martes, 19 de junio de 2012

...siguescribiendo (Tongoy Editions)



PRESENTACIÓN OFICIAL

La Medicina de Tongoy quiere sumarse a la pandemia editorial que asola este país y aprovechando la gratuidad de este espacio ha decidido montar, por su cuenta y riesgo, OTRA. Otra editorial, se entiende.




Lo novedoso de esta iniciativa no está tanto en las expectativas como en una nueva y revolucionaría idea que acabará definitivamente con la competencia. Les cuento: puesto que entre los objetivos a corto plazo no está el enriquecimiento económico ni la acumulación desmedida de poder (aunque para esto sí hay expectativas a largo) lo vamos a dar todo sin cobrar un triste céntimo al personal por los libros ni al escritor por el apadrinamiento de tan perniciosa actividad. Como lo leen: de gratis total. El origen de la gratuidad está en que esta Medicina entiende el oficio tanto el de escritor como el de editor como una vocación equivalente a la del lector: la búsqueda del conocimiento, la satisfacción personal, dar salida a la creatividad, alentar la imaginación, etcétera, etcétera, es nuestra mayor recompensa (y a falta de patrocinadores, también la única). Felices los unos por dar salida a lo suyo y felices los otros un poco por lo mismo: la mecánica del enchufe aplicada a la literatura.

Que hay demasiadas editoriales no es ningún secreto y que con esto no le estoy haciendo ningún bien al mundo, tampoco. No sé dónde leí hace poco que en España hay registradas más de 2000. Ya sé que no todas editan el tipo de novelas (o aproximaciones) de las que suele ocuparse este espacio pero da una idea del despropósito en un país en el que una gran parte de los lectores ejerce esa actividad obligado por un plan de estudios. Se edita mucho, pues, demasiado (¡y cómo!). Pero ya habrá tiempo de hablar de todo esto. Hoy nos vamos a limitar, mis socios capitalistas y yo, a dar el pistoletazo de salida a esta editorial tan de pobres y de no tener contactos que es lo peor que te puede pasar -muy por encima de la falta de talento- si te gusta escribir. 

En el fondo de todo esto está el deseo inconfeso de codearme con la realeza literaria, de entrar en el mundo de ensueño de los premios amañados, las puñaladas por la espalda, las insanas envidias y los odios viscerales de la mano de mis (ahora sí) colegas de profesión Jorge Herralde, Claudio López de Lamadrid o Ana S. Pareja por poner sólo tres ejemplos elegidos muy poco al azar. 


LA PRIMERA NOVELA

Y ahora, hablemos en serio: siguescribiendo nace con la insana intención de promocionar una novela. UNA novela. La novela de uno de los más excelsos comentaristas que jamás haya tenido un blog (¡claro que me estoy pasando!, lo hago para que vean lo bien que trata este blog a sus colaboradores). Es de suponer que la pobrecita editorial morirá inmediatamente después de su publicación, entendiendo esto como su exposición al público, siempre y cuando no me dé la pájara y cambie de opinión. Esto es: no se me emocionen que no me voy a leer ni un sólo manuscrito más que no venga acompañado de un buen jamón. En buena hora. 

Al grano. Inmediatamente después del siguiente párrafo hay una imagen. Pinchando sobre ella se les abrirá otra ventana que pondrá a su disposición la novelita de marras. El escritor es Enrique Torralba, Quique para amigos y conocidos. La novela lleva el [mejorado, a dios gracias] título “Un sol de justicia” y la siguiente advertencia: “Permite una lectura superficial y otra más profunda ¡ambas profundamente placenteras!”. Promesas, promesas. Ustedes la bajan y la leen si les place y ya otro día, con más calma, montamos un post y entrevistan ustedes mismos al escritor, lo ponen a parir, se lo comen a besos o lo que se tercie. Yo ahora voy a desembalar el Joselito y la caja de Ribera que acompañaba el manuscrito y a darme un merecido homenaje. 





87 comentarios:

  1. Inmaculada Concepción19 de junio de 2012, 14:17

    ja ja ja ja, qué bien, me parece estupendo. Bueno, yo me la leeré,desde luego el título mejora algo la cosa... Pero ese título es tuyo, Tongo, que me acuerdo yo. ¿Vas a modificar cosas: gramática, estilo, contenido, TITULO? ¿O nos dejarás total libertad de creadores? Entonces ¿te puedo enviar mis millones de manuscritos? ¿Voy a ser famosa? ¿Vale un buen polvo en lugar del jamón?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El título es mio? No sé yo...

      Los creadores tienen libertad total en mi editorial, faltaría más. Tampoco nos vamos a poner tontos por un "quítame de ahí esa frase", ni nada.

      Lo del polvo, ya no sé. Me das un poco de miedo, Inma. Además está el tema de que si te digo que sí a ti tendré que decirle que sí a los demás y bueno, imagínate, un no parar, sería.

      Yo tus manuscritos me los leo y sin jamón ni nada, que te lo has ganado.

      Besos,

      Eliminar
  2. Un primer 'thumbs up' imaginario para esta

    "Rompedora, audaz, innovadora y transgresora iniciativa a cargo de un autor revelación que va a dar mucho que hablar, y que reúne en su prosa ecos de los más prestigiosos literatos de todos los tiempos que el lector inteligente sabrá identificar sin esfuerzo.

    Celebramos con entusiasmo el nacimiento de esta nueva y valiente editorial, que viene a revolucionar el panorama literario actual, y le damos la enhorabuena a su vidente creador. Estamos como locos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, qué chulo. No sé si tatuarme eso en alguna parte del cuerpo. Gracias, Ire. Fue bonito mientras duró, eso es cierto.

      Eliminar
    2. Os ha gustao? es mi humilde contribución a la faja de la 1ª edición.

      Eliminar
  3. Una introducción más que promisoria, con toques Tristam Shandy. Si sigue así, me la leeré, qué duda cabe. Quique juega con desventaja pues su manuscrito no ha pasado por las manos de ningún editor (creo que el señor Tongoy es más un editor-empresario a la Berlusconi o a la Claudio López Lamadrid que un editor-artesano a la Gordon Lish). Comento esto porque los acentos en los "donde" resultan un poco molestos. Pinta bien. Ya veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aguanta, anónimo, por dios, que cosas peores te habrán pasado. De paso me disculpo, cómo no. Me puse creativo tb con la ortografia. Culpa al editor. Tonguete, las anchoas dr dónde dijiste?

      Eliminar
    2. Ah, me ha calado bien. Sí es cierto, a mi el arte me la fumo, yo sólo quiero la fama para tener acceso a los mejores pinchos en las presentaciones de libros. Y mujeres, también, pero mejor los pinchos y el vino.

      Eso y que hoy en día con tanta experimentación ya no sabe uno si las faltas son para decir algo o simplemente que el corrector ortográfico del word no va bien.

      Las anchoas sí, aquellas y el queso del país, no te olvides.

      Eliminar
    3. Inmaculada Concepción19 de junio de 2012, 17:59

      Quique me estoy riendo mucho, y solo voy por el capítulo 1 (anda que capítulo 0, ja ja ja ja).
      Lo de "No me obligues a sospechar, tú odias a los taxistas" me ha hecho descojonar, en serio. Y sí, los "Dónde" con acento son algo irritantes, pero te lo perdono por las risas.

      Eliminar
    4. Inmaculada Concepción19 de junio de 2012, 18:02

      " En este
      sentido creo firmemente que los nombres extravagantes pueden revelar rápidamente la
      gallardía que el portador pueda llevar escrita en los genes y también activar una
      hipotética predisposición a la pusilanimidad, aunque no deja de ser una opinión
      improvisada y sin contrastar. Y lo mismo para el apellido. Mejor Alegre que Sordo,
      Calvo, Tierno o Guarro. "
      JA JA J AJA JA JA JA. GENIAL, GENIAL, GENIAL.
      Tongo, has abierto la caja de Pandora: te vamos a asediar la entrada esta a comentarios... Al menos yo, creo. Y justitamente esta tarde no tengo mucho que hacer...

      Eliminar
    5. Inmaculada Concepción19 de junio de 2012, 18:21

      "Al final, enemigo de los extremos como soy, decidí que si de
      mí dependiera a mi lado se acabaría sentando un individuo sano y sin estridencias, con
      un poco de todo y mucho de nada, pero para entonces ya estaban todos sentados y a
      mi lado seguía habiendo una silla vacía, que era una opción que no había contemplado
      inicialmente pero, una vez contemplada, no me pareció del todo mala. Me recordó
      mucho a una vez que fui a que me arreglaran la boca después de tres meses
      intentando reunir el valor necesario y cuando llegué a la consulta el dentista se había
      puesto malo y se había tenido que ir a casa".
      JA JA JA JA JA JA JA JA

      Eliminar
    6. Inmaculada Concepción19 de junio de 2012, 18:49

      "––Es fea, la tía. ¿Eh?
      ––Mucho.
      ––Lo suyo es la belleza interior. Dicen que tiene un bazo precioso"
      ja ja ja ja, ya paro ya, lo siento, jo, es que la palabra bazo es muy cómica, ya paro, lo prometo.

      Eliminar
  4. ¡Qué grande Tongoy!
    ¡Lamadrid, Herralde y Parejo temblad!

    Estoy por comprarme un Kindle sólo para poder leer este libro...

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena inversión sería, pardiez. Luego podrías ir a los congresos literarios y decirle a los colegas de profesión: "oye, ayer me bajé tu libro del emule, y muy bien, eh, muy bien". Jo, qué gustazo, ¿te imaginas?

      Gracias, David. Ya sabes, cuando tengas algo escrito y no sepas qué hacer con ello me lo pasas y lo movemos por el circuito del mercadeo alternativo que servir no creo que sirva de mucho pero al menos pasaremos un buen rato.

      Abrazo,

      Eliminar
    2. Hola Tongoy:

      Sí, me bajo los libros de los escritores del emule, y además digo que me he leído los que no me he leído...

      La verdad es que lo de publicar en Tongoy Ediciones es toda una tentación. Aunque estoy más bien (ya sabes que yo estudié empresariales) por copiar el modelo y mejorarlo. Quizás monte yo también una editorial con mis propios libros, promocionada a través de mi blog, y cobre mis obas a 9 centimos o así, a ver qué pasa. ¿Y si me hago rico?

      saludos

      Eliminar
    3. No es Tongoy Ediciones, sino Tongoy Editions. Es para que los americanos lo tengan fácil para comprarme.

      No puedes cobrar tus obras a 9 céntimos, David. No te pases. Una novela no puede costar nunca menos que una cápsula de la Nespresso. Eso es de primero de EGB. A no ser que estés hablando de poesía pero tampoco porque en ese caso lo más justo sería pagar para ser leído.

      Por nueve céntimos puedes vender microrrelatos. Entonces sí, rico a rabiar. Yo te compro cuatro, que hoy me siento generoso.

      Saludos,

      Eliminar
    4. ¿Tongoy Editions? ¿Qué pijo, no?
      Y además haces comparaciones con el precio del Nespresso, ¿no usas Nescafé soluble como el resto de los mortales de clase media-baja?
      Me estás matando con tu poderío, Tongoy. ¿Seguro que la edición del libro es a cero euros?

      Hombre, pagar por que alguien lea mi poesía me parece excesivo, como mucho la regalo pagando yo los costes de envío...

      saludos

      Eliminar
    5. Pijo, no, pijísimo. Es que si quiero competir con los grandes me tengo que poner a su altura y esto incluye la nespresso.

      Déjate de evitar el asunto. ¿Te has comprado ya el kindle? ¿Has empezado a leer ya esta pequeña obra maestra?

      Yo no leo más poesía ni cobrando, ni con gastos de envío, ni amenazado de muerte.

      Eliminar
    6. Hola Tongoy:

      En realidad me sigo resistiendo al Kindle: soy un romántico. Me gusta el libro y me gusta su búsqueda. Esta semana, sin ir más lejos, visité una librería que en realidad era un almacén, ubicado en el bajo de un edificio, y que lleva un argentino de 60 años, que se dedica a importar textos de Hispanoamérica y los distribuye a librerías, y que todo trabaja en el ámbito universitario.
      El sitio era muy interesante: con estantes abarrotados de libros y de humo. Con dos sillas, y el librero me invitó a sentarme y estuvimos una hora y diez minutos hablando de la cultura en Occidente, de literatura, de filosofía… y me compré un libro de un argentino (lo que había ido a buscar) que no está editado aquí. Es una edición argentina de 1988, y yo creo que estaba en este almacén desde entonces. No quiero perderme esto. Con el Kindle todo será más fácil, pero no me gusta ese concepto de la modernidad: todo desde casa, el trabajo, las compras, las películas, los amigos… prefiero salir ahí fuera.

      Sobre la novela de Quique: he abierto el documento y leído las primeras páginas. Sin querer crear ningún tipo de polémica, y quizás rompiendo con el tono jocoso de los comentarios, me pongo serio: Me ha parecido que la prosa no estaba mal: maneja con soltura las subordinadas, lo que da enjundia a un texto literario; aunque en algún momento me ha parecido que se va al exceso. Por ejemplo:
      “Dicho esto ¿qué tal si empezamos diciendo que en realidad esta historia empezó
      hace muchos millones de años pero preferimos conformarnos con retroceder algo más
      de treinta y así ilustramos la idea principal de este primer capítulo de que todo está
      conectado y somos tan hijos de nuestros padres como del momento en que nos
      concibieron y aquel en que vinimos a este mundo y también de cada pequeña cosa
      acontecida en este humilde planeta desde el principio de los tiempos (que se dice
      pronto) hasta que papá conoció a mamá?”

      A veces abusa de la adjetivación: “mi abuela hizo frente a la terrible
      realidad de las cosas arrojándose a la parte más profunda del río en el mes más frío del
      año.” (Además, hay una desafortunada rima interna: “frío” “río”)

      Y me parece peligroso abusar del tono chistoso, porque al final se cae en un lenguaje demasiado oral, o en el cliché, que contrasta, de forma poco literaria, con los excesos señalados en el abuso de subordinadas y adjetivación. Por ejemplo, “ojito con esto”, “entre pitos y flautas”.

      Sin ganas de joder, Tongoy: creo que tenías que haber hecho una labor real de editor y, siempre contrastando opinión con el autor y respetando sus criterios, deberías haber pulido el texto, porque a pesar de esos fallos en el lenguaje, la historia parece prometer.

      Saludos

      Eliminar
    7. Gracias por el comentario. Es verdad q no huye del lenguaje coloquial porque no debía parecer una novela de escritor (y es que resulta que no lo es) sino la historia de cierta persona contada por ella misma en palabras suyas de persona tirando a normal y espontánea. Esa era la idea de partida. Si mejor o peor resuelto es otro asunto.

      Eliminar
    8. Si hombre, ¿y qué mas? Joder, David, yo no soy editor, ni malditas las ganas. Ese nivel de corrección que se lo haga quien se lo tiene que hacer (si tiene la suerte de que alguien se interese por la novela). No es mi caso. A mí quien me interesa es Quique (tan guapo, tan joven) y por extensión su novela. De ahí la broma de sólo editar amigos y vecinos. De todos modos a mí simplemente se me pidió una opinión, que es lo que yo dí. Lo otro lo cobro aparte y no hay jamón que pague tanta dedicación.

      Muy interesantes tus observaciones sobre el estilo, por cierto.

      Respecto al Kindle: bueno, a ver, una cosa no quita la otra. Yo sigo visitando librerías y sigo comprando libros. En buena hora. Lo que también hago es "conseguir" (ya sean primera páginas o páginas totales) novedades para echarles un vistazo. Para los que nos tiramos horas en el parque vigilando que los hijos no se partan la crisma nos resulta mucho más cómodo llevar en la mochila el kindle que Moby Dick, por ejemplo, o La familia Mashber que seguramente sea el libro o los libros de este verano si logro convencerme de que vale la pena su compra (la del segundo especialmente, que es al que no tengo acceso gratuito).

      No quiero convencerte de nada, ojo, yo no tengo comisión por ventas ni interés especial en ello, simplemente creo que para los que leemos mucho es una herramienta muy útil . Yo también sigo prefiriendo el papel y tiro de él siempre que puedo. "El público" de Galindo, por ejemplo, hubiese querido leerlo en papel pero parece que los de la biblio lo extraviaron y si no fuese por el kindle me lo hubiese perdido. Pero esto es sólo una anécdota.

      Eliminar
    9. Inmaculada Concepción21 de junio de 2012, 12:52

      "Y me parece peligroso abusar del tono chistoso, porque al final se cae en un lenguaje demasiado oral, o en el cliché, que contrasta, de forma poco literaria, con los excesos señalados en el abuso de subordinadas y adjetivación. Por ejemplo, “ojito con esto”, “entre pitos y flautas”.

      Jo, no podía haberlo explicado mejor. Yo también creo
      que ese contraste no beneficia a la novela, Quique.
      En algunos pasajes te expresas estupendamente y en otros
      el tono hiper-coloquial descoloca... Pero a mí me
      hace gracia, por ejemplo: "según una teoría mía de ahora
      mismo". Se trataría de buscar un lenguaje coloquial
      más literario, que los hay (véase Céline en su
      Viaje a travé de la noche).
      Así y todo, opino como Ire. Seguro que Quique ya ha
      escrito antes.
      En cuanto a lo de "pagar a uno para leer su poesía"
      me parece una aberración de la nauturaleza semejante
      afirmación, pero bueno: callo y sigo, como
      en el curro cuando mi jefe suelta alguna...
      Y lo las cápsulas Nespresso he de decir que
      no me sorprende, tanto Kindle y smartphone
      y Nespresso era de esperar.
      Saludos.

      Eliminar
    10. Hola Quique:

      Sé lo peligroso que puede ser emitir una opinión sobre el texto de otro: casi nadie (y me incluyo) admite bien las críticas. Como he dicho, mi intención no era ofenderte. Y he opinado solo porque Tongoy me lo ha pedido directamente, que no tenía intención de hacerlo.
      Y como apunta alguien por ahí se nota que no es la primera vez que escribes, hay ideas muy buenas (solo he sacado lo malo). Quizás debería leerlo todo para juzgarlo en conjunto..., pero de lo que he leído me han chocado estas cosas que señalo: crear la voz narrativa de una persona "normal", y mantener el equilibro entre que esa voz suene a natural y sea literaria (ver por ejemplo "El guardián entre el centeno") es muy difícil.

      Y sí: seguramente acabaré usando el Kindle, aunque sólo sea para leer manuscritos de amigos.

      un abrazo
      David

      Eliminar
    11. Mientras no te metas con mi madre puedes decir lo que te venga en gana de la novelita. Y si no me gusta, no haberme expuesto al juicio de los desconocidos, que es el que es y vosotros no tenéis la culpa, tanto si me gusta como si no. Maldito cabrón.

      Eliminar
    12. ¿El madito cabrón soy yo?

      ¡Joder, Quique, que te pierdes!

      Para compensar: me ha gustado mucho cuando dices que el padre del protagonista salió de la cárcel, pero se llevó los barrotes a casa. Me ha parecido un hallazgo esa expresión.

      saludos

      Eliminar
    13. Ahora es cuando se puede iniciar aquí un apasionante debate sobre la necesidad (o no, o exceso, o uso , o no) de la adjetivización, la coordinación, la subordinación, los pretéritos perfectos e imperfectos, los determinantes, artículos, conjunciones copulativas... y todo eso que una vez nos enseñaron el el colegio con la esperanza que todos respetásemos el día de mañana al escribir sabe dios lo qué.
      Podríamos liarla parda. Leídos-supercultos-entendidos vs. leídos-que leen-porque les mola leer. Yo creo que el tema ya se ha comentado por aquí y no recuerdo un acuerdo (perdón por la doble rima) tácito que evitase la agresión verbal que de vez en cuando asoma por estos lares.

      No pienso, ni de lejos, ponerme a disertar. Puesto que aquí se habla del libro del Sr. Enrique, he puesto en conocimiento del mismo lo que opino sobre la forma de escribir y la influencia que eso provoca sobre el que lee, teniendo en cuenta (o no) quién está leyendo.
      Pero como yo lo valgo, y estoy al borde de la agonía laboral (lo que supone que lo único que tengo que perder en este momento es la vida, porque los nervios ya los tengo destrozados) os diré una cosa: hay quien, increiblemente (cabrones ignorantes) no se fijan en subordinaciones o copulaciones (referidas al término conjunción, que aquí hay mucho salido)... y lee. Y le gusta leer. Y lee. Y le gusta leer. Y lee, porque le gusta leer. Y le gusta lo que lee.
      Más allá de los blogs de cultos coordinados subordinados hay quien es capaz de coger un libro y perdonar un acento donde no es, a sabiendas de que eso lo solucionará el editor/corrector mientras uno disfruta de la lectura a la sombra de una sombrilla en el verano.

      Un saludo,
      Rita

      Eliminar
    14. Hola Rita:

      Por supuesto lo más importante es leer y que te guste, mucho más allá de subordinadas, copulativas, adjetivación... y esas pijadas, y sobre todo lo importante es saber que el escritor pone al escribir su ALMA; contemplemos este concepto: S-U-A-L-M-A; y entendiendo la democracía del mundo cómo vamos a apuntar que el alma de Flaubert vale más que la de Quique, la mía o la de cualquier otro.

      Por supuesto en literatura solo son despreciables aquellos escritores (¿o debería escribir "seres"?), que escriben SIN ALMA, únicamente para ganar dinero: ya sabes, click, click, caja... y sólo gracias a sus sucios contactos y sucias estrategias publican en las editoriales de supuesto prestigio que quieren engañarnos; venden 400 ejemplares, y bingo: click, click, caja! les caen ahí 520 eurazos!!, así, por las buenas. ¡¡La locura!!

      saludos

      Eliminar
    15. La he terminado y tengo que decir que tiene momentos muy divertidos. Me he reído muchísimo con algunos diálogos y los personajes principales me han parecido geniales.
      Más allá de algún detalle formal a mi me ha encantado.
      El tema de la adjetivación y subordinadas, como lector, no me han molestado, la verdad . Quizás alguna frase puntual, pero de grandes novelas me he llegado a dejar de leer páginas enteras y en este caso no lo he hecho.

      Enhorabuena Quique y gracias, Carlos, por la iniciativa. Espero ansioso la próxima novedad editorial.

      Por cierto, ayer, cené melón. (qué gran verdad)

      Eliminar
    16. Pues la próxima... lo que tarde el Quique en escribir la segunda parte. Es broma. Lo cierto es que la cosa estaría entre un poema de David, algún ensayo de Nehmo, algún relato de Inma, algún panfleto Anónimo... qué sé yo, hay tantas posibilidades... todo lo enchufable habido y por haber.

      A mi el tema de la subordinación tampoco me importó; ni el de la adjetivación, y eso sí que es raro.


      David, no te tomes esto al pie de la letra, pero todos esos nombres son lo que habría que ir denunciando (insisto en que no lo digo por ti). Un poco por eso me gustan cada vez menos las grandes editoriales. Es como que ya no te inspiran la misma confianza de antes.

      Eliminar
    17. Hola Tongoy:

      Pues todo es lanzarse, que yo creo que tú como editor tienes gancho... no estaría mal pasarte algo, y ver qué opina la gente.

      En realidad sólo leí unas pocas páginas de esta novela d eQuique, y es posible que no debería haber opinado.
      Comenté el tema del estilo porque estoy obsesionado, cuando escribo yo, con corregir y corregir; y hay cosas que me chirrían al leer un texto, y es posible que lea ese texto fijándome en cosas en las que normalmente el lector corriente no se fija: por ejemplo, me fijo mucho en la puntuación, comas, puntos y comas... lo que entiendo que puede no ser sano.

      Tampoco me gustaría quedar como el único borde que habla mal de la novela de Quique... que como ya he dicho, salvo algún detalle del texto, apuntaba maneras.

      Lo anterior no puedes decirlo por mí: a mi las editoriales de prestigio me rechazan una y otra vez, y ahora que conozco a gente que está dentro del juego, te puedo decir que efectivamente hay cosas poco transparentes..., y lo más fácil para mí sería caer en la condescendencia y opinar que todo está podrido y que yo soy genial. Pero no lo creo: yo puedo escribir mejor, si me fijo en los buenos escritores. Y si escribes algo como Los detectives salvajes, da igual quién seas, eso no se queda sin publicar.

      Pero igualmente que eso es denunciable, tampoco se puede deducir de ahí el enunciado contraria: todo lo publicado en una editorial de prestigio es malo, y todos los libros rechazados e inéditos son buenos.

      saludos

      Eliminar
    18. ¡Qué voy a tener gancho! Lo que tengo es poca vergüenza.

      No pasa nada por criticar negativamente el texto de Quique. Yo hice lo mismo cuando lo leí. Me detuve más en lo malo que en lo bueno. Luego, una vez terminada, me acordé mucho de ella y creí haber sido un poco injusto. Seguramente no fue así, pero la sensación estaba ahí. Como a pesar de todo la novela me había parecido divertidísima pues me pareció que sería buena idea darle publicidad. A Quique también le va la marcha con lo que se juntaron el hambre con las ganas de comer. Me ha dicho que ahora es mundialmente famoso y folla más que nunca. De nada, Quique.


      Siento escuchar lo de esos rechazos. Quizá deberías pensar en mover las primeras páginas y exponerte al juicio general. Mi blog es tu blog. Lo digo por si quieres utilizarlo para gritar más alto y porque aquí la gente yo creo que tiende a ser bastante sincera (no porque crea que vaya a servir de mucho, honestamente). Es que para hacer la pelota ya está la familia. Lo dicho: para lo que quieras, ya sabes. A mi me musta mucho el cachondeo pero si me tengo que poner corbata me la pongo. Tienes mi email por si prefieres ponerte en Modo Silencio.

      Saludos,

      Eliminar
    19. Hola Tongoy:

      Al final esta era la puesta de largo de Quique y he acabado yo siendo el patoso que toma demasiado protagonismo de aguafiestas: debido quizás a disponer de demasiado tiempo libre, porque ya no hay alumnos en el cole donde trabajo, pero tengo que ir igualmente.

      Disculpa Quique.

      En realidad no me gusta haber tomado ese aparente tono quejica en tu blog: yo me lo paso genial leyendo, y buscando qué leer siempre leo con la intención de ir a disfrutar, y evito leer por morbo competitivo. Si leo 8 páginas de un libro y el estilo me rechina no sigo y ya está, por esto en mi blog casi todas las reseñas son positivas: la criba previa es intensa.

      Escribo y me siento genial al escribir: cuando acabo lo mando a editoriales. Me rechazan y pienso que el texto no ha convencido, que tengo que hacerlo mejor; y por eso corrijo y corrijo... Lo bueno es que con el tiempo parece que va saliendo mejor sin corregir tanto. Y uno quisiera tener más talento para que le editen en las editoriales que tanto me gustan y (a día de hoy) no es así: no pienso en lo genio que soy y en el enchufismo de otros; eso solo puede quemarte y no va a hacer que mejores nada como escritor.

      Y sí, a ver si hablamos y cuelgas algo mío aquí y que me den cera a mí.


      saludos

      Eliminar
    20. Inmaculada Concepción22 de junio de 2012, 19:37

      Eh, este debate está genial, David, me parece entrañable que te preocupes tanto por Quique, no se lo merece (es broma).
      Más entrañable me ha parecido esto: "lo importante es saber que el escritor pone al escribir su ALMA; contemplemos este concepto: S-U-A-L-M-A". Estoy de acuerdo contigo por completo, lo que no entiendo es cómo Tongo no ha censurado este comentario, pero bueno, será que se va haciendo sensato...
      Tongo, ¿relatos de Inma? Ni de coña, vamos, que no estoy loca, no podría soportar ni una sola crítica. Me hundirían en la miseria.
      "Luego, una vez terminada, me acordé mucho de ella y creí haber sido un poco injusto. Seguramente no fue así, pero la sensación estaba ahí". Ja ja ja, joder, qué sinceridad, Tongo.
      Rita, queremos saber tu opinión al respecto, no te escondas, que no te me mojas nada (en el sentido de debatir, ya sabes...)
      Saludos a todos.

      Eliminar
    21. Leer un inédito predispone (creo) a minusvalorarlo de partida. Por otro lado, quien entiende que lo que se espera de él es un juicio tiende (creo) a hacerlo severamente. Y luego piensa que, coño, se acuetda mucho de ella para lo insustancial que le pareció.

      Ayer recibí el no apto (dulce) de una editorial importante que me lo pidió gracias a la buena opinión de Tongoso y para nada comparto sus consejos. Para nada. Esto es una puta obra maestra y no le cambio ni una coma. Como mucho, corrijo las faltas.

      Felicito a los que lo han sabido ver (o casi) y perdono a los que no, pobrecillos.

      Pd: si alguna se muere de ganas de escanearse las tetas y enviármelas por email me parecerá bien. Gracias.

      Eliminar
    22. A propósito de Henry, que es como decir sin venir a cuento, pero con cinefilia enfermiza, ¿alguien puede explicarse la cantidad de manuscritos que rechazan las editoriales españolas, la cantidad de novelas sin premiar que nunca llegarán a ver al luz de la tinta, la cantidad de grandes obras que se usurpan a la piadosa discreción de las retinas, y sin embargo no observar, sin estupor, la miríada de las casas que albergan la promesa de la difusión de la cultura en los estantes y el renombre eterno de la gloria en forma de ese calificativo por el que tantos matarían, Escritor?
      Estas casas editoras, que se diría hoy, ya no necesitan grandes inversiones e incluso de lectores cualificados con el don doloso de la criba, tienen en la red un océano por donde navegar, pescar rarezas descubriendo los talentos siderales, y en caso de males mayores en los días de marejada, hurtar ideas, que otros con mayor garantías en ventas llevaran al buen puerto de las listas de éxitos, pero el panorama desde el espigón es otro, si atendemos a las quejas y lamentos de tantos, como leemos en los blogs, ferias y nubes borrascosas en las pantallas táctiles y dispositivos varios.
      Parece, visto desde el obtuso catalejo, que hubiese mucho escritor que morirá virgen, y mucho autoeditado subsistiendo con el paracetamol de los cien ejemplares, habrá, pues, tesoros esperando y leyendas por contar, hasta que los editores no estén por la labor de mojarse el trasero, dudoso es que sepan donde lo dejaron.
      O bien no hay tanto talento, y nada es lo que parece, o bien para publicar existen misterios órficos que nadie entiende.

      ¿Qué lleva a un editor o casa de ello, a publicar viola-ndo su orgullo?
      Otras muchas cuestiones se presentan. Habrá más días de mercado.
      Tal vez la literatura sea una cosa demasiada seria para dejarla en manos de los editores.

      Nota: Los pequeños (editores) tampoco hacen nada que les salve.

      Larga vida a la Tongo edition, es broma…

      Quique, ni caso.

      Eliminar
    23. Hola Inma.

      Hola David, me presento. Aquí Rita, o sea, Marieta, o sea, la hermana del que manda aquí.
      No te flageles. No se el daño moral que haya podido sufrir Quique después de tus comentarios, pero sospecho que desde que conoce a mi hermano se ha hecho más duro. Parafraseando a Inma que parafraseaba a Carlos: "Luego, una vez terminada, me acordé mucho de ella y creí haber sido un poco injusto. Seguramente no fue así, pero la sensación estaba ahí"... ni de coña lo sintió, ya te lo digo yo.

      Y no, hoy no voy a mojarme, Inma. Aquí donde vivo aún estamos en otoño (no, en primavera no, en otoño), y bastante trabajo me cuesta no pisar los charcos como para quitarme el chubasquero.
      Lo de debatir es complicado por este lugar tan llenito de cultos. Diosnuestroseñor no me ha dotado de suficiente inteligencia ni palabrería para defender mis creencias, así que procuro no tenerlas.
      No he sentido la necesidad de dar mi opinión en público porque me pareció que a quien le iba a interesar en realidad era al autor y a él se la he hecho llegar.
      En resumen.. a mi me ha encantado. Con sus acentos, sus puntos y sus comas. Los que tenemos cierta edad (si, se que no aparento más de 22, pero tengo un par de ellos más) hemos pasado por tantas modificaciones en la ortografía de este nuestro idioma, que ya empieza a provocarnos estrés coger un boli. Por eso doy matemáticas, las comas ya las pone la calculadora donde hace falta y se equivoca menos que el corrector ortográfico.

      Y hasta aquí mi disertación del viernes. Y la del sábado también.

      Un saludo,
      Marieta Rita

      Eliminar
    24. En cuanto me cicatricen las heridas de la operación de aumento, me compro un escaner nuevo.

      Ji,
      Rita

      Eliminar
    25. Un minuto sólo, que quiero ver una película.

      David, el tono no me pareció quejica; sí de protesta y eso siempre me gusta mucho. La bronca, más que la protesta, pero tambien. Pero me siguen faltando nombres. ¡Nombres! Ya sé que no me los vas a dar, pero me siguen faltando.

      Y lo de publicar aquí algo tuyo. Lo que quieras, hasta poesía. Si ha de ser, sea. (Madrecita, que no me arrepienta de haber dicho esto, que no me arrepienta...)

      Eliminar
    26. Inmaculada Concepción23 de junio de 2012, 1:25

      de verdad, estais fatal, y creo que la razón está en el hecho de que no sea aún verano en vuestra tierra, cuando en el resto del mundo es verano, no sé, creo que os debéis sentir acomplejados, climatológicamente hablando...
      qué película estás viendo?? mars attacks???

      Eliminar
    27. Si, mujer, si. Va a ser eso.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Te voy a mandar mi lista de la compra para que me la edites, que cuentos más cortos escribió Monterroso.
    Porque en la editorial esta que te has montado, habrá sitio para el enchufismo, ¿no? Porque es una editorial española, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El enchufismo es obligatorio. Viene en los estatutos, no me lo estoy inventado yo.

      La lista de la compra está bien; es muy Perec. Yo voy a editarle a mi abuela el listín telefónico.

      Eliminar
  7. Sr. Tongoy, magnifica idea. Solo le veo un pero. ¿La primera novela que publica y no es la ganadora de un premio amañado? Estoy hay que solucionarlo pero ya.

    Propongo llamarlo I premio siguescribiendo, y que el jurado sea encabezado por Carmen Posadas.

    PD: Independientemente de todas mis tonterias, me han gustado las primeras páginas. Seguiré leyendolo

    ResponderEliminar
  8. Quique, amor, al final se te ha olvidado incluir la nota esa de 'compartir con Marieta' en el baúl que le mandaste a Carlos.
    Y Charles, querido (vale, si, he tomado demasiado azúcar esta tarde), no se qué será de ti si Quique es capaz de batir el récord de comentarios que obtuviste en tiempos, con aquel supernuevodrama. Tendrás que darle las llaves del blog (o algo), irte de vacaciones y volver cuando ya casi nadie se acuerde de ti con algún nuevo golpe de efecto para que empecemos a quererte de nuevo.

    Saludos varios,
    Marieta

    PD: y si se te colapsan el hígado y los pulmones te lo tendrás merecido por avaricioso. (carcajada silenciosa, o XDD para los entendidos)

    ResponderEliminar
  9. Quique no supera esa cifra ni de coña. Otra gallo cantaría si fuese la primera novela de Bellver la que se publicitase. Pero esa es otra historia. Y bueno, a ver, yo creo que menos de 60 mensajes en este post sería un insulto, la verdad. PEro el Quique puede con eso y más.

    ResponderEliminar
  10. Aprovecho la ocasión para solicitar formalmente ese premio del que aquí se habla, que acto seguido pasará a ilustrar la portada. Ya, de paso, borraré esos acentos intencionadamente mal puestos que no todo el mundo ha sabido interpretar.

    ResponderEliminar
  11. Para la promoción salvaje en los medios que Tongoy está a punto de abordar: eL nEW yORK tIMeS califica a Enrique Torralba como el Italo Svevo de la era facebook. Una de las principales referencias de la crítica literaria, Michiko Matutano, ha dicho: "primero Luis Alegre me hizo pensar en Zeno, después directamente se me cayeron las bragas- he oído rumores de fuentes españolas que hablan también de las proezas sexuales del genio- y le mandé el libro a un amigo que es productor de Hollywood. Si no se ha llevado al cine todavía es porque el editor parece insaciable y la negociación está siendo a cara de perro".
    Carlos, mis aspiraciones salariales, si te intereso como director de comunicación y responsable de nuevos medios de Sigueescribiendo te la mando en mensaje privado.

    ResponderEliminar
  12. Esto se complica. Se impone fotomontaje del libro de marras con portada decente (que ya te vale, joder, Quique, que vaya letra para la portada, que no se ve un pijo); faja Modelo Ire sobre mesa Ikea y fondo cielo azul centro-izquierda con reseña NYTimes Estilo Preocupin incrustada en nube. Tamaño postal turística, plastificado mate y tirada de un millón de ejemplares (mínimo) en formato bit para distribución digital. Faltaría el nombre del premio para el pie de foto y contratar un seguro que cubra daños morales y atentados a las buenas costumbres, que lo veo venir.

    ResponderEliminar
  13. ¿Estaremos asistiendo al nacimiento de un mito?

    ¿Nos veremos obligados a recordar, en un futuro próximo, las circunstancias por las que llegamos a la lectura y cómo fuimos completando los capítulos?

    ¿Cómo hacer para que, si me llevo la lectura digital a la playa, se me quede arenita entre las páginas sin que eso signifique -necesariamente- que he vuelto a joder el aparato?

    Más preguntas para sofocar que tengo que hacer una pausa: Grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este post pasará a la historia, Alberto, no lo dudes. Será un antes y un después de algo. Un antes del siguiente post y un después del anterior, como poco.

      Un saludo,

      Eliminar
  14. El q pasará a la historia seré yo. Payasetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inmaculada Concepción20 de junio de 2012, 17:43

      Quique, el personaje de Quique, amigo de Luis, ¿está basado en ti? ¿O es demasiado evidente que pensemos que está basado en ti por la analogía nominal?
      PD. Genial la traducción de la conversación sobre sexo a un lenguaje más... menos soez. Me reí mucho. Sigo leyendo.

      Eliminar
  15. Digamos que no me llamo quique en la vida real y que adopté el personaje.

    ResponderEliminar
  16. Una pregunta...el autor de la novela,¿Es el mismo Luis Alegre, aragonés, que muchos conocemos por su cultura cinematográfica , amenidad y conocimientos ?...de ser así, y antes de leer la novela , ya promete ser altamente estimulante.Gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
  17. Pues no es ese. Lo lamento. Pretendía ser un
    nombre vulgar + alegre. Le puse luis (tampoco
    me llamo luis) por un amigo muy majo de tauste (zaragoza) pero no es el mismo. Mucho habría tenido q cambiar.

    ResponderEliminar
  18. La siguiente novela que publicaremos aquí se va a llamar QUIÉN ES QUIÉN. Será un novelización del juego de mesa, en la que un sólo hombre tratará de desvelar la identidad de los anónimos. O algo así.

    ResponderEliminar
  19. Después de la lectura. Sólo quisiera aportar las muchas dudas que se me plantean ante las obras escritas en primera persona y la voz narrativa que debe sustentar tal empresa. El imposible equilibrio entre el yo autor-personaje, el yo omnisciente y otros yo menos evidentes. Tengo mis opiniones al respecto, pero sería largo, y seguramente, tedioso, explicarlas aquí.
    Felicitaciones sinceras para Quique. Es muy fácil "criticar", no así, exponerse al juicio de los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo después de leerlo solo puedo decir que me ha sorprendido muy gratamente, y esto lo digo completamente en serio. Empecé a leerlo para seguir el juego y lo cierto es que ha resultado ser una lectura entretenida, divertida y muy agradable. No sé si el autor-narrador es Quique, quienquiera que sea, su hermano o el Pianola, y me da completamente igual. Pero apostaría a que no es lo primero que escribes.

      Saludos

      Eliminar
  20. Pues a mí me gusta así. Dada mi naturaleza narcisista, antes de plantearme que quizás me pueda haber equivocado con el lenguaje demasiado coloquial necesitaré que el 90% de las opiniones a ese respecto sean opuestas a la mía. Y ni por esas.

    Dicho esto, es obvio que cada uno "crea" según sus gustos e influencias. En cine, por ejemplo, me gustan Wes Anderson y Charlie Kaufman, que son dos bichos raros con un público muy determinado. Los dibujitos mismos de bardoleiro gustarán a unos más que a otros, y os aseguro que sé dibujar bastante "mejor".

    También me han dicho que digo demasiados tacos y que me corto. Recuerdo haber suprimido una disertación acerca de cagarros y sus formas, colores, texturas, etc. porque alguien me lo sugirió y creo que ahora me arrepiento.

    Pero bueno, no se corten ustedes de opinar libremente incluso si les parece una mierda total y absoluta.

    Agradezco también, por supuesto, los ánimos y felicitaciones de los que tienen un criterio como Dios manda.

    Y sí es lo primero (y probablemente último) que escribo. Las 500 páginas malas con las que me entrené ya no están. Eso es todo. Y ya que lo preguntáis, lo empecé hará como 12 años, con lo que hay párrafos de 12 años (pocos) y páginas de 2 (más). Incluso pudo pasar un año o más sin que lo tocara.

    Lo que es peor: empecé a leer a partir de haberme puesto a escribir y darme cuenta que no es tan fácil como a mí me parecía. Manda huevos.

    Lo jodido era eso. Que cada vez que me ponía me tenía que leer las últimas 5 páginas para saber dónde me había quedado.

    Resumiendo, a mí me apetecía escribir, me apeteció escribir eso y me salió como me salió, que es lo mejor que supe y bajo mi humilde criterio.

    Y ya está.

    Por cierto, el libro lo escribe Luis Alegre, que es quien firma. Desde su experiencia y con sus palabras. Yo soy yo y Quique es Quique. Ahora estoy escribiendo yo, Gustavo Menéndez Candelas.

    ResponderEliminar
  21. Bueno, tampoco. Me lo acabo de inventar.

    ResponderEliminar
  22. Acabas de recordarme, inevitablemente, a Oblomov Varese vs. Tongoy y a sus problemas de personalidad. A ver si al final te vas a llamar Carlos y tienes una hermana supercachonda que te zurraba de lo lindo cuando eras pequeño (si, ya se que a muchos niños sus hermanas les pegaban de pequeños, pero no todas estaban buenas. Eso es una pista).
    En fin Quique/Luis/Gustavo/Carlos/de todos los Santos, mi opinión sobre el libro ya la sabes. Lo que desconoces son los problemas de personalidad que padezco desde que leo este blog.

    Y si, me llamo Rita.

    Un saludo
    Marieta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deja los cadáveres tranquilos, hermanísima.

      Eliminar
    2. Pues así eres el nuevo Proust de la era Internet, Monsieur Alegre. Carlos, mete eso en la promo, porfa.

      Eliminar
  23. Carlos, ese título me suena a Carlitos Busqued. ¿Me equivovo mucho?
    Confieso que no he podido empezar a leerlo, pero tengo intención de hacerlo
    abrazo
    (y enhorabuena a Quique por el alumbramiento de la criatura)

    ResponderEliminar
  24. Cierto, no había caído en ello. Yo esta novela la conocía con otro título pero me gusta más este. El de Busqued me ha parecido siempre un título fantástico.

    Abrazo,

    ResponderEliminar
  25. Gracias Clément, ahora ya puedo decir que he publicado. Me pregunto a qué dedicaré las horas muertas. A follar, supongo. No sé. Ya os iré contando.

    ResponderEliminar
  26. Citando a Inma citando a David: "lo importante es saber que el escritor pone al escribir su ALMA; contemplemos este concepto: S-U-A-L-M-A". Estoy de acuerdo contigo por completo, lo que no entiendo es cómo Tongo no ha censurado este comentario, pero bueno, será que se va haciendo sensato...

    El tongo no lo ha censurado por dos razones:

    1º. Porque como me ponga a censurar, bonito ejemplo estaría dando a los menores. (Que hay mucho blogger censor, ya, que aburre tanto silencio administrativo y tanto fingir dolor.)

    2º. Porque David me cae muy bien, pero como siga por esta linea ni afinidad de hostias: directito a spam. El alma hay que ponerla follando, que diría el Quique; en la literatura lo que hay que hacer es ser un buen mentiroso. Y las cosas como son: he leído el libro de David ("Acantilados de Howth")y miente que te cagas de bien. Y no es peloteo.

    Ahora me piro a ver algo con subtítulos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tongoy:

      Esto si que creo que no te va quedar más remedio que censurarlo:

      Se me olvidó decir que para escribir un gran libro, un escritor necesita ademas de poner SU ALMA, ser una BUENA PERSONA.
      ¿Cómo alguien, siendo una BUENA PERSONA, se va a sentar a escribir un buen día, pone SU ALMA en el empeño, y no le va a salir una OBRA MAESTRA?

      Me encantan las críticas literarias de blogs, que comentan libros (sobre todo de poesía) diciendo: Es una gran persona, además de un gran poeta...

      saludos

      Eliminar
  27. Inmaculada Concepción23 de junio de 2012, 1:21

    ja ja jaja, te amo, tongo

    ResponderEliminar
  28. Yo he venido aquí a hablar de mi libro.

    David, no te guardo rencor pero te aviso que la poesía tampoco va conmigo. Es decir, si cuelgas algo y te arreo no será por despecho necesariamente.

    Y sí, Tongo, el alma hay que ponerla follando. Cuando se puede.

    Y el último comentario de Conchi es de los de cenar melón. No sé si me explico. Bueno,sí que lo sé. Lo que no sé es si, habiéndome explicado perfectamente, todos vais a ser capaces de entenderlo que, visto lo visto, esa es otra.

    Que si mucha adjetivación, que si la sustantivación, que si los acentos de los dóndes, que si demasiado humor ahoga la historia.

    ¡No lo veis! ¡De tan buena como es solo ponéis pegas de chichinabo!

    ResponderEliminar
  29. Si el tema era armar ruido durante un par de años para ver si cuela lo de la novelita con uno de tus alter ego de turno, la cosa es que eso -ese textito- es ilegible. Siga intentándolo. Le queda con Mari Conchi, Nehmo, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya pillada... Tiene razón en todo excepto en lo de los DOS AÑITOS. A mi me parece mucho esperar de esta novela, pero se lo agradezco en nombre de Quique y en el mio por si acabamos decidiendo que no somos la misma persona.

      Eliminar
  30. El texto no es malo. Es lo siguiente. El tal Quique es peor aún escribiendo que dibujando chistes. Pero de eso va este blog, de envidiosos sin ningún talento.

    ResponderEliminar
  31. Por fin una mala crítica. Ya me estaba empezando a preocupar. Pero bueno, seguiré ganándome la vida como hasta ahora con lo mío. Y muy bien, por cierto. Gracias anónimo por ponerme los pies en el suelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Se estaba quedando babosísimo el post. A ver si hoy sacamos otro del armario, por aquello de ir cambiando de tema.

      Eliminar
  32. Cuando uno se dispone a criticar la literatura que otros hacen ha de estar a la altura de la que él defienda, pero en este caso no es así. Empezar a leer esta obra y no saber utilizar la tilde (que no acento como algunos decís) supone un fallo tan garrafal para un escritor que sería mejor iniciar un sincero ejercicio de conciencia para ser más humilde a la hora de despotricar.
    Y no soy amigo ni afín de escritores que se desmitifican (ejercicio que aplaudo) en este blog.

    Maldeojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. página 19: “Lo creas o no desprendía un olor metífico”
      [lo correcto es “mefítico”]

      página 41: “(…) estuve tentado de felicitarle por la elegancia con la que se había enrollado la bufanda al cuello”
      [la voz narrativa es la de Clara, de modo que debería leerse “tentada”]

      página 108: “Tu sueñas con una amante que no te intimide (…)”
      [omisión de la tilde: “Tú”]

      página 112: “(…) algo sobre un gitano que huye de Auswitz (…)”
      [lo correcto es “Auschwitz”]

      página 127: “(…) los motivos geométricos gravados en el yeso (…)”
      [lo correcto es “grabados”]

      página 158: “El asfalto se sucedía iluminado por los focos, probé de abrir la ventanilla (…)”

      página 171: “Alcanzaron el pueblo, que se extendía en semicírculo entorno a una poza (…)”
      [lo correcto es “en torno a”]

      página 176: “La parodia de escayola le recubría la pierna desde el nacimiento del tobillo, la habían enjabegado y vestido de novia (…)”
      [lo correcto es “enjalbegado”]

      página 210: “(…) el engranaje que mueve el grano con grandes letras gravadas a fuego (…)”
      [lo correcto es “grabadas”]

      página 234: “(…) yo les consideraba un atajo de cretinos (…)”
      [lo correcto es “hatajo”]

      página 264: “Puedo pasarme horas viendo moverse a James Steward y a Cary Grant”
      [lo correcto es “Stewart”]

      página 286: “(…) aunque sólo hasta cierto punto podía disimular la exhuberancia que le brotaba (…)”
      [lo correcto es “exuberancia”]

      página 395: “(…) y allí se conservan, gravados en su sustancia (…)”
      [lo correcto es “grabados”]

      página 400: “Andamos dos kilómetros siguiendo un camino de tierra blanca, oímos un bramido en el cielo (…)”
      [lo correcto es “Anduvimos”]

      página 409: “_¿Y tú, Montsalvatges, que has aprendido de este desperdicio”
      [omisión de tilde: “qué”]

      página 409: “(…) necesitarías la mente de Dios para procesar las facetas del individio más simple (…)”
      [lo correcto es “individuo”]

      página 431: “(…) y uno de los chicos, que gravaba imágenes (…)”
      [lo correcto es “grababa”]

      página 449: “(…) me pasé cinco años cediendo ante su exhuberancia (…)”
      [lo correcto es “exuberancia”]
      página 452: “–¿Y qué has aprendido sobre el deseo? (…)
      –Qué a nadie le parece lo suficiente grotesco si es suyo (…)”

      [lo correcto es “Que”]


      Adivina, anónimo malhumorado, de qué novela son estos fallos garrafales. Te doy una pista: la novela es premio Jaén –y es muy buena–, y el escritor es un muy buen escritor. Deslices los tiene cualquiera, especialmente cuando, como imagino que es el caso del texto de Torralba, el texto no ha sido sometido a corrección ortotipográfica.
      Cuánto esfuerzo para no insultar tiene que hacer uno.

      Eliminar
    2. Oh, oh, clement, fóllame también a mí como si fuera una perra.

      Eliminar
    3. Lo siento, man: soy monógamo militante.

      Eliminar
  33. Percibo rencor en el comentario de este anónimo. ¿Hacia ti o hacia mí, Carlos? Dile que no soy escritor, por si no se había enterado. Y que su segunda frase está mal construida.

    Matilde.

    ResponderEliminar
  34. No seas malo, anda. Tómalo como una crítica constructiva.

    ResponderEliminar
  35. Clément lleva razón, pero a medias. No es una novela publicada y por lo tanto presuntamente editada. Vamos, parece novela de Mondadori, por las faltas, pero no lo es. Esos fallos, que Quique no debería tener, por otra parte, no significa que la novela sea buena o mala, simplemente que no está editada. Si vierais algunos originales que yo he visto, incluidos algunos que han gustado al buen Clément... Debemos juzgar la trama, el lenguaje (no la corrección, sino la fluidez, la creatividad y la vida), los personajes, la estructura, no los detalles lingüísticos. Sólo he leído el capítulo 0 y puedo decir que el arranque me parece superior al de muchas novelas publicadas este año, por grandes y pequeñas editoriales. Seguiremos informando. Mientras tanto, a Quique no le vendría mal leer más a sus contemporáneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había leído el final del comentario de Clément! Así que, de acuerdo con él, por supuesto.

      Eliminar