, de haber abusado de intimismo durante la adolescencia.

Sirva como ejemplo la vieja bruja, loca de remate, que se pasa la novela dando tumbos. Lara la ha creado total para qué, ¿para poner voz a la vejez? ¿para alimentar a las gallinas? Sospecho que a Lara el personaje le molesta. Y no es la única. Saben (ellos, los personajesque nada de lo hagan o digan tiene maldita importancia más allá de la más que cuestionable belleza de sus reflexiones. Del modo que lo plantea Lara, los diálogos interiores tienen el mismo efecto que grabar el interior de un ascensor: gente que no se toca, no se importa, no crece más interiormente por el hecho de subir al último piso. 

Decía más arriba que se notaba que esta era la primera novela de Lara, y es verdad, pero eso no debería ser excusa, que ya tenemos una edad. Lara viene del relato y también de la poesía y comete el tremendo error de no ponerle a la mesa más patas que esas. El resultado acaba siendo una obra que, por el tono, parece mucho más de lo que es, no siendo, en realidad, apenas nada fuera de su corrección, fuera de su yo-yo-yo interiorista de mujer soltera con gato. Si acaso un bluff. Otro bluff para poetas, amigos e incondicionales de Lumen. Se esperaba de los personajes algo más que muecas, se esperaba una evolución y se esperaba que fuese un conjunto de voces creíble. Se esperaba una historia, también. Se esperaba una masa compacta. 

Tal vez era mucho esperar. 



84 comentarios:

  1. Bah, da igual. La chavala está muy rica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que Lara Moreno está rica? Sí, y Elvira Navarro también, no te jodes...

      Eliminar
    2. En el post anterior, en los posts anteriores recientes, ¿por qué ningún anónimo hijo de puta hizo un comentario parecido? La sociedad española no es machista, claro. Y la literatura, menos todavía. Aplausos.

      Eliminar
    3. Mi querido Anónimo: con todos mis respetos, jódete.

      Eliminar
    4. Que te jodan a ti por todo el Brown. Y sin respeto.

      Eliminar
    5. Ahora resulta que en un blog donde la gente ha difamado, insultado hasta la demencia y puteado a conciencia, valorar la belleza de una escritora es peor que guindarle la pensión a tu padre en coma. Pues vale, chachi la demagogia y el feminismo pedestre. Os pongais como os pongais Lara está riquísima, sin que esto añada ni quite un átomo a su talento, porque son cosas distintas.
      Más humor y menos Lidia Falcón, que ese concepto picajoso y envarado de la mujer es viejuno viejuno.

      Eliminar
    6. Pues a mí no me gusta, qué quieres.
      (Y el otro, jodido.)

      Eliminar
    7. Ahora resultará que las mujeres no se fijan en el físico...

      Eliminar
    8. Vaya panda garrulos. Valorar la bellleza no es peor que guindarle la pensión a nadie, ni tampoco pegarle a tu padre con un calcetín sudado. Es mucho más sencillo: si se hace con una escritora, que se haga también (y lo primero) con el resto de escritores. Fácil, ¿eh?

      A ver si el humor les falta a otros...

      Eliminar
    9. Lo digo como varón heterosexual y autor de los anónimos referidos a la belleza de Lara (también disfrutador de muchos de sus textos, que conste): Dashiell Hamett, Carlos Fuentes, Andrés Barba y Juan Pedro Aparicio son tres casos de escritores (con "O" de machOOOs) sumamente atractivos. A nadie se le ocurrirá dudar de su talento, a pesar de estar follables. Yo no me los zumbaría, pero entiendo que lo están (follables). ¿Algún problema?
      Sí, sí era fácil.
      Como desmontar a un/una ranci@ garrul@ de pana que aún cree que el piropo denigra tanto a quien lo lanza como al que lo recibe, como si Lenin tuviera que seguir citándose hasta en el blog de Tongo, o como si nos sobraran los motivos para estar contentos y reírnos un ratito.
      Los debates infraintelectuales, para el program@ de Ana Rosa.
      Y por favor, acabemos con esto. No quiero que se me borre la @ de mi teclado con tanta corrección político-sexual de tres al cuarto.

      Eliminar
    10. No es ningún debate infraintelectual sino una realidad aplastante. De los cuatro que cita usted, todos, excepto András Barba, son señores mayores horribles y con bigote que se pueden tirar perfectamente a la basura. Así que su argumentación es bastante irreal.

      A Andrés Barba no he visto que le pregunten en ningún lado cómo lleva lo de parecerse a un modelo de Calvin Klein ni qué follable está el pobrecito. El problema está en que si se dice/comenta de un lado, se haga del otro también o NO SE HAGA nunca.

      Excusarse como varón heterosexual que es todo humor y alegría, y que quien protesta es un rancio amargado, o que vaya mierda de "corrección política" que no me dejan dar una opinión que nadie me ha pedido sobre una chavala, es manipular las cosas.

      Está claro que no se ha dado cuenta de lo que se está comenando, señor varón heterosexual, ni el resto de anónimos tontuelos que le ríen la gracia.

      Y el tema no se va a acabar porque usted lo diga, soplagaitas. Haga el favor de escribir bien, que la @ es para los correos electrónicos y para Twitter.

      Eliminar
    11. Hacía siglos que no veía escrita la expresión "soplagaitas". Más o menos desde que leía a Galdós. Animalicos, si es que se me delatan solos: ga-rru-los.
      ¡Vivan Lara y su pelo moreno, los señores mayores y el vino de Fuendetodos!
      @diospasiempre. Por si lo tuiteas.

      Eliminar
    12. Vaya ejemplos de machos de las letras, no tocaba a ninguno ni con un palo

      Eliminar
    13. Espero no cruzarme al anónimo este anterior, porque le parto la cara de un tetazo. Escribiré las palabras que me den la gana, era para que no se fuera de madre el tema. Soplagaitas lo escribió Tongoy hace no mucho, en algún comentario, a ver si lee más.

      Esta visto que en su neandertalismo no comprende nada, pero ya que nos ponemos, retiro el eufemismo de soplagaitas: usted es gilipollas sin más. Hágaselo mirar.

      Eliminar
    14. Con mucho gusto recibiré su tetazo en plena cara. Si me lo permite, incluso sacaré un poquito la lengua por si me llevo algo. Nosotros los neandertales es lo que tenemos, que a gilipollas no nos gana una australopithecus cualquiera.
      En fin, como intuyo que no se ha leído a Lara a pesar de tanto ruido que está montando, le recomiendo "Cuatro veces fuego", su libro de cuentos, que está fantásticamente bien escrito, es original, poético e inspirado, a pesar de lo que diga Tongoy de este tipo de prosa.
      Y luego, de refilón, deja usted la cosa esa de la envidia disfrazada de indignación, mira usted una foto de la zagala y me dice si además de eso no está rica, rica. Vamos, que es guapa y talentosa.
      Piense también, por caridad cristiana, en el enano (o el hombre sumamente pequeñito, no se me vaya a enfadar por un eufemismo de menos) que lanzaban en discotecas como bola humana en concursos de borrachos. Le jodieron el trabajo dos ONG que denunciaron su caso por abuso laboral y atentado contra la dignidad de las personas. De juicios andaban, el hombre sumamente pequeño contra sus jodedores de buenísimas intenciones.
      Deje a las escritoras guapas que se defiendan solitas, que igual no es para tanto o a ellas les da lo mismo.
      Y deje a sus tetazas en paz, mujer, no les dé mala vida.

      Eliminar
    15. Que sí, chavalito, que sí. Ahora sacas lo rancio de la envidia femenina, por cierto inexistente. Hablaba en general, de escritoras en general, ¿lo comprende o es demasiado para usted?

      ¿Le molesta? Pues se jode, segundo intento de que pare de responder y utilizando argumentos ridículos de niño de instituo. Usted no manda callar a nadie. Si es gilipollas por hacer comentarios gilipollescos, asúmalo.

      Por cierto, las recomendaciones a su madre, gracias, que lo anterior de Lara ya está leído.

      Eliminar
    16. Bravo: gilipollas es el que hace gilipolleces. Eso es una réplica. Le agradecería que no alternara el tuteo con el tratamiento formal. Prefiero las distancias. No me lo tome a mal, no es elitismo, simplemente, y como dice mi mentora, no me gusta mezclar peras y manzanas. Puede seguir intentándolo, tengo dinero y tiempo libre para seguir respondiendo. Lo que no sé es si Tongoy se merece esta lucha de barro. Mis disculpas, señor Peón, pero hay veces que es divertido observar a los niños (o a las niñas) disfrazarse con bigotes, chaqueta y corbata, ¿no cree?

      Eliminar
    17. La última palabra no la va a tener usted, o tú, o según me de la gana escribir en cada momento. Encima el señor quiere corregirme cómo escribo. Ay, qué risa.

      También tengo mucho tiempo libre, pero desde luego no tengo que intentar nada: ya he comentado de sobra un detalle general, que ha surgido con su comentario estúpìdo con este post.

      En los próximos posts haga el favor de comentar si el autor también es follable o no, señor varón heterosexual.

      Eliminar
    18. Touché. Ganó usted, de largo. Claro, acechando como acecha y con esas armas tan finas y sofisticadas es imposible. En fin, qué se le va a hacer. Bueno, a ver si tengo suerte esta mañana y en mi paseo de las 11 me encuentro a Barba o a otro adonis de las letras y me permite zumbármelo un poquito, con dulzura.
      Salut.

      Eliminar
    19. El mundillo de la literatura es machista, pero no por los motivos que se creen. Es machista porque para que una escritora joven publique y tenga cierta relevancia tiene que follar bastante o, aún mejor, ser pareja o casarse con un escritor de cierto prestigio, de preferencia 15, 20 o 25 años mayor.

      Eliminar
    20. Menuda cutrez de conversación colegas

      Eliminar
    21. ¿Que esta tía está buena? Tiene careto entre gorila y boxeador sonado, y una chepa que no puede.
      En cuanto a la cutrez de conversación, la que se harta de hablar de sus piernas infinitas y de su multiorgasmia es ella en su blog. Lleva años haciéndolo, por tanto, que se joda.

      Eliminar
    22. Guapa, guapa, guapa: https://www.google.es/search?q=lara+moreno&es_sm=93&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=gdZKU8PFLO2b0wX_sYDoDg&ved=0CAgQ_AUoAQ&biw=1280&bih=709#facrc=_&imgdii=_&imgrc=WmESwFg1knCD5M%253A%3BXyCFFq3rC5N9TM%3Bhttp%253A%252F%252Fwww.zonadeobras.com%252Fimagen2%252Fimg%252F1354866470-lara-moreno.jpg%3Bhttp%253A%252F%252Fwww.zonadeobras.com%252Frevista%252Fla-coincidencia-onubense-lara-moreno-pabl%252F%3B750%3B750

      Eliminar
  2. Pues, fíjate Tongoy, he leído un poco de la entrevista en la que, con tanta gracia, enlaza a Díaz y Carrasco y, creerás que no, pero su voz narrativa (la suya personal; la de la autora) es tan graciosa, tan valiente, tan atrayente, tan estimulante, tan penetrante, tan lúcida, tan, ..., no sé cómo decirlo, tan actual, que casi que paso de ponerme a leer el libro.

    Veré si encuentro algo que echarme al coleto, aunque sea visual, tú ya me entiendes.

    ResponderEliminar
  3. Tu subjetividad malintencionada no tiene límites. Dices que la respuesta «Pensé que me ibas a citar a Jesús Carrasco, a quien no he leído todavía y con cuya novela han relacionado la mía» es oportunismo puro. ¡¿?! Yo justo interpreto lo contrario, y más cuando se trata de una entrevista hablada, en la que cada cual dice lo que se le pasa por la cabeza: que la autora estaba hasta el gorro de que le mencionaran a Carrasco y lo dice con retintín.
    ¿Cómo iba a saber ella que eso lo iban a incluir? ¿eh, listo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y usted cómo sabe que la entrevista era hablada?

      Eliminar
    2. Porque si fuese por email, nadie diría «Pensé que me ibas a citar a...», zoquete.

      Eliminar
    3. Ah. Joder, como todos tus razonamientos sean iguales...

      Fíjate que yo creo que lo dices por otra razón.

      Eliminar
    4. Tongo, me parece retorcido esa acusación, la verdad. Lara habrá leído todas sus críticas y tú mismo repasas las veces que mencionan a Carrasco. Es normal que piense que le van a sacar Intemperie a colación y es normal que lo diga. Yo también creo que es una entrevista en persona porque hay un diálogo, las entrevistas por mail son mucho más rígidas. No sé, me parece que es un argumento traído por los pelos.

      Y esto me lleva a otra cosa, Intemperie tuvo una promoción brutal pero ¿se ha vendido mucho? Porque yo he visto a Harry Quebert en el metro, en la playa y hasta en la sopa, pero no he visto a Jesús Carrasco...

      Eliminar
    5. Qué va a ser retorcido. Piensa mal y acertarás. No falla. El problema sois vosotros, que sois muy bienpensados.

      Hombre, no sé, yo creo que sí vendió. Mira yo escucho poco la radio, pero de vez en cuando me asomo "a la ventana" y ya he pillado como diez veces a Francino diciendo que Intemperie es la rehostia. Eso llega a la gente. Sí, yo creo que se ha vendido. Menos que Quebert, seguramente, eso también es cierto.

      Eliminar
  4. ¿Que escribe en primera y tercera persona? Eso es el acabose de la literatura... Aunque me han dicho que hay un joven escritor americano que también lo hace, se llama Willy Faulkner. ¡Cuánta innovación inútil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranqui tronco, nadie ha hablado de innovación. El dato era meramente informativo. Lo que critico es que todos tengan la misma voz. Lo digo por si quiere volver a invocar a Faulkner.

      Eliminar
    2. Anónimo Tongoy, a mí no me importa nada que seas subjetivo y malintencionado (¡coño, si te leo por eso!). Pero si escribes estas tres frases separadas por punto y seguido:

      "La protagonizan siete seres humanos, sin contar un perro, un cerdo y una gallina. La historia alterna narración en tercera y primera persona. Atentos a la cagada, por monumental:..."

      veo una crítica en la primera y la tercera, de lo que no me cabe otra que considerar que la segunda frase tiene la misma intención. ¿Que era un bit puramente informativo? Pues en ese caso, aquí paz y después gloria.

      Pero por razones de claridad, sería bueno que no mezclaras lo meramente informativo con lo otro. Existen formas de hacerlo, para no confundir al personal.

      Eliminar
    3. Vale, ya entiendo lo que ocurre. NO lo comparto del todo, pero entiendo que pueda prestarse a confusión. Tomo nota (lo digo en serio). La próxima vez trataré de ser más claro.

      Eliminar
    4. A mi juicio Tongoy es demasiado poco subjetivo. Un crítico está para transmitir pasión sobre lo que critica, emociones. Debería serlo aún más. Y no lo veo especialmente malintencionado. No más que otros. También lo considero dialogante. Muy dialogante. En unos debates en los que los disconformes apelan a las primeras de cambio en el noventa por ciento de las veces al "caca, pedo, culo, pis" a mí me parece que el señor Tongoy, quien quiera que este sea, tiene una paciencia de santo.

      Yo, desde luego, no la tendría.

      ¡Un abrazo para todos!

      Eliminar
    5. ¡Exacto! Si es que en el fondo soy una bellísima persona.

      Eliminar
  5. Interesante crítica... una vez más subrayas el defecto pernicioso de muchos poetas que se lanzan a la narrativa equivocando el medio en el que se han de mover... Algo que también le sucede a muchos cineastas y escritores teatrales... piensan que escribir o filmar con exquisitez puede paliar el dominio narrativo que exige el arte de contar para transmitir una idea.

    ResponderEliminar
  6. Mira, Tongoy, a mí ya empieza a molestarme un poco que para desacreditar un libro a menudo digas cosas como esta:"otro bluff para poetas..." Yo leo y escribo poesía y creo que tengo muy claro lo que busco cuando leo una novela, cuando leo un ensayo o cuando leo un poemario. Ya te vale. Con todo el amor te lo digo y hasta en verso si no supiera que te da urticaria.

    Abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con amor te contesto que no puedo evitarlo. Es como que si no lo digo reviento.
      A ver, exagero un poco porque si no lo hago aquí no se molestaba ni Dios, pero en el fondo sí creo que ciertos tonos, tipo este, son más aceptados entre los poetas. Lo siento, no puedo poner citas porque ya devolví el libro a la biblio. Es como lo de los microrrelatos, que como te gusten te puedes tragar cada churro...

      Por lo demás y a modo de reconciliación tengo que decir que esta semana he leído varios poemas (no de Lara) y aunque no puedo decir que han gustado (mentiría) tengo que reconocer que NO vomité. Esto parece una chorrada pero es todo un logro (que no un avance). Ahora bien, ganas de repetir, ninguna.

      Abrazo, Zombie. :)

      Eliminar
    2. Para que luego digas que no te gusta la poesía, Carlos:

      (Philip Larkin)

      DINERO
      Es así: periódicamente el dinero me reprocha
      por qué lo dejo aquí sin utilizar.
      Soy lo que nunca tuviste, el sexo y las cosas buenas.
      Tú puedes conseguirlas firmando unos cuantos cheques.

      Entonces miro qué hacen los demás con el suyo:
      seguramente no lo dejan debajo del colchón.
      Ellos ya tienen una casa en la playa, un auto y una mujer:
      está claro que el dinero alguna relación guarda con la vida

      -en efecto, tienen mucho que ver si lo averiguas:
      no puedes postergar la juventud hasta que jubiles
      y por más que deposites tu sueldo, al final
      tus ahorros apenas te permitirán pagar una afeitada.

      Escucho el canto del dinero. Es como mirar
      desde lo alto de un ventanal una ciudad de provincia,
      sus barrios, el canal, las iglesias adornadas y locas
      bajo el sol de la tarde. Es intensamente triste.

      Eliminar
  7. Y a mí que me lleva estomagando la novela lírica rural desde La lluvia amarilla...

    ResponderEliminar
  8. Hay un anónimo por ahí que anda jodido por algo.

    ResponderEliminar
  9. A mí esta Lara me huele a otra jovencita a la que las editoriales quieren aupar como gran estrella o escritora revelación de la temporada simplemente por haber escrito más de 100 páginas que dejan bastante que desear... Pues sí, otro bluff sólo apto para amiguetes e incondicionales. Como todo lo que se publica "de nuevos talentos" en este país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tags, Instagram, tags, Instagram...bffff....Mais quel ennui. Lo rural aburre hasta al más predispuesto. Comala solo hay una. Y hiere hasta el fondo. Y da miedo. Solo así tiene sentido recuperar un mundo lleno de fantasmas.

      Eliminar
    2. Street Fighting Man6 de octubre de 2013, 21:08

      ¿Y qué me decís del Magina de Muñoz? Tremendo, ¿no?
      Es broma, claro, pero yo sí que casi vomité al intentar leerlo.

      Eliminar
    3. Entonces es que estabas borracho o que te sentó mal la mahonesa, señor/a fighting. Magina es uno de los grandes territorios de la literatura en español del siglo XX

      Eliminar
    4. Sí, claro, como la República de Costaguana o el condado de Yoknapatawpha... "El viento de la luna" es uno de los grandes bodrios de la literatura española del siglo XX, aunque como tal hay que reconocerle su mérito.

      Eliminar
    5. Factory-Fighting-Boy&Girl
      Con ese título quizá lleguemos hasta a estar me-dio-de-a-cuer-do, pero "Beatus Ille", "El Invierno en Lisboa" y "El Jinete Polaco" , en mi opinión, son tres obras maestras.
      Creo que la peor novela de AMM es la última,"La noche de los tiempos". Peor que "El viento de la luna". De hecho, lo mejor de AMM está siempre en Magina. Cuando se desplaza a otros territorios sus historias pierden en intensidad y en sinceridad, a excepción de "Ventanas sobre Manhattan", que aunque no es novela, es otra de sus obras más que recomendables

      Eliminar
    6. "Beatus Ile" y la del polaco no las leí así que nada, pero la de Manhattan es sonrojante ("Un cateto en Nueva York" se podía titular, y todos tan contentos) y con la de Lisboa lo intenté cuatro veces y no pasé de la página cuarenta como mucho. La verdad, no sé qué os ha dado a todas con Muñoz, cuyos libros son un ejemplo de manual de quiero-y-no puedo y de cómo escribir novelas malas y encima pretenciosas. Por eso cuando acierta es cuando no va a por todas, como en "Carlota Fainberg", que no es nada del otro mundo pero se lee bien. Pero cuando pretende ser el William Faulkner o el Graham Greene de las letras españolas de la segunda mitad del siglo XX, el pobre cabrón la caga.

      Eliminar
    7. Ramblero de media noche
      No eres el único que utiliza aquí la expresión "se lee bien". Me llama la atención. No sé lo que quiere decir. Que las letras son grandes, que no tiene complicaciones, que es facilón, que... No sé

      Parece que no nos pondremos de acuerdo en casi nada. "Carlota Fainberg" junto con "El dueño del secreto" es lo más flojo, con diferencia, de este autor. "Las ventanas..." insisto, tiene momentos sublimes.

      He leído toda la obra de AMM. Por leer he leído hasta una tesis doctoral sobre su obra publicada por la UNED, y te aseguro que es uno de los escritores más sólidos de nuestra literatura. Es verdad, sin embargo, que podría haberse ahorrado algunas obras, pero ya sabes, si quieres vivir de esto hay que cumplir con los encargos.

      "La noche de los tiempos" me pareció casi sonrojante. Me dio mucha rabia porque esperaba expectante su punto de vista sobre La Guerra Civil española, y... me defraudó.

      Si quieres experimentar placer, placer literario del bueno, exquisito, delicatassen, no te pierdas "Beatus Ille" ni la del polaco, como dices. Y ya me contarás

      Eliminar
    8. Pues mira gracias pero no, ya me llegó con lo leído o con lo intentado leer, porque me olvidaba de la del secreto y de un horror titulado "Beltenebros", escrito probablemente después de haber visto alguna película de Fritz Lang y de querere hacer algo parecido, y encima sin haber entendido bien la película.
      Lo de que se lee bien quiere decir, en efecto, que la edición tiene la letra grande y no se cansa la vista, con lo cual el posible dolor de cabeza que provoca la lectura proviene exclusivamente de la mediocridad de la novela en cuestión. Pero también se puede referir, como bien has apuntado, a que es un libro facilón o entretenido y poco más, pero al menos no pretencioso, de ahí la diferencia entre esa novelilla con letra grande y pocas páginas y las obras magnas del Thomas Hardy de Úbeda.

      Eliminar
    9. Buenas...

      Pues igual yo no tengo ni puñetera idea de literatura, pero a mí Muñoz Molina me parece un escritor grande. Y "La noche de los tiempos", el último que he leído, me fascinó. Y precisamente por su punto de vista, que me pareció valiente, superando lo de los- fachas-tós-mu-malos/los-rojos-tós-mu-güenos. Tengo en la cola uno que citaron por aquí: "A sangre y fuego", en el que ya me entretendré cuando termine "Un sol de justicia", del energúmeno Quique (que sí, que lo estoy leyendo). Y es verdad lo de las dos lecturas: me río con muchas cosas, pero casi me interesa más la otra lectura. El personaje de Luis (todavía en su adolescencia, no sé si crecerá más) me está tocando la fibra, porque me siento identificada con él en esa puta etapa desubicada (genial el episodio en el que se describe cómo se sienta en un banco y va cambiando de postura, siempre atento a la vista de los demás y a pasar totalmente desapercibido). Menudo elemento... Y ahora que estoy un poco "en construcción" (parece mentira que tengamos a los 40 y pocos etapas adolescentes casi), le estoy pillando cariño al chaval. (Ya sé que esto no tiene que ver con Muñoz Molina, pido disculpas).

      Pero bueno, y lo digo sin sorna, soy una lectora aficionadilla... qué le vamos a hacer.

      Saludos cordiales

      Eliminar
    10. Grande, sí señora.
      Me cuesta resumir en unas cuantas palabras lo que me pareció "La noche de los tiempos" . Lo escribí en mi blog. Está en este enlace
      http://elpobrecitohabladordelsigloxxi.blogspot.com.es/2010/01/carta-historica-antonio-munoz-molina.html

      Eliminar
    11. Acabo de leer tu carta a Muñoz Molina. Y todas tus preguntas se me hacen a mí preguntas también. Es casi que me dan ganas de leerla de nuevo para poder verla desde todas esas cuestiones que le planteas al autor. Y desde luego no me importaría. También he leído todos los comentarios posteriores y me siguen dando que pensar... Eso siempre es bueno. Gracias por llevarme a tu blog.

      Tengo Sefarad, pero aún no la he leído. La empecé pero no estaba en el momento adecuado (hay momentos para cada novela). La leeré a la luz de la comparación que propones.

      Un saludo

      Eliminar
  10. "Y mira que me jode, que la había cogido yo con ilusión, pero no ha podido ser"

    Sí claro, con la ilusión de ridiculizar a otro escrito joven más.

    Qué fácil es hablar mal de un libro faltando al respeto al autor (aunque se trate de Shakespeare) y qué complicado ponderar las bondades de la buena literatura. Sobre todo sí tu único objetivo es el escándalo gratuito y animar el gallinero para que siga subiendo el contador de las visitas. No hay más que ver el espacio que dedicas para medio perdonar la vida al libro de relatos de Luisgé y cómo te recreas sacando la mierda de donde no la hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ERROR.

      Seguro que se refiere al post del otro día. Atento:

      Espacio dedicado a LARA MORENO: "“Por si se va la luz” de Lara Moreno fue la cuarta lectura de mes. Ya está la reseña escrita y saldrá en nada, apenas unos días. Les adelanto que no me entusiasmó."

      Espacio dedicado a LUISGÉ: "“Todos los crímenes se comenten por amor” de Luisgé Martín es una recopilación de relatos del escritor que, sorprendentemente, me gustó bastante. Merece un post y lo tendrá. Baste decir que llegué a él con todos los prejuicios habidos y por haber (que si Luisgé, que si español, que si relatos…) y a pesar de todo no tardó en atraparme. Me duró dos días, que tampoco es decir mucho porque tiene poco más o menos 150 páginas. Pero bien, en general, bien. Lo dicho, ya entraremos en detalles."

      La clave está en YA ENTRAREMOS EN DETALLES. A ver si lo pilla.

      Yo no necesito ridiculizar a los jóvenes escritores. Lo hacen ellos solitos de puta madre.

      Las visitas bien, gracias. Estoy a punto de dejar de trabajar gracias a ellas. Anda que...

      Eliminar
  11. Qué viejuca detrás de la puerta estás hecha, Tongò. Muy bien todo, muy monos los "no me gusta por esto y lo otro", que es a lo que os debéis los reseñistas, con más o menos gracia (tú más bien poca, menos desde luego que otros de los colegas que te han precedido en fama y audacia).

    Pero: "que traducido al cristiano viene a decir que si no mentas tú a Carrasco, Josito, lo hago yo. Y tan ancha, se queda, la Moreno. Si esta respuesta no es oportunismo puro, que baje Dios y lo vea". Eso es de viejuquina mal follá, Tongò. Cerdada palo Sálvame Deluxe, de no tener en realidad pero ni idea y ser consciente. Pero soltar la mierda a ver qué pasa. Total.

    ResponderEliminar
  12. No sé cómo te lo montas, Carlos, para atraer cada día a anónimos con menos gracia y menos luces.

    Si el nivel de cada uno lo marca el nivel de sus enemigos, eres una puta mierda pinchada en un palo. Ya me perdonarás.

    Quique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así pensaban los crows, pero ellos atacaban de uno en uno y no en manada.
      Jeremiah Johnson

      Eliminar
  13. Permítame disentir, señor Tongoy. A una novela la lastra la prosa cuando la prosa es deficiente, de lo contrario lo único que sería válido son novelas con una prosa meramente utilitaria. A los siete tomos de Proust no los lastra la prosa. A Faulkner tampoco, ni a Carpentier ni a Bernhard. En otro nivel, tampoco a Eloy Tizón, a Cela o a Pablo Gutiérrez. Lo que sucede con Torné y con Moreno es sencillamente que su prosa es insufrible. No hay ni prosista ni novelista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, pero solo en la primera parte. Vian es brillante y su prosa un ejercicio de metaforización continuo. Bukowski solo aparenta sordidez y prosa ordinaria, pero es puro fuego poético. Sin embargo, a mí Lara Moreno sí me parece una prosista original y de talento: cuenta bien y con elegancia.

      Eliminar
    2. ¿Eloy Tizón y Pablo Gutiérrez en la misma frase que Cela? Ay, ay, ay, ay, ay.

      Eliminar
  14. http://www.fundacionhannefkens.org/es/matias-candeira-winner-of-the-2nd-fhn-creative-writing-grant/

    P.D.: casi 20.000 aurelios para que el chaval haga una novela en un año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la que está cayendo en este país lo de estas becas es una puta vergüenza. Y total para meter otro libro entre los 50.000 que se publican cada año. No lo entiendo, de verdad que no. Pues no hay cosas que becar, joder.

      Eliminar
    2. De acuerdo en todo. ¿Desde cuándo le hace falta dinero para escribir a alguien? Los novelistas de verdad tienen, aparte de su quehacer artístico, trabajos de verdad, relacionados o no con las letras. Los hay ingenieros, arquitectos, funcionarios, abogados, profesores, basureros, telefonistas. Lo que es terrible es que también haya rentistas de las letras, a fondo perdido.
      Estaría bien que a un tipo del andamio le dijeran: oye, toma 20000 del ala en previsión del edificio este en el que te vas a deslomar, por el esfuerzo y las hernias discales.
      Este Matías es un tío que hasta ahora solo ha escrito cuentos. Lleva diez años escribiendo una cosa que ni él se atreve a llamar novela, y le pagan por ello.
      Se nos ha ido la cabeza. Habrá que ver con qué obra nos sale el chico.
      Es cagarse.

      Eliminar
    3. "Es cagarse".

      Es envidia, alma de cántaro, envidia. Ráscate en un rincón y deja al pobre Candeira que la disfrute.

      Eliminar
    4. No estoy de acuerdo con ninguno de los dos.

      La fundación que da la beca es privada, nada que ver con el bolsillo de los españoles, no daña a nadie. Otra cosa es que elija mal.

      Lo que hay que preguntarse es por qué el estado ayuda al cine español (alrededor de 60 millones de euros en 2013) y no lo hace con la literatura. ¿O es que para hacer cine se necesita dinero? Algo más, sí, pero igual que el escritor se paga su ordenador, su internet, sus folios y sus bolis, el que quiera hacer cine que se pague su cámara y busque actores entre sus amiguetes.

      No hace falta dinero para escribir, vale, pero si alguien tiene un talento especial para hacerlo y se ve obligado a trabajar en el Carrefour 12 horas al día, no creo que sea del todo justo, ni bueno para el país. Porque tú sabrás arreglar enchufes, el otro conducir camiones, el otro vender seguros, vale, todo muy bien, pero esa persona sabe escribir, también aporta. El estado da ayudas a los empresarios, ayudas a la iglesia, al cine, a las bibliotecas, pero muy poquito a los artistas independientes (entre los que están los escritores), y que son un factor importante en lo que a riqueza cultural de un país se refiere.

      Estaría bien que hubiera una alianza entre escritores de calidad y su país, en lugar de esa unión tipo escritor-editorial que responde más a tendencias de marketing que a principios artísticos.

      Eliminar
    5. De acuerdo, Matías, si tú lo dices, así será.

      Eliminar
    6. Condón, ¿cómo que no hay ayudas a la literatura? ¿Precio fijo, iva más bajo, subvenciones directas a editoriales, premios públicos? ¿Eso no son ayudas?

      Otra cosa es que haya que subvencionar algo, lo que sea. Yo prefiero no subvencionar, pero para eso hace falta una sociedad civil fuerte, participativa, con ganas de aportar. ¿Crees que España encaja en esa descripción?

      Eliminar
    7. No sé si la noticia me da más asco o más vergüenza. Que sólo estos arrastrados lamebotas consigan premios y becas resulta vomitivo. Que aproveche el tirón, y a ver si cuando cumpla los 40 puede seguir mirándose en el espejo.

      Eliminar
    8. Jajaja: "Tras la renuncia por motivos personales de Margarita García Robayo...".
      Lo que más jode es que este tío lleva toda la vida cagándose en las novelas y en los novelistas (como todos los de su especie). Ahora escribirá un relato infumable alargado 120 páginas. Tremebundo.

      Eliminar
  15. Vengo a dejar un comentario antes de publicar la siente reseña (una cosa light, para variar).
    En la web de Random House Mondadori, Luna Miguel - artista invitada para quedarse- publica una entrevista a Lara Moreno y Torné (dos por uno, hay que ahorrar) en la que también sale el nombre de Carrasco. Carrasco forever. El caso decirlo, una y mil veces y que vaya calando, poquito a poco.

    Luego soy yo. Y sí, soy yo, claro que soy yo pero ahora también Random House. Semos todos, ya.

    http://www.megustaleer.com/noticia/824/face-to-face-lara-monero-gonzalo-torne

    ResponderEliminar
  16. Lara Moreno está güena?
    Está mucho más rica Jenn Diaz, perdonen.

    Street Fighter Man, dedícate a trepar con la promoción del grupo Prisa, que es lo tuyo.

    Muñoz Molina? Uff.

    Dr J
    en el tren

    ResponderEliminar
  17. Joer, Jenn.
    Cada vez q te digo algo bonito, me cambias de entrada..
    Saludos a Sarita..

    ResponderEliminar
  18. La fijación de cordonumbilical con Candeira empieza a tener algo de enamoramiento. Está bien que el chico cordonbleu no sepa hacer según qué cosas (el comentario a Estrella distante de Bolaño, o al Aleph de Borges es pa mear y no echar gota, fijaos). Candeira debe de estar gozándolo con esta especie de contertulio cabreado a lo Intereconomía.

    ResponderEliminar
  19. Y éste ha sido el último talento FNAC. En fin. Íntima amiga de la Navarro, el Cagadero Veredas y compañía. Por cierto, ¿a qué grupo editorial pertenece Lumen?
    Estamos hasta las narices de que nos vendan humo, hartos de la cantinela de la prosa poética para cubrir carencias narrativas.
    Pregúntenle a Antonio Gómez Rufo cómo ha llegado Larita donde está. Pregúntenle. Es mala y trepa a más no poder, por mucho que intente disimularlo.
    P.D.: Lo de la referencia de ella misma a Intemperie, jajaja. Si es que son tontos de remate.

    ResponderEliminar
  20. Jenn Díaz: "Desde hace no demasiado Jenn Díaz escribe a mano. Como Virginia Woolf. Como su adorada Ana María Matute. Dice que le sirve para controlar el tiempo de sus historias. Para recuperar la lentitud, el placer. Utiliza bolígrafos de colores y escribe hasta cinco páginas al día. Así no es extraño que en dos años, los que hace que publicó su primera novela, la profunda, alterada y por momentos decididamente cruel Belfondo, haya acabado otras tres novelas y esté en mitad de una colección de cuentos a la que seguramente llamará Vida familiar. «La familia es para mí un pozo sin fondo de inspiración», admite."

    http://fragmentodeinterior.blogspot.com.es/

    ¡Qué ganas de potar!

    ResponderEliminar
  21. No se preocupe, don Tongoy: con respecto a los personajes, la muchacha acaba de ver la luz gracias a su queridísima Elvira Cagarro. Sí, sí, como lo oye: gracias al futuro long-seller "La trabajadora", ha descubierto que, en efecto, las enfermedades mentales existen, y que se pueden parir brujas más locas todavía que la suya, ¡ostia tú! Así que, a partir de ahora, agárrate los machos, que con su próxima obra maestra a ésta le dan el Pulitzer por lo menos.
    La hermana de leche de la Cagarro no creía en las enfermedades mentales hasta que leyó esta gran novela: http://nairobi1976.blogspot.com.es/2014/07/cosas-de-la-ciudad-ese-animal-lejano.html

    ResponderEliminar