miércoles, 1 de febrero de 2012

Una reflexión en torno a la necesidad de ciertos libros


[…] es preciso estar muy embotado por la cantidad y el corto plazo para no advertir que hay libros necesarios de los que sin embargo sólo se venden 700 u 800 ejemplares. Aunque no son negocio para nadie, el mundo sería peor sin ellos (Juan José Millás).



Hace unos días escribí a Cátedra pidiendo (suplicando, en realidad) una reedición de "El plantador de tabaco" de John Barth. Caso de no ser posible les pedí que por favor mirasen en los rincones, debajo de las alfombras o en los cajones de los becarios a ver si daban con algún ejemplar perdido que estaría encantado de comprarles poniendo, si fuese necesario, mi cuerpo como aval. Me respondieron que no, porque a pesar de tratarse de una magnífica novela no ha tenido a lo largo de 20 años (la primera edición es de 1991) la expectativa de ventas necesaria para mantenerla en catálogo. Tampoco tenían ejemplares disponibles para la venta. El correo lo firmaba Ediciones Cátedra. 

Entonces tuve la genial idea de hacerles, en mi respuesta a su respuesta, la invitación a sacarla en formato digital a través de Amazon o similar. Añadí -para evitar una posible salida por la tangente- que era sorprendentemente fácil, rápido y barato convertir todo tipo de ficheros. También les di las gracias por todo, faltaría más. Pasó entonces que me respondieron. Me dijeron que lamentablemente había perdido los derechos de explotación que además cubrían sólo el formato papel (hablamos de contratos de hace veinte años). Por otro lado -añadían- sería necesario tener la edición en un formato digital que, dada la fecha de primera edición, no tenían. También ellos estaban al corriente de lo rápido, fácil y barato que era la conversión al formato de lectura electrónica partiendo de unos ficheros digitales pero que hacerla desde cero ya no era ni tan fácil, ni tan rápida, ni tan barata, máxime hablando de un libro como este; un libro de casi 1200 páginas cuyas ventas no fueron muy exitosas. Confiaban que en un futuro no muy lejano llegaría a estar disponible (la traducción) en formato electrónico. Y concluían (aquí quería yo llegar) con la siguiente frase: “El único deseo es que no sea en versión pirata”. 

Lo iba a dejar estar pero me pilló la tarde tonta por lo que les mandé otro correo en el que les pedía si podían explicarme qué querían decir exactamente con esa frase y ahorrarme así la tarea de extraer yo mis propias conclusiones por otro lado harto evidentes. La parte que no entiendo –mentí- es que habiéndose perdido los derechos de explotación y tratándose de una obra que por sus características (clásico impopular muy extenso y fracaso de ventas) no invitaba a la reedición por parte de nadie, no entendía, repito, las razones para rechazar tan de plano una edición digital aunque fuese pirata. Al fin y al cabo tampoco es que estemos hablando del último libro de Lucía Etxebarría. Nadie quiere quitarle el pan de boca a ninguna criatura necesitada; se trata de El Plantador de Tabaco, un libro que en el mejor de los casos querrían leerlo poco más de cincuenta personas en todo el país (por más que se lo acabasen bajando 20 millones). Es más, me juego un huevo y parte del otro a que la práctica totalidad de aquellos lectores que accediesen a ella por este sistema (con una intencionalidad más allá de lo delictivo) estarían más que dispuestos al esfuerzo de comprarla en papel cuando fuese (si llegase a ser) reeditada. Con esto lo que quiero decir es que hay casos en los que la divulgación por medios ilegales tiene por fuerza que resultar mucho más beneficiosa (y a la largo plazo productiva) que dejar el libro caer en el olvido, soñando con tiempos mejores, toda vez que este ha demostrado su incapacidad para llegar al gran público por medios tradicionales. Recuerden que hablamos de la que muchos consideran una de las novelas más importantes del siglo XX (y digo esto sin haberla terminado. De hecho cuando escribo estas palabras apenas he cubierto la tercera parte de su totalidad pero hay que ser muy obtuso para no darse cuenta de que “El plantador de tabaco” reúne lo mejor que se puede esperar de una novela.) 

En cualquier caso esta es una discusión inútil. Nadie en su sano juicio dedicará las horas y el esfuerzo necesarios para piratear una novela que “nadie” conoce, que a “nadie” le importa y por la que “nadie” demostró el menor interés cuando había que hacerlo. Me incluyo, por supuesto. 

El último correo que recibo de Cátedra me habla precisamente de este asunto. Me dice que tanto la novela como la traducción están sometidas a los derechos de autor (claro) y hace falta el permiso de ambos para subirlo a la red (clarísimo). Y he aquí el tapón: nadie la edita porque no es rentable y probablemente no se permitirá la distribución gratuita exactamente por la misma razón. Una auténtica pena. El correo de Cátedra termina del siguiente modo: “El debate es ciertamente interesante. El respeto, en general, se deriva en buena parte de la educación y la cultura. Y, últimamente, parece que andamos un poco justos de cualquiera de las tres cosas: respeto, educación y cultura, considerando, especialmente, esta última, según la acepción que da el diccionario de la RAE: "cultura": Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico”. 

Pero este asunto del respeto, la educación y la cultura está ya muy hablado y la función de esta entrada no era otra que ponerles al corriente de la situación en la que se encuentra “El plantador de tabaco”, uno de esos libros sin los cuales el mundo es un poquito más feo, y que poco más o menos viene a ser la siguiente: JÓDANSE. 





Quisiera acabar este post invitándoles a leer el primer capítulo de la novela, aun a riesgo de que me corten los huevos. Sólo tienen que hacer click AQUÍ y disfrutar de este, en comparación, brevísimo fragmento (y den gracias porque no publique la “verdadera” historia de Pocahontas o quedarían irremediablemente enganchados, un acto, por sus consecuencias, demasiado cruel hasta para mí.

95 comentarios:

  1. Llevo mucho tiempo buscando ese libro. La única opción que tengo es el préstamo interbibliotecario, pero nunca tramito la petición porque no solo quiero leerlo, quiero tenerlo y subrayarlo y poder volver a él dentro de un mes o un año. La segunda imagen del post me ha hecho recuperar la esperanza, ya sabes. Eternamente agradecido.
    s.aceituno.az@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Y en Iberlibro solo tienen esta económica opción...

    http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?sts=t&tn=el+plantador+de+tabaco&x=0&y=0

    ResponderEliminar
  3. Uy, el humor. Ese género menor.
    Venga Carlos, ya estás escaneando. Desde luego tiene cojones que la editorial tenga la excusa de la piratería tan a mano como para sacarla a colación (coalición, según mi ex jefe, que una vez venía contento tras intimidar con una clienta) de un libro como este. Los días contados, te lo digo yo. Total, que la piratería los está matando poco a poco y por anticipado, a los gilipollas.

    ResponderEliminar
  4. Sergio, te entiendo perfectamente. Habría que formar un grupo de damnificados. Respecto a la segunda imagen del post lo lamento pero no es más que un montaje. Más quisiera yo...

    Carlos, yo lo tuve a tiro de 30 € hace dos meses pero iba mal de tiempo y lo dejé para el día siguiente. Maldita la hora. Cuando volví había desaparecido.

    Quique, el otro día leyendo este libro me acordé de ti. (La verdad es que me acuerdo siempre mucho de ti pero precisamente el otro día fue leyendo este libro.) Fue cuando llegué a un capítulo que llevaba el siguiente título: "El Laureado es testigo de un doble asesinato de personalidad, un acto de piratería, un cuasidesfloramiento, un cuasimotín, un homicidio y un coloquio aterrador entre capitanes marinos, todo ello en el espacio de unas pocas páginas”
    Supongo que sabes a qué me refiero.


    Un saludo a todos y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  5. Considero que tú tienes más delito hablándonos de un libro que es de imprescindible lectura y que no se puede conseguir... Me has condenado a vagar por las librerías de viejo en busca de este libro...

    ResponderEliminar
  6. Es estúpido que se publiquen tonterías cada día como churros y que obras como estas estén condenadas a desaparecer. Y no es la única.

    ResponderEliminar
  7. No sé, T. Habla con Alberto Olmos, que creo que tiene un escáner. XD

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, muy bueno. Ese es el camino. Cuidado, Tongoy > acaban de enchironar al de Megaupload y a los chicos de Pirate Bay. Cátedra es un misterio, porque a parte de los títulos de obligada lectura escolar, habria que ver lo que venden de otros títulos, como Chevengur, por ejemplo.

    Dr J.

    ResponderEliminar
  9. El problema de Barth es que de su obra interesa su narativa corta y no tanto sus novelas (Lost in the funhouse está presente en muchos seminarios de short fiction). Como Barthelme, ha caído en desgracia después del boom de la metaficción posmodernista en los 60 y 70. Una pena. De todas formas en inglés es medianamente asequible. En cuanto a Cátedra, creo que hacen lo que pueden. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Si a muchos de los que leen tu blog les ha interesado "El plantador de tabaco" , no estaría mal escribir en tropel a Cátedra, pidiendo la reedición, a ver si así ven cacho y se animan

    Yo lo voy a hacer
    ¿que no les convence?, pues a buscar en "de viejo"

    ResponderEliminar
  11. Oh, Carlos. Me abrumas. Pero no te culpes. Yo también me abrumo. Y eso. Gracias por acordarte de mí cuando lo que tienes en las manos es un libro. Y si es bueno, ya ni te cuento. Siempre he soñado con ser un genio que escribe 1200 páginas y no vende una mierda. Barth debe de ser uno de los autores con peor ratio beneficio/página.

    Y ahora te dejo, que tengo que expresarme.

    ResponderEliminar
  12. Bravo. Y gracias, evidentemente, tú solito has conseguido más lectores exponiendo ese fragmento y con este post que esa editorial en veinte años... #faunaeditorial

    ResponderEliminar
  13. Las editoriales, el perro del hortelano de la cultura... Por increíble que parezca, era una de las dos opciones de lectura para un trabajo de carrera. Yo, que nunca he sido listo (pero no pierdo la esperanza), me leí el Snowwhite de Barthelme, que era, precisamente, la otra opción. Eso sí, como me acabas de picar, ahora mismo, 20 años después, me pido la edición disponible en Amazon (en inglés tampoco está digitalizado, pero al menos sí está disponible en papel). Si se moviliza el ejército de moscas cojoneras de Cátedra, pongo mi zumbido a vuestra disposición.

    ResponderEliminar
  14. Ahora os vais a cagar. Resulta que mi joven y escultural esposa, entre polvo y polvo, anduvo trasteando en el ordenador recientemente y se pasó por aquí por casualidad y le gustó (sin ser ella muy de literatura para frikis como vosotros) y adivinó rápidamente que el tal Quique tenía que ser yo y nos ha ido siguiendo por su cuenta desde el trabajo (todavía tiene) y, al ver que había interés en el Plantador ¡me lo ha conseguido por internet en una librería de Sevilla y ya lo tengo aquí conmigo, de cuerpo presente!

    Casi que semejante detalle me obliga a darle su merecido esta noche y por partida doble. O simple, que ya vamos teniendo una edad.

    No creo que tengan más pero, si a alguien le puede interesar, la librería en cuestión es librerias Beta y ha costado 33€ con gastos incluidos.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inmaculada Concepción1 de febrero de 2012, 20:17

      Pero Quique, me decepcionas vivamente sabiéndote casado y a tu mujer husmeadora de estos lares... ¿Perdonaría ella una infidelidad cibernética?

      Eliminar
  15. Qué cabrón! Pues me vas poniendo a los pies de tu esposa y le dices que si vuelve a pasar por allí no se lo piense dos veces y me compre uno, coñe.Ya tenía que haber salido de ti, Quiquiño. Tanto follar te atonta.

    ResponderEliminar
  16. Usted y Amores no son la misma persona? Porque Jose Luis Loves dedicó extensa (o extensí-sima) entrada al Plantador de Tabaco hace pocos meses...

    Yo, personalmente, pienso que usted es 33% Olmos, 33% Amores y 4% Vicentito Luis y 30 % Libros del Silencio. Una especia de generador entrópico interactivo de streaming conciencial a base de tropos random sacados del flujo de coments de los lectoespectadores cibernéticos.

    Dr

    ResponderEliminar
  17. Inmaculada Concepción1 de febrero de 2012, 20:18

    Mmm, Dr. J. es usted un pedante.
    Tongoy, miraré este libro pero literalmente es imposible, una debe renunciar a algo...

    ResponderEliminar
  18. Coño, Tongui, no te hacía fetichista. Si quieres te regalo el mío, en cuyo caso te la tendrías que cepillar tú aunque solo fuese una vez y así, de paso, se acuerda de lo bien que follo yo, que a veces parece que se ha olvidado y no tuviera el mérito que tengo.

    Conchi, cariño, lo nuestro es fundamentalmente anal. Mi señora es la primera interesada en que lo nuestro funcione.

    ResponderEliminar
  19. Ay, Inma > ya sabes que lo tuyo nunca coló demasiado. Los personajes hay que currárselos un poco más... Así que no voy a entrar en el jueguito, amiguete. (sí: amiguete, terminado en "e").

    Dr.

    ResponderEliminar
  20. Dr., me alegra verle por aquí. Trate de no descubrir mi tapadera, haga el favor, que me ha llevado meses construirla.

    Quique, no quiero que me lo regales. Se empieza por eso y se acaban aceptando trajes de Armani. Menos mal que al final no hay que ir a la cárcel. Lo que quiero es que te lo leas y una vez leído, si no lo quieres, yo te lo compro. Eso no quita para que tu mujer se de un voltio por la library en cuestión y así, de haberlo, lo tendremos los dos y podremos compartir anotaciones y meternos con la gente y reírnos de todos los que no lo tendrán jamás.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Sabemos que Quique, aparte de una monumental esposa, posee ingentes caudales y riquezas sin cuento, producto de su vida de catalán ahorrativo y fenicio. Recurramos a él para iniciar el proyecto.

    Ya en serio, la propuesta es interesante; por lo que clarifica y revela. También hay en ella algo de subversivo que, al menos a mí, me atrae mucho.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. El 30% de 500 son 150. ¿Quien asegura 150 compradores? Nadie, seguramente porque no los hay. Una lista de peticiones o de suscripción sería un buen termómetro de la situación pero ignoro si hay mecanismos para comprobarlo (entiendo que sí, quizá un grupo en facebook). La gran ventaja es publicitarlo sería gratis.

    Estás muy puesto, JL. ¿Sabes cuando vencerían los derechos sobre la obra y sobre la traducción?

    ResponderEliminar
  24. He hecho los deberes.

    Lo del grupo de Facebook es buena idea. ¿Lo haces tú o yo, o ambos?

    ResponderEliminar
  25. Tú mismo, si no te importa. Yo me hago eco y buscamos cómplices "potentes" que lo secunden. También se le puede dar un "meneo", Google+, twitter...

    ResponderEliminar
  26. Mi apuesta: Mr. Amores se hará rico con esto de los libros gourmet, de aquellos polvos... En diez años dos editores: Amazon para los libros y Bolmangani para la Literatura. Luego venderá su sello y se retirará para convertirse en un gran escritor. Yo contribuiré a ambas cosas con mi pequeña parte ;)

    ResponderEliminar
  27. Apuntadme, pls, que yo voy por la vida sin 'redes'.

    ResponderEliminar
  28. Jeje...celebro esta entrada y el buen humor!

    Hostias, todo va demasiado deprisa. Ahora resulta que Mr Amazón se va a cargar a las editoriales del tirón poniéndole un pisín a los escritores potenciales. Témome que vaya a pasar con los textos lo mismo que ha ocurrido con la música: estábamos pagando el soporte. La burbuja libresca (más que literaria) ha estallado. Volviendo a entradas de hace meses, se volverá a pagar por asistir a la lectura del Antiguo Testamento por un Charles Laughton, mientras que la Biblia te la podrás bajar por dos duros. Cosa que ya ha ocurrido con el Nocillas, v. gr. Le pagan bolos por todo el mundo para proyectar video/charlas, el texto en sí no interesa. El triunfo del espectáculo.

    Saludos
    Dr J

    ResponderEliminar
  29. No tengo cuenta en Facebook, tampoco nómina desde hace unos meses. Me consuelan los buenos libros y una hija estupenda que come a diario. Las chapuzas en negro dan para hipoteca y potitos y aún así soy afortunado, pues tengo un Kindle de cuando pagaba mis retenciones que me permite seguir leyendo a ritmo de asalariado aunque tenga que robar su esfuerzo a los autores. Así que no podré comprar vuestra edición. Esperaré a que algún alma caritativa la escanee. Si no tendré que aficionarme a Zafón, a Torrente o al fútbol, como la mayoría de los parados de este país. Mierda de economía, José Luis.
    Lo que más me jode es que la ADSL si la pago, pero no renunciaré a cambio de quince libros al año, necesito muchos más y la biblioteca pública de esta ciudad de mierda solo tiene a Zafón y compañía. Si le hago una desiderata de Barth el bibliotecario se descojona.

    ResponderEliminar
  30. El inicio de la novela es muy clásico, ya nadie escribe así. Aburriría al lector medio. Por eso me interesa la iniciativa, porque es un libro raro, solo para 'iniciados' joojojojojojo

    ResponderEliminar
  31. Lamento lo suyo, anónimo inmediatamente anterior. No hay mucho que decir salvo que sí hay alternativa. No sería la primera vez que un libro viaja de una ciudad a otra en concepto de préstamo. Si llega a hacerse realidad el día D (o el A, o el B o el C..., esto es, si llego a hacerme con él) póngase en contacto conmigo y verá cómo lo arreglamos en dos minutos. No será por mi culpa que se vaya usted a quedar sin leer a Barth.


    Dr, su idea fracasa en un punto: ¿a cuántos bolos de la Generación Quimera estaría usted dispuesto a ir? Pues eso.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  32. P.D. Se me han colado. Dónde dije "inmediatamante anterior" pongan "de las 04:05".

    ResponderEliminar
  33. Gran iniciativa. Yo, por aquello de que ya lo tengo, paso de vosotros y de vuestros culos. Aún así y para que no se diga, desearé que lo pongáis en marcha y más aún que os salga de periquete.

    En cuanto a los que dice Nehmito, ni puto caso. Tengo mucha más gracia que dinero, así que ya os podéis imaginar el grosor de mi cartera.

    ResponderEliminar
  34. Si alguna quimérica se despelotara, voy. Incluso si lo hiciera a dúo con la Moseguï. Iría. Pero sí, tienes razón. La cosa está chunga. Los festivales Hay (Ay) Eñe (Ñorda) y demás patrocinios son un muermo. La lectura volverá a ser cosa de monjes, me niego a viajar en metro con un Kindle de esos. El libraco, al bolsillo. Luego, pasa lo que pasa: el otro día tuve al segurata de Casa del Libro siguiéndome toda la visita. Espero a que saliera a la calle para preguntarme qué llevaba en el bolsillo. Tuvimos una agradable conversación.
    -Tío, te he visto desde el principio que me estabas siguiendo. Tienes que espabilarte un poco...
    -Pues mira, a la planta de arriba no te he seguido.
    -Prueba de que me estabas siguiendo... Sabes que te puede caer una reclamación? Es que no me gusta pasar por sospechoso en una libreria. Tienes que pillar a los malos. Seguro que esos se te escapan...
    -Me equivoco muchas veces a lo largo del día. No pasa nada. No creo que me vayan a echar a la calle por tu reclamación.
    -Pero, tú me conoces de algo? Tienes que espabilar, tío. Es tu trabajo. Y no lo estas haciendo bien...

    Dr J

    ResponderEliminar
  35. Como ya me lo he pedido en inglés, mi contribución es una sugerencia: si os fallan las fuerzas, o las redes, hay ya bastantes (sobre todo en Cataluña) recursos de Crowd Founding que os pueden facilitar la tarea. Ya sé que esto es más difícil que encontrar gente que pague el disco del cantante de los Sunday Drivers (lo consiguió en unos días, creo), pero nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  36. Hola Carlos:

    Interesante entrada; me surge una curiosidad: ¿por qué tienes tanto interés en leer este libro? ¿De donde te viene la referencia?
    Yo he de decir que no me sonaba de nada, y me interesan esos resorten que hacen que queramos leer un libro u otro.

    saludos
    David

    ResponderEliminar
  37. Hola David,

    Yo descubrí la existencia de este libro hará cosa de un año o poco más. La referencia me viene de dónde me vienen la mejores referencias: José Luís Amores y cierta oveja descarrilada -que, por cierto, hace tiempo que no pasta en estos prados- hablaban de ella (conmigo, aunque yo era simple observador por razones obvias) cual si una obra maestra se tratara. Y si estos dos se ponen de acuerdo del modo que se pusieron con un libro, créeme que sólo puede ser algo genial.


    Supongo que para otros la "referencia" no tiene mucho peso, pero ahora que he superado el ecuador ya puedo incluirme en esa recomendación y decirte que El Plantador es una novela magnífica que, tal como me dijeron en su momento (y yo no lo entendí) lo tiene TODO (también usaron las mayúsculas). Y además es tronchante.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  38. Hola Carlos:

    Al final vas a hacer que necesitemos leer justo el libro que no se puede encontrar, como en el poema de Pessoa: "no quiero rosas mientras haya rosas / las querré cuando no las vaya a haber".

    Así que al final todos querremos leer los libros de Dickens cuando no podamos encontrarlos.

    saludos
    David

    ResponderEliminar
  39. Poner las expectativas muy altas ayuda a que decepcione, pero es verdad que es bueno. 100 páginas llevo, también es verdad. Pero vamos, que muy bien. Aunque todavía me tengo que tronchar. O no he llegado a la parte tronchante de la primera parte o tengo el umbral del tronchamiento más lejos que Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inmaculada Concepción3 de febrero de 2012, 18:58

      ja ja ja ja jaja ja

      Eliminar
  40. ¿Llevas 100 páginas? ¿Pero tú no estabas escribiendo un libro? ¿De dónde sacas el tiempo? A ver si va a resultar que no follas tanto como dices...

    No sé por dónde irás, pero a ver, troncharme (de carcajearme) nunca me ha ocurrido con un libro. Pero con este me he reído unas cuantas veces y la mitad del tiempo lo leo con una sonrisa en la boca. Pero ya nos contarás... A este ritmo me pillas seguro. Yo voy por la página 700 más o menos.

    ResponderEliminar
  41. Eso será cada vez más habitual, David, estoy convencido. Hace un rato, navegando, me encontré con un blog que había colgado una lista de los 10 libros más vendidos en enero de 2012. Eran estos:

    1. "El prisionero del cielo" - Carlos Ruiz Zafón
    2. "El temor de un hombre sabio" - Patrick Rothfuss
    3. "El puente de los Asesinos" - Arturo Pérez-Reverte
    4. "El jardín olvidado" - Kate Morton
    5. "El Imperio eres tú" - Javier Moro
    6. "Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven" - Albert Espinosa
    7. "Libertad" - Jonathan Franzen
    8. "Esta noche dime que me quieres" - Federico Moccia
    9. "Que la muerte te acompañe" - Risto Mejide
    10. "Festín de cuervos" - George R.R. Martin



    Las novelas como esta de El Plantador de Tabaco estarán condenadas desde el primero minuto mientras la gente siga comprando la cosa esa de Albert Espinosa, por ejemplo o el dichoso Alatriste. La culpa es nuestra, que no nos adaptamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo total con la lista de los más "vendidos" (sic), os comunico que obra en mi poder un documento de word que contiene "La isla flotante", que no es El Plantador de Tabaco, pero es del mismo autor, así que me lo tomaré como premio de consolación por la penuria sexual y la práctica imposibilidad de conseguir el antedicho título.
      Saludos y gracias por el blog. Lo acabo de descubrir y me encanta.
      Lola

      Eliminar
    2. Gracias Lola. Encantado.

      Yo también tengo ese libro de Barth. O uno parecido. El mio se llama "La ópera flotante". También yo lo tengo en word. ;)

      Respecto a "El plantador de tabaco", creo que este año será editado por Sexto Piso. Creo. Sé que publicarán a Barth y doy por hecho que se trata de "El plantador..." por diversas razones. En menos de un año lo sabremos.

      Un saludo,

      Eliminar
    3. Sí, lo siento es "La ópera flotante", me precipité de los mismos nervios.
      Pues me alegro de que se vaya a publicar, ya que tengo tremenda "barthtitis" por tu causa.
      Gracias por contestar y por tus recomendaciones.
      Un abrazo
      Lola

      Eliminar
  42. He dicho 100 por decir algo. Es trola. Llevo, creo, 140, contando el prólogo del que solo me habré leído 10. Lo de follar, descártalo. Follo una verdadera barbaridad. Y lo de que estoy escribiendo un libro, pues sí, sigo en ello, pero también hay que descansar de vez en cuando.

    En cuanto a tu lista de más vendidos, tengo información de esa y sí, si no eso se parece bastante. La culpa no es de nadie. Las cosas son así y punto. Ni tienen que ser justas ni nos tienen que gustar. ¿Te suena de algo esta moraleja, sustancioso de 3 al 1/4? Parece una perogrullada y es verdad que lo es, pero algunos necesitamos que nos la recuerden cada cierto tiempo porque en el fondo somos (semos) unos románticos.

    Por cierto, una frase del Plantador que me ha recordado a mí y me ha puesto morcillón:

    "Ni si quiera su gran imaginación y entusiasmo por el mundo eran virtudes verdaderas si se combinaban con su alegre falta de resolución, pues aún cuando aquellas cualidades haacíanle extraordinariamente sensible a la arbitrariedad imperante en el mundo comcreto y real, no conseguían hacerle comprender al mismo tiempo que también el mundo tiene una finalidad".

    He estado cerca de escribirla igual sin haberla leído todavía. Así de bueno soy y así me mide el rabo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ánimo de ofender, espero que el rabo te mida más que la tilde injustificada del "aun cuando", tal vez se te agrandaría si escribieras "siquiera" junto...

      Lo siento: a veces, en cuestiones de ortografía, y más por estos pagos, necesito trollear un poco (si se me disculpa el neologismo anglófono).

      Lola

      Eliminar
  43. Yo también pasé del prólogo. Me gusta más leerlos al final.

    Es decir, que llevas unas 45 páginas. Vale, me quedo más tranquilo. Me preocupaba verte como una amenaza. No me gustaría tener que matarte ahora que te he cogido cariño. 45 páginas, decía. Yo por ahí tampoco me reía mucho pero va in crescendo.

    ResponderEliminar
  44. Hola Carlos:

    La verdad es que ver la lista de libros más vendidos l amayoría de las veces es como pisar el suelo de un planeta desconocido.

    El problema que apuntas es terrible. A mí me está pasando con Mondadori. He leído los 6 libros que ha editado aquí de Mario Levrero, y le agradezco que me haya descubierto a este autor tan particular. Pero ha reeditado dos más en el cono sur que no llegan aquí y he acabado pidiéndoselos a un amigo chileno, porque yo como soy un romántico sólo leo en papel. Ya están en mi casa.
    Pero yo creo que ya hay el suficiente interés por Levrero en España para que saquen aquí eso.
    Además anunciaron hace 2 ó 3 años que iban a editar los cuentos de Levrero a cargo de Ignacio Echevarría, y ese proyecto se ha quedado en el tintero porque puede que los cuentos de Levrero no vendan, mientras que publican a...

    Como no me gusta la maldad y la polémica gratuitas te dejo los puntos suspensivos para que los completes tú.


    Saludos
    David

    ResponderEliminar
  45. Ya veo que has iniciado otra revolución... A lo tonto, a lo tonto, se puede acabar preso en Nueva Zelanda. ¡Qué lo seeeeepas!

    Bicos
    Marieta

    ResponderEliminar
  46. Pero qué queremos si en este país la gente sabe mil veces más de fútbol que de letras y aún así lo que quiere son partidos con muchos goles. Y tías con las tetas grandes y coches que corren mucho y macarrones con tomate para cenar y la playa de Benidorm con los pies del vecino en la boca y meterse toda la familia en un centro comercial para pasar la tarde del sábado después de una dura semana de trabajo.

    Pero claro, seguro que hay pirados del calibre de Avilés que piensan lo mismo de la gente que prefiere montar una orgía con una mulata, una letona y una oriental antes que pasar una lluviosa tarde de invierno departiendo con el tal Bernhardt.

    Así que no es que tengamos que sentirnos necesariamente superiores a la vulgar soldadesca pero yo, entre sentirme superior y sentirme igual, prefiero sentirme superior. Facha que se está volviendo uno, supongo.

    ResponderEliminar
  47. Inmaculada Concepción3 de febrero de 2012, 21:55

    Quique, por dios, que es Bernhard, quítale la "t" final. No oses dañar el nombre de uno de mis escritores preferidos. Pero por ser tú te lo perdono, que haces que mi umbral del tronchamiento baje a -1.

    ResponderEliminar
  48. Lo he pensado pero me daba un poco de pereza comprobarlo. Me he dicho: bueno, aunque esto está de frikis hasta arriba, no habrá ninguno tan capullo para tomarse la molestia de corregirte. Y nada. Eso.

    ResponderEliminar
  49. Inmaculada Concepción3 de febrero de 2012, 23:30

    ¡Pues daña a la vista, perdona, ser susceptible!

    ResponderEliminar
  50. Quique: Orson Welles te robó el epitafio, pero lo puedes adoptar como divisa para el escudo de armas de tu linaje catalán puro.

    "No es que yo fuera superior; es que los demás eran inferiores".

    O lo colocas al final del prólogo de tu novelón, igual.

    Inma, no seas tan picajosa, mujer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. Carlos, gracias por tomar la iniciativa de solicitar la reedición de esta novela a la editorial. Yo lo estuve pensando mientras la leía. La estaba disfrutando tanto que el hecho de leer contrarreloj me cabreaba bastante. La tomé prestada en un intercambio bibliotecario porque en mi ciudad, aunque tienen un ejemplar, no lo prestan.
    Conocía la página que abrió J.L. Amores en FB para que se edite de nuevo esta novela, pero desconocía que se hubiera gestado aquí. Gracias a ambos por tomar la iniciativa, ojalá consigáis que esta novela vuelva a las librerías. Ya lo dije después de leerla, los lectores se están perdiendo una joya. Y yo la quiero en mi biblioteca.

    ResponderEliminar
  52. Hola Edda. Estoy en tu misma situación. Tengo que devolverla esta semana y ahora ya voy contrarreloj: me faltan todavía 400 páginas. A ver cómo me las arreglo. LA iniciativa de Amores ha sido genial. Estoy convencido de que esto saldrá algo. Seguro.


    David, eso que dices de Levrero tiene un solución muy fácil: edición digital. Ya verías que pronto se te pasaba ese romanticismo tuyo por el papel.
    Lo de los puntos suspensivos me ha puesto cachondo y he estado a punto de rellenar el espacio faltante pero no tengo tanto tiempo y es que son tantos.... (aunque mira, un nombrecito me lo podías dar. Una pequeña maldad, sólo una. Date el gusto. Sienta bien, en serio. Libera la tensión que ser forma alrededor del cuello que se te pone cuando lees a Viola Di Grado, por ejemplo.)

    ResponderEliminar
  53. Ahora puedes reflexionar acerca de la necesidad de escribir nuevos posts. Venga, va, que te veo un pelín disperso.

    ResponderEliminar
  54. Chico, no le das ninguna oportunidad a los post. Este es del día uno y te recuerdo que tengo el blog en pausa.

    Pero oye, si quieres un post yo te lo hago en media horita. ¿Qué te parece si empezamos la promoción de tu libro? ¿Estás preparado?

    ResponderEliminar
  55. Para el carro, amigo, que todavía lo tengo que tunear una miaja. Mejor espero que acababemos con el plantador y vuelvas con Olmos y compañía, que así la comparación es otra. Vamos, digo yo.

    ResponderEliminar
  56. Pues la llevas clara... ayer decidí que en cuanto acabe El Plantador (que por mis huevos será esta semana) me pondré con los rusos (Gogol, Turgueniev, Dostoievski, Grigorovich, Goncharov, etc).

    Con Olmos no te puedo comparar porque lo abandoné pero si te ayuda lo vuelvo a intentar.

    Hacemos una cosa, entonces: hasta que "te llegue el día" voy a publicar chorradicas sin "sustancia".

    Besos,

    ResponderEliminar
  57. Oye, Carlos, lo digo por decir, pero me arriesgo a creer que disfrutarías mucho, ahora que tienes el blog en pausa y más tiempo para leer, de Alejo Carpentier. "El siglo de las luces" y "Concierto barroco" alimentarían tu hambre de literatura rancia, de esa que ya no vale un pijo ahora que llegaron los nocilleros y los fresycooles. Esto también va por ti, Quique. Y revela por lo menos el título de la novela, que estamos impacientes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  58. Lo puedes encontrar en una librería Argentina, accesible a través de la página web de Iberlibro, por el bonito precio de 108 Euros. Aquí tienes el enlace: http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?an=John+Barth&sts=t&tn=El+plantador+de+tabaco&x=78&y=11
    Un regalo vamos ....

    ResponderEliminar
  59. A mí con los rusos no me acojonas. Aunque en maestría podría ser que me empataran, en simpatía no tienen nada que hacer. Al menos los que conozco yo. ¿A Bulgákov no lo citas? A mí este me gustó.

    ResponderEliminar
  60. Bukgakov va en el "etc". Así de entrada no está en la lista pero nunca se sabe.

    Yo a los rusos los leo para compensar lo mucho que me río contigo.


    Me anoto los que dices Nehmo, pero ya te adelanto que no serán para este año.

    Gracias por el enlace, Oesido; me suena haberlo visitado antes. 108 euros, qué locura!

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  61. Hola Carlos:

    Vaya te has contenido con los ..., y yo que creí que ibas a entrar a saco!!, ja, ja. Yo no voy a decir nada que no soy anónimo.

    Imagino que acabaré con el e-book, pero todavía me resisto: anda que no hay libros por leer aún hasta que desaparezcan en papel. Y con lo que a mí me gustan.

    saludos

    ResponderEliminar
  62. Tienes a las masas muy mal acostumbradas...cinco días sin publicar y se hace largo. He tenido que empezar a leer el periódico, fíjate lo que te digo, por no tener qué leer.
    Es broma, yo también tengo kindle y conozco a según qué gente...(non dou feito) aunque me he puesto ahora con el de los mejillones de cena.

    Bueno, eso, espero una invitación a café estas carnavales. O a lo que sea, ya sabes, hace mucho que no te reviso la librería.

    Un bico
    Marieta

    ResponderEliminar
  63. ¡ Negar algo a Marieta Nicolaievna, a una hermana tan famosa! ¿Acaso cada uno de sus deseos, hasta cada uno de sus caprichos no son más importantes que toda la hacienda? ¡Es sencillamente increíble!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Poeta... eres un poeta! Emocionado me has.

      Un saludo
      Marieta

      Eliminar
  64. Nehmovich ha mencionado un libro (El siglo de las luces, de Carpentier) que en su día me impresionó por su alucinante aparato léxico. No sé qué pasaría ahora si volviera a leerlo, pero cuando lo hice me dejó sin habla. Gracias, Nehmovich, por acordarte de ese libro.

    Carlos, te recomiendo a Bulgákov. Ahí va una cita de El maestro y la margarita que puedes utilizar para hacer referencia al así llamado "mundo literario" en una de tus entradas malvadas y luciferinas:
    "¿Quién se atrevería a decir algo en defensa de la envidia?"

    abrazos

    ResponderEliminar
  65. Carpentier también me impresionó, Clément. Él mismo definía su estilo como "vocacionalmente barroco", y resulta un prodigio que una prosa tan cargada, abundante de subordinación y figuras retóricas, sea tan hermosa y límpida. Era un maestro. Hay un cuento suyo, titulado "Semejante a la noche", que te recomiendo vivamente. Si tienes algo de tiempo, te dejo el enlace:

    http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/carpen/semejan.htm

    Gracias a ti, por haber frecuentado las letras de Carpentier y que las palabras de los grandes de la literatura, como se refleja en la cita que encabeza "El siglo de las luces", no caigan en el vacío.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  66. El maestro y Margarita me lo volveré a leer algún día pero Carpentier, por lo que decís, igual lo dejo muy para el final. Ya me perdonaréis Nehmo y Cadou.

    Por cierto, no tenéis ni idea de lo largo y costoso que es parir una obra maestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Léete también "Corazón de perro", de Bulgákov. Está muy bien.
      Sin rencores, espero
      Lola

      Eliminar
  67. Mis disculpas por el "silencio" de estos días, pero he estado "malito" (malito de enfermito, no de cabroncito) y no tenido el cuerpo para teclear.

    Peeeeero, David, eso no quita para que hayas dado pie (sí, tú) a una entrada malvada que tenga que ver con esos "puntos suspensivos". Lo digo para que lo lleves en la conciencia unos días. No sé todavía cómo encajar en esa entrada la frase de Cadou, pero algo se me ocurrirá. Thanks, Cadou. "El maestro y margarita" ya lo tenía en el Kindle pero no quería abusar. Pero qué coño... me lo leo.

    Lo de Marieta Nicolaievna me ha parecido sencillamente genial. Se me han puesto los pelos de punta.

    Hermanísima, estás invitada a ese café, por supuesto, y si me apuras igual hasta saco unas pastas. Y tráete el Kindle, anda, y te lo cargo de novedades, a ver si poco a poco nos vamos cargando la literatura.


    Gracias a todos por pasar.

    ResponderEliminar
  68. Pues bajo "sot-weed factor" google ofrece un primer link a un pdf real del libro, edición original del 60. Parece ser que lo escribieron en inglés. Del bueno.

    ResponderEliminar
  69. Muy interesante el post. Realmente me ha dejado pensando esto de las reediciones imposibles. Es hasta un buen título: "Las reediciones imposibles"...

    Por cierto lo que mencionabais por ahí arriba de Bulgakov. Un tipo con una obra bastante interesante. Se menciona siempre a "El maestro y margarita" como obra imprescindible suya aunque creo que sus relatos superan con mucho a esta novela. Además de otras cosas como "Corazón de Perro" que creo que aún no han sido traducidas. También muy interesante su vida y su relación amor-odio con su patria y con su "amiguete de correspondencia" Stalin.

    Un saludo.
    Muy interesante blog. Permíteme que me tome la libertad de enlazarte.

    ResponderEliminar
  70. Muchas gracias, Carlos, eres muy amable.

    Si nos ponemos a pedir reediciones seguramente no acabaríamos nunca. Anoche mismo tuve que dejar de leer a Herzen por lo mala e ininteligible que me estaba pareciendo la traducción (aunque esto bien pudiera ser fruto del cansancio por lo que es de suponer que volveré a intentarlo pero esta vez a través del Kindle, ya que la letra de la edición que tengo (Austral) es francamente agotadora).

    Muchas gracias por pasar. Espero que nos sigamos viendo.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  71. El tema Bulgákov lo empecé yo. Soy el fri en el país de los frikis.

    ResponderEliminar
  72. Quique, en el blog de la Patrulla de salvación me han acusado de destruir éste de Tongoy a base de mis parrafadas sin sentido. He denunciado la falsedad de tal afirmación, respondiendo que en realidad fuimos tú y yo, mano a mano. ¿Me das tu bendición o qué?

    Por cierto, que yo a Bulgákov no lo he leído nada de nada, creo que ya te lo comenté. Cuando acabe los pendientes me pongo con él. Me voy a fiar de ti. Para que veas que el amor es el amor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  73. Vamos a ver, Nehmy, no me jodas. Es verdad que tiendes a plasta (¡ojo! para la gente de a pie, no para la fricada que se pasa por aquí desconozco en qué proporción).

    Si la Patrulla se ha acordado de ti por eso será que te lo tienes merecido aunque, todo sea dicho, de ahi a destruir este Tongoy va un trecho. Lo que me jode es que no sean capaces de reconocer y loar la sensatez que aporto yo a esto que fue un blog y ahora es un chat.

    Resumiendo, no tienes mi bendición para arrastrarme contigo al abismo. Que cada palo aguante su vela. Yo soy el que se mete cositas por el culo y tú el brasas de tomo y lomo, que tampoco está mal, hombre. Te lo cambio.

    En cuanto a Bulgákov, solamente me he leído el Maestro y Margarita y creo recordar que me gustó bastante sin volverme loco y que me gustó especialmente el final habida cuenta que, parece ser, escribió la novela cuando ya estaba en las últimas y él lo sabía. Creo.

    Pero vamos, que si en lugar de leerte a Bulgákov te vas de putas, eso que te llevas y yo te querré igual.

    Amén.

    ResponderEliminar
  74. Bueno, yo sólo quería involucrarte suciamente, pero aceptaré mi destino sin pringarte. Pero que conste que no han sido las buenas gentes de la Patrulla, sino uno de los anónimos sith que solían pasarse por aquí para que alucináramos con su bilis y su reverso tenebroso.

    Lo de las putas lo veo mal, porque me gusta darle al asunto con Luis Cobos de fondo y siempre me dicen que no, que ellas sin besos en la boca y sin Luis Cobos. Hay que joderse.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  75. No creo que sea muy aconsejable hacer todo este jaleo por un libro mal traducido. "Factor" significa mercader, no plantador.

    Aunque una parodia ( o copia) de la literatura satírica de hace un par de siglos puede tener su gracia, el fragmento ofrecido por Tongoy tampoco deslumbra: "el estruendo de las rimas estridentes" es un sintagma que parece deliberadamente torpe.

    ResponderEliminar
  76. Hombre, Nehmo, me imagino que lo de las putillas y Luis Cobos es un problema de precio. El dinero todo lo puede. Insísteles que miren la tarifa, en la página dónde sale la coprofagia. Ahí tiene que estar el suplemento "Follar con Luis Cobos de fondo". Será un pastón, pero es tu perversión.

    ResponderEliminar
  77. Estoy preocupada....
    El miércoles vienen unos colegas a cenar y me han pedido que haga unos 'mejillones para cenar'. Haré mejillones rellenos, ya sabes, como los de tu madre. Pero... ¿y si mientras ellos llegan descubro la dureza e injusticia del matrimonio y a mis hijas frustradas existencialmente?, ¿y si el mundo se me viene abajo mientras hago picadillo los mejillones? (que por cierto, no acompañaré de patatas fritas... ¡¡¡estos alemanes!!!).
    No sé, temo, luego existo. Me preocupo, luego insisto.
    Hermano, estás destrozando mi vida... vas a tener que sacar algo más que pastas del armario para recompensarme estos carnavales.

    ¡Qué dura e injusta es la cultura!
    Bicos
    Marieta

    ResponderEliminar
  78. Bueno, me alegra haber descubierto al culpable de mi muerte. Por otro lado me jode que por ser quien es no voy a querer partirle la cara, que es un poco lo que entiendo que se merece.

    Empezamos semana. Yo les juro por mi gato que esta semana publico algo, lo que sea, así no pase de simple cita. Lo que sea para demostrar que la herida de Nehmo no ha sido mortal.

    Hermanísima, entiendo que te has leído la mejillonada. ¿Qué tal? ¿Molo o no molo? Pues eso.

    Bye.

    ResponderEliminar
  79. Podías haber completado el título del post con un "y la contingencia de algunas editoriales" (Alpha y Eutelequia, sobre todo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo de las 06:32, estoy muy de acuerdo, Eutelequia es terrible: precios de lujo para ediciones de bolsillo, y autores a los que conocen y leen en su casa. Es como si te cobraran 200 mil euros por un Ford Fiesta.

      Eliminar
  80. Molo, molo... lo que pasa es que aquí la tienen en la sección de 'Mocidade' y aunque yo aparento al menos cinco meses menos de la edad que tengo, triplicaba la edad media de los usuarios de la planta de 'infantil', a donde he tenido que ir a buscar el libro. Estuve por coger alguno de Jerónimo Stilton de paso que iba, nunca se sabe dónde vas a encontrar el libro de tu vida...

    See you soon
    Marieta

    ResponderEliminar
  81. Señor Tongoy, el libro de John Barth "El plantador de tabaco" (traducción de Eduardo Lago) en el catálogo de novedades de Sexto Piso (abril-junio de 2013): http://issuu.com/sexto_piso/docs/catalogo_final

    ResponderEliminar
  82. Comentario (3/3).

    Jo, qué guay. Qué ganas tengo.

    Se me han puesto los dientes tan largos que ayer, en mi limpieza dental anual, tuvieron que hacerme un sobreprecio (por un momento me sentí cómo si fuera un político).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, estoy con un post sobre el tema, Alberto. En un rato más información. Si te pilla por los Madriles lo tendrás ya, si no es así tendrás que esperar una semanita.

      Eliminar