miércoles, 11 de julio de 2012

“Diario de las especies” de Claudia Apablaza

Esto de Claudia es la enésima exploración de una joven escritora en busca del truco del almendruco; aquello de no tener nada que contar y contarlo a pesar de todo y por encima de todos pero hacerlo bien bonito (es un decir) y diferente, original y postmoderno, supongo que para que no se noten las carencias (argumentales, claro.)

De qué va esto. Bueno, se lo resumo menos que más, que ya hace un año que lo leí: va de una chica, chilena para más señas, que viaja a Barcelona en busca de sí misma o alguien que se le parezca y abre un blog para explorar no sé qué interioridades de la novela tomando como padrino involuntario a Vila-Matas, que de esto sabe mucho. A Vila-Matas es importante tenerlo en cuenta si uno pretende escribir sobre escritores y/o aproximaciones a la novela sin tener que enfangarse en alguna ficción demasiado elaborada. ¿Para qué desarrollar personajes pudiendo ser uno mismo el protagonista y los demás anónimos comentaristas?

El caso es que este libro se plantea como un blog impreso; el blog que escribe la protagonista y que se compone de cinco o seis entradas que fingen ser un curso de literatura avanzada en las que van dejando amigos y desconocidos mensajes de aliento y amor que ella lee desde una biblioteca a la que se ha trasladado a vivir con un puñado de inadaptados que cohabitando follan y leen no sé si todos con todos o si hay criterios de selección de alguna clase. Follar en la biblioteca es, sin ninguna duda, el sueño de todo escritor joven y sano. También está lo de Freud, con diferencia lo mejor: que si Freud por aquí, que si Freud por allá, que si dijo esto o lo otro. Yo siempre he sido más de que me interpreten las citas de según quién o las integren en la narración y me salten ellas a los ojos y crea estar entendiendo aquel misterio insondable que si no es así no es de ninguna manera, por no mencionar que a mi tanta cita y tanto descubrir la pólvora me huele demasiado a chamusquina. Para entender todo esto hay que saber que la autora es licenciada en psicología. ¿Recuerdan las citas metafísicas con las que [el físico] Agustín Fernández Mallo salpimentaba su Nocilla? Pues esto es exactamente la misma mierda pero sin desestructurar con el añadido de que tirar de psicoanálisis le da ese punto intelectual, de novela inteligente, de fe ciega en la psique. Quizá sea esto es lo que algunos entienden por sacarle partido a los estudios o cómo aplicar la psicología a la literatura de ficción sin dejarlo todo perdido de dudas existenciales: “Freud dixit…” y que cada cual apechugue con su cociente intelectual. 

Pero comparado con el valle de lágrimas que es la recta final el resto es como nadar en aceite. En ese final Claudia lo da todo: nos regala un conjunto de páginas sin pies, cabeza ni asomo de interés (para mí esto último es fundamental a la hora de rematar una novela y no me gusta creerme la excepción que regla): hablar por hablar, dejarse llevar por el impulso del momento, rescatar viejos escritos, antiguas ideas, emborronar un folio de pensamientos y luego hacernos pasar por caja. Posmodernidad, esa ramera. En fin: novela horribilis; un coñazus literatus de órdago ante el que caerán rendidos -sospecho- aquellos escritores (y aproximaciones de escritores y escritores que no escriben y amantes de la cosa impresa moderna) con las mismas o similares inquietudes artísticas que la muchacha en cuestión, que son legión. Lo que quiero decir con esto es que parece haber demasiado aficionado a escribir novelas que hablen de literatura y muy poco que se atreva realmente a hacerla (Literatura). Claudia Apablaza sólo es otra más y ni siquiera mínimamente interesante.



58 comentarios:

  1. Barataria desaparece y se preguntarán por qué...

    ResponderEliminar
  2. Qué dirías que es lo que ahoga la historia en este caso. El tema ahogamientos me viene interesando bastante de un tiempo a esta parte.

    Gracias por tu amabilidad y tu extremada simpatia.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ami, cuánto tiempo.

    Hombre, Quiquín, pues mira la historia en este caso ya venía ahogada. Le quise hacer el boca a boca pero como estoy casado preferí dejarla morir.

    Mi amabilidad es sólo un reflejo de tu exquisita delicadeza, ya sabes.

    ResponderEliminar
  4. Esa mujer publicada:

    Se equivocaría usted y mucho, Tongoy y todos nosotros, si creemos que esta demoledora crítica hará mella en Claudia o en su fama, dueña como es de una biografía en la Wiki, con tantos premios, becas, títulos y trabajos, a su edad parece ya una imprescindible del panorama.

    Prototipo de los caraduras del cono sur qué, cómo no, han estudiado psicología para decir que hay que matar al padre, ella nos mata de aburrimiento, y a la madre, de ahí su desprecio por lo que no sean los Pron cainitas de este lado del Orinoco, se permite ejercer de crítica y de editora, cuando dan pena su blog y las dos ideas deslavazadas para ensalzar a Tao Lin, todo ello ejemplo de que tanta carrera y tanto postgrado no dan la capacidad de la autocrítica, ¿de qué le sirve a esta escritoraguióntantascosasmás, saber tanta literatura comparada?

    ….lo más terrible, sin embargo es que esta escritora chilena siempre se defiende con un “pero a mí me publican”, no le da para mas argumentos, ni con Vila-Matas en la boca, y se queda tan ancha, cuando la realidad es que si a esta especie de algo "la" publican es el mejor casus belli de que el mundo, salvo el bolivariano que la premia, está irremediablemente avocado al fracaso.

    Hablar de ella es elevarla de grado, pero sabiendo como es, seguro que está orgullosa de estar por encima de nuestra incapacidad postmoderna. O de la mía. Pero, Claudia, memento mori…

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inmaculada Concepción11 de julio de 2012, 14:19

      Hola Anónimo, yo a esta chica no la he leído, pero sí a la ganadora del Premio Nacional de Poesía del año pasado o de este, no recuerdo, de Ecuador, de hecho, vino a España además y estuve en una presentación suya. La primera mujer galardonada con este premio y además, el premiado más joven de todos. Bueno, su poesía me resultó horrible, plagada de tópicos y cursiladas de quinceañera. No pude dar crédito. Eso sí, la tía recitaba que daba gusto y era un recrearse en su sensualidad... En este caso creo que fue más decisiva su persona que su obra, para el premio, digo.

      Eliminar
    2. Sé a qué te refieres, Inma. Yo llegué a blogosfera gracias a mi físico.

      Eliminar
    3. ja ja ja ja ja
      Ya, me ha quedado muy mal el comentario, luego lo he pensado, bórralo, anda, hazme el favor, he caído en el tópico de que a las mujeres solo las publican si están buenas, censura, porfa.

      Eliminar
    4. Ah, nonononono, este comentario tuyo lo voy a enmarcar. Te lo recordaré taaaantas veces, Inma querida, tantiiiiísimas veces...

      Eliminar
    5. Inmaculada Concepción11 de julio de 2012, 14:45

      mmm... bueno, pero reniego por completo de él. y pido disculpas a claudia y a carla. (maldito blog popularísimo)

      Eliminar
    6. Para Inma:

      Sólo faltaba que Claudia utilizara el género como coartada, ya lo hace con su condición de chilena, y por tanto menospreciada por extranjera dice ella, por favor, ella es escritora y mujer, precisamente, se habla de ella en lo que es, mujer y escritora, y lo que comparte es el prototipo…

      ¿Cuando a las cosas se las llama por su nombre se echan de menos los genéricos…?

      Por cierto no es Claudia precisamente muy dada a alabar obras de otras mujeres, no desde luego a la altura de las que dedica a sus colegas mujeres.

      S.

      Eliminar
    7. ...a sus colegas hombres, es un lío pensar en sexos...Perdón.

      Eliminar
    8. qué pasa anónimo? o acaso en España no hay caraduras que han estudiado 4 añitos de periodismo en la complutense y ya andan por el mundo soltando mierdas y prejuicios sin más? Seguro que no, porque aquí sobra el rigor intelectual, si hay más lectores de foster wallace que votantes del PP...

      Yo he visto por aquí rondando unos cuantos caraduras; pero de psicología nada, que eso es cosa de argentino, que son todos vendedores de coches usados. Aquí se es caradura con estilo, con máster en comunity manager y mucho mucho mucho twitter.

      Además ¿"bolivariano"?. Bonita chicana

      Eliminar
    9. Si bolivariana...

      De su vida y milagros en la Wiki…

      Premio ALBA de Novela 2012 por Goo y el amor Nota 4


      4: Escritora chilena Claudia Apablaza gana premio de novela del ALBA 2012, cable de la AFP publicado en la página de Radio Bío-Bío, 17.02.2012; acceso 25.03.2012

      De aquí…

      http://www.biobiochile.cl/2012/02/17/escritora-chilena-claudia-apablaza-gana-premio-de-novela-del-alba-2012.shtml
      La joven escritora chilena Claudia Apablaza ganó el viernes con “Goo y el amor” el premio latinoamericano de novela del ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América), en el que participaron 99 obras provenientes de 14 países, anunció un medio cubano.


      “Me llamó mucho la atención haber obtenido el primer lugar, no me lo esperaba”, añadió.(Sic)



      El Fondo fue creado en La Habana en 2006 con la intención de promover la cultura en América Latina y crear alternativas de promoción artística y literaria frente “a la hegemonía de la industria imperial”, según su acta fundacional

      Imperial… ¿?????¿

      Por lo visto somos los demás los que soltamos tópicos y prejuicios….

      A los de aquí nos bastamos solos para zaherirlos, no más.

      Eliminar
  5. Tongoy:

    Una pregunta sincera y sin ninguna mala intención: ¿cómo cojones haces para elegir los libros que lees? ¿Te pones a buscar y te decides por lo peor que encuentras, o es que el puto azar ha decidido ponerse en tu contra?

    Y, ahora sí, con malicia: ¿No habías dejado el blog, y luego vuelto, pero de otra forma, no para leer con ganas de poner a caldo, sino para disfrutar, y volver a los clásicos, y leer libros que te apasionasen y te hicieran disfrutar, y no mierdas que te hicieran salir espuma por las comisuras de los labios y enseñar los dientes mientras decías: "sangre"? ¿Es que los agujeros de mi fundido cerebro son tan grandes que por ellos se escapan y retuercen mi memoria y resulta que ya no sé si recuerdo qué he leído y qué quería decir quien lo había escrito?

    En fin, ánimo para el verano, que parece que será largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... Es que está en mi naturaleza, Alberto. ¿Qué puedo hacer? Yo soy el que mas sufre, al fin y al cabo. Ahora en serio: este libro lo leí en agosto del año pasado. Fue una de aquellas razones para el abandono que luego no fue.

      Mira, si te paras a pensarlo en realidad aquí el mejor de todos soy yo. Es decir, conozco mucha gente que no lee literatura española actual porque presupone que es una puta mierda. Independientemente de que tenga razón o no... ¿no es un poco injusto? Quiero decir... todos tenemos nuestros prejuicios, vaya (yo, sin ir más lejos, con la literatura italiana) pero no dejo de pensar que quizá haya algo en alguna parte que valga realmente la pena. Lo hay, así lo creo y así es. Simplemente quiero verlo con mis propios ojos. A Apablaza tenía que leerla para, algún día, cuando se hablase de ella, poder participar en la conversación. No recuerdo cómo la descubrí. Navegando, supongo.

      Lo que ya no tiene explicación es que me termine estos libros de mierda, pero eso tiene que ver con la curiosidad y que si no tienen más de 200 páginas trato de hacer el esfuerzo. Cortesía profesional.


      Un saludo,

      P.D. No sólo de clásicos vive el hombre.

      Eliminar
    2. Carlos, eres un monstruo. Y además das la cara, no como las chicas de la Patrulla, que se esconden cuando todos sabemos quiénes son.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Ilústrenos....querido CS, por favor...

      Eliminar
    4. ¿Todos sabemos quiénes son?

      Yo, desde luego, no.

      Eliminar
  6. La ruleta rusa deja de ser divertida si pones seis balas en los seis agujeros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, va, tienes razón. La próxima reseña será de un clásico.

      Eliminar
  7. Cassiano E. Machad.11 de julio de 2012, 16:18

    Que melocotón eres, Tongoy. Dices: "sin tener que enfangarse en alguna ficción demasiado elaborada". Basta leer aire de Dylan para ver que es una ficción enormemente elaborada. Ahora bien, tú crees que lo de V-M es sencillo y eso te pone en evidencia: o no lo has leído o bien eres un lector un tanto zoquete, lo cual también es muy posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sea ridículo. Soy el primero en leer a Vila-Matas (bueno, el segundo. Venga, va, el tercero) y reconocer su valía. La crítica es hacía la niña, que utiliza a Vila-Matas para escribir un libro sobre literatura sin tener que enfangarse (ella) con algún argumento elaborado. Vila-Matas es una excusa, no el objeto "a imitar". Pero no pasa nada. Le perdono el arrebato y vamos a pensar que soy yo, que no me expreso bien. Y bueno, como siempre, le agradezco la visita. No merezco tanta fidelidad.

      Besos,

      Eliminar
    2. yo he comido tartas historiadísimas, usease: elaboradas, que la verdad, ni fu ni fa.

      Eliminar
  8. El de Apablaza es uno de los peores libros que he leído. Además de aburrido, mal escrito. Todavía me río de quienes entran al juego, con toda conciencia, y se extasiaron con esta "novela": Mora, J. Rodrígeuez y un par más de despistados, o no tanto... Es de los peores casos que recuerdo de El rey va desnudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A ellos les gustó? Ah, vale. Ahora ya me dan las cuentas.

      Gracias, es una info muy interesante. Mucho.

      Eliminar
    2. De cuando la reseña es más bochornosa que la más bochornosa de las novelas:

      http://vicenteluismora.blogspot.mx/2009/08/claudia-apablaza-diario-de-las-especies.html

      Eliminar
    3. Ya os ahorro los viajes:

      Patricia Espinosa dixit.


      “Se trata, sin más, de una novela posera, afectada, superficial, donde lo único que parece importar es el autoensalzamiento de un yo que busca con desesperación ser parte del mundillo literario: un impúdico ejercicio de arribismo intelectual que quizás –con buena voluntad– podría haberse salvado del estrépito total gracias al empleo de cierta ironía, pero la verdad es que incluso eso hubiera significado pedirle una perita al olmo.”

      Vicentito dixit.

      “La segunda parte de la novela, “Persona”, es un sugestivo experimento de metamorfosis que parece influenciado –aventuro– por Clarice Lispector y Diamela Eltit. En él desaparece la metaliteratura y aparece la persona, alguien que sufre una metamorfosis por la cual ya no quiere ser escritora (p. 151), porque “ser persona es dejar de ser libro, de ser cita” (p. 141). Es un texto extraño, metafórico, plagado de alegorías animales, de especies, que no sé si interpretar como la expresión de un proceso metanoico por el que quien busca una novela sale transformado de la experiencia, lo consiga o no. En realidad, quizá no sea necesaria una explicación, porque estas últimas quince páginas son excelentes y se defienden por sí solas. Quizá A.A. no consigue una novela, pero desde luego Apablaza sí.”

      ¿Hablan del mismo libro?

      Eliminar
    4. Vicentito Luis de la Mora NUNCA habla del mismo libro, hombre. "Proceso metanoico". Quién, que no sea Vicentito, escribe esas cosas tan elevadas? Recordemos: licenciado en Derecho, doctor en literaturas pangeicas, enchufado en la Obra Social de CAJASUR (la caja de los curas andaluces, liquidada por corruptelas varias), engancha acto seguido enchufe en el I. Cervantes, donde goza de tiempo y miles de euros del dinerito público para escribir gilipolleces digitales varias. Claudita es del círculo de lame-textos de Vicentito, a ver si cae algún bolo en el Cervantes y tal.
      Pero a Vicentito, con la crisis galopante, no se lo piensa cargar el gobierno de Mariano, y colocarlo en una biblioteca municipal cordobesa, a 650 euros/mes?

      Eliminar
    5. No conocía la reseña de Espinosa. Muy interesante. Me gusta mucho cómo empieza: "En su pretencioso intento por mostrarse culta e inteligente, además de sensual y calculadamente freak , la protagonista de Diario de las especies resulta tan vacua y patética, que cuesta creer que estamos frente al segundo libro de un autor o autora –en este caso, Claudia Apablaza (Rancagua, 1978)– y no ante una lamentable experiencia primeriza." (http://www.letras.s5.com/ca1409082.html).

      Respecto a la crítica de Vicente Luis -el único ser humano que no se relaciona con nadie- Mora pues entra en lo previsible. Siempre le gustaron mucho estos juegos metaficcionales o cómo cojones se llamen estas moderneces.

      Pero esto es así: a los que les gusta lo que les gusta luego escriben lo que escriben. Tan sencillo como eso. Que somos lo que comemos, vaya. Es mi único miedo: acabar igual.

      Eliminar
    6. A mí se me está poniendo cara de chirla.

      Eliminar
    7. de chirla hiperventilada

      Eliminar
  9. El chiste de Apablaza ya no es divertido. Ya pasó hace rato, Zopenco, Estúpido, ¿O acaso la amas a ella y a Lunita y a las chicas que publican?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ella y a la otras. A todas, las amo. A todísimas. Pero a las que más, a las inéditas. Esas se llevan lo mejor de mi corazón.


      (P.D. Por lo suyo no se apure. Decía mi madre que si pica es que está curando.)

      Eliminar
  10. ¿No hay acaso otra escritora Latinoamericana de quién hablar en estos portales, aspirantes a blog? Busquen nuevo material.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. escritoras puede, Claudias, sólo Una, o ninguna

      Eliminar
    2. Con todos mis respetos, tampoco he visto yo tanto de Apablaza por ahí. No es que haya buscado mucho, las cosas como son, pero algo he navegado y quitando un par de reseñas de amigos no he visto mucho más. Lo mio era por compensar. Si llego a saber de la de Espinosa ni me molesto, vaya.

      Pero oiga, si conoce otras a las que agarrarnos no dude en avisar.

      Gracias por pasar.

      Eliminar
  11. Deben ser amantes, Apa y Vicentito.

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos!

    No dudo ni por un instante que la valía literaria de la escritora de la que hablas se encuentre a años luz de la de la Yourcenar, pero estoy viendo mucha "mala baba" en los comentarios del blog a esta entrada. A la novelista no le han dado ni el Cervantes ni el Nobel, le han publicado un título en Barataria. Y todo el quiz de la cuestión a partir de esta premisa INCUESTIONABLE reside en leerse el libro o no leérselo. O -como reconoce Tongoy- en catarlo sólo o terminar por zampártelo del todo. Allá cada uno con su criterio y sus capacidades gástricas.

    Pero... vamos... esa saña con una debutante habiendo por ahí consagrados que ¡ya, ya...! no acaba de entrarme en la cabeza.

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, bluff, no quiero justificarlo, pero esto de masacrar escritores jóvenes ha sido una constante desde siempre y tiene que haber una razón. En mi opinión esa saña es una reacción al buenismo de sus amistades, algunos de ellos críticos influyentes. Lo que ya sabemos: el vender motos tiene ahora sus consecuencias "gracias a" la existencia del troll. ¿Qué hay otras formas de decir las cosas? Claro, pero también se puede hacer el esfuerzo (no lo digo por ti) de "interpretar" y leer entre líneas los desmanes de algunos.

      Un abrazo,

      Eliminar
    2. De mala baba nada de nada, sólo se pretende evitar tener que reeditar La Fiera Literaria dentro de veinte años cuando esta escritora sea nombrada académica, si alguien hubiera hecho lo mismo con Marías…

      Bluff, querido, los trenes que se dejan crecer acaban arrasando a las ovejas...

      Eliminar
    3. Pero si La Fiera es divertidísima. El único intento de crítica literaria seria hecha en este país a partir de los años ochenta.

      De lectura obligada para todos los escritores que empiezan (e incluso para los que continúan). Eso les ahorraría pasar más de un apuro cuando se hagan viejecitos.

      Lo dicho. Leánse a La Fiera. Una mezcla de protocolo notarial (todo lo que aparece en ella está pormenorizadamente documentado...) e historieta de Woody Allen (... y expuesto con un magnífico sentido del humor). Una obra de reedición obligatoria.

      Grrrugh!!!! (mírenme como gruño)

      Eliminar
  13. Me lo dicen mucho, esto. Gracias, es usted un ángel. No tengo palabras. Y para una vez que tal cosa ocurre mejor no joderlo. Ya me callo.

    ResponderEliminar
  14. Mi Tonto, Mi amado Tonto. Qué lindo como le subes el pelo a las Latinoamericanas. Amándolas u odiándolas. Pero se lo subes. Eres my fav peluquero. ¿España no existe?

    ResponderEliminar
  15. Mi chilena linda: España no vale una mierda, lo sabes. Chile no sé, ya veremos; de momento no mucho. Prométeme volver siempre y yo te prometeré no cambiar nunca.

    Siempre tuyo,

    ResponderEliminar
  16. Por ahora, si sigues así, eres y only <3. Es decir, me la metes hasta el fondo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  17. amo los criticos,egolatras y narcisos que solo ven su simio mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te apures; es bastante normal. Tenemos algo, nadie sabe qué.

      Eliminar
  18. De Chile solo cabe esperar asonadas militares, almejas y especulación inmobiliaria. Habrá que mirar fotos para ver si por lo menos está buena, como la Oxolaicoar... Oxoilac... Bueno, la otra cachonda que hace como que escribe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por lo menos son cachondas y escriben. Tú qué haces, bobo? Ni uno ni otro, lo tendrás corto y no escribirás. Jajaja. Pobre tonto.

      Eliminar
    2. Llamamos escribir a cualquier cosa, también. Y cachondas. Llamamos cachondas a cualquier cosa.



      Eliminar
  19. tontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotontotonto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba yo pensando... quieras que no esto lleva su tiempo hacerlo. No sé si merezco tanta atención. Supongo que sí.

      Eliminar
  20. CLaudia apablaza en una escritora que nunca ha hecho un obra que realmente sea válida no tiene ninguna manera mas que la autopromoción, es una pretenciosa literatura que busca algo que como todos buscan, es hábil para aparecer en todo lo que es mostrase ante eventos literarios, por suerte tiene cr´ticas de Patricia Espinoza que avalan que es una mala escritora, pero de una habilidad única para aparecer en ´público, es un producto del sistema que ella misma ha manejado con astucia, por ambición.

    ResponderEliminar