martes, 15 de enero de 2013

Adiós a Gonzalo Canedo

Me acabo de enterar por una amiga que ha muerto Gonzalo Canedo. 

Gonzalo era el editor de Libros del Silencio. 

A mí no me gustan las despedidas, no me gustan los pésames, no me gusta participar del ejercicio del adiós, ni del homenaje póstumo… No me gusta el duelo y no participo en él. Tampoco sé qué decir en estos casos, honestamente. Hoy especialmente. Ahora mismo sólo me apetece cagarme en todo. 

Conocí a Gonzalo este verano. Tomamos unas cervezas en una terraza de A Coruña dónde descubrimos un pasado común, amigos comunes, esos misterios de las ciudades pequeñas. Fue la única vez que lo vi. Después de aquello conversamos alguna que otra vez por teléfono y cruzamos unos cuantos emails. No hay mucho que pueda decir, no era una amistad estrecha, la nuestra, pero tampoco necesité mucho más para saber que Gonzalo era una persona excepcional por el que llegué a sentir (y aún siento, maldita sea) el mayor de los respetos. 

No me gusta saber que lo voy a echar de menos. 

Me cago en todo, joder. En no poder mandarle un puto abrazo, también.


16 comentarios:

  1. Tengo la necesidad, porque poco más puedo hacer, de decir lo siento a las personas que en mayor o menor medida lo trataron. Así que, también a ti, lo siento, Carlos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un gran editor... he disfrutado mucho con gran parte de los libros que ha sacado al mercado. Es una lástima... espero que alguien siga con la labor que él comenzó.
    Nos queda el silencio.

    ResponderEliminar
  3. Una noticia durísima, un verdadero golpe. Tuve la gran suerte de poder trabajar con él y me cambió la vida. Un valiente, un trabajador incansable y una persona extraordinaria.

    ResponderEliminar
  4. Durísima, sí. Recuerdo que después de conocerlo me mandó algún libro, creo que fue el de Carlo (Padial). Le dije que no le iba a gustar lo que había escrito. Su respuesta fue que eso no era asunto suyo. Que era mi blog, mis normas, mi estilo y que a él le gustaba. Que no me cortase en decir lo que pensaba. Terminó haciendo el chiste de que ya se cuidaría él de volver a enviarme libros de ese estilo.

    De verdad que me jode una barbaridad.

    Yo también espero que alguien siga adelante con la editorial. Y que lo haga por lo menos la mitad de bien. Toco madera.


    P.D. Por cierto, no habíamos coincidido, Iván. Encantado. Y mucha suerte con ese nuevo libro. Me ha dicho un pajarito (una pajarita, en realidad) que pinta muy bien.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena coincidir así. Encantado, Carlos.

      Eliminar
  5. Se nota que era una persona querida y respetada por quienes lo conocisteis. Es una bonita despedida.

    ResponderEliminar
  6. Yo no sabía nada de este hombre excepto que era el editor de una editorial de las que da gusto ver sus libros. Se ha ido, pero por lo menos es alguien que ha hecho algo en la vida. Un abrazo para su familia y amigos.

    ResponderEliminar
  7. Aunque no he tenido la oportunidad de leer ningún Libro del Silencio ni, mucho menos, de haber tratado personalmente a Gonzalo Canedo, deseo trasladarles mi afecto a su familia, y sus amigos, en estos duros momentos por los que, sin duda, tienen que estar atravesando ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Qué gran editorial! Realmente se pierde a uno de los mejores editores de este país. Con pocos recursos logró formar en pocos años un catálogo que ya quisieran otras. Una pena.

    ResponderEliminar
  9. Es extraño. Acostumbrado a trabajar con palabras y no sé qué escribir cuando me entero de algo así. Lo poco que puedo decir es que ha sido el único editor que se ha ganado mi respeto, aun con todo lo doloroso que es que te digan que no.

    And Death shall have no dominion.

    Que en paz descanse.

    ResponderEliminar
  10. Señor Tongoy, ¿sabe usted cuáles son las perspectivas de continuidad de Libros del Silencio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni puta idea. Supongo que habrá material para rato, no creo que viviesen al día. En una ocasión (la vez que quedamos, si no recuerdo mal) me habló de un libro a primera vista muy interesante que todavía no ha visto la luz. Lo que quiero decir con esto es que supongo que hay fondo para un tiempo. De momento siguen contando con mi confianza.

      Eliminar
    2. Gracias. Sí, supongo que la programación de 2013 estaría prácticamente cubierta. Pero qué pasará después. Según mis informantes, Gonzalo Canedo no tenía socios, vamos, que realmente era SU editorial. Veremos qué pasa. Por cierto, he disfrutado mucho con la lectura de El diablo a todas horas, aunque creo que no alcanza las alturas de Knockemstiff. Y otra que apetece, que viene en camino, es otra novela de Robert Stone.

      Eliminar
    3. De Robert Stone aún tengo la anterior por leer. Llevo cierto retraso, pero es que tampoco es una novela que me apetezca especialmente. Hoy toca viaje a la biblio. Quizá me anime aunque creo que la tengo en Kindle. No sé.

      El de Pollock está sobre la mesa, esperando, pero siempre hay algo que la retrasa. Le iba a tocar ya (claro que eso lo dije hace un mes), pero precisamente el viaje de hoy a la biblio es para recoger un libro que tengo muchas muchas ganas de leer desde hace semanas: "Un mundo para Mathilda" de Victor Lodato (Duomo).

      (Los otros que tengo que recoger, por si interesa, son: "Vida de zarigueyas" de Freed Dolly (Alpha Decay), "Una muerte corriente" de Gerhard Roth (Cómplices) y "La ópera flotante" de John Barth.)

      Eliminar
    4. Ah, sobre Libros del Silencio: sí, creo que era el único socio pero había gente trabajando con él desde hace tiempo. Lo mismo no será, pero me apetece darles un voto de confianza. Sí, me apetece.

      Eliminar
  11. Por supuesto: el voto de confianza lo tienen. Al ser gente joven (según tengo entendido) y con conexiones quiméricas, se enfrentan a un gran reto: el amiguismo. Pero no nos adelantemos hasta que ellos se atrasen, que Dios no lo quiera.

    Vida de zarigüeyas no puede interesarme menos. Al igual que Glaciares. La verdad, cuando me dispongo a leer un libro de Alpha Decay siempre se me atraviesa un capítulo de Salvados por la Campana, Beverly Hills o Dawson's Creek.

    El catálogo de Duomo, para mí, es una incógnita. Publican mucho y uno sospecha que bien. El último que leí, y le recomiendo fervorosamente, es El atlas de las nubes. David Mitchell es un grande.

    ¿Y en español? ¿Ha decidido cejar en su empeño de encontrar al gran autor patrio?

    Mis respetos

    ResponderEliminar