martes, 29 de marzo de 2011

Salinger's: Una introducción


La cosa iba a ser más o menos así: yo leería la biografía de Salinger escrita por Kenneth Slawenski - editada este mismo año por Galaxia Guttenberg- y luego la comentaría más que menos extensamente en una magistral entrada. Lo de costumbre, vaya. El problema es que se me adelantó esa bestia parda que es Jordi Corominas que como no podía ser de otra manera escribió en su blog un estupendo artículo (breve como todos los suyos) que incluye un resumen perfecto lo que fue la controvertida vida de este escritor así como un elogio a la excelente narración de Slawenski. Es decir, que si quieren saber con todo lujo de detalle qué tal está el libro se pasan por su blog, que para eso está. Yo me limitaré a comentar, muy brevemente, lo que fue mi experiencia lectora y luego les cuento un proyecto que se pone en marcha en este mismo instante. 


"J.D. Salinger: Una vida oculta", Kenneth Slawenski

Lo he dicho tantas veces que aburre: mi recuerdo de Salinger fue siempre terrible. En el colegio me obligaron a leer “El guardián entre el centeno” en una lengua que no acostumbraba a utilizar y el esfuerzo de lo uno sumado a la juventud de lo otro (la mía) no pudieron dar peor resultado. Pero (prejuicios fuera!) el mes pasado me leí los “Nueve Cuentos” y claro, me enamoré, porque los cuentos dichosos son una auténtica maravilla. Entenderán que la biografía en cuestión, recién estrenada, no pudo ser más oportuna. Si los cuentos me enamoraron, el relato de su vida me tumbó a sus pies. Salinger personifica todo lo que yo admiro de un escritor (que no en una persona). Porque, egos y manías aparte, a Salinger lo que le importaba era la literatura por encima de todo; la perfección narrativa. Tenía una forma de trabajar realmente admirable (seguramente no pensaría lo mismo si hubiese estado casado con él); no había visto una entrega como la suya desde Tolstoi, pero tampoco es que sea un experto en biografías y lo mismo es una cosa de lo más normal. En cualquier caso la lectura de este libro fue un auténtico placer. Slawenski parece mucho más interesado en analizar pormenorizadamente su obra que en hablarnos de su persona (cuando no es tanto así). Al final creeremos saber tanto de Salinger como el propio Salinger y lo más probable es que (les) (nos) entren a todos unas ganas terribles de dejar de hacer el gilipollas con blogs o relatos o novelitas de mierda que no le cambiarán la vida a nadie. Cuando Salinger publicó “El guardián entre el centeno” cambio el mundo. Eso es un escritor. Eso es una novela. “El resto es humo”, que decía Aute. 


EL PROYECTO "Salinger's"

Fíjense en el título de esta entrada: Salinger's. La idea me la dio un amigo, Bolmangani, cuando le pedí ayuda a la hora de dar con un título adecuado para una serie de entradas que sin ser exclusivamente salingerianas sí tendrían mucho que ver con él y con reflexiones en las que de uno u otro modo parecen tener su vida y obra algo que ver. Esto es: todo aquello que me llamó la atención durante la lectura, que venga a cuento de alguna otra cosa y/o que me apetezca compartir con ustedes. Todo aquello digno de mención; o no, porque les confieso que no tengo mucha idea del rumbo que tomará todo esto ni cómo ni cuándo acabará. No sé cuantas entradas serán, ni su periodicidad. Tampoco sé mucho de los temas a tratar a excepción de los dos primeros que están actualmente en construcción y que me han impelido a publicar esta introducción; el primero se llamará “Salinger´s: The Ursinus Weekly”, y contará una divertida anécdota del escritor; el segundo, que lleva el provisional título de “Salinger´s (II): Fucking hipsters!”, hablará de algo que es pronto para confesar. Es probable (no seguro) que incluya también alguna entrada con mis opiniones sobre sus novelas y relatos porque hoy empiezo la (re)lectura de su obra completa aprovechando que ha sido enriquecida con los detalles incluidos en la biografía objeto de esta entrada. 

En definitiva, les propongo un largo (y esporádico) viaje por la vida, obra y milagros de uno de los mejores y más interesantes escritores del mundo mundial. Luego no me vengan con el cuento de que no me leen porque sólo comento libros raros.


5 comentarios:

  1. Ese libro que anuncias como próxima lectura es una obra maestra en la que, además, ya te darás cuenta, la atmósfera que crea Salinger es terriblemente opresiva y viciada. A mi modesto entender.

    ResponderEliminar
  2. No es cierto que no se te lea porque sólo lees libros raros. De hecho,para poder leer este final, me he tenido que leer todo lo que ponía encima.
    Pero si te leo, la verdad, para intentar desentrañar ese oscuro y extraño cerebro tuyo. Muy en contra del trabajo de campo defendido por la antropología tradicional, doy fe de que más de 20 años observando tus usos y costumbres de cerca me han conducido a un desconocimiento total y absoluto sobre tu persona.
    Así que seguiré ojeando lo que tu 'pelona' cabecita siga discurriendo. Y vigilandote de cerca...por si acaso!!

    ResponderEliminar
  3. Mientras Carlos no sea un Seymour, dará igual lo que haya dentro de su cabeza. Ya sabrás a qué me refiero.

    ResponderEliminar
  4. Uuuups, que me olvidaba de contetstaros.

    JL, no sé si te entiendo. Creo que sí. Creo que no, que no soy de esos.

    Marietucha, mi cerebro no hay quien lo desentrañe. Ya sabes lo que dice la canción: "que veinte años no es nada..." y claro, lo menos para conocerme mínimamente son 40 años. Yo ya estoy a puntito de dar con la clave del misterio que me imagino que vendrá a ser como el de Fátima de importante y trascendental.

    P.D. Hermanísima, me ha dicho un pajarraco del demonio (no lo soporto, un día te lo presento) que de leer a Marías me lea "Todas las almas" y "Negra espalda del tiempo". Yo no sé si creerle pero por si las moscas me los vas apartando (si los tienes) a ver si los leo y cuando tenga un rato los pongo a parir adecuadamente, que me han dicho que les hace mucha falta.

    (Yo no debería estar hablando aquí de Marías, que se me embarra el mito, especialmente cuando tengo una entradilla escrita de Marías que te/os iba a encantar).

    ResponderEliminar
  5. Mi querido, queridísimo hermanito. Los 13 meses de ventaja que te llevo me han dotado de una enorme sabiduría que no manifiesto habitualmente por no dejarte en evidencia.
    No sólo te reservaré los libros que mencionas, sino que les crearé algún tipo de seguro, porque miedo me da el uso que puedas hacer de ellos.
    En cualquier caso, aquí no son 13 los meses, sino 40 los años que este hombre te saca de ventaja en esto de publicar libros. Ay, coño!!! que tú no has publicado todavía!!!
    No te preocupes, tu hermanísima estará aquí, impaciente, haciendo cola si es necesario cuando ese momento llegue... y ay de ti que no conjugues bien los verbos!!!! O lo que sea, que criticar sabe cualquiera, hasta yo!!! Un besito pringoso para ti

    ResponderEliminar