jueves, 13 de junio de 2013

“El plantador de tabaco”: La Novela Necesaria

Empecemos haciendo un poco de historia.

El uno de febrero de 2012 se publicó en este mismo blog un post llamado Una reflexión en torno a la necesidad de ciertos libros en el que se lamentaba profundamente que la naturaleza salvaje de los lectores hubiesen excluido El plantador de tabaco de John Barth del paraíso de la reedición. Esto se traducía en una correspondencia privada con los editores de Cátedra que aseguraban que por culpa de las pocas ventas aquello prometía olvido y sepultura. El post se preguntaba si no sería mejor un buen libro pirateado que un buen libro olvidado. Cátedra aseguraba que no pero eso es porque Cátedra hablaba de derechos de autor mientras que yo lo hacía de literatura marginal (marginada, en realidad). Y de estupidez, también; la nuestra que, como lectores, lo habíamos permitido.

Pues bien. El post tuvo cierto éxito (todavía hoy es uno de los más visitados de esta Medicina) y muchos comentarios de los que surgió un proyecto: reeditar El plantador de tabaco. Jose Luis Amores, hoy editor de Pálido Fuego, inició las gestiones y mantuvo conversaciones que acabaron en nada. Poco después, otra editorial -entonces no sabíamos cuál- animada, quizá, por el un contagioso entusiasmo, se llevó el gato al agua tanto de esta como de otras novelas del mismo escritor. Esto daba al traste con el proyecto personal de Amores, pero al mismo tiempo hacía albergar esperanzas de que en un futuro fuese posible volver a ver a nuestro querido plantador ocupando la mesa de novedades de las librerías (quizá no de las prostituidas, pero sí de las otras, las de verdad) en las mejores condiciones posibles, que al fin y al cabo es de lo que se trataba.

Como he dicho, esto ocurrió hace mucho.

A medida que pasaba el tiempo iba creciendo, a cuentagotas, un grupo de Facebook llamado Quiero que se edite en español a El Plantador de tabaco, administrado tanto por Amores como por este humilde servidor de ustedes (siendo mi inclusión simplemente un gesto de cortesía por su parte); un grupo que hasta hace poco -antes de desaparecer misteriosamente- contaba con 69 seguidores, una cifra, una vez más, insignificante en comparación con otros grupos. 

El caso es que todo esto acabó cayendo en el olvido hasta que hace unos meses saltó, no sé dónde, —en Twitter, seguramente— la siguiente noticia: Sexto Piso tenía los derechos de la novela y planeaba sacarla en 2013. Se pueden imaginar: Sexto Piso. Superfan, yo, de Sexto Piso, ya antes, imagínense ahora, que entre esto y la (re)edición de William Gaddis era una sucesión ininterrumpida de orgasmos y carcajadas a partes iguales. 

Hace unos meses, con la publicación de su catálogo trimestral, se fueron concretando fechas: el libro estaría listo para la feria del libro de Madrid, es decir, YA. Me pongo en contacto con la editorial que me confirma que efectivamente en libro acaba de salir de la imprenta y se dirige, si no ha llegado ya, a su caseta (255) de la feria; una caseta que este fin de semana debería ser la estrella indiscutible, porque les voy a decir una cosa: EL PLANTADOR DE TABACO es, sin lugar a dudas, la mejor adquisición que pueden hacer este año en la feria, porque todo lo demás, en comparación, es papel que no sirve ni para liar un cigarrillo. (1)

* * * * * * * * 

El treinta de enero de 2012, ediciones Cátedra (así el abajo firmante) me decía, entre otras cosas, lo siguiente:
“Por otra parte, sería necesario tener la edición en un formato digital que, dada la fecha de primera edición, no tenemos. Es rápido, fácil y barato convertir ficheros para formato de lectura electrónica si previamente se tiene esos ficheros en formato digital. Si hay que hacer la producción digital desde cero, la tarea se hace menos fácil, menos rápida y menos barata. Y estamos hablando de un libro de bastantes páginas cuyas ventas no han sido muy exitosas.”
Es decir, que no han estado por la labor, que había mucho que currar (digitalizar 1200 páginas, ahí es nada), que no salía a cuenta, que no era por el libro, no, eran ellos, que no lo veían. Bueno, pues parece que otros sí lo han visto; sí han digitalizado, desde cero, las 1200 páginas; sí han comprado derechos de edición y traducción o lo que fuese menester; sí se han tomado la molestia de montar y de sacar a la venta un libro “cuyas ventas no han sido muy exitosas”, porque a pesar de todo, y con la que está cayendo, todavía hay quien parece estar dispuesto a arriesgar tiempo y dinero en publicar uno de esos de esos libros (y esto incluye a Jose Luís Amores por su iniciativa) que bajo ningún concepto merecen caer en el olvido, uno de esos libros que ponen a los demás en su sitio. El plantador de tabaco ha sido uno de los libros que, como lector, mayor satisfacción me ha dado. Una OBRA MAESTRA. Riadas de calidad y diversión. Garantizado: he aquí el remedio contra el tedio. Lo dije en su momento y me reafirmo: UN LIBRO NECESARIO.

No me cansaré de leer esta novela, del mismo modo que no me cansaré de recomendarla especialmente ahora que se han terminado las excusas para no tenerla. Mañana lo tendrán en la feria, en unos días, una semana aproximadamente, en las librerías de todo el país. Este, y no otro, es el momento de demostrar si tenemos lo que hay que tener para ganarnos lo que estamos tan seguros de merecer.

* * * * * * * * 

Ya termino. En el prólogo a esta edición, Eduardo Lago, el traductor, cuenta, entre otras, una pequeña historia:
Un día le regalé el volumen recién editado al decano de la facultad donde me habían contratado, un hijo del exilio republicano a quien acabé profesando gran afecto. El venerable profesor miró el volumen con asombro, lo sostuvo en alto como tratando de calcular cuánto podía pesar, debió de efectuar un segundo cálculo consistente en determinar cuánto tiempo le llevaría leer aquello y, por fin, sentenció: «Esto es una falta de respeto al lector». De todos modos, era un regalo, así que no le quedó más remedio que aceptarlo y llevárselo a casa. Al cabo de bastantes meses, no recuerdo cuántos, se acercó al minúsculo cubículo sin ventanas que era mi despacho y, con gran solemnidad, me comunicó que había terminado de leer la novela y quería darme las gracias.
Del mismo modo, hoy es Sexto Piso quien nos hace, a los lectores, el mismo regalo: la posibilidad de volver a disfrutar de la que para Lago fue una de "las experiencias más fascinantes que he tenido en mi vida de lector." Yo, que la he leído, no podría estar más de acuerdo con una afirmación. Ustedes verán lo qué hacen con su tiempo libre.

Y para terminar, déjenme que les haga un regalito, aunque sea robado y mucho más humilde que el de Lago o Sexto Piso: haciendo clic en la siguiente imagen, accederán al prólogo y primeras páginas de la novela. Arriésguense.






(1) Al final no pudo ser. El libro se retrasó y no saldrá de la imprenta hasta esta semana. O eso dicen, uno ya no sabe. Mis disculpas a todos los que perdieron el tiempo por mi culpa. Prometo no volver a jugármela hasta tener pruebas visuales.


45 comentarios:

  1. No sé de qué irá la novela, pero nos la has vendido como si fuera "Pálido fuego" o similor. Como me jubilo de aquí dos días, correré a leerla. Mientras tanto haz el favor de corregir este "arriésgense" final.

    ResponderEliminar
  2. Corregido, gracias.

    Al final del prólogo, al final de todo, se hace una especie de resumen. O se intenta. No es fácil resumirla pero por otro lado no se me ocurre que pueda haber alguien a quien no le guste. De verdad que no.

    Felicidades por esa jubilación. Acuérdese de contarme qué le ha parecido.

    ResponderEliminar
  3. ¿1200 paginorras? Ahora entiendo tu tirria a los microrrelatos... (por cierto, hace años tuve en la mano, más de una vez, la edición de Cátedra y no me atreví con ella. Supongo que debo arrepentirme)

    ResponderEliminar
  4. ¡Por fin! En cuanto llegue a las librerías de esta lejana alcantarilla me la compro. Supongo que me va a dar para todo el verano.
    Ahora bien, si al final es un rollo te denuncio como a los de los preferentes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto. Yo te haré el mismo caso que los bancos. Cadou puede mediar, si ayuda.

      ¿Dónde está, por cierto? Comprando el libro, espero.

      Eliminar
  5. Es que hay que publicar, pero hay que publicar BIEN. Las ediciones 'milpaginarias' de Cátedra son mamotretos inmanejables, de hoja caduca, encuadernación cochambrosa y letra liliputiense. Y la lectura tiene que ser también un placer físico, y no un ejercicio gimnástico. Espero que acierten los de Sexto piso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. El esfuerzo que hace Cátedra en el contenido de sus ediciones, no se corresponde con el lamentable formato en que edita.

      Si el libro es un objeto, al que se debe "cuidar", los editores "concienciados" deberían ser escrupulosos y respetuosos con el aspecto externo de la obra: cosido, no pegado / letra legible, márgenes prudentes, marcadores integrados en la encuadernación, manejables.

      Me detengo ya, porque, además de en los contenidos, casi todas las editoriales pecan de una horrorosa falta de gusto en la elección de formatos.

      Eliminar
  6. ¿1200 páginas? Ala, todos los blogs literarios (a ver quién se salta esta, aunque solo sea para ponerla a parir) sin actualizar en un mes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O mucho me equivoco, o serán cuatro gatos. Tengo muchas ganas de ver si ciertos blogs la reseñan. Si la leen, en realidad. Lo de reseñar esta novela está más jodido.

      Eliminar
  7. Hasta el momento no he podido conseguir "El plantador de tabaco", pero sí sus dos primeras novelas, "La ópera flotante" y "el fin del camino", que por supuesto he leído, y debo afirmar que me declaro fiel admirador de Barth. Digamos que se le podría calificar como un humanista-existencialista que escribe en modo lúdico-festivo. Es decir: reflexiona acerca de la vida y el ser, pero desde una posición carente de solemnidad o tragedia. Además, el muy condenado engancha como un droja.

    Deseando que lo editen ya para pillarlo y leerlo. (Espero que no se pasen con el precio, aunque mínimo 30 leuros sí creo que costará).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un pelín más: cuesta 34 leuracos.

      Eliminar
    2. Bibliotheke y todos tan contentos.

      Eliminar
    3. Hombre, no. Yo creo que si alguien se la juega, como esta gente, se merece que se le reconozca el trabajo. Tampoco somos tan piratas, no? Solo con quien se intenta aprovechar. Al menos yo.

      Eliminar
    4. Joder, ya es pasta. Pero sí, es verdad: bibliotheke. Si es de la que tienen presupuesto, claro.

      De Barth yo tengo por casa La ópera flotante, pero sé que Sexto Piso va a reeditar tres más. Voy a esperar. Tengo ahí un par de libros por leer.

      Y pronto, también, JR, de Gaddis. Ñam, ñam.

      Eliminar
    5. Ya Ire, pero no todo el mundo se puede gastar 34 euros en un libro. Yo doy por hecho que a quien le gusta leer le gustará tener este libro en posesión. Yo llegué a sacar tres veces el libro de la biblio. ¡Y lo traían de otra provincia!

      Eliminar
  8. Sabía que iban a publicarla antes de verano; lo que no sabía era que ya estaba disponible en la Feria. Y, hablando de recomendaciones, ahora mismo estoy leyendo "Norteamérica profunda". ¡A ver qué tal! Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pillo también por sorpresa, pero tiene su lógica. Mejor momento imposible. Supongo, vaya.

      Ya me contará con Norteamérica.

      Eliminar
  9. Tengui.

    Esta novela sirve fundamentalmente para darme la razón en que sois un poco frikis y que lo que os gusta aquí (esta vez me incluyo sin que, por Dios santo, sirva de precedente) no gusta allá. Y que si el Quijote viese hoy la luz por primera vez no se venderían ni 6. Os lo digo yo, que tengo un pollón.

    La calidad es un concepto demasiado amplio al que se pueden poner unos cuantos peros, lo mismo que a las marronosas mierdas en palos pinchadas:

    1) Este novela es muy buena pero...
    2) Esta novela es un truño pero...

    El caso 1 no ve la luz. El caso 2, probablemente sí. Hala, todos corriendo a sacar conclusiones.

    Si yo fuera un escritor con facturas me tiraría a la 2 con amor y besos. Si fuese guapo y rico, la 1. Sin ninguna duda. Y, hombre, no estoy nada mal. Y la pasta me sale por las orejas.

    Quique

    PD: Tongo ¿no decías que Nehmo estaba al caer?

    ResponderEliminar
  10. Buf, 34 euracos... Si confío en ti y luego es un truño prepárate.
    Bueno, los de Sexto Piso normalmente cuidan lo que editan. Al menos espero unas tapas de esas suaves, como saben hacer ellos, y una tipografía agradable. La verdad es que el libro apetece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he estado más seguro de una novela. Palabrita.

      Eliminar
  11. ¿Te la vas a comprar o la has robado de la biblioteca o te la han regalado los de Sexto Piso? Porque ya se sabe que en libros gastas poco y, así... es difícil que se venda una edición de Barth o de cambie usted el nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me tengo gastado menos dinero en libros, la verdad. Últimamente me estoy dejando llevar un poco.

      De momento no la tengo pero sé que a mí me toca regalito. Sí, ya sé, así es fácil hablar pero créame: la compraría sin dudarlo. Y quizá lo haga. NO falta tanto para navidades.

      Eliminar
  12. Justamente acabo de ver el libro recomendado en la web de Vila-Matas. Gracias por este post.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Aunque solo sea por la pasión que Tongoy tiene con el libro (yo que también me he asustado con el número de páginas...), pasión que me ha contagiado, he anotado el título para encargarlo mañana en la librería... doy por hecho que no lo van a tener...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo, en la feria YA está pero en libreríqs me han dicho que hasta dentro de una semana nanai. Salía ayer de la imprenta.
      Gracias por la confianza. Olvídese de las páginas. Una de las cosas mas asombrosas de la novela es que no tiene ni un momento de decir "me aburro".

      Eliminar
  14. Como leo de todo: novela, relato, microrrelato y poesía (menos la verdad) me apunto el título.

    Si encuentro el blog de crítica ideal le aviso.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ve? Si coincidimos hasta en eso. Yo hoy me anoté otro libro de microrrelatos para leer.

      Saludos,

      Eliminar
  15. A ver, Tongoy, que no panda el cúnico, como decía Miliki. En la caseta de Contexto dicen que nanay, que llegará la semana entrante a librerías. ¿No dices que está en la feria? Informa, por el amor de dios, informa. Thanks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he preguntado. Putadón: falló la imprenta. Me da una rabia... No vuelvo a ser tan exacto en fechas.

      y ya les tiene que joder a ellos tambíen.

      Eliminar
  16. Ayer fui a mi librería a encargarlo, ¡y tenían la de 1991! Estoy salivando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, se suponía que tardaría una semana en llegar a librerías pero ya no sé yo...

      Eliminar
  17. Hola Tongoy:

    Me llamó mucho la atención este libro cuando hablaste de ella.
    Sin duda esta es una buena noticia.
    Tendré que acercarme a ella, pero creo que puede ser pronto, porque Casa Desolada de Dickens me va a tener ocupado más de un mes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Gracias señor Tongoy por su parte de responsabilidad en esta
    re-edición, ya era hora :-) la verdad es que el libro era inencontrable en la edición de Cátedra, yo leí unas paginas hace
    mucho en una biblioteca y me quede con ganas de más.

    A mi Barth me fascina. Compré y leí hace unos años
    "la ópera flotante" y "Quimera", mejor la primera que la segunda, a mi parecer. De la ópera flotante destaco a su protagonista, muy bien definido, y sus motivaciones, también destaco la anécdota que da título al libro (fascinante)o cierto
    capítulo escrito de forma... "peculiar"(no desvelaré como). Y de
    "Quimera" pues no estaba mal, con sus esquemas y su parodia de
    "Las mil y una noches", pero me gustó más el otro libro.

    Ardo en deseos de leer "El plantador..." ¿Sabéis si ya ha salido
    a la venta?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muy amable.

      Yo tengo un ejemplar, ergo el libro ya existe físicamente. Sé que está llegando a las librerías, pero eso ya tiene más que ver lo mejor o pero que funciones el tema de la distribución. Yo supongo que encargándolo en cualquier librería lo consiguen.
      Acabo de mirar en Amazon y ellos lo tendrán disponible a partir del 1 de julio. Eso no es nada para los que llevamos años esperando este momento.

      Las otras obras de Barth las tengo pendientes. Sé que Sexto Piso va a editar tres más. JR es uno de ellos (saldrá, me dicen, a finales de año) y otro es Giles el niño-cabra. No recuerdo cual era tercero. Desastre que es uno.

      Eliminar
    2. Me autoedito:

      JR es de Gaddis, no de Barth. Me refería a La ópera flotante. De todos modos JR, de Gaddis, también saldrá este año. Un gran año.

      Eliminar
  19. Lo estoy leyendo muy, muy despacio (apenas unas pocas páginas al
    día, para que me dure el mayor tiempo posible) y es como si me leyera El Quijote, Tom Jones o el Tristram Shandy por primera vez. Creo que no existe mayor elogio que ese. Y es cierto lo que
    se ha dicho, no hay ni un solo momento aburrido.

    Que maravilla, que maravilla... es un tipo de novela que ya no se hace, que dejo de hacerse hace ya mucho tiempo y que probablemente, ya no vuelva a hacerse jamás.

    Seguiré comentando... de momento, apoyo la recomendación. Léanla, háganse el favor.

    ResponderEliminar
  20. Joder esto es una compra obligada , tal y como lo detallais , donde puedo encontrarlo ?

    ResponderEliminar
  21. ¡Acabo de terminarlo! Me loregalaron por mi cumple en verano, y me precio de ser una lectora voraz y rápida. Es una expereiencia rara, rara pero no te arrepientes haberla vivido.

    ResponderEliminar
  22. Terminado y comentado. http://heroinasdiscolas.blogspot.com.es/2013/12/el-plantador-de-tabaco.html
    Gracias mil por la recomendación.

    ResponderEliminar
  23. Como Don Quijote e Ignatius J. Really, el protagonista de "El plantador..."es, ciertamente, una originalidad literaria, aunque no tan entrañable como "el flaco" y el "gordo" antedichos.- La novela, igualmente, no alcanza la solidez literaria de "El Quijote" ni de "La conjura...".- No aseguraría que sea especialmente "necesaria", y, menos, imprescincible.- El estilo tiene, por momentos, cierto tufillo cervantino, no sé si inducido por el traductor o buscado en el original por el autor.- Las aventuras de "El Laureado" no me hicieron la gracia de los dos de marras.- Un gran saludo.-

    ResponderEliminar
  24. ―¡Diantre, me dejas pocas posibilidades de elegir! ―dijo Ebenezer con amargura cuando su criado hubo concluido―. Primero haces que no parezca una locura hacerse con la moza; luego haces que parezca de una prudencia intachable, y ahora lo conviertes en algo necesario, a pesar de que en el fondo sabes tan bien como yo que ahí no hay más que lujuria y lascivia.

    ResponderEliminar