viernes, 15 de junio de 2012

“Una forma de vida” de Amelie Nothomb (y un premio)

Esta entrada (post) tiene dos partes. La primera es una reseña de la novela que le da título, la segunda es una reflexión sobre algo de lo que me acabo de enterar medio por casualidad y que ha precipitado esta publicación.

UNA FORMA DE VIDA

Le robo una cita a la novela: “Lo sabes: si escribes cada día de tu vida como si estuvieras poseída es porque necesitas una salida de emergencia. Para ti, ser escritora significa buscar desesperadamente la puerta de salida. Una peripecia de la que tu inconsciente es responsable te ha llevado a encontrarla.” Un poco después, tras un comentario que sólo entenderán quien hayan leído la novela, se añade la que a mi entender puede ser la clave de la misma: “Serás liberada de tu principal problema, que eres tú misma.” Supongo que esto es poco más o menos de lo que trata (esto es, el fondo, "el centro", que diría Pamuk). Y digo "supongo" porque en esta novela no se sabe qué coño pretende la escritora.

Argumento: Amelie Nothomb recibe una carta de un soldado desplazado en Irak que le confiesa su admiración y toda esa mierda. Se van cruzando emails (la Nothomb es famosa por responder a todas cuantas cartas recibe y de cartearse con medio mundo) y el tipo le cuenta que la guerra le da hambre y se ha puesto orondo no, lo siguiente. Al final medio acuerdan hacer de ello un arte y luego se acaba no les diré cómo, obviamente. Novela epistolar, pues, sazonada con reflexiones de la escritora acerca de un montón de nada porque no profundiza en ninguna, motivo por el cual no sabemos exactamente de qué va todo esto. Y es que cuesta imaginar que trate de gordos o de cartas o de expiaciones personales o de mentiras o de las relaciones escritor/lector. También espero que no sea la excusa para contarnos que en realidad ella es una bellísima persona: dulce, inocente, crédula, bondadosa en grado sumo aunque con los defectillos propios de la humanidad entre los que no se incluye la vanidad. Todo tan asqueroso que me tumba la imagen que tenía de ella de bicho raro. Después de esta novela me ha quedado claro que lo más especial de la Nothomb es su sombrero. 

Nothomb, con esa manía suya de publicar una novela cada año, se ha ganado la fama de escritora prolífica de gran talento y tal. Todo mentira. La novela tiene 145 páginas de letra talla “L”, ideal para vistas cansadas que me juego un huevo y parte del otro que no ha tardado ni quince días en escribir. Algo así -en ese tiempo, con ese argumento- no puede ser bueno si no eres un puto genio, que no es el caso, y de hecho se nota a leguas que esto lo ha ido escribiendo como otros escriben sus memorias cada tarde o un blog al anochecer. Sospecho que, en cierta medida, esto va de Amelie Nothomb siendo Amelie Nothomb y contándonos el día a día de la escritora (que es un poco ella mirándose desde fuera y criticándose con muy poco acierto.) Sabremos que recibe veinte o cincuenta cartas al día y que le apasiona leerlas tanto como a otros follar. Conoceremos cómo las organiza, en qué lado de la mesa las coloca y detalles tan apasionantes como que las abre todas antes de empezar a leerlas, que las más de las veces lo hacer diagonalmente, que huye de las más largas y que hay gente muy gilipollas lo mismo en Bélgica que en Francia. En este punto parece que ya no va del gordo en Irak, ni del arte, ni de ella misma sino de sus circunstancias como escritora de cartas, ejercicio al que dedica la mayor parte de las horas del día de lo tantísimo que le gusta, que es, junto con observar nubes desde un avión, casi lo que más. 

No estoy exagerando por aquello de hacerme el gracioso: la novela es mala con avaricia: argumentalmente misérrima y temáticamente indescifrable (entendiendo esto como no saber si únicamente trata de ponernos al día en su adicción por el género epistolar no directamente remunerado). Un puteo, es lo que es. Que esta tipa escriba este tipo de cosas y que se vendan como churros es un insulto a la inteligencia del lector que únicamente se ve recompensada por la mejora en la calidad del papel de Anagrama, al menos en esta ocasión, que da un gusto enorme notarlo tan satinado y tan de ph neutro. Decepcionante, aburrida y lo que no sé si es peor: completamente inofensiva.



OTRA FORMA DE VIDA

Esta reseña la escribí el tres de abril, un día después de acabar la novela. Desde entonces ha estado muerta de risa en la carpeta de borradores porque no pensé que tuviese especial interés. Lo sigo pensando. La idea era dejarla para las vacaciones ya que entre chiringuito y chiringuito nunca me apetece escribir o estoy demasiado ocupado rascándome los huevos como para que me apetezca perder el tiempo sentándome frente al ordenador. El caso es que no hace ni media hora que he visto que el blog "La tormenta en un vaso" ha elegido esta novela de la Nothomb como Finalista al Premio al Mejor Libro del AÑO (!?) de un autor extranjero. Ahí es nada. Paso de romperme la cabeza con eso del mejor libro del AÑO. ¿De qué año? ¡Pero si estamos en junio, por el amor de dios! Bueno, da igual; a lo que iba. Finalista a mejor libro significa que de las chorrocientas mil reseñas que publica ese blog de reseñas, que vienen a ser unas 240 anuales, esta es una de las tres MEJORES novelas del año (que sea). Las otras, que todavía no he leído pero me pongo a ello YA, son "El asiento del conductor" de Muriel Spark (Contraseña) y "Las vidas de Dubin" (Sajalin) ambas de 2011. Una forma de vida es de 2012, de ahí que no entienda casi nada.

Personalmente me cuesta entender cómo es posible que un blog que reseña 240 libros al año no encuentre una novela mejor que esta mierda para premiar, por más que la haya reseñado la propia Care Santos, coordinadora del citado blog y escritora que "ha sido traducida a media docena de idiomas" (cita de la Wikipedia). Ya sé es que cuestión de gustos, que la crítica en internet es cómo es y que venir ahora con estas es meterme en un patatal de cuidado cuando de todos los que conozco mi criterio  no sólo es el más cuestionable sino con el que menos de acuerdo estoy, pero tiene que haber una explicación tanto para que se premie (nomine) un libro de 2012 en el mes de junio del mismo año como para que sea precisamente éste de entre todos los posibles. Claro, yo después de esto no me vuelvo a fiar de una reseña de ese blog ni que me maten.



71 comentarios:

  1. Vaya, me he reído (sin saber de qué iba la cosa, pero tu tono ayuda) y me he ido, siguiendo el enlace, a ver cuáles eran los finalistas y ya tengo hecha mi quiniela:

    1 - El asiento del conductor
    2 - Una forma de vida
    3 - Las vidas de Dubin

    Por si alguien tiene interés en conocer el método empleado para plantear mi quiniela diré que, es todo, cuestión de observancia:

    En la reseña de la Spark se menciona, en la primera frase, que "cayó en mis manos".

    En la de Nothomb, en la segunda frase, se habla de que "cuando cae en mis manos".

    En la de Malamud, no se menciona nada en la entradilla y, antes, se me caerán las manos a que yo me ponga a pulsar donde dice que puedo leer la reseña completa.

    Ya me dejado los ojos en diseñar este complejo método cabalístico (nada cabal).

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, interesante método el tuyo, Alberto. Me lo apropio, sin tu permiso. Yo apuesto por el mismo orden que tiene en el blog. REcuerda que Nothomb lo contesta todo.

      Un saludo,

      Eliminar
    2. Y tu crees que los comentarios en un blog que comenta (a la par que incluye una reseña propia) la selección de tres obras como finalistas en otro blog de reseñas, ¿le llegarán a Nothomb y me contestará o, (item más), me incluirá como meta-para-anti-personaje de su próxima ficción narrada?

      El nivel de profundidad puede llegar a exceder mi capacidad de comprensión y, dadas las horas (y que me conozco), lo dejo aquí.

      Saludos

      Eliminar
  2. No he leído la susodicha novela, pero he de decir que sí lo he hecho con tres o cuatro "autobiografías noveladas" y ME ENCANTARON. Además, en aquéllas para nada me pareció que quería hacerse reflejar como una mujer perfecta, bondadosa, etc. sino más bien daba muestras de su crueldad y esnobismo. Esa crueldad que sólo son capaces de reflejar las mujeres (Françoise Sagan, Sylvia Plath). Además, sus novela suelen ser hilarantes, divertidas, frescas, etc., y sí, se pueden leer en una tarde o menos, pero esto no tiene porqué ser malo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, con este, he leído siete de Amelie pero de todos es el que menos me ha gustado. NO tiene nada que ver con todo lo anterior, parece otra, más serena, menos loca, demasiado pendiente de aquello en lo que se ha convertido. NO sabría decirte. Y lo del soldado de irak no hay por dónde cogerlo y no parece tampoco que ella le interese mucho.

      Que sus novelas sean cortas no sólo no me parece malo sino que son un aliciente para leerlas. Nada que objetar.

      Un saludo,

      Eliminar
    2. Idem que La medicina! pienso igual! ademas, Anonimo, no se puede opinar no habiendo leido la obra en cuestion, los autores suelen ser desparejos,cualquier genio un dia escribe cualquier cosa... Nothomb es como el Auster actual de Anagrama creo yo. De esos autores q le dan un monton de plata a la editorial, q escriben un monton. Pero como bien dice la reseña, eso de ser prolifico tiene estas sorpresas. Saludosssss

      Eliminar
  3. No creo que sea "la mejor novela del año". La Nothomb no escribe "mejores novelas de...", pero eso no quita que la tía tenga gracia, bastante gracia. Las tramas acostumbran a ser consistentes y sabe introducir bien el elemento surrealista. Es la lectura perfecta para pasar un buen rato, sin más pretensiones, creo. La postura "chulaca" que se gasta forma parte de su propuesta pero creo que sabe dosificarla bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me alucina, lo confieso aunque "Viaje de invierno" (y alguna otra pero confundo los títulos y prefiero no arriesgar) me pareció muy curiosa y me reí mucho. También Estupor y temblores. Creo. PEro sí, es una buena lectura para pasar el rato. A mí me gusta mucho llevármela al parque porque exige muy poco al lector y como intermedio de otras lecturas es ideal.

      Eliminar
  4. Yo sí que sé introducir bien el elemento surrealista. Cuando quieras, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej, nadie lo duda, Quiquiño, nadie lo duda.

      Eliminar
    2. Menos lobos, Quique. Aquí mucho hablar...

      A ver esa novela tuya, digo.

      Eliminar
    3. Le tengo que proponer a tonguete que la cuelgue por aquí, a ver qué le parece. Si no, pues te la paso yo directamente a modo de introducción.

      Eliminar
    4. Yo quiero un poco de eso que ofreces, Quique.

      vincentdiable(arroba)gmail.com

      Ya sabes que no me cuesta una mierda quitarme el sombrero. Yo no leo, interpreto y si hay, exprimo al máximo.

      Te envidio sanamente, Quique. Yo soy el heautontimorumenos terenciano en persona.

      Eliminar
    5. Santo dios, Vincent, espero que lo que esté ofreciendo Quique se corresponda con lo que estás solicitando tú o alguien va a tener un problema.... Si es que el problema no lo tenemos mi mente calenturienta y yo, claro está.
      Y una duda que yo tengo es si usar eso que dices que eres como insulto o piropo. Definitivamente, tengo que leer más.

      Un saludo,
      Marieta

      Eliminar
    6. Joder, Quique, eso ni se pregunta. Dime qué quieres hacer. Tienes mi email si prefieres.

      Eliminar
    7. Si te cortas, Quique, también le puedo dar mi correo a Carlos, que la curiosidad me puede y no quiero quedarme sin.

      Eliminar
    8. Quique debe estar en misa; te contesto yo.

      Hemos hablado. Estamos mirando la forma más cómoda. Supongo que será un link a la descarga desde algún punto de la columna derecha de este mismo blog. En unos días, cuando esté listo, os aviso en un post.

      Por cierto, los no-beneficios de la no-venta irán destinados a la creación de una asociación sin ánimo de lucro que tendrá como objetivo la sobreprotección de una plaga. Llevará el nombre de APADRINA UN POETA y bueno, será exactamente lo que parece.

      Saludos,

      Eliminar
    9. Me parece estupendo.

      Saludos

      Eliminar
    10. El cometer el acto contemplativo, ¿será público o privado? Por apuntarme, digo.

      Las expectativas son, a priori, alentadoras.

      Eliminar
    11. Inmaculada Concepción17 de junio de 2012, 18:58

      Bueno, pues entonces yo también me apunto, si hay que apadrinar se apadrina, siempre quise un poeta en mi vida, tongo.
      (ya te vale...)

      Eliminar
    12. Déjate de poetas, Inma, que son todos mala gente. Unos bichos, son. Además a los poetas no hay que quererlos mucho que luego les salen poemas felices y son infumables. Un día me voy a poner en serio y escribiré un poema. Será el poema definitivo que acabará con la poesía. Ya lo verás, ya...

      Eliminar
  5. Lectura de masas, que lee lo que le caiga en las manos sin intentar sacar nada de provecho de ello... eso es lo que me parece Nothomb.
    La gente se deja fácilmente influenciar por la publicidad y si esta tía tiene una publicidad de genio y figura, la gran escritora desde Simone de Beauvoir, etc. pues es normal que los lectores de literatura de masas o de best-sellers se dejen influenciar por los típicos "El Corte Inglés recomienda..."

    Es triste, pero a la literatura se la está prostituyendo hasta los límites más bajos.

    Siempre nos quedarán Dostoievski & company.

    ResponderEliminar
  6. Tongoy

    Lo del papel, "satinado" y todas esas vainas... no se te olvide que para limpiarse el culo este tipo de papel es peor que el de celulosa cruda ;-)

    ResponderEliminar
  7. Según dice ella misa, escribe cuatro novelas al año de las que escoge una para publicar. Tomado en cuenta que cada novelín letra XXL (cortesía de Herralde, para cobrar 18 euros por un relato largo) le lleva 15 días, pues ya sabemos que el bicho raro chino-belga-francés ocupa dos meses de su tiempo en escribir. El resto del año, para el sombrero.
    Ella no es mala escritora, solo que publica sin mesura. Y en esta oportunidad, la ha cagado. Porque esta novela es mala de solemnidad. Y eso que Sergi Pàmies -aburridísimo escritor pero buen traductor- siempre hace un digno trabajo de traducción, porque la prosa en francés es bastante pobre.

    ResponderEliminar
  8. Además, ¿qué se puede esperar de Care Santos y su encefalograma plano de escritora demasiado ñoña, incluso para niños, que quiere parecer profunda y para adultos?

    ResponderEliminar
  9. yo a esta tía le tengo cierto cariño por Estupor y Temblores, pero hace años que no la sigo.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hasta siendo buena, y ocurrente, no hay quien pueda escribir (salvo genialidad, que no es el caso)tanto sin cagarla. Es (era) ya milagroso que la mayoría de las novelas tuvieran su gracia y era cuestión de tiempo que lo que iba flojeando cayera en lo complaciente, gratuito y vergonzante. Está por ver si la sobreexposición no acaba por ser el verdadero cáncer de la literatura de este siglo. Eso y las listas de los mejores del (medio) año.

    ResponderEliminar
  11. Me gustó Ácido sulfúrico, pero lo de ahora... En fin que está claro.
    Si uno no tiene nada que decir es mejor callarse, por mucho que la editorial presione. Tiene que haber un trabajo de autocrítica en el autor que hoy cada vez es más raro encontrar. Hace falta que un manuscrito repose el tiempo suficiente para que el autor pueda revisarlo como algo ajeno. Es entonces cuando el escritor debe valorar si lo que ha creado merece la pena, si necesita de más correcciones o si debe reescribirlo por completo. El tiempo del escritor no puede ser apresurado aunque el mercado lo exija. Esto a muchos escritores les cuesta entenderlo. (O igual lo entienden, pero hay prisa, que diría la abuela de Litoral).
    Coincido con Preocupín. Tanto escribir por escribir acaba siendo el problema.
    Las editoriales olvidan que una de sus labores principales es desbrozar. Se publica demasiada paja a precio de grano y claro, luego pasa lo que pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Ya lo aconsejaban los latinos: guarda tu obrita en un cajón, deja que fermente y cuando pase un tiempo, pues ya se verá.

      Eliminar
    2. Lo suscribo. La de post que he borrado, madre mía, después de rescatarlos de la bandeja de borradores. Y la de post que borraría... uf. Y esto es gratis; quiero decir que no se venden motos, que no hay motos que vender. Los libros deben ser como los vinos: descansar en barricas de roble y luego a ver...

      Eliminar
  12. Su Textor Textel no estuvo mal pero no es una autora que me entusiasme. Un poco fría, creo yo. Otro caso envoltorio como el de Teviolo di buengrado y la cyberelectro finlandesa comunista: muy cachondas por fuera, pero un poco vacías por dentro. Un poquillo de literatura fálica clásica tipo Juvenal no les vendría mal para combatir los sesgos de la ideología feminaria.

    Tendrían que aprender de la Spark. Eso es una puta escritora con dos ovarios. Tiene unas ideas de la polla. El relato de los funerales abstractos es una maldita genialidad. Una de las mejores escritoras posmodernas. Es una pena que la interpretación de sus obras esté condicionada en ocasiones por la ideología de género; no obstante, si no llega a ser por las feminitas probablemente no la leería ni Dios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ansioso estoy por leer a Spark. Hoy no pude ir a la biblio pero del lunes no pasa.

      Eliminar
  13. Inmaculada Concepción16 de junio de 2012, 18:33

    "Conoceremos cómo las organiza, en qué lado de la mesa las coloca y detalles tan apasionantes como que las abre todas antes de empezar a leerlas". Ja ja ja ja ja. Si no no me explico cómo cojones las iba a leer, Tongo. Me he reído mucho, pero si es una autora, aunque no la haya leído, la defiendo porque-sí (me da una pereza total leerla, la verdad).
    Y tú, Vincent, ¿eres o no eres Andrés Neuman?

    ResponderEliminar
  14. Inma, cielo, te quiero como a pocas pero eso de defender el género por encima de todo es una provocación en toda regla. ¿Debo suponerte fan de Rosa Montero,también, por ejemplo? Lo digo por hacerme una idea. (Esto me recuerda que tengo otra entradita inédita sobre la novela de una jovencísima promesa que te va a encantar).

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. "Está en mi naturaleza" le dijo el escorpión a la rana. ¿Era así no? Pues eso. Tendrá usted noticias mías, señorita.

      Eliminar
  16. Haberlos haylos que no conocemos a la tal No-thonby, no hay mérito alguno en ello, pero desde el arrabal se percibe la mucha higiene que se procura al ego el hecho de no estar al día, a veces es imprescindible la pobreza, sino de dinero, al menos un cierto ascetismo en la curiosidad por los demás.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, qué libros más raros lee usted. Claro, luego con razón, necesita descargarse. Nothomb es la de "Estupor y temblores", o así, ¿verdad? La de sus vivencias en Japón y el choque de culturas. Yo la descarté ya con aquel primer éxito en España.

    No se lo creerá, pero no va con intención la entrada del infierno de hoy, aunque ni habiéndonos puesto de acuerdo.

    Otro día podríamos hablar sobre La tormenta, que daría mucho que comentar.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que daría...

      He visto su reseña. Interesante y sí, es verdad, una divertida coincidencia.

      Eliminar
  18. Ire, cariño, pídemelo mí directamente en quique.torralb(arroba)gmail.com y no molestes al pobre Carlos, que bastante tiene con una entrada por semana.

    Por cierto, Carlos, te pediría que rebajaras un poco las expectativas del respetable, a ver si luego van a descargar en mí sus múltiples frustraciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga va, luego digo que tu novela es una puta mierda, para compensar.

      Y oye, TRES!!! TRES reseñas esta semana. Ni una ni dos, TRES. Escribo tanto que voy a tener que reseñar libros que no leo. Una locura.

      Eliminar
    2. Vale.
      Aunque yo creo que estaría bien un close reading colectivo y un posterior "intercambio de opiniones" con el autor, que eso siempre enriquece.

      Eliminar
    3. Por mi parte no hay problema. Será divertido.

      Eliminar
    4. Otra cosa no pero enriquecer, seguro que os enriquezco.

      Eliminar
    5. jajaja la verdad es que de momento está gracioso. Le veo posibilidades.

      Eliminar
    6. ¡¡¿Pero ya lo estás leyendo?!! Cojonudo, Quique, y yo tirándome anoche dos horas para hacerte un post memorable. Y todo para joderme la comisión, seguro. Ahora me tengo que ir; debo arrancarme el puñal que me han clavado.

      Eliminar
    7. Hombre, porque he ido a las fuentes. Pero esa obra no debe pasar desapercibida, Carlos. Será patrimonio de la Humanidad. Y si no al tiempo.

      Eliminar
    8. Esto clama al cielo. A Nothomb le va a dar algo si entra aquí y ve que hablamos de otro. Venga, le abro ya el post y rajamos a gusto.

      Eliminar
  19. Ya que aparece por aquí un clon de Barbusse, a ver si Carlos se anima y lee (y critica) "El infierno"; que a mí me pareció un libro realmente bueno. Un predecesor del existencialismo francés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delo por hecho. Estamos de suerte, además, que lo hay para bajar en el kindle y sólo cuesta siete eurillos.

      Eliminar
    2. Bueno, qué voy a decir yo de mi homónimo libro. Que lo disfrute. La traducción de Juan Victorio de esa edición de El rey Lear, es excelente.
      Un libro que disecciona lo incomprensible del ser humano de un modo devastador.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. Sergi Pamies, un escritor aburrido, hay que joderse. Y hoy dormirás a pierna suelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto de suelta estará esa pierna... sobre todo si antes leo "Si te comes un limózzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz...

      Eliminar
  21. Ese es el más flojo. Los tiene mucho mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Sergi Pàmies se merece más lecturas. Prueba con "Se te debería caer la cara de vergüenza", o algo así que debe de ser la traducción al castellano.

      A ti no te gustarà, Carlos, que son narraciones cortas.

      Saludos

      Eliminar
  22. "Debería caérsete la cara de verguenza", es el título.

    Si son relatos voy pasando. Le Pàmies leí "La bicicleta estática" y sin hacerme fan no estuvo del todo mal. Pero claro: son relatos. Tenía uno sobre la dificultad para leer "EL principito" con el que me identifiqué mucho (hasta que dijo que al final lo acabó leyendo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una lástima que no te gusten los relatos cortos. En ese que digo se acerca bastante a Pere Calders, aunque Calders era inigualable. No sé si está traducido - Calders, digo-. Imagino que sí. Si pillas algo de él no lo sueltes y ya me contarás.

      Saludos

      Eliminar
  23. Pues que putada. Esta tarde pasé por la biblio. Podía haberlo cogido. Te digo lo que hay, Ire, y me recomiendas, que una cosa es que no me guste y otra que me niegue a leerlos:

    El Primer arlequín; Crónicas de la verdad oculta ; Gente del alto valle
    El principio de la sabiduría
    Cepillo
    Crónicas da verdade oculta
    De lo tuyo a lo mío: 32 cuentos con final casi feliz
    Os nenos voadores
    Ronda naval bajo la niebla
    Ruleta rusa y otros cuentos
    Partes de guerra

    ResponderEliminar
  24. En realidad cualquiera, pero las Crónicas de la verdad oculta te situarán bastante bien. Y si lo lees piensa que nada es lo que parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hecho. En el próximo viaje cae sí o sí.

      Gracias,

      Eliminar
  25. Pues yo que tampoco soy de relatos insisto en un tal Yasutaka Tsutsui y sus "Hombres salmonela en el planeta porno". El de la planta que produce sueños eróticos es sensacional.

    Otra opción es no hacerme puto caso y seguir con tu vida tan ricamente.

    Y ahora me voy a la piltra, que he tenido un día de mierda y mañana más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, justo vas a decir uno de los que no tienen aquí. Lo pido, lo pido, pero tardará mínimo quince o veinte días (o un mes).

      Venga, que tengas hoy mejor día.

      Eliminar
  26. Uno de los premios más amañados, sucios e inútiles, el de la Tormenta en un vaso, ha sido concedido al ínclito Juan Soto Ivars. El premio tiene un prestigio nulo, pero podían hacerlo con un poco más de discreción, digo yo.

    En cualquier caso, no existe premio en España que sea limpio. Fiaros sólo de los autores españoles que ganan premios fuera, los demás van a Jaén y tal.

    ResponderEliminar
  27. Sr. Tongoy, creo que debo de darle las gracias.

    El libro de la susodicha lo ví en una libreria y estuve tentado de comprarlo. Nunca he leido nada de ella, pero por la gracia de su sombrero, y que estuviese editado por Anagrama, editorial que es -era- sinónimo de calidad.

    Pero su post y los comentarios de los demás me han ahorrado un dinerillo. Asi que muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar
  28. El libro de Nothomb es una completa basura. Aparte de eso, Tongoy, joder, no haber leído a Malamud o a Calders es de analfabetos literarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es más analfabeto el que no ha leído que el que no sabe leer. No sé en qué momento he dado yo a entender que no he leído a Malamud pero tampoco tengo muchas ganas de perder un minuto en dar ninguna explicación, honestamente. Ahora, si sigue siendo analfabetismo no haber leído a Calders, entonces sí, claro, sin duda. Pero tranquilo, que esto lo arreglo ya mucho antes que usted lo suyo.

      Un saludo y gracias por dedicarme su tiempo y sus visitas y sus comentarios. Soy consciente de que nunca se lo agradezco lo suficiente.





      Un saludo,

      Eliminar
  29. "Un puteo, es lo que es".
    Tan críptico, Tongoy.

    ResponderEliminar
  30. Bueno, se dejan influenciar algunos, por los comentarios que leo, por la educación machista que desde infantes recibieron. La lectura rápida y fácil, no precisamente es mala, si triunfa por su sencillez es porque no todos tenemos el tiempo de sentarnos a descifrar códigos o turbias palabras incógnitas a las que hay que leer con un descifrador en mano. Todos tenemos nuestra opinión, no por lo tanto es la correcta, pero esa es la tuya. Entiendo tu desacuerdo, quizá porque ganó un premio, eso es normal si sólo te basas en eso. Los códigos sencillos, son los más difíciles de descifrar, en un egoísmo no caben otras vidas.

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola!

    Vine un día por aquí a cuenta de Gótico Carpintero, y no dejo de volver, pero es la primera vez que comento. Y es que necesitaba echarle un cable a la Spark. El blog ese es una mierda, a mi ya me han colado algún libro como a una pichona, la verdad por delante...
    Pero la Spark es grande, te cuenta el final del libro nada más empezar, y no le resta un ápice de intriga, muuuy grande!
    Respecto a la Nothomb, ¿de verdad pone su jeta en la portada sin poder parar de hacerlo? Aaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajajajajajajaja.... !PASO¡

    Karmele. 15 de agosto, trabajando en la biblioteca, con Stegner, esperando para ir a comer. ¡Feliz verano!

    ResponderEliminar
  32. Encantado Karmele. Gotico Carpintero es muy grande, sí. Me quedé con ganas de repetir con Spark, pero bueno, lo de siempre, las listas de espera.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  33. Nothomb... una ídola de Luna Miguel. Ahí es ná.

    ResponderEliminar