miércoles, 30 de abril de 2014

Resumen de lecturas ABRIL 2014

Por alguna extraña razón este blog y quienes lo habitan (a saber, yo y mis circunstancias) hemos entrado en una inexplicable dinámica re-lectora salvaje. Iba a “pedir disculpas” si durante un tiempo indeterminable este blog se parecía más a una máquina del tiempo averiada que al escaparate de novedades que acostumbra(ba) ser pero ya se me ha pasado la tontería. Tal vez no completamente, pero sí en gran parte.

Y ahora vayamos al grano, que el mes ha tenido mucha miga; que hacía tiempo que no aprovechaba tan mal bien el tiempo.


"La mirada del observador" de Marc Behm

Novelita negra. Está reseñada aquí. Sin lugar a dudas, uno de los “descubrimientos” del año. Dejen que me autocite y así me ahorro un trabajo: «Novela ideal para aquellos amantes de la novela negra que disfrutan con los tópicos habituales del género (a saber: mujer(es) fatal(es), detectives de están de vuelta, cadáveres, pistolones, desiertos, bosques petrificados, más cadáveres, continuos viajes por carreteras secundarias, hoteles de tercera, de segunda, de primera, casinos, atracos a mano armada, amores imposibles y un largo etcétera) pero sobre todo para aquellos que todavía creen que de lo mil veces visto puede salir algo bueno, original y divertido, lo bastante para llevar la intriga un poquito más allá, un poquito a campo abierto. Algo como esto, para que nos entendamos. Disfrutable en grado sumo. Altamente recomendable».



"Esta noche arderá el cielo" de Emilio Bueso

«La novela es como de terror. O como de acción. Como de acción de terror, digamos, pero sin tener ni mucha acción ni dar puto miedo». Mayormente. Las novelas de Emilio Bueso y Nothomb (sin querer establecer odiosas comparaciones) pusieron la nota discordante en un mes de lecturas absolutamente geniales (la expresión incluye exageración), aportando su granito de arena a la lectura palomitera o, en el caso de la francesa, directamente infumable. Reseña.



"Matar a un ruiseñor" de Harper Lee

Oh. Oh. “Matar a un ruiseñor” parece más una experiencia que una novela. No sé qué decir ni cómo resumir lo que ya he dicho por AQUÍ, de modo que no añadiré nada más. Novelón imprescindible. Si no me quieren hacer caso no me lo hagan, pero si me lo hacen no es necesario que luego vengan a darme las gracias. "Pero al margen de afinidades espirituales o la simpatía que uno pueda tener por determinadas historias, hay un ejercicio de estilo absolutamente genial, hay un libro cómplice, que se deja querer, que es todo empezar y no saber dejarlo."



"El cadillac de Big Booper" de Jim Dodge 

«es una suerte de homenaje road movie rollo beat pero a ritmo de Rock n’ Roll. Divertida y alocada “El cadillac de Big Bopper” recoge personajes decadentes e infelices, pobres como ratas y dibuja con ellos lo parece el fin de una época, esa en la que ir directo a la locura estaba considerado un valor en alza, en la que la idea romántica de ganarse un tiro por nada era mirado con la ternura de ver nacer un corderito». O lo que es lo mismo: una forma tan buena como cualquier otra de pasarlo de fábula. Reseña AQUÍ.


"Santuario" de William Faulkner

No quiero ponerme demasiado pesado. La reseña inmediatamente anterior es precisamente esta. Bajen la vista y la verán. Una más que interesante novela, en mi opinión. Hiperviolentamente interesante, negra chamizo. Reseña. "Si para algo me ha servido Santuario, además de para pasarlo bien (entendiendo pasarlo bien como ver sufrir a los demás) es para comprender que ya es hora de volver a Faulkner, que siempre es buen momento para darse un homenaje. Faulkner como refugio."




"Doctor Glas" de Hjalmar Söderberg

«Estupenda novela, salpicada de reflexiones en torno a la vida, la muerte, la moral y otras cosas del matar. […] Muy recomendable, especialmente a todos aquellos que planeen cometer un crimen». Este es un fragmento de una reseña de momento inédita. No hay que ser un lince para caer en que me ha gustado. Con todo, más que una crítica me ha salido una puntualización, pero me niego a adelantar reflexiones igual que me niego a eternizar este post. Pronto en sus pantallas.



"El coleccionista" de John Fowles

Tengo por ahí una reseña a medio escribir que habla de Heráclito, Shakespeare y no sé cuánta gente más. Es un desbarre con todas las de la ley que está esperando la necesaria poda antes de su publicación, que supongo tendrá lugar en breve. De momento les adelanto que me ha gustado. La novela, digo. Que me ha gustado mucho. Que no me parece perfecta, ni redonda, pero sí interesante, más que interesante, y desde luego un reclamo perfecto para conocer/engancharse al escritor. "Lo de “El coleccionista” tiene tela. En el momento de su publicación ya dio problemas. Fowles, en el prólogo del peculiar Áristos (un libro pseudofilosófico que recoge las claves de su pensamiento) dice lo siguiente: «Al emplear el mismo método que Nelson para no ver siquiera las señales que no deseaba ver en el horizonte, algunos críticos han encontrado en este libro y en mis dos novelas, El coleccionista y El mago, pruebas de que soy un criptofascista».



"Crónica de una muerte anunciada" de Gabriel García Márquez

Poco que decir. Dudo que quede un solo ser humano sobre la tierra que no haya leído esta novela. La reciente muerte de García Márquez invitaba a recuperar la obra del escritor. Esta fue la primera a la que eché el ojo. La leí por primera vez allá por mil novecientos ochenta y algo. Es imperdonable que haya tardado más de veinte años en releerla, pero afortunadamente el único perjudicado he sido yo. Sensacional y ejemplar crónica. 
Me van a perdonar que me ahorre la crítica.



"El mago" de John Fowles

Segunda novela de John Fowles (que escribe y que leo). Estupenda, estupendísima novela no exenta de polémica que es a la vez una suerte de homenaje y actualización de “La tempestad” de Shakespeare. Hablaremos de ella, sí o sí. Pero, de momento, callemos.

"La tempestad" de William Shakespeare

Tras leer El Coleccionista y El mago (Fowles) era casi una obligación repescar a Shakespeare. En su momento, hace eones, esta obra no me dijo gran cosa. Hoy sí. Es lo que le debo a Fowles.



"Barba azul" de Amelie Nothomb

Esta novela es infumable. Nothomb versiona el famoso cuento de Perrault de la peor de las maneras posible (y créanme si les digo que se me ocurren muchas otras formas horribles de versionarla). La trayectoria descendente de Nothomp es hipnótica. La reseña, en un par de días: "Bueno, pues con esto Nothomb hace una novela dialogada de una chica que se va de lista y en realidad es más tonta que el ajo y un señor que parece un tertuliano de El gato al agua, feo con avaricia y con pasta suficiente para hacerle el pis Coca-cola a cualquier mujer. Él quiere enamorarla  pero ella no se deja. Al final, no se sabe cómo, Saturnine se enamora. Es un amor que nace así, zas, de la nada, espontáneamente. Para qué va Nothomb a molestarse en hacerlo creíble, desarrollar un personaje, un escenario, hacer atractiva una historia más allá de la intriga de saber si ella entrará o no entrará en la puta habitación, si morirá y cómo o si al final saldrá del hogar fatal triunfante y victoriosa cual Superlópez orgasmado."



"La joven ahogada" de Caitlín R. Kiernan

La joven ahogada (la reseña, de momento y viendo el retraso que llevo, no existe ni como proyecto) trata sobre la locura, los cuentos de hadas, de lobos o de sirenas. No es una lectura fácil desde el momento que la narradora abusa (abusa, sí) de las digresiones y que está fatal de lo suyo pero en general ha sido una lectura agradable. He tardado veinte días en leerla (por razones que no vienen al caso y no tienen nada que ver con la calidad de la obra) por lo que supongo que tendré que releer algunas partes si quiero escribir una reseña que no falte demasiado a la verdad.



* * * * * * * * *


Y el que mes que viene…

Actualmente me encuentro leyendo “La cámara sangrienta” de Angela Carter y “Alabanza” de Alberto Olmos. 

Soy un hombre que se ha quedado sin palabras.

No, que va.

Para el resto del mes no he concretado nada. Planeaba echarle un ojo a “El hijo de la bestia” de Graham Masterton y a “Noctuario” de Thomas Lugotti, pero al tratarse de relatos imagino que me llevarán lo suyo. También me apetecía volver a Faulkner (“Luz de agosto”, por ejemplo), a Salinger (“Franny y Zooey” es lo único que me queda por leer del escritor) y a Emily Bronte (“Cumbres borrascosas”).

Nevsky Prospects ha reeditado, con una nueva traducción, “El maestro y Margarita” de Bulgakov. No sé si llegará a tiempo para este mes, pero caerá, eso seguro. 

Más:

Una casa de tierra” de Woody Guthrie que junto con “Washington Square” de Henry James y “La hija del optimista” de Euroda Welty tendrían que haber sido ya finiquitados.

Y por último, un par de novedades en algún caso ya no muy novedosas y que podrían perfectamente hacerse un hueco en el calendario: “Autopsia” de Miguel Serrano Larraz, “El testamento de María” de Colm Toibin y “El cielo de Lima” de Juan Gómez Bárcena.

Hablamos o, casi mejor, leemos.



10 comentarios:

  1. Ya le he puesto el ojo encima a Doctor Glas. Convénceme, Carlos, agrega algún argumento más a su favor.
    abz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cadou, me alegra saber de ti. Creí que habías dejado de quererme.

      Mira, Doctor Glas está muy bien y es tan corta que no deberías pedir argumentos. La reseña no será de mucha ayuda. La verdad es que no es exactamente una crítica. En realidad hay algo que me llama mucho la atención. Te resumo, que la reseña sale en unos días (la adelantaré a este fn de semana): la gente habla de esta novela como la historia de un hombre que mata a otro porque está enamorado de su mujer pero yo te juro por mi gato que no he visto tal cosa por ningún lado. De hecho, si fuese así, sería una chorrada como un piano. Lo bueno de Doctor Glas es que la razón del crimen, la motivación del asesino es mucho más complicada y enriquece mucho la historia. Con todo, la novela es lo bastante buena como para que todo el mundo, interprete como la interprete, quede satisfecho.

      Espero que te haya servido de ayuda.

      Eliminar
    2. Sí, me ha servido. Casi seguro que caerá. Por cierto: ¿a qué viene eso de que ya no te quiero, ladrón?
      ab.

      Eliminar
  2. Bueno, yo diría que va sobre la incapacidad de mar y de ser amado, sobre todo. Con todo lo que conlleva. Es en forma de diario. Prosa directa y contundente.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que eso que comentas de "Crónica de una muerte anunciada" es una exageración. ¿Que deberían leerlo? Seguro. Que lo hayan leído es otra cosa. Yo entre otros, que aún lo tengo pendiente, sí.
    Y bueno "Cumbres Borrascosas" sí que lo he leído. Espero tus impresiones para cuando lo hagas tú.

    ResponderEliminar
  4. Bea, no espere más, lea "Crónica de una muerte anunciada", yo también la debería releer, en mi caso después de 14 años. Aprovecho para recomendar a quien quiera el relato/novela corta, menos conocido, de G.G.M. titulado "La Increíble y Triste Historia de la Cándida Eréndira y de su Abuela Desalmada". Es absolutamente genial, y para leer en una tarde. Junto a la citada, al "Otoño del Patriarca", y por supuesto a los "Cien Años" (que está un peldaño por encima), todo lo mejor de lo mejor del colombiano, a mi forma de ver. Por cierto, acabo de leer un artículo de Ignacio Echevarría en El Cultural de hoy sobre García Márquez que me ha parecido vergonzoso, más bien patético. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, ¡si está en Internet!

      http://www.instituto127.com.ar/Bibliodigital/GarciaMarquez-LacandidaErendira.pdf

      Son poco más de 50 páginas, si alguien tiene un rato, prometo que será de lo mejor que haya leído nunca.

      Eliminar
    2. Soy consciente de que tengo que hacer un hueco entre mis lecturas a "Crónica de..." y a muchas más obras del autor. Todo a su tiempo ;).

      Eliminar
  5. De Henry James te recomiendo "La figura de la alfombra". Es una novelita breve que se lee en nada, una magistral metáfora sobre la creación, la escritura. A mí me encantó.
    Me leí hace tiempo La hija del optimista y no recuerdo casi nada, sólo que fue una lectura agradable. A ver si la refresco con la reseña que le dediques como me ocurrió con la de Marc Behm, que la leí hace un porrón de años y ni me acordaba de ella... Retrospecter total.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Agradecido por Behm. A pesar de todos los tópicos, tiene algo especial.
    Santuario me dejó más bien frío en su momento, pero de eso hace más de veinte años.
    Crónica de una muerte anunciada me parece muy buena, más por la composición que por la historia en sí.
    Me apunto a Fowles en los futuribles.

    De las que vienen próximamente, Franny y Zooey me pareció un peñazo. Que no te agarre de sorpresa.
    Y a Toibin lo veo insufrible. Recomendación: Tener a mano una caja grande de analgésicos.

    ResponderEliminar