lunes, 17 de septiembre de 2012

“Habitación 804” de Marcus Versus (Versión Extendida)

"Habitación 804 es lo que ocurre cuando un poeta deja el verso por la prosa.”

Este post iba a ser la frase inmediatamente anterior. Quería ser la reseña más corta del mundo. La gente la leería -o debería leerla- con el mismo interés con que leen el cuento del dinosaurio de Monterroso y yo debería acabar poco menos que a su altura. El problema de estas reseñas tan breves es que no dan pie a incluir citas, que es en el fondo es la mejor parte o al menos la más divertida en según qué casos y ya que hoy me he levantado especialmente cabrón me he dicho qué coño y en ello estamos. 

El argumento es el siguiente: un poeta bastante gilipollas -como casi todos- está casado con una mujer. Hasta aquí todo normal. Pues este imbécil que no recuerdo cómo se llama le pone los cuernos a su amante (e infiel) esposa con una lesbiana que a su vez le pone los tarros a su cortadora habitual. Todo muy moderno; un poco comedia ligera de cascos. Pues bien, la novela es como un puzle de cuatro piezas en la que cada uno de los personajes cuenta en primera persona su visión de los hechos infieles. Es de suponer que acabada la lectura tendremos la perspectiva adecuada para ver una novela. Y sí, es verdad, para qué lo vamos a negar, ahí está, pero vamos, que no es excusa para unas maneras tan torpes. Que no todo lo que sale de la flauta es música, vaya. (Lean la Versión Corta de este post para entender el chiste.)

La historia no es nueva, pero ese no es el problema. Los hombres son abandonados por otras mujeres a diario, y quien más quien menos se merece un pequeño acto de venganza tipo escribirlo. Espinosa (Miguel, no el otro) también lo hizo en TRÍBADA, hace ya unos cuantos años. Tríbada es una pequeña maravilla de novela que trata también el tema de las lesbianas y los verbos y los versos desatados de los unos y las pasiones contenidas de las otras y esas terceras partes tan malas malísimas, tan horribles de matar. La diferencia entre la prosa (lo realmente criticable de este espinoso asunto) de Espinosa y la de Marcus Versus Marcus es el equivalente a la tirarse a la fosa de las Marianas o caerse de un columpio. Lo que el uno embellece el otro lo cuece y no digamos ya lo que hacen con los seres humanos que pueblan sus respectivos microcosmos. No es prejuicio, esto, lo juro; no tiene nada que ver con mi opinión personal sobre la relación directa entre edad-experiencia-calidad de los jóvenes escritores sino con el esfuerzo, esa cosa que nadie acaba de valorar en su justa medida. Un post como este lo hace cualquiera, una crítica decente no. Por eso, porque yo soy un vago redomado, no me formo para la ejecución de lo segundo. Pues un poco lo mismo aplicado a estas dos novelas: la una (Tríbada) es el resultado de un esfuerzo y un trabajo y un labrar la piedra y hacer evidente el resultado y la otra (Habitación 804) es un tener una idea aproximada de algo y la experiencia de escribir versitos y juntar lo uno con otro y seguir pareciendo un cacho palo.

Y para muestra un botón de lo otro:
Él
Cogí tu mano y me la puse en el paquete. Ya la tenía dura, y eso a ti te encantó. Siempre has sido un poco puta, tras tu facha de monja hay una puta, como en todas las mujeres.
La ella de él
SIEMPRE FUI UN PASO POR DETRÁS siendo silencio y paseos agarrados de la mano, dándote el espacio que necesitas, tragándome las palabras que tenía en la punta de la lengua esperando a que todo se pusiera en su sitio, a que se ordenara tu cabeza y cumpliéramos el proyecto de formar la familia de la que siempre me habías hablado.
[…]

A las 6 de la mañana yo estaba entrando por la puerta de casa. Mis padres se habían quedado dormidos frente al televisor viendo cómo Zapatero anunciaba el Estado de Emergencia, pero yo volvía feliz y borracha a casa.Me quedé dormida después de masturbarme.
La ella de ella
Con la cocaína me pongo muy cachonda, y me notaba mojada mientras hablábamos de las tonterías del día a día.Tuve ganas de follarte.Antes de irme a casa, fui otra vez al baño a viajar entre vientos.
La ella de ella y de él
Yo había renunciado a una ciudad de color cobrizo. Me había alejado de mi familia. Había rechazado un trabajo soñado. Todo por ti. Por tú. Y tú, escapando de cualquier cita que no huele a alcohol, a luna, a bar de cartónpluma, a mentira.El calor aprieta y ahoga.
[…]

Después de un buen rato de conversación, me fui con mucha poesía. Todo era poesía en mi vida esos días, demasiada poesía, se me había olvidado que la vida VIVIR era más importante que cualquier verso POESÍA.

Les invito ahora a abrir Tríbada al azar, elegir un párrafo y transcribirlo, leerlo y compararlo y morirse después también, inevitablemente:

Patricio ha observado a Damiana y Lucía llegar en automóvil, surgir de la máquina y penetrar en el zaguán con bolsas y paquetes de alimentos; salir mononas, con sus atuendos de mocitos, y retornar mononas en la misma tarde; aparecer con maletas, en vuelo hacia ciudades extranjeras, y regresar, transcurridos los días, con las mismas maletas; aguardar en la calle la arribada de unos operarios que traían un mortero de piedra; una trébedes de anticuario, el marco de un cuadro, o, incluso, un perro; aparecer la una con el brazo en cabestrillo, la pierna también escayolada, y la otra, de lazarillo paciente y lento; marchar la boticaria llorando, Lucía corriendo tras ella, y volver las dos enlazadas y alegres, o separadas y hoscas; advenir la modista borracha, el paso torpe, el afán terco, los ojos vidriosos, y Damiana detrás, la faz harinosa y el mentón sembrado de barros; manifestarse jubilosas ensombrecidas, despejadas, nubladas, foscas, claras.


Reflexión Final

Es digna de respeto la labor que lleva a cabo Eutelequia. Me refiero a ese darle una oportunidad a las nuevas voces de la narrativa española. Lo digo completamente en serio, no hay segundas intenciones en esto. Otro cantar es mi contradicción entre no apoyar estas masivo editar memeces y sentir sincero interés por todo aquello que sale a la luz. Quiero pensar que este publicar este tipo de cosas tan pobres tiene que ver con la mala calidad de los productos que llegan a sus manos. Quiero pensarlo. Quisiera entender también si realmente vale la pena publicar por publicar estas chorradas o si acaso no sería mejor esperar e irse cubriendo lentamente de prestigio con obras un poco más maduras.


* * * * * * * *


Y para terminar les voy a regalar una de esas curiosidades que tanto gustan a lectores y escritores o ambas cosas a la vez (estos últimos, especialmente). A continuación, decía, una cita (la última, prometido) de la Habitación 804.

Me acababa de terminar uno [un libro] de un crucero en el que el escritor pone en su sitio a todo aquel que decide embarcar en una ciudad móvil durante sus vacaciones. Me gustó. También me gustó que en las últimas páginas pusiera una lista con todos los libros a los que hacía referencia a lo largo de la lectura. Utilicé esa lista para completar mi compra. El librero me comentó que «el autor tiene la mirada más tierna del mundo». Le miré con admiración por tener la capacidad de mirar a los ojos de las personas y entender su idioma.” (La ella de ella y de él)

La novela a la que se hace referencia es "Asco" de José Ángel Barrueco, editada también por Eutelequia.  Estoy viene a cuento de que en un post anterior algunos seres humanos acusaban a la editora jefa de Eutelequía de dejarse influir demasiado por este Barrueco a quien no tengo el placer. Yo, que soy de mucho malpensar, todavía no me lo acabo de creer (aunque no precisamente gracias a esto). Marcus Versus le rinde así un silencioso e inmerecido homenaje a aquella novela añadiendo también él, al final, una relación de las novelas que va se van citando y/o insinuando en la Habitación (*). Porque la literatura, ya lo sabemos, es el tema favorito de los nuevos literatos, que de no pensar en otra cosa y no tener ni puta idea no saben nada más que escribir siempre la misma mierda.







(*) Plop, Rafael Pinedo (Salto de Página, 2007); Si dios me pide un bloody mary, Carlos Salem (Ya lo dijo Casimiro Parker, 2008); 20 poemas de amor y una canción desesperada, Pablo Neruda (Alianza Editorial, 2004); Historias del Kronen, José Ángel Mañas (Destino, 1994); Pero sigo siendo el rey, Carlos Salem (Salto de Página, 2009); El hermano de las moscas, Jon Bilbao (Salto de Página, 2008); Yonki, William Burroughs (Bruguera, 1980); Asco, José Ángel Barrueco (Eutelequia, 2011); Tic tac, toe toe, Isabel García Mellado (Ya lo dijo Casimiro Parker, 2009); Fantasmas, Álex Portero (Endymion, 2010); Ciento volando, Joaquín Sabina (Visor, 2000); La autopista del sur, Julio Cortázar (Nórdica, 2010) 


 * * * * * * 


25 comentarios:

  1. Hola a todos!

    Me hace bastante gracia la ¿cómo llamarla? la... ¿fantasia? ¿elucubración? ¿soplapollez? de nuestros jóvenes literatos al creerse que las lesbianas se encaman con los tíos. De plena moda, la patraña, esa, ha venido a convertirse en un argumento recurrente entre nuestras jóvenes promesas literarias. ¿A ver si va a tener razón la Maggie y o que les pasa a estos tíos es que consumen demasiado porno? Y no, la vida no es X-Videos. ¡Ya nos gustaría a algunos!.

    Lo de Espinosa, lo de Espinosa tampoco es como para tirar cohetes ¡eh!: máquina por coche (¡ni que el tío fuese de Torino!); arribada por llegada (cómo si los currelas fueran el Queen Mary)...

    En una novela que se llama Tribada me parece feo utilizar precisamente la palabra "trébedes" ¡tan poco común!. Demasiada rotura ósea, con un esguince hubiera válido. Etc... Espinosa quiere sonar a Pavese pero no le sale. En resumidas cuentas, que el susodicho me parece un dignísimo antecesor de todos estos figuras sobre los que acostumbran a versar tus comentarios.

    Un abrazo para todos!

    ResponderEliminar
  2. "Espinosa quiere sonar a Pavese pero no le sale": knock out.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, yo por Espinosa tengo cierta debilidad. No he leído mucho y Tríbada no es mi favorito. Yo me enamoré de él con "Escuela de Mandarines", que me pareció absolutamente genial. Tengo que volver a leerla. Hace ya tiempo de la primera vez.

    ResponderEliminar
  4. Joder, que fácil resuelven Iago y Julian los juicios sumarísimos, pues nada, seguid juzgando así y pronto seréis propuestos, por consenso entre los grandes partidos, a una plaza en el consejo del poder judicial con derecho a que todos vuestros deseos se hagan realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, lo siento; no lo "pillo". Por ningún lado, además.

      Eliminar
  5. La fea burguesía, joder. Lo leí hace mucho, quizá demasiado, pero me encantó. Por otro lado, no entiendo por qué se emite un juicio negativo de un escritor presuponiendo que se quiere parecer a otro y no lo consigue. Me parece un argumento pobre, la verdad.

    ResponderEliminar
  6. No creo que MV haya querido parecerse Espinosa, lo que sí creo que es Espinosa es buen escritor y MV no. Y como ambos tratan un tema similar y yo, por azar, los leí mas o menos al tiempo, no he podido evitar hacer la comparación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tongoy, ha habido un mal entendido. No me refería a que hayas comparado en tu post a Espinosa con M.Versus. La comparación no me parece mal en sí misma, y de hecho es una herramienta que no se puede evitar en las reflexiones acerca de la cultura. El único criterio que permite valorar alguna manifestación cultural (p.ej. una novela) es compararlo con otra manifestación cultural (p.ej, otra novela). Prácticamente todos los criterios que existen en las valoraciones literarias, provienen, de echo, de ejercicios comparativos. Pero no me enrollo por ahí.

      Mi comentario venía en relación a otro comentario en el que se presupone que Espinosa se quería parecer a Pavese y no lo consiguió. Ese tipo de argumento me parece cruel, simplificador y totalmente inventado. Está bien para un cuento, en el que decides cuáles son las frustraciones de tu personaje, pero presuponer cuales son las frustraciones narrativas de alguien real a quien no conoces no es una valoración literaria. Bajo mi punto de vista, es más bien una especie de "troleo" en registro intelectual.

      Aunque bueno, todos troleamos un poco de vez en cuando. Es sólo que me he tomado personalmente el comentario malicioso sobre Espinosa que han dejado un poco más arriba. Es que le tengo cariño, lo confieso. Pero tampoco quiero parecer aquí un inquisidor de comentarios. No hay que tomarse las cosas tan en serio. Sobre todo en internet (parece ser).

      ¡saludos!

      Eliminar
  7. He de decir que suena raro y diferente, sí, diferente es la palabra. Como mínimo es un punto a favor para el señor Versus.

    Pero bueno, ya sabes, Carlos, que me fascinan este tipo de experimentos con gaseosa. Si te sale mal quedas como un nocillo; pero si te sale bien, arrasas.

    De Eutelequia, pues más de lo mismo. El día que acierte, acertará a lo grande, como ocurrió con Lengua de Trapo en su momento. El problema es que, cuando ocurre, rápidamente aparecen los peces gordos y te meriendan. Y ni los grandes se libran. Un caso curioso, además del de Vila-Matas, ha sido el de Javier Calvo. Pero claro, vete tú a saber. Si ya en las pequeñas pasan cosas raras, no me quiero imaginar en las grandes.

    Un abrazo.

    P.D. - Me has dejado patidifuso con la fabulilla. Años hacía que no la leía. Pero sí, algo de sanguinolento está teniendo este septiembre. Reitero lo dicho: lo que decía Wilde, mejor que hablen mal a que no digan ni mu, nunca mejor dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA fabulilla no sé cómo dí con ella. Quizá por mi hija. Me vino que ni pintada.

      Yo ya no sé si vale la pena insistir con Eutelequia. Me agota.

      Eliminar
  8. Brava contradicción refutar al poeta y reconocerle el halo de síntesis que el decir largo no conmueve.

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    lo primero que quiero decir es "gracias". Soy yo, Marcus Versus, autor de esta novela de la que libremente (afortunadamente) pones a caldo. Si digo "gracias" es porque desde que salió publicada (en el mes de febrero) todo el mundo me había hablado maravillas de HABITACIÓN 804, a todo el mundo le gustaba lo que había escrito y necesitaba esa voz crítica que pisara lo que había escrito.

    Por otro lado, me gustaría aclarar ciertas cosas, no en defensa (dios me libre) sino con el ánimo de hablar de un libro de forma sincera, así que espero que dejes en off el modo cabrón en el que escribiste esta valoración (o crítica, como quieras decirlo).

    Punto número 1. No he leído "Tribada", así que si se parece es tan casual como el parecido, que me han dicho que tiene, con otras novelas que tampoco he leído. Al escribirlo sabía que no estaba descubriendo América, pero Colón tampoco quería.

    Punto número 2. Esta es una novela que habla de la soledad. Lo que más me preocupaba cuando salió publicada es que la gente se quedara con la lectura superficial, con lo banal, cuando a mí lo que realmente me interesa es la necesidad de las personas en sentirse arropados por otras personas, sentirse queridos a cualquier precio. Hasta ahora todo el mundo con los que he hablado lo había entendido así, pero al menos una persona (tú) se ha bebido la espuma de la cerveza y ha dejado lo rico en el vaso. Es posible que yo sea tan mal escritor como tú mal lector (no lo digo de forma ofensiva, sino que muchas veces solo vemos la paja en el ojo ajeno).

    Punto número 3. La escritura de cada una de las partes del libro van en consonancia con el personaje que lo está narrando. Al ser escrito en primera persona no pueden tener mi voz, mis pensamientos, mis sentimientos, mis formas de escribir,… Cada personaje tiene su propio yo, su propia forma de pensar, de vivir, de escribir,… De esta forma, por ejemplo, el primer personaje es primitivo y vulgar, así que no podemos ponerle a escribir como Baudelaire; como está escrita por una persona así, así está escrita. Por lo que creo que sacar extractos del libro me parece tan legal como demagogo, ya que es una obra que ha sido escrita como un todo.

    Punto número 4. Lo único que me ha molestado de lo que has escrito es que dices que H804 ha sido escrita sin esfuerzo. Pues te comento que la he estado escribiendo durante más de tres años para que todo fuera bien hilado, para crear nuevos descubrimientos en siguientes lecturas, reflexionando sobre las personalidades de los personajes (pensando en lo que comen, en lo que piensan, en como visten y en como cagan). Aunque, desde luego, si te quedas en la parte superficial del libro es normal que no alcances a visualizar este esfuerzo.

    Punto número 5. Este punto solo lo voy a dedicar a corregirte algo que se dice en diferentes ocasiones en el libro. El personaje número 1 (que no te acuerdas del nombre porque en ningún momento se dice) no está casado y, desde luego, no es poeta.


    En publicidad se dice "que hablen de ti, aunque sea mal", yo no estoy de acuerdo con esto, pero gracias a tu blog he recibido lo que siempre he deseado. La verdad es que espero tus apreciaciones…

    un fuerte abrazo
    MV

    ResponderEliminar
  10. Hola Marcus, encantado de volver a verte. Ya es casualidad, hoy, hablando de ti, alguien me dijo que eras un tío cojonudo. Viniendo de quien vino me lo creo. Ver la deportividad con que aceptas el chaparrón un poco me lo confirma. También me recriminaron haber sido tan borde en mi juicio. Bueno, sobre eso... ya sabes. Seguramente lo uno tenía que ver con lo otro. Yo, como no te conozco, me puedo permitir estos juicios tan salvajes.

    Seré breve, al fin y al cabo ya he dicho lo que tenía que decir. Mira, solo conozco a dos personas que han leído o se han aproximado seriamente a tu novela. Una lo dejó y la otra opina más o menos lo mismo que yo. No sé a quién consultaste, pero está claro que no son los mismos. Si fueron familia o amigos date por jodido. Mis amigos dicen que soy un crítico estupendo y mi familia que escribo muy bien. Pues así está el panorama. En una ocasión alguien me pidió que leyese su novela para tener otro punto de vista que no fuese el afectivo. Un negocio complicado el de escritor. No lo envidio.

    [MODO CABRON OFF]

    1. El tema de la comparación con Tríbada lo explico un poco más arriba. No creo que hubiese intención de plagio ni imitación de estilo.

    2. En todas las novelas se habla de algo más de lo parece. No soy tan obtuso, para no saberlo, pero si me limitase a valorar la intención del escritor no habría novela mala. Sin embargo algunas resultan decepcionantes. La soledad, así, a palo seco, no es el tema que deja de poso la novela. Mi problema también está en el exceso de lirismo de todos los personajes…

    3. … que sin ser la misma voz tienen demasiado en común como para obviarlo. No tengo el libro a mano, puedo volver a hacerme con él y ponerte algunos ejemplos pero estoy seguro de que entiendes a qué me refiero. Me parece cojonudo el trabajo que afirmas haber hecho con los personajes pero creo que no has logrado que ninguno de ellos conecte con el lector. Están matizados pero les falta algo. Fuerza, seguramente. No me los creo. No me creo a ninguno. Hay una afectación en todos ellos que los hace de cartón.

    4. Lo del esfuerzo. Vale, lo admito, sí, no ha sido justo. Quique lo puntualizó bien en post INDICE. Cuando hablo de esto me refiero a la sensación de que parece que tratas de impresionar al lector a cada rato con alguna frase ocurrente, impactante o soez. Es como “no dejes de observarme, mira lo que sé hacer”. Y cansa. Yo hablo de esa revisión general que se supone que haría que todo esto pasase desapercibido para el lector. Es como el cine. Las trampas en los guiones son recursos que sólo funcionan cuando el espectador no cae en ellos hasta que ha terminado la película. No es tu caso.

    5. No es casado. Vale, pero tiene pareja, no? O me he equivocado de novela? ¿No hay cuernos? Pues algo habrá, entonces. Lo de poeta no sé de dónde coño lo quité. Tome notas sobre la marcha. La interpretaría mal. Pido disculpas.


    Acabo dándote la razón en otra cosa: soy un lector horroroso. Lo he dicho muchas veces: no soy crítico, soy lector. Ejerzo de tal por diversión, nada más. Pero no me equivoco tanto, algo haré bien. Ya supongo que no todo. Infalibles no son ni los dioses. La paja de mi ojo es mi amiga, pero me la dejo puesta porque hasta ahora me ha dado buen resultado.

    [MODO CABRON ON]

    Que hablen de ti aunque sea mal es la frase original. La adaptación (la versión que yo he utilizado siempre y he escuchado utilizar a todo el mundo) es “que hablen de ti aunque sea bien”. No creo que sea casual. Funciona, créeme. Tengo pruebas.

    Marcus, lo dicho: un placer. Lamento el desencuentro. La ventaja de todo esto es que seguramente no volvamos a encontrarnos en estas mismas circunstancias (reseñado tú, reseñando yo). Me gustaré verte cuando quieras por aquí, si quieres, claro.

    Un cordial saludo,


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra enormemente que cambies de tono a la hora de hablar conmigo, pero esto no rectifica los adjetivos que he leído tanto en tu valoración del libro como en comentarios.

      Solo te voy a comentar una última cosa. Detrás de un libro hay una persona, y entre uno y otro hay esfuerzo y dedicación, ilusión y mucho trabajo. Si alguien como tú viene con esas formas (pisoteando e, incluso, humillando) lo único que vas a conseguir es que esa persona deje de escribir y, posiblemente, todos perdamos los libros que escribiría y, posiblemente, incluso alguno te gustara a ti.

      Afortunada o desafortunadamente, muchas veces tengo que valorar libros para su posible publicación, y en algunas ocasiones no me gustan, me pueden parecer espantosos. Pero nadie se merece que le machaque porque no tengo en mi poder la verdad absoluta, ni siquiera mi propia verdad absoluta (porque mis opiniones y gustos también cambian).

      Por lo que te recomiendo que sigas escribiendo y opinando, pero con cuidadito, a mí no me ofende, de la misma forma que no me engrandezco cuando hablan bien del libro (te sorprenderá, mucha gente que no conozco de nada!!); así que si me apetece seguiré escribiendo, porque todo lo que tú dices (sea bueno/malo, dicho de una forma correcta o no) es solo tú opinión, una opinión.

      En cualquier caso, solo había venido a intentar hablar de literatura.

      un saludo
      M !

      Eliminar
    2. Nunca he tenido intención de rectificar ningún adjetivo, pero me gusta pensar que podemos hablar igualmente.

      Por lo demás, me estás dando la razón.

      Lo siento, no te tomes esto a mal, pero si la gente no es capaz de soportar las críticas negativas lo que tiene que hacer es no escribir a no ser que lo que busque sea eso que tanto abunda: un mercadeo, el literario, en el que sólo se hable de lo bueno, sea o no, lo bueno, bueno. Bienvenido a los mundos de Yuppi.
      La diferencia entre los libros que tú no machacas y los que machaco yo es que los “unos” no han sido publicados y los “otros” sí. Unos son invisibles y los otros cuestan 15 euros, por ejemplo. La gente, como potencial lectora, tiene derecho a saber lo que opinan los demás. Unos y otros. ¿Qué puedo ser más delicado? Sí, claro, e invitaros a todos a cenar, pero no está en mi naturaleza ser así ni tengo este blog para hacer felices a los demás. También tú puedes decirle al editor para el que trabajes como lector que todos los libros que te llegan son maravillosos y dignos de ser publicados. No me parece que descartar un libro haga menos daño que decir que no tenía que haber sido publicado. Puedes pensar lo contrario si te hace sentir mejor.

      Los libros que podrían llegar a gustarme pero por mi culpa no serán escritos son como las mujeres que podía haber amado pero por mi torpeza no he sabido conquistar: son las más fieles amigas de mis masturbaciones vespertinas.

      Te pido disculpas. Releo el comentario y veo que me ha quedado un tono algo borde. No era mi intención, pero no he encontrado una forma más delicada de decir lo que pienso.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. "que soy un ser humano, no me critiques tan feo; porque, si insistes en criticarme, jamás escribiré esa gran obra que podría llegar a gustarte".
      He ahí el lamentable argumento del sr. Marcus Versus. No agregaré ningún otro epíteto al "lamentable", no sea que nos veamos privados de otra -hipotética- gran obra en el futuro.

      Eliminar
    5. "Si alguien como tú viene con esas formas (pisoteando e, incluso, humillando) lo único que vas a conseguir es que esa persona deje de escribir y, posiblemente, todos perdamos los libros que escribiría y, posiblemente, incluso alguno te gustara a ti."

      Qué triste!
      Qué triste que la vocación de un escritor dependa de la opinión de un ciudadano de a pie, que curiosamente tiene un blog.
      Yo siempre pensé que la necesidad de escribir radicaba en algo un poco más profundo. Porque si a eso vamos, cualquier crío al que un profesor deje en evidencia una sola vez, podrá negarse a estudiar una carrera el día de mañana y la culpa será única y exclusivamente del docente.. Y ese profesor será el culpable de que el mundo se pierda al mejor arquitecto/médico/abogado del mundo mundial.

      Pero gracias a estas reflexiones me he convertido en mejor persona. Jamás de los jamases pisotearé o humillaré a alguien. No quiero que por mi culpa la gente deje de estudiar o escribir. No vaya a ser que nos quedemos sin libros.

      Eliminar
    6. Inmaculada Concepción20 de septiembre de 2012, 19:31

      Tonguete, no digas la palabra "masturbar" que me pongo cachondísima, anda...

      Eliminar
    7. Me parece que aquí hay más de un gilipollas. Todos los que escriben comentarios son tan lelos como el que escribe en el blog.

      Versus hablaba de los escritores en general, ya que siempre ha luchado por ellos, y su trayectoria en la literatura lo demuestra. Le resbala todo lo que digáis porque tiene más cerebro que todos los que hablan sin saber.

      Eliminar
  11. Es Tic tac toc toc... no toe toe. Y para gustos, los colores está claro, pero no hace falta ponerse "en modo cabrón" digo yo... Pero claro, así tendrá más repercusión, ¿no?

    ResponderEliminar
  12. IdentityForce - Insured Identity Protection - 14 Days FREE Trial +17% Off.

    ResponderEliminar