viernes, 29 de noviembre de 2013

Resumen de lecturas NOVIEMBRE 2013

Había puesto yo muchas esperanzas en este mes. Demasiadas. Al final ha resultado ser flojete. No tanto por la calidad de las lecturas (de esto no me quejo) como por la cantidad. Pero el tiempo es el que es.

Empezó con dibujitos, concretamente con la magnífica y estupendísima "Asterios Polyp" de David Mazzuccheli (sin sentido). Anótenla como primera recomendación. Asterios Polyp es un comic de unas 300 páginas que se lee en dos sentadas. No podrán evitarlo. No me ocurre todos los días que no soy capaz de soltar un libro. La cosa va de dualidad (no me obliguen a escribir ahora la reseña): un engreído y narcisista arquitecto de unos cincuenta años que ejerce la enseñanza y que no ha visto materializarse ni una sola de sus creaciones toca fondo. Su vida ya era un desastre cuando se le quema la casa por lo que se larga, sin decir nada a nadie (¿a quién se lo iba a decir?), a un pueblucho de mierda donde comienza a rehacer su vida y desde donde asistimos a la reconstrucción de su pasado a golpe de recuerdo. Incluye una tierna historia de amor de las que no hacen vomitar. Anoche empecé su relectura. Ya les contaré con más detalle. 

Lo siguiente fue la para muchos esperadísima nueva novela de Eduardo Lago, "Siempre supe que volvería a verte, Aurora Lee" (Malpaso). De esta ya escribí reseña. La pueden consultar, está por ahí. (clic). Inmediatamente después empecé y terminé "Las enseñanzas de Don B." de Donald Barthelme (Automática) es… bueno, es Barthelme. ¿Qué puedo decir? Humor y tal. Hay un mínimo de calidad garantizado. Tengo la reseña pendiente de escribir pero antes quiero volver a echarle un ojo al libro. En diciembre les cuento. 

"El ruletista" de Mircea Cartarescu (Impedimenta). Recomendadísimo y efectivamente muy interesante relato corto de uno de esos eternos candidatos al premio Nobel, en este caso rumano. No les haré perder el tiempo ahora porque de este sí hay una reseña escrita que, si nada lo remedia, será la siguiente que salga. 

Después fue el turno de "La casa de hojas" de Mark Z. Danielewski (Pálido Fuego y Alpha Decay). Miento, en realidad empecé “Jota Erre” de William Gaddis (Sexto Piso), pero lo interrumpí en la página doscientos y pico, primero por cuestiones prácticas (tomazo) y segundo por puro enganche a la de Danielewski. Con “Jota Erre” estoy ahora mismo y de “La casa de hojas” me niego a decir ni una sola palabra más. Ya tienen, si quieren, una aproximación aquí (clic) y una reseña aquí (clic-clic)

Para descansar la vista, volví a los dibujitos. Después del buen sabor de boca que me había dejado el mes pasado la inquietante “No cambies nunca” de David Sánchez me atreví con la que es, era, creo, su primera obra, “Tú me has matado” (Astiberri). Bueno, tengo que decir que me gustó bastante menos. Visualmente es clavadita, pero argumentalmente no tiene la fuerza de la otra, seguramente porque se entiende mejor, que es una cosa que a veces desmerece el resultado.

A continuación "Historias de barrio" de Gabi Beltrán con dibujos de Bartolomé Seguí (Astiberri), que me fue recomendado un poco por casualidad y otro poco no, es una recopilación de “anécdotas” de Gaby Beltrán de jovencísimo. Es el dibujo de un lugar (un barrio) muy concreto y de una época también muy concreta que a la vez es todos los lugares y todas las épocas. Normalita, tirando a interesante. Ideal para nostálgicos.

"El consejero" de Cormac McCarthy (Mondadori), es el guión (no una novela) de la película de Ridley Scott de reciente estreno. Es infumable. La película no lo sé, pero el libro, seguro. Mala no, lo siguiente. Una chorrada como un piano. No me voy a extender. En unos días saldrá la reseña. 

Y ahora, diciembre.



Avance de DICIEMBRE

Acabaré enseguida. El mes se presenta tranquilo. Dudo mucho que la media de lectura de diciembre llegue a las mil páginas, por lo tanto, cualquier previsión que haga deberá ser interpretada como una fantasía. 

El plan es terminar (jajaja) “Jota Erre” de William Gaddis pero, tal como comentaba antes, no es un libro especialmente cómodo y yo soy mucho de leer en cualquier parte. Por lo tanto, para esos momentos de caña y terracita me llevaré “La casa y el cerebro” de Edward Bulwer-Lytoon, “Las bellas extranjeras” de Mircea Cartarescu y el que empecé ayer: “Pobres magnates” de Thomas Frank.

Tengo también empezado “Memorias del subsuelo” de Dostoievski, la reedición de Sexto Piso con ilustraciones de Jorge González, pero acompaño su lectura con la parte en que se hace referencia a esta novela en el tercer tomo de la biografía de Joseph Frank y claro, esto va a llevar su tiempo porque una cosa me está llevando a la otra y no sé dónde voy a acabar.

En el apartado dibujitos, tengo por casa “Ice Haven” de Daniel Clowes, para los momentos tontos. Por otro lado, mi hija me ha pedido por favor por favor por favor que le cuente Moby Dick. Que me lea el libro, de una vez, por favor, papi, y se lo resuma. No sé qué perra le ha entrado con Moby Dick ahora pero el caso es que, para evitar su lectura (este mes, quiero decir), he pensado echar mano de la versión gráfica que publicó Sexto Piso no sé cuándo y que hoy, sin falta, sacaré de la biblioteca (se trata de “Moby Dick” de Jean Rouaud y Denis Deprez). 



16 comentarios:

  1. ¿Has echado o vas a echar un ojo a la apuesta de Mondadori por Daniel Gascón, Entresuelo...?
    Uffff... yo también quiero publicar en Mondadori, oe oe oe.

    Volpone

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería leerlo pero la biblio me tumbó la desiderata y dudo mucho que vaya nadie a piratearlo.

      Eliminar
    2. Como sea como sus anteriores librejos... ¿Cómo se puede titular un libro El fumador pasivo? Ten un padre y échate a domir.

      Eliminar
    3. Puf, me lo compré en Zaragoza, por aquello de tirar de escritor de la tierra, y lo que he leído (40 páginas) es mucha historia familiar, algo liosa y con poco interés, la verdad. Lo he dejado por Baricco y ahora por Koch. No sé si lo retomaré, porque es finito y quizás en un rato tonto...

      Eliminar
  2. A tu hija le han pedido un trabajo para clase, y sabe muy bien que su papi es mejor que el internet.

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué cojones pinta Benedicto XVI en el libro de Moby Dick?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, pues sí, es verdad, no lo había visto.

      Eliminar
  4. Coño, Ice Haven. Me gustó, creo recordar. Pero claro, yo no tengo el criterio muy fino.

    Quique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finísimo, lo tienes. Hace cosas muy chulas el Clowes. Este lo leí hoy (una parte) y me sorprendió gratamente. Muy divertido.

      Eliminar
  5. Monumento a Impedimenta ya por la traducción de Bulwer-Lytton. La mejor editorial española de los últimos años con diferencia. A ver si no se hacen de rogar y nos regalan por fin Orbitor, porque en rumano yo lo he intentado pero es imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, tienen toda la pinta de editarlo. De momento llevan buen ritmo.

      El de Bulwer ya lo leí. Está curioso. No me convencía, pero me acabó ganando. Interesante.

      Eliminar
  6. No sé la edad que tiene tu hija, pero si anda por la ESO sus profes o son unos desalmados o unos utópicos.
    Moby Dick es hard rock del bueno, con muchos watios. Se necesita mucha paciencia, constancia y valentía para leer esa novela. Por momentos fatiga, porque se detiene en grandes digresiones relacionadas con el entorno marino. A veces parece que uno está ante un monográfico sobre biología marina, pero... no. Moby Dick es una de las grandes metáforas de la literatura universal. ¡Suerte con la recensión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nononono, si la peque tiene siete años. NO tiene nada que ver con el cole. Sólo se le ocurrió porque tengo el libro por allí, a la altura de sus ojos, y le llama la atención y no se conforma con saber que sale una ballena y tal. Quiere detalles.

      Eliminar
    2. ¡Pues menuda faena!. No me gustaría estar en tu lugar ;) Explicarle a una niña Moby Dick debe ser más complicado que hacerle entender de donde vienen los niños.

      Eliminar
  7. ¿De verdad nadie le va a hacer caso a esto:?

    http://www.sergibellver.com/2013/11/preventa-exclusiva-de-agua-dura-en.html

    Con este trabajo cierro por fin como autor un ciclo de casi seis años años dedicado al género del cuento como crítico, editor, antólogo y profesor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me lo compré, lo metí en el kindle, me leí el primero y lo dejé. NO por malo ni nada, simplemente por falta de interés. Quizá retome.
      Gracias por recordármelo.

      Eliminar