lunes, 21 de mayo de 2012

“Una comedia canalla” de Iván Repila

"Predicador", de Garth Ennis, es un comic (unos 70 números USA)  absolutamente genial que trata sobre un predicador que, tras ser poseído por el hijo de un ángel y un demonio, viaja con su ex y un vampiro por todo el sur de los EEUU en busca de Dios que, tras escaparse del cielo, se oculta en la tierra no se sabe si por el miedo a la amenaza resultante de semejante cópula o si es que simplemente le ha salido de los reales alcázares darse una vuelta por alguno de esos caminos inescrutables que tanto le gustan. 

Predicador, decía, es un comic genial y brutal que destaca, sobretodo, por su violencia nada sutil en la que lo mismo da violar una monja, un carmelita o al cachorrito de Scottex que seccionar carótidas y beberse la sangre o partirle la cara, porque yo lo valgo, a todo el que se pase de buena persona. Ya termino. Quiero decir que, en Predicador, en lo tocante a violencia, no hay más límites que los de la imaginación. Esto es importante que lo tengan en cuenta de cara al resto de la reseña que no trata, como pueda parecer, sobre este comic tan cojonudo e irresponsable… indispensable, perdón (también). El caso es que está plagadito de personajes a cual más bestia: el Santo de los Asesinos, un vaquero al más puro estilo Clint Eastowood en Infierno de cobardes que busca al dios huido y no tiene inconveniente en liarse a tiros con quien sea o Grial, una poderosa organización criminal directamente emparentada con la iglesia católica. Por último (es un decir) un adolescente llamado Caraculo que se dejó la cara en el intento cuando trató de emular el suicidio de Kurt Kobain y le salió rana el experimento. (Ver foto inmediatamente anterior para más información).

Fin de la introducción. Ahora, UNA COMEDIA CANALLA

Ivan Repila nace en 1978 por lo que es de suponer que está al tanto de la existencia de este comic que por otro lado conoce cualquiera que tenga un mínimo de cultura general. Verán por qué lo digo. 

Argumento. Jim, John y Jack son tres (tres) amiguetes que, hartos de currar, dan el palo en sus respectivos trabajos logrando sumar con ello un botín considerable pero a todas luces insuficiente si uno quiere vivir del cuento el resto de su vida. La única opción que tienen, pues, es invertir en algo que genere ingresos rápidos y sustanciosos sin tener que meterse en política ni casarse con una infanta. Total, que se gastan el capital en alquilar una finca dejada de la mano de dios y en un montón de semillas de la mejor maría que se pueda plantar amén de ron suficiente para hacer naufragar el titanic. Topicazo, ya ven, pero ese no es el tema. Luego la logística habitual: dar con el villano que te ponga en contacto con la mafia correcta, que te comprará la campiña entera y te hará millonario forever. Y de ahí al cielo. Todo cojonudo si no fuese por: (atención): un vaquero también muy Eastwood, como el santo de los asesinos mencionado más arriba, que habla igualito que Aznar de visita por Texas y anda buscando no sabe muy bien qué no sabe muy bien dónde; una organización criminal compuesta por gilipollas y dirigida por la que bien pudiera ser la pupila aventajada de Keyser Söze y por último un tipo que tiene la mala suerte de recibir una somanta de hostias tal que le desfigura la cara y lo deja hablando, a perpetuidad, igualito que el Caraculo de Predicador. No sé a ustedes pero a mí esto me parece mucha casualidad para ser una casualidad sola. Le hubiese preguntado a Repila (que digo yo que tendrá un blog, twitter o algo) pero no he querido hacer trampa ni parecer demasiado profesional haciendo preguntas chorras (ni que este blog fuera de pago). 

Si se preguntan si estoy insinuando lo que parece que estoy insinuando les diré que sí, que eso es exactamente lo que estoy haciendo. Me lleva los demonios no poder afirmar que esta novela es una mierda sólo porque la idea no sea la más original del mundo. Uno tiene sus debilidades y mí esta comedia canalla (toda una declaración de intenciones el título) me ha recordado los buenos ratos que pasé hace no tantos años con el mencionado comic. Por otro lado me doy perfecta cuenta de lo fácil que sería, digamos, defenestrarla; bastaría acusarla de plagio relativo, de no tener ideas frescas, de buscar un público fácil o de recurrir a todos los tópicos del mundo, y llevaríamos razón SIEMPRE. 

De la novela de Iván Repila no se puede hablar bien en el programa de Sanchez Dragó, aceptémoslo, pero sí en el bareto de la esquina, en la cola del supermercado o en las últimas filas en las presentaciones de libros de la Fnac, mejor cuánto más cerca de la barra. Conviene de vez en cuando recordar que no sólo de Bernhard vive el hombre y yo, lo he dicho muchas veces, de vez en cuando disfruto demasiado con estas chorradas insustanciales tan de fin de semana. Esto NO es exactamente un cumplido por más que lo parezca. Me he reído infinitamente más con “Jacques el fatalista” o “El plantador de tabaco” de John Barth pero claro, esto de Repila es otra cosa, como de serie B o así. En cualquier caso las cosas como son: la novela cumple sobradamente el objetivo de entretener a los aficionados al género, sea cual sea, que no lo sé. Fuera de eso, nada, lo siento. Las gamberradas es lo que tienen.


21 comentarios:

  1. Inmaculada Concepción21 de mayo de 2012, 10:42

    "No solo de Bernhard vive el hombre" Ni la mujer, Tongui, ni la mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que a veces me pierde el punto de vista.

      Eliminar
  2. ¿Qué le provocaron ecos de la lectura de "Predicador" años atrás? ¡Maldita sea! Me voy a la librería a pasar por caja y llevarme esta canallesca obra. ¡Eso tengo que leerlo!

    Un saludo de un humilde fan de Garth Ennis y de su gran blog -de usted-.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, tampoco pasa nada. Ni es el primero que pega una fusilada ni será el último (quizás debería haber escrito: no es el primero que pega una fusilada ni será el último Y NO PASA NADA). Y no, no estoy pensando en Ana Rosa Quintana...
    Un ejemplo: hace ya unos años tuve el placer de leer una novela llamada "Amanecer con hormigas en la boca", escrita por Miguel barroso, entonces periodista y que luego ha sido director de Comunicación de Zapatero, o algo así; además, es hermano del director de cine Mariano Barroso y marido de Carme Chacón.El argumento de la novela (que no estaba nada mal escrita, vaya por delante)era así, a grosso modo: un tipo, ex-combatiente sin un duro (en este caso, republicano de la Guerra civil española, llega a una ciudad convulsa por los avatares políticos y sumida en la incertidumbre por el futiro 8en este caso, La Habana de los años 50) para reunirse con una amigo con quien espera mejorar su situción. Al llegar, se encuentra con que su colega está criando malvas, pero tras una serie de investigaciones y aventuras varias, descubre que no, que es una muerte fingida porque su amigo se ha corrompido y se dedica a los chanchullos con el hampa local... ¿A alguien le suena el argumenteo? Daré una pista: empieza por Graham y acaba en Greene.
    Bueno pues NO APSA NADA: al señor Barroso le publicaron su novela, supongo que vendió un buen número de ejemplares (ya digo que no estaba para nada mal escrita) y su hermano Mariano hizo luego una película basáda en ella. Y todos contentos.
    Así que: ¡adelante Iván, sin miedo! la próxima novela puede ir sobre un chaval al que pica una araña radioactiva... ¡no, mejor un mosquito! que le trasmite sus poderes, que el chaval, llamado ... hummm Pedro Parquer, utiliza para impartir justicia, para reparar la muerte de su tío... no, de su abuelo, de la que él se siente culpable.
    Se puede llamar "El asombroso Hombre Mosquito"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente, quría poner : NO PASA NADA..
      Mli perdonse...

      Eliminar
    2. Perdonado. El caso de "Una comedia canalla" me parece disculpable por dos razones: 1º. No vende motos ni trata de aparentar lo que no es, es decir, cuando uno coge la novela sabe exactamente el tipo de historia que va a leer y que no puede uno tomársela mínimamente en serio. 2º. El plagio sólo es de algunos personajes y un poco de aquella manera y si canta tanto es únicamente porque ha elegido copiar a un grupo humano bastante "peculiar".

      Un saludo,

      Eliminar
    3. Vale. Permíteme una puntualización: a mí tampoco me molesta tanto el plagio, que no soy un talibán de la literatura... Ahora bien, necesito que se den al menos una de dos condiciones: que el resultado mejore ostensiblemente el modelo plagiado (es decir, todos sabemos que Shakespeare plagiaba, pero , coño, era Sahakespeare...) o que por lo menos no me lo vendan como si fuese la caraba (que es lo que me pasó con el libro de Barroso)... si hay que plagiar pues se plagia, y se dice que es un homenaje o que estás inmerso en una tradición o una subcultura o un rollo metaliterario, yo que sé.
      Es como el tema tan recurrente de ciertos premios literarios: vale, acepto pulpo como animal de compañía, pero que no me hagan tragarme todo el teatrillo del jurado, la conexión de TVE, la aquiescencia de Sus Majestades o de algún miembro de la Casa Real (todos grandes lectores, como todo el mundo sabe). Si es un apaño, pues con dos co... como dirían en Patrulla de Salvación.
      Te devuelvo el saludo y añado que es un placer frecuentar este blog.

      Eliminar
  4. Fusilar, fusilamos todos. Es más, la historia de la literatura es una historia cíclica del fusilamiento. La destreza del escritor consiste en fusilar y que nadie se dé cuenta. Que se lo digan a Shakespeare con Bandello, Kid y Cintio. Pero también existen las coincidencias. Yo he fusilado la estructura de Eyeless in Gaza de Huxley sin tener ni zorra. Cuando lo descubrí y la leí, pensé que se trataba de una broma de mal gusto. Es una jodienda pero sirve para entender que vas por buen camino.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. VD tu en realidad eres Andrés Trapiello en plan humilde, no?
    Qué ilusión!

    ResponderEliminar
  6. A veces me pasa que cuento un chiste y la otra persona se mea de la risa y cuando se recupera lo primero que dice es: qué malo.

    Pues eso. Que va de hacer reír y dices tú que te has reído. Pues habrá que darla por buena. Vamos, digo yo.

    ResponderEliminar
  7. ¡ Ay, ay ,ay Tongoy! Qué se te ve el plumero de malvado, por ser malo sin más. la primera vez que hablaste de esta novela dijiste que era una de las más divertidas que habías leído en los últimos años. ahora aprovechando unas supuestas similitudes de alguno de sus personajes con los protagonistas de un cómic, vas y lo acusas de plagio. ¡Ay,ay,ay Tongoy! No será que eres tu el que intenta plagiar a Mal-herido. ¿o es que alguién te comió el tarro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Le ha visto usted echarse atrás en su afirmación, sargento?

      Eliminar
    2. ¡ Ay, ay ,ay Anónimo! No es a mí a quien se le ve el plumero, me temo. La de Repila era y sigue siendo una novela divertidísima. Yo creo que es de los pocos puntos que quedan bastante claros. Es más, esta reseña la escribí mucho antes que el post al que hace usted referencia, con eso le digo todo. Déjeme que hago una consultilla... Vale: la novela la terminé el 30 de abril y debí escribir la reseña uno o dos días después, que es lo habitual. La anterior la escribí un día antes de publicarla. Tachán. Ahora bien, si quiere puede usted acusarme de ablandarme o de buenismo según pasan los días porque en ese caso sí tendré que darle la razón.

      Lo del plagio ya he dicho que, en estos casos, no me parece condenable, sí criticable. Deje usted de verlo como algo negativo y pruebe a leerse el comic o la novela.

      Un saludo y muchas gracias por pasar.

      Eliminar
  8. No, pero tanta reseña pospuesta, tanto hablar de la comedia canalla y al final esto, me suena un poco bastante a ¿Tongoy o Tongo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ha adelantado. Le comentaba más arriba que la reseña se pospone sólo en la publicación, no en la escritura, pero esto no tiene usted que creerlo. De hecho creo que no debería hacerlo.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Jo-barrrr, Tongoy. Me he leído el libro y el comic de los que tratas, y mira, me has dejado un poco acojonado... A ver, ¿se le puede llamar copión a I. R. porque uno de sus personajes hable con cetas después de recibir una agresión física? No sé, tío, no me parece para tanto... Además, tratándose de un personaje tan secundario, yo no le daría tanta importancia...
    Ahora mismo no sé currarme una comparación adecuada, pero creo que en la película después/libro primero "Inocencia interrumpida" en el sanatorio de Winona Ryder hay una cría con la cara desfigurada al haber sido quemada por ella misma (quería librarse de una alergia perruna, al parecer), y en "Hannibal" (segunda parte de "El silencio de los corderos"), aparece un Gary Oldman con la cara hecha un Cristo porque el bueno de Lecter le animó, drogas mediante, a que se la cortara y se la echara a comer a los perros...
    No sé, teniendo un blog con críticas tan acertadas como el tuyo, creo que esta pequeña acusación está un poco fuera de lugar. Otra cosa es que el libro te parezca demasiado gamberril o un mix de cosas muy vistas y machacadas...
    Plagio es el de la tía de "Los Juegos del Hambre" con "Battle Royale"...

    Firmado: Mr Halls

    ResponderEliminar
  10. Si todo en esta reseña huele como a reaccionario, es algo así como lo que les pasa a los católicos que pecan y después se culpabilizan por pecar y buscan disculpas por haberlo hecho.
    Me recuerda a una canción de kak de Luxe: La tentación

    ResponderEliminar
  11. Vamos, vamos, no se me enfaden, que no es para tanto.

    Mr. Halls, si prefiere que lo llamemos "casualidad" por mi no hay problema. Y sí, efectivamente, caras desfiguradas hay unas cuantas ya sea en el cine, en comic o en literatura, pero si, tal como asegura, ha leído el comic (y yo le creo) sabrá perfectamente a qué me refiero. El tono gamberro, el pistolero, el caraculo... No, no creo que sea plagio (de ahí lo de "relativo") sino que se ha echado mano de unos personajes bastante... digamos, peculiares. Especiales. ¿Que es una casualidad? Cojonudo. Bendita sea. ¿Que es buscarle tres pies al gato? Cierto.

    Muchas gracias por pasar. Siempre es un placer debatir con quien sí se ha leído el libro.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  12. fb

    No la he leído pero el titulo es un riesgo y la portada también, da la sensación de que vas a leer Airbag ( la peli de los noventa), a la que no haces referencia en tu reseña pero que tiene mucha pinta.

    ResponderEliminar