lunes, 30 de junio de 2014

Resumen de lecturas JUNIO 2014

Rápidamente, que hay muchas reseñas por escribir que merecen más tiempo que este resumen.

Hablemos de junio. Este mes, fiel a una vieja costumbre, he incumplido todos cuantos propósitos de lectura había hecho el mes anterior. Casi todos. De los nueve previstos han caído cuatro. Pst. El caso es que empecé bien, bastante bien, de hecho, pero en algún momento, concretamente en el momento en que leí una novela de ciencia ficción, algo se torció pero como se torció para bien pues por bien torcida la hemos dado y hemos seguido adelante sin mirar atrás. Esto se tradujo en que junio ha acabado siendo, inesperadamente, un mes de lo más cienciaficcioso. Y sospecho que no será el último.

* * * * * * * * * 

“La maravillosa vida breve de Oscar Wao” de Junot Díaz

Ya he hablado mucho de esta novela. Demasiado, diría yo. Aquí y aquí y seguro que en algún sitio más (tipo comentarios, resúmenes, etc). No seré como ella (como la novela) y no les aburriré con los detalles.



“El doctor Hoffman y las infernales máquinas del deseo” de Angela Carter

Después del buen sabor de boca dejado por “La cámara sangrienta” (comentado hace no mucho aquí) era casi inevitable volver a intentarlo con Angela Carter, más que nada para comprobar si aquello había sido amor a primera vista. El doctor Hoffman… no es una novela fácil si se lee como yo lo hice: a ratos y en un plazo de tiempo muy largo. Demasiado largo. Con todo, me ha parecido muy interesante, casi tan interesante como agotadora ha sido la frondosidad de su prosa. Me gustó especialmente su relación más que estrecha con “La tempestad” de Shakespeare (ahí me ganó), una obra que me viene acosando desde hace unos meses. En resumen, muy bien aunque debo confesar que no me enganchó todo lo que esperaba (que esperaba y hubiese querido).



“El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad

El titular: nueva traducción y edición ilustrada de la novela en que se basó Apocalipsis Now. Me ha gustado mucho. Tengo la reseña escrita y puesto que saldrá en breve me ahorraré, con su permiso, el discurso.


“Guía del mal padre” de Guy Delisle

Aquí una chorrada como un piano. No perderé mucho tiempo. Guía del mal padre es un librito chiquito de chistes gráficos que no tienen maldita la gracia, que tiran de tópico y que realmente no aportan gran cosa a… a nada. Prescindible y olvidable en la misma medida. 


“Nos vemos allá arriba” de Pierre Lemaitre

En la reseña, escrita AQUÍ, dije, entre otras cosas, esto: «“Nos vemos allá arriba” se nutre de tópicos. No sólo habla de los males de la guerra sino de los malos de la guerra. Unos malos que son malísimos frente a unos buenos que son buenísimos; unos ricos que son riquísimos frente a unos pobres que son pobrísimos. Como en la vida misma, no hay héroes, sólo seres humanos encadenados y condenados a vivir vidas que no desean, a luchar por vidas que creen merecer o a disfrutar de las que les ha tocado vivir. Son los de arriba frente a los de abajo, la superioridad frente a los complejos. La desesperanza frente a la justicia. 

Y el gay dejando que una niña le pinte las uñas».

Novela muy disfrutable y adictiva. Aunque no marcará un antes y un después está el placer de la lectura, que es una cosa que últimamente se cotiza mucho.



“Aniquilación” de Jeff Vandermeer

Me gustó menos que poco. Es un bluff. Algunos escuchan la palabra trilogía y se les pone como una piedra. Y no. Aniquilación es un pastiche de muchas novelas y esto no es necesariamente malo, o no lo sería si la novela no acabase siendo rematadamente boba. Reseña AQUÍ.



“Picnic extraterrestre” de Arkady y Boris Strugatsky

La premisa de esta novela es absolutamente genial pero me la voy a callar para no estropearles la diversión antes de la reseña. Baste decir que este título en apariencia tan feo (traducido también como “Picnic al borde del camino”) adquiere, durante la novela, todo su sentido y que es un sentido que no sé ustedes pero a servidor lo ha enamorado perdidamente. Esta estupenda novela está más que descatalogada pero me ha dicho un pajarito que le ha dicho otro pajarito que los de Gimalesh están preparando una reedición. Ñam, ñam.



“Solaris” de Stanislaw Lem

De Lem había leído un par de libros hace tiempo pero Solaris fue una novela que siempre me dio mucha pareza, seguramente porque, por culpa de las versiones cinematográficas, conocía demasiado bien la historia. El caso es que este mes corregí ese inmenso error. Solaris es fantástica pero, como en el caso anterior, dejen que me guarde los detalles para la reseña.




“La mosca” de Slawomir Mrozek

Mrozek es siempre genial. En La mosca, también.


“La gran guerra” de Joe Sacco

Esta es una obra sin palabras. Joe Sacco dibuja el primer día de la batalla de Somme sobre un “lienzo” de 7 metros. Magnífico. En unos días, reseña.


“Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos” de Emmanuel Carrère

Biografía de Philip K Dick. Me gusta Carrère. Le he leído, con este, cuatro libros. Me gusta pero me molesta mucho esa manía que tiene de colarse en las narraciones como si al lector le importase algo su vida privada; afortunadamente en esta ocasión pone bastante cuidado y salvo un par de ocasiones, Carrère es invisible. Supongo que por esto me ha gustado tanto. Por eso y porque es una biografía estupenda. Dick era todo un personaje pero al margen de eso, Carrère es un narrador excepcional que logra hacer amenas e interesantes todas y cada una de las páginas. Y eso es mucho decir.



“Ubik” Philip K Dick

Tal como ocurrió con Solaris y Lem, “Ubik” era una cuenta pendiente personal que tenía con Dick. Doy la cuenta por saldada. No me puedo quejar: he pagado lo que debía y he salido ganando. Dejaré los detalles para la reseña (ya se pueden imaginar la semana que me espera) pero a primera vista yo diría que me encantado. No vengo a descubrir la pólvora, Ubik está considerada una de las mejores obras de Dick, pero uno tiende a entusiasmarse cuando lo comprueba por sí mismo.





Habrán visto que he tenido un final de mes espectacular. No hay como dejar de leer literatura española.



Y, ahora, veranito. 

Y, ahora, vacaciones. 

En un par de días me pondré en modo bermudas. Yo seguiré siendo yo pero algo más ocioso. O mucho me equivoco o esto sí se traducirá necesariamente en una bajada de ritmo, tanto de lecturas como de reseñas. Guardo un par de cosas en el cajón (alguna la he anticipado ya un poco más arriba) y espero robar unas horas para escribir dos o tres reseñas que no quiero dejar pendientes, por lo que mi ausencia será casi inapreciable. Así somos aquí: todo entrega.

La pregunta es la de todos los años: ¿qué libros meteré en la bolsa de la playa? Ni idea, honestamente. Creo que aprovecharé (esta vez sí) para leer un par de cosas con dibujitos. A saber: “Jimmy Corrigan, el chico más listo del mundo” de Chris Ware; “Órbita 76” de Gabriel Noguera y “El piloto y el principito” de Peter Sís. 

Por otro lado he disfrutado tanto con las últimas lecturas de este mes (y es que hacía tantos, tantos años que había dejado el género) que creo que estaría leyendo ciencia ficción durante todo el verano. Porque me conozco sé que no será así pero por si las mosquis he preparado una pequeña lista (resultado parcial de pedir recomendaciones en facebook). Aquí los elegidos (sin descartar los que puedan surgir a partir de aquí):

- “Las sirenas de Titán” de Kurt Vonnegut
- “Axiomático” de Greg Egan
- “2312” de Kim Stanley Robinson
- “Robopocalipsis” de Daniel H. Wilson
- “La historia de tu vida” de Ted Chiang
- “La ciudad y la ciudad” de China Miéville
- “Más que humano” de Theodore Sturgeon
- “Neuromante” de William Gibson
- “Bienvenidos a Metro-Centre” de Ballard
- “Iris” de Edmundo Paz Soldán

Evidentemente el plan no es a corto plazo.

Por otro lado, ya tengo en casa “Ciudad ocupada”, la continuación de “Tokio Año Cero” de David Peace y “Los jardines de la disidencia” de Jonatham Lethem pero estos dos tengo poca (diría que ninguna) esperanza de leerlos en julio. 

Esta misma semana debería llegarme: “La guardia de Jonás” de Jack Cady, “Un hombre sin patria” de Kurt Vonnegut y “Arte Salvaje: una biografía de Jim Thompson” de Robert Polito, biografía que aseguran estupendísima y a la que probablemente dedique las horas de insomnio.

Y ya.



29 comentarios:

  1. Querido Tongoy, si usted acaba leyendo a Greg Egan y China Miéville cuéntelo, por favor. Los tengo en el limbo de mi lista de futuras compras y su opinión podría darme un empujoncito.
    En cuanto a su lista veraniega, ¿ha leído usted "Crash" y "La isla de cemento", ambas de Ballard? A mí me parecen maravillosas. La primera muy dura, pero hipnótica; la segunda es una revisión actualizada y urbana de Robinson Crusoe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  

      Con Greg Egan ya estoy. Sólo he leído el primer relato pero la impresión es que la cosa va a ser dura. También es cierto que lo leo en el peor momento (a última hora de la noche, cuando estoy de retirada)
      Crash, no, por culpa de la película y “La isla…” creo que tampoco, aunque he mirado el argumento y me suena mucho. A los veintipocos leía mucho Minotauro. Creo que lo último que leí de Ballard fue Super-Cannes. También creo que no lo terminé.

      Eliminar
    2. Si ya has leído el primero, felicidades. Te has quitado el más pesado de los relatos de encima.

      Eliminar
    3. ¿El más pesado? Siento discrepar. Sólo el ser capaz de usar un concepto como el del Conjunto de Cantor y construir un relato a partir de él es ya para quitarse el sombrero. Imho.

      Y otra cosa: el que haya recomendado 2312 tiene delito. Libro pesadito e insulso donde los haya.

      Todo imho, por supuesto ;)

      Eliminar
    4. Lo que dices no tiene que ver con que el relato sea pesado o no lo sea. El segundo de los relatos, "El diario de cien años-luz", me parece más representativo de lo que va a a encontrar en adelante: una colección menos hard de lo que sería presumible en Egan.

      Eliminar
    5. Será pesado o no en función del gusto de cada uno. A mí me pareció fascinante. Y lo del conjunto de Cantor es un bonus inesperado y bienvenido. A mí, personalmente, me gusta más que "The Hundred Light-Year Diary", pero para gustos colores.

      Eliminar
  2. Una recomendación: "El jilguero", de Donna Tartt. De lo mejor que he leído en mucho tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya, ya lo sé. Sospecho que me gustará pero me da pereza meterme con un libro tan grande precisamente en verano (por aquello  de estar siempre haciendo algo). De hecho había planeado leerme unos cuantos Pulitzer, pero no será de momento.

      Eliminar
  3. Vaya, me alegro mucho por ti Tongoy. Hacía mucho tiempo que no se te veía tan satisfecho. Sigue disfrutando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad es que lo otro también me hace bastante feliz. Sé que está feo decir esto pero es así. Pero vamos a esperar un poco más antes de volver a la carga.

      Eliminar
  4. Tongoy: si te vas a meter con dibujitos aprovecha para echarle un vistazo a "La hermandad de la biblia Perry", de Nicholas Gurewitch. Y si no te gusta ya nos batimos en duelo o algo.

    Un saludo,

    Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las que tengo anotadas para leer… algún día. Cuando vaya a la biblio la saco. Ya hablaremos. Por lo que pueda pasar, vaya eligiendo las armas.

      Eliminar
  5. Ya que veo que andas CienciaInfeccioso, te recomiendo a Philip Kerr y toma nota, si gustas, de los títulos de dos de sus estupendas novelas: ‘Una investigación filosófica’ (esta es un híbrido de novela negra y sci-fi) y ‘El infierno digital’.
    Me gusta mucho Carrère, a pesar de su ‘afán de protagonismo’ en novelas que tratan de otros (muy buena esa anotación sobre las coladas del francés que haces…); me falta esa biografía de Dick, muchas ganas de leerla…

    Buen veranete, Tongoy.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pienso lo de Kerr. Será mucho anotar.
      La bio es fantástica, ya digo, tanto por Carrere como por Dick que me recordó mucho, por cierto, a Oscar Wao (el personaje), con ese rollo friki de escritor sin éxito. Estoy convencido de que Junot Díaz se inspiró en el para crearlo.

      Eliminar
  6. Vaya, de Deslile has ido a escoger el tostón, ese librito no tiene ni chicha ni limoná. Te recomiendo cualquier de los otros publicados, de los que va en pos de su mujer y su trabajo en una ONG. Tienen su aquel y desde luego merecen mucho más la pena.

    El verano es para la ciencia- ficción, claro que sí. Al menos en mi caso y durante unos años fue así. No creo que ahora ese género me dijera mucho pero nunca se sabe, las fijaciones van y vienen, tienen su propio trasiego, como la vida que nos traemos. Eso sí, tus reseñas me vendrán de perlas para obsequiar a los de ciencias de mi vida. Panda de frikis me resultan a veces, válgamedios.

    Disfrute de su reencuentro y de sus vacaciones.

    Saludos.

    Marga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la paternidad me llevó a ese libro. Esperaba sentirme cómplice pero, joder, es tan malo que me dejo sin ganas de más.
       Yo sé que no voy a aguantar mucho leyendo scifi pero la verdad es que dedicar pequeñas temporadas a géneros no es mal. Se avecina otra de negro,  creo, por cierto.

      Eliminar
  7. Yo me estoy leyendo "Máscara", de Lem, un recopilatorio de relatos. De momento muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  

      A ver si ahora vamos a estar todos en plan marcianito.

      Lo tengo anotado, pero no me gusta mucho repetir autor. Yo empecé anoche Axiomático. Hard, hard, hard.

      Cuando ya había confeccionado la lista llegó Vincent y me recomendó Robopocalipsis. Y claro, yo de Vin me fio tanto que ahora casi no me apetece leer otra cosa. Estoy por dejar alguno.

      Eliminar
    2. Jaja, sí. La verdad es que en verano apetece más este rollo o algo de negra.
      Yo lo estoy leyendo porque me lo regalaron y hasta ahora no había encontrado el momento. Aparte de que tiene mucha gracia y los relatos son cortitos, es curioso ver la evolución del estilo de Lem, porque están ordenados cronológicamente.

      Pues ya irás contando, que tengo la sensación de que cuando lo acabe me apetecerá algo más de ese rollo, y la verdad es que no estoy muy puesta.

      Eliminar
    3. ¿Y eso? Quien me lo recomendó es muy de fiar....

      Eliminar
    4. A ver, si quien te la recomendó te conoce bien es posible que acierte, por supuesto. A mi me parece un fix-up flojillo con solo un par de momentos memorables, que los tiene. Me parece mal construido, mal escrito y mal ejecutado, como un ensayo para un guión. No veo qué tiene de destacable en ningún aspecto.

      No me malinterpretes: puede ser una lectura entretenida, pero... al lado de los libros que has ido mencionando aquí... juega en una liga diferente (lo cual no es censurable, dudo que pretenda otra cosa).

      Pero ya te digo: esa es mi lectura personal. Después de seguir tu blog durante mucho tiempo me sorprendería que tu opinión fuera mucho más favorable que la mía, pero no sería la primera ni la millonésima vez que me equivoco, así que lo digo con la boca chica. Y que es diferente recomendar conociendo que hacerlo sin conocer, eso es evidente.

      Ya puestos te recomiendo uno de cifi reciente: Iris, de Edmundo Paz Soldán. Lo reseñé aquí, por si te apetece pasarte. Es un libro arriesgado y ambicioso, y si no te gusta no te gustará en absoluto, pero si sí que te gusta... pues eso :-)

      Eliminar
  8. Oye, por cierto, y el de Abeille qué tal? Me esperaba a tu reseña para ver qué hago...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mierda, llevo semanas temiendo esa pregunta. Soy un desastre, lo siento. Lo tengo "en pausa". No porque no me guste, ojo. Leí unas cincuenta o sesenta páginas y lo dejé por la televisión (me he puesto al día en tres series, que tenía muy abandonado el cine) y ahora me cuesta retomarlo y eso que me acuerdo de todo, que ya es raro en mí. Pero muy bien, lo que leí, muy bien, muy interesante. 
      Prometo darle prioridad (tendrías que ver cómo tengo la mesa) aprovechando ese punto de "otro mundo" que tiene. 

      Eliminar
  9. Me han hablado muy, muy bien de "Limonov" de Emmanuele Carrère. Sugerencia. Cuando lo lea le comento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Limónov" es un libro excelente, lo corroboro.

      Eliminar
    2. Lo leí cuando salió. Está muy bien. No hice reseña.

      Eliminar
  10. De Greg Egan yo empezaría con Ciudad Permutación. Buenísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la conocía. Suena bien. Acabo de terminar uno de Ballard. Tal vez me anime con este.

      Gracias.

      Eliminar