viernes, 20 de enero de 2012

"Pobre Gente" de Fiodor Dostoievski (2ª parte)

(*)
 "¿Cuántas veces le diré a usted que no necesito nada, absolutamente nada; que nunca podré retribuirle las amabilidades que usted me prodiga? ¿Y por qué me ha enviado estas flores?... ¡Qué flores tan bellas! De color carmesí, en pequeñas cruces. ¿Dónde consiguió un geranio tan hermoso?” 

Esto lo dice Várvara, la coprotagonista de Pobre Gente. Devushkin se desvive por ella; se arruina, literalmente y todo por un amor que jamás será correspondido. Nunca le dice “te amo”, pero la ama. Nosotros lo sabemos y ella lo sabe pero Devushkin preferiría morir antes que admitirlo. Uno de los ejercicios más “impresionantes” de Dostoievski en esta epistolar es la aparente facilidad con que logra transmitir y desvelar los sentimientos de estos dos personajes que sin llegar nunca a decir muchas cosas se hacen entender perfectamente llegando a importar mucho más lo que no se dice que lo que sí. 

En esta segunda y última parte de la reseña quisiera detenerme en los personajes, poner un foco sobre ellos y tratar de evidenciar qué fue eso que los hizo en su momento tan especiales, cuáles fueron sus antecedentes pero por encima de todo quisiera descubrir si es verdad que Dostoievski quiso en esta novela desmarcarse de Gogol a pesar de la manifiesta admiración que sentía por su obra. 

* * * * * * * * 

Devushkin es en apariencia un tipo sencillo, bastante vulgar, bastante ignorante; un pobre infeliz que, tal como comentaba antes, aunque vive con el convencimiento que su amor no será correspondido se conforma con esos pequeños instantes de felicidad que son las cartas de su amada y las breves visitas que le hace muy de vez en cuando por aquello de evitar el qué dirán. En el camino asistimos a su lucha por conservar la dignidad y ese sueño inconfeso de rebelarse contra todo y contra todos para proteger su amor. Várvara en cambio es mucho menos complicada. Es una niña grande que se debate entre el sentimiento de culpa por arruinar la vida de un hombre al que no puede amar y la felicidad de ser el objeto de los presentes que éste le hace. 

Insertadas en la historias de estos dos personajes están las de otras pobres gentes, todos ellos bastantes miserables que viven y sufren (sobre todo esto) en la misma pensión. Sobre todos destaca una familia que vive arrendada en una pequeña habitación y a quienes a pesar de tener hijos jamás se les escucha quejarse, pero tampoco reír. Esto nos permite situar a Devushkin en un punto intermedio entre el típico personaje gogoliano –a su manera cómicamente grotesco (luego ampliaremos esto)- y otros, como la mencionada familia, de un patetismo insalvable. Lo que quiero decir con esto es que efectivamente hay un “desmarque” respecto a los típicos personajes de Gogol. En un momento determinado Devushkin le dice a Várvara: “El hombre pobre es exigente; tiene una visión diferente del mundo de Dios, y observa con recelo a todo el que pasa por su lado y le dirige una mirada inquieta; se fija en cada palabra, preguntándose si acaso la gente no estará hablando de él, si no estarán diciendo que es feo, especulando qué estarán diciendo exactamente […]”. Para Joseph Frank está muy claro: “Esta "diferente visión del mundo de Dios", el mundo visto más desde abajo que desde arriba, constituye la principal innovación de Dostoievski frente a Gógol, cuya compasión por sus humildes protagonistas nunca es lo suficientemente fuerte para superar la condescendencia implícita en su enfoque narrativo.” 

Quizá fuese esta la razón por la que Belinski veía en Dostoivski la imagen que tradicionalmente se tiene de él: “Era el poeta de los insultados y vejados; de los humillados y oprimidos; el compasivo cronista de la vida de "la pobre gente" de San Petersburgo, triturada por la miseria y por el peso demoledor de un orden social inhumano.” No es cierto. Pobre Gente es mucho más que eso, pero para entenderlo quizá sea necesario tratar de analizarla en relación con la tradición literaria rusa algo que Dostoievski nos ofrece en bandeja en la propia novela. 



DOS CUENTOS 

En “Pobre Gente” se habla de literatura y se habla de literatos pero ni uno ni otro sale demasiado bien parado. En la pensión en la vive Devushkin vive también un supuesto gran escritor (así se considera a sí mismo y así lo considera también, en su infinita ignorancia, nuestro protagonista) que en realidad no es más que un pobre diablo que escribe como ya no se escribía en Rusia: "Vladimir temblaba, y su pasión se agitaba furiosamente dentro de él, y su sangre hervía... '¡Amo con éxtasis, con furia, enloquecidamente!' [gritó]... 'Un obstáculo trivial [el marido] no puede contener el destructor fuego infernal que atormenta mi pecho exhausto...".  Este estilo tan alambicado le sirve a Dostoievski para parodiar las novelas románticas de la alta sociedad que escribía Marlinski así como para burlarse de los imitadores baratos de Walter Scott pero sobre todo para establecer el nivel cultural del protagonista (y ya puestos para burlarse un poco de sus contemporáneos).

Sí, en Pobre Gente se habla de literatura. Los protagonistas intercambian en varias ocasiones libros que de un modo u otro les han impresionado (entendiendo esto como afectarles o simplemente llamarles la atención). Devushkin, tal como acabamos de ver, demuestra cierta ignorancia (cuando afirma que apenas ha leído tres libros) así como carecer de criterio al declararse admirador de los textos que escribe el personaje mencionado en el párrafo anterior, mientras que Várvara, quizá por ser más joven, apuesta por lecturas más “modernas”. De estos intercambios “bibliotecarios” surgen algunos pasajes muy interesantes que ayudan a entender la ideología a la que se adscriben los personajes y por extensión el propio autor. Es decir, que Dostoievski no contento con revolucionar el género epistolar decide apostar también por lo novedoso que supone incluir la literatura en la propia obra como una herramienta enriquecedora motivo por el cual sería (es) necesario conocer el argumento y la importancia de las obras referenciadas para saber hasta qué punto nos está hablando a través de ellas. 

Dos de los libros que Várvara presta a Devushkin -y sobre los cuales éste hace una interesante crítica- son “El jefe de posta” de Alexander Pushkin y “El capote” de Nikolai Gogol. Cuando yo decía más arriba que para entender realmente la importancia de Pobre Gente había que tratar de analizarla en relación con la tradición rusa me refería precisamente a esto. 


El Jefe de Posta” de Pushkin (1

Citaré a Joseph Frank para ahorrarme el esfuerzo de resumir el argumento del relato: “Samson Virin es el jefe de estación que, por su buen carácter y por su docilidad respetuosa hacia sus superiores, permite que un joven noble seduzca a su hermosa hija y se fugue con ella. Incapaz de reconquistar a su hija perdida, el viejo ahoga su desesperación en el alcohol y muere de tristeza. La historia es narrada de manera sobria y sencilla, sin ninguna de las burlas manifiestas u ocultas típicas de Gógol; la figura del viejo con el corazón roto, impotente para hacer valer sus derechos frente al todopoderoso noble, es presentada por Pushkin con auténtica simpatía o compasión por su sufrimiento.” 


“El capote” de Gogol (2

Citando a Nórdica libros: “El capote, escrito por Nikolái Gógol entre los años 1839 y 1841, y publicado en 1842, nos presenta a uno de los más conmovedores personajes de la Literatura: Akaki Akákievich Bashmachkin, un funcionario de la escala más baja de la administración civil, que se ve ultrajado por las injusticias sociales y la indiferencia egoísta de los fuertes y ricos, y cuyo destino es el de ser un «hombre insignificante». Akaki, para protegerse del gélido invierno de San Petersburgo, necesita un capote nuevo, pero cuando por fin lo consigue seguirá notando frío, el frío gélido que habita en los corazones de las personas que le rodean.


Devushkin llora amargamente ante el relato de Puskin (3), con el que se siente identificado probablemente porque sospecha su triste futuro con (sin) Várvara.: "Sí; es natural..” –le dice a ella- “¡Es algo vivo! Me he visto en él a mí mismo, se refiere a mí". Lo más importante a tener en cuenta es la forma que tiene Pushkin de acercarse al personaje de Samson Virin: lo hace con compasión por su sufrimiento, sin utilizar en ningún momento el tono de burla con que Gogol dibujaba habitualmente al chinovnik, que es como se conocía al escribiente burocrático de San Petersburgo. 

La interpretación que Devuskin hace del texto de Gogol es en cambio muy diferente a la anterior (4) ya que deriva de la costumbre que existía en primera mitad del siglo de tratar al mencionado funcionario como material satírico para facilitar la anécdota burlesca. Gogol se dirige al lector tal como lo haría un amigo a otro, desde una perspectiva muy superior a la del protagonista del cuento (por más que trate de arreglarlo -tarde y mal- con la inclusión en la historia de un joven compasivo, empleado en la misma oficina, que considera a Devuskin un “hermano”.) 

Obviamente Dostoievski era seguidor de ambos pero más especialmente, por la temática, de Gogol, hasta el punto de que parece ser que sus contemporáneos lo consideraban un “continuador” de su obra. El desmarque de Dostoievski respecto a ellos se produce al elegir a un desastroso chinovnik como protagonista de una epistolar sentimental logrando una perfecta integración entre el tema “filantrópico” y la forma. Joseph Frank considera que Devushkin hubiese preferido, en el cuento de Gogol, un relato sentimental con moraleja (edificante) final y aunque Dostoievski no se adapta a la “exigencia” sí es verdad que en cierto modo se mueve en la dirección que desea su personaje. “[Dostoievski] conserva el "naturalismo" del detalle, y el decor (la escenografía) asociados con la tradición cómica de la descripción del chinovnik, pero lo une al tono lacrimoso del sentimentalismo ruso que se remonta a Karamzin; y esta fusión creó una corriente artística original dentro de la escuela naturalista.” 


EN RESUMEN... 

En resumen -y dejando muchas cosas en el tintero- creo que a estas alturas es más que evidente mi opinión sobre Pobre Gente. Considero que es mucho más que la simple epistolar de amores imposibles que pueda parecer a primera vista (sin dejar de serlo, por otro lado) pero lo que quiero destacar por encima de todo es que no se trata de un relato de los bajos fondos petersburgueses nacidos de la experiencia personal del escritor (algo siempre tan de moda). Espero haber logrado acercarles a los engranajes de esta pequeña novela y haber transmitido adecuadamente las razones por las que creo (y no soy el único) que Pobre Gente es en realidad un pequeña obra maestra que ha sido elaborada con un cuidado extremo. Cuando muchas veces sentimos (me incluyo) la tentación de comprender (entendiendo esto como disculpar) las limitaciones propias de las primeras novelas de según qué escritores convendría echar la vista atrás y recordar estas otras y pensar que si unos pudieron los otros también deberían. O no. Puede que no. Seguramente no. 





(*) Hacer Clic en la foto para leer la primera parte de la reseña.

(1) Deduzco que este cuento se puede encontrar en la edición de “Historias de Belkin” bajo el nombre de “La parada de Postas” editado por Nevsky Prospects (de ahí la elección de la portada). Me consta que también está disponible en “Narraciones Completas de Pushkin” editado por Alba aunque la versión que yo leí la bajé directamente de internet y está traducida por José Laín Entralgo. 

(2) La portada corresponde a la edición que Nórdica Libros publicó en 2008, traducida por Victor Gallego e Ilustrada por Noemí Villamuza aunque es fácil encontrar el cuento por internet. 

(3) Ver CITA COMPLETA (Se me ha ocurrido que puede ser buena idea acompañar la información de las reseñas con algunas citas, más completas de lo habitual, del asunto al que hago referencia. Para evitar obligarles a una lectura prescindible (sí, acaso, conveniente) he creado un blog cuya función será específicamente la de servir de contenedor de esa información motivo por el cual no aceptará comentarios y carecerá de cualquier otro acompañamiento (gadget) habitual de los blogs. Siguiendo el enlace que da comienzo a este párrafo llegarán a él. Espero que les resulte a ustedes tan interesante como útil me lo parece a mí.) 

(4) Ver CITA COMPLETA 


83 comentarios:

  1. Uy, una novela sobre el amor no correspondido. Qué original.

    Imaginaba más sustancia de base por tratarse de una obra maestra. ¿O acaso su maestría radica no en ella misma sino en referencia a cuándo, qué y quién?

    Es decir, menos mal de Gógol y su Capote y la sociedad rusa, etcétera. ¿O no?

    (Por tocarte un poquitín los cojoncitos, ya sabes).

    ResponderEliminar
  2. Jejejeje. La verdad es que yo sólo me fijo en el año que se escribió. Si tiene más de 150 le doy cuatro puntos de más, pero le quito uno si habla de amor... Bueno, es complicado. De hecho utilizo un procesador de cuatro núcleos para los cálculos.

    Besos, amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué poco romanticón que eres, my brother!!
      A mi, después de leer el pimer párrafo (no cursivo)empezó ya a picarme la curiosidad, y tras el tercero (no cursivo, again) me hubiese lanzado a leerlo sin pensar. Menos mal que ni lo tengo en casa ni me muero de ganas de leer esta tarde, lo que me obligaría a coger el coche y recorrer 15 km. para llegar a la biblioteca decente más cercana, atravesando Santiago en hora punta y maldiciendo sin parar... tras lo cual aumentaría (aún más) mi nivel de mala leche innata, lo que me impediría disfrutar del fin de semana como se merece. Acabaría frustrada y rabiosa, lo que incidiría muy negativamente en los exámenes que les tengo que poner el lunes a los 'angelitos' de bachillerato. A partir de ahí, gritos, llantos, chirriar de dientes (ay, no, eso es en la biblia)....
      Total, que igual no me lo leo.
      Ahora me voy a poner algo en un vaso alto que me aplaque el ánimo, y si acaso ya brindo por Dosto.

      Un bico.
      Marieta

      Eliminar
    2. Por cierto, el que te pongas a crear blogs alternativos/complementarios no sé si ayudará demasiado a mi pobre equilibrio emocional. Aún recuerdo el de cierto individuo suicida/suicidado/resucitado que acabó con mis huesos en el psiquiatra. (jiji)

      Marieta, otra vez. Y son las 21.52, que tienes averiado el reloj.

      Eliminar
  3. Quique, amigo mío, abre tu corazón sin miedo. Alguien te hizo mucho daño (y no me refiero a tu investigación sobre las bondades anales). Confiesa ya.

    Buena entrada, Carlos. Esta novela de Dosto no la he visitado todavía, y me has convencido. En cuanto pueda, me pongo a ello. ¿Tienen que ser 150? ¿Justos?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, mira que eres fácil de convencer. Tú, con tal de aburrirte, lo que haga falta. Acuérdate de leer antes a Gogol y a Pushkin. Para poderlo valorar en toda su magnitud, se entiende.

      Que tus alumnos se los lean también y les mandas un comentario de 5 páginas a doble espacio y posteas el ganador y sobre el comentario comentamos nosotros.

      En cuanto al daño que me hicieron de pequeñito no sabría decirte. Soy de buena familia, colegios de pago, universidad, máster, guapo, simpático, inteligente y extremadamente buen (y muy) follador. De hecho, lo que menos voy diciendo por ahí es que me paso a diario por este blog de frikis.

      El profesor eres tú. Y parece que también la hermanísima. ¿Qué demonios os hicieron a vosotros?

      Eliminar
    2. Bueno, en mi caso algo se torció. La familia es buena, el colegio era de monjas pero no de pago, universidad, guapa, guapísima, lista, listísima... pero debió ser lo de no hacer un máster del universo. Acabé en la enseñanza privada, intentando convencer a un grupo de púberes de que la Física y las Matemáticas realmente pueden servir para algo... Por eso no soy gran lectora: me sacas de los neutrinos, de la teoría de la relatividad, de algo creíble por demostrable y me aturullo. Debe ser algo así como un conflicto emocional, deformación profesional, principios esquizofrénicos o que soy una friki del quince. Vete tú a saber.
      De lo de Daniel no puedo dar razones

      Saludos a los dos.
      Marieta

      Eliminar
    3. Hombre, no tan fácil... Pero es la segunda entrada buena sobre la novela, me gusta Dosto y me fío de Carlos. Lo que pasa es que tú eres un escéptico y un desconfiado, que además no actualiza su puñetero blog ni a tiros... Aunque, bueno, es verdad que yo, con tal de aburrirme me leo lo que sea, joder. Además, esquivas el tema. No me refería al daño emocional producto de la educación en familia, sino al asunto romántico. Esa burla ante el argumento de la novela de Dosto, indica quizás un corazón partío; bandolero (bardoleiro) del amor...

      Fuera ya de bromas, a Gogol sí que lo frecuenté, pero de Pushkin más bien poco. Cuando el periodo ruso escogí a Turgeniev y sus cuentos en lugar de a Pushkin, no sé por qué... Me anoto el consejo, que no estoy para pasar de largo consejos tuyos.

      Marieta; yo tampoco puedo, me resulta imposible dar razones... Que te sea leve y ánimo, que falta nos hace.

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Esa burla al argumento romántico, querido, no es tal. Es una burla a Carlos a raíz de un vis a vis que tuvimos hace unos días. Él lo sabrá interpretar, supongo. El tema romántico no me parece mejor ni peor que cualquier otro. Y ahora ponte a la tuyo que con la juventud que nos estáis dejando los maestros no llegamos ni a la vuelta de la esquina. Por cierto ¿tienes alumnas de 16? Tiene que ser espantoso.

      Eliminar
    5. Eh, vamos a ver... Yo enseño Filosofía a un alto nivel, lo que en el bachillerato actual significa leer correctamente los títulos de cada libro. Que no se diga.

      Sí que las tengo (las alumnas de 16), pero abandoné el sexo cuando me retiré de la comedia. En mi caso eran lo mismo. Ahora contemplo el mundo desde un páramo desapasionado, pero limpio y sereno. Ni siquiera la analidad y sus promesas me mueven ya a nada.

      Carlos, no me he enterado, ¿De qué va eso del segundo blog?

      Un saludo.

      Eliminar
    6. Perdona Nehmo si dejo el tema pero estoy a punto de obligar a Carlos a censurar mis comentarios por mi propio bien. Fíjate que estaba barruntando la posibilidad de meter a las niñas de 16 y la analidad en la misma frase. Qué puta enfermedad. Tanto esfuerzo para convertirme en una persona de provecho y al final va a resultar que tendría que haberme metido a cura.

      Y tú no hace falta que vuelvas a la comedia. Seguro que existe una perversión (de la rama del sado-maso) consistente en escuchar parrafadas como las tuyas durante el acto sexual. Averigüémoslo.

      Eliminar
    7. Oye, pues para lo de curas estamos a tiempo. ¿Nos metemos?

      Eliminar
    8. Calla, calla, que me pongo tontorrón.

      Eliminar
    9. Yo nunca te censuraría Quique. Si con tanta violación infantil aún no han cerrado el Vaticano, ¿quién iba a querer cerrar este blog por cuatro inocentes comentarios?


      Respecto al segundo blog, nehmo, no hay mucho que decir. Quería un espacio para poder pegar citas más grandes de las habituales sin que la gente se sienta "obligada" a leerlas. Quizá acabe por no utilizarla pero en su momento me pareció una buena idea.

      Besos en la boca para todos.



      P.D. Quiquiño, me acuerdo mucho de ti cuando leo el libro que me traigo estos días entre manos.

      Eliminar
    10. Creo que sé cuál es. Mierda, mierda, mierda.

      Eliminar
    11. No me puedo creer que lo sepas.... No, imposible.

      Eliminar
    12. Pues si no es ese, ni idea. Lo de "mierda, mierda, mierda" habrá que dejarlo en suspenso. ¿No habrás vuelto con Dosto o algún otro fenómeno de la literatura universal?

      Eliminar
    13. Con un fenómeno, por supuesto, o la comparación no tendría sentido. Estoy leyendo "El plantador de tabaco", una novela donde parece que no pasa nada pero muy muy divertida y en la que pasan demasiadas cosas. ¡Es tronchante! Salen también algunos curillas bastante salidos, abusos de menores, algunos profesores también muy salidos, Newton entre ellos... hay putas, poetas, compañeros de viaje listillos... bueno, de todo. Y acabo de empezar. Es genial. ¿Cómo no acordarme de ti?

      Eliminar
    14. Pues me lo pillo, claro está. ¿Ves como al final pasar por aquí sirve de algo?

      Eliminar
    15. Algún día os servirá también para follar pero tenéis poner un poco de vuestra parte.

      No lo vas a comprar pero si lo haces que sean dos. Lo digo porque está descatalogado desde hace muuucho tiempo y Cátedra no parece muy dispuesta a repetir la experiencia de editar un libro de 1300 páginas que no se va leer ni dios.

      Eliminar
    16. Pues mira, ya no me lo pillo. Desde luego, el mundo editorial funciona como el culo. A ver si lo arregláis los frikis que los demás tenemos hembras que satisfacer.

      ¿Sabes qué? Visto el panorama me estoy planteando meterme a escritor.

      Eliminar
    17. ¿Tú, escritor? Ni de coña. Entre todas las posturas en que pueda imaginarte (y son unas cuantas) no está la del escritor. Pero, oye, nunca se sabe... Si algún día te animas me avisas y hacemos algo sonado.

      Eliminar
    18. Eso es porque no hago alusión a Berhardt ni aquel pajarraco ¿esloveno? (Zizec o algo parecido) que una vez comentásteis, ni comparto mis reflexiones acerca de la posmodernidad en DFW, así, como si todo el mundo tuviese que saber quién demonios era el tipo ese que se suicidó. ¿Cómo no se iba a suicidar, el pobre?

      ¿Qué pasa, que las personas normales no podemos escribir?

      Si me sale algo te aviso. El prólogo es tuyo.

      Eliminar
    19. Inmaculada Concepción27 de enero de 2012, 16:12

      Ja ja ja ja ja ja j aja ja, joder, no puedo reírme, que tengo bronquitis asmática y me salen jadeos... bueno, no escribo jadeos que te excitas, Quique...

      Eliminar
  4. Buena idea el Diario de citas. Me gusta :)

    ResponderEliminar
  5. Hermanísima,

    este de Dosto lo hay descargable en alguna parte. No creo que tengas que buscar mucho. Este segundo blog promete ser inocente.

    Nehmo, el Quique tiene razón: esto es algo que viene de hace unos días, cuando nos dijimos guarradas al oído.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, me gusta lo de 'hermanísima'. Pero me preocupa lo mayor que me hace parecer tan noble título. Quiero aclarar que soy una chiquilla, pero que mi madurez intelectual me hacen merecedora de sobrenombres que describen perfectamente mi evolución natural hacia una vejez llena de sabiduría, de serenidad y de un saber estar digno de alabanza.
      Carlos, ni se te ocurra contradecirme. Recuerda que todos tenemos un pasado.

      Os dejo, voy a meditar.
      Marieta

      Eliminar
    2. Bueno, bueno, tampoco hay que contarlo todo. Déjalo para las memorias. Ya de hacerlo por lo menos sacarle pasta al asunto.

      Eliminar
  6. People, para los que no estén al corriente: en la nueva y divertidísima fotonovela de Joe Kelso sale un servidor. Es mi primer papel, no seáis demasiado duros. Os dejo el enlace:

    http://joekelso.blogspot.com/2012/01/mundilloliterario-town-la-fotonovela.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja....
      ¿Tú, alto, flaco, con gabardina..... y melenaza? Está claro que no os habéis visto en vuestra vida. Pero ganas en edad y en guapura, mira tú.
      En fin, no das hecho, 'rapá'. Libros, telenovelas... qué será lo próximo, ¿un gran hermano?. Voy a tener que dejar de trabajar para seguir tus hazañas... ¡¡¡qué barbaridad!!!

      Un bico, famosón
      Marieta

      Eliminar
  7. El Kelso este ha pillado una mina. Tiene parodias para rato, si quiere.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. No tanto. Todo cansa. Pero mientras dure nos echaremos unas risas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso por supuesto. Tiene un par de puntos geniales.

      Eliminar
    2. Ire ¿tú cuántos tacos tienes?

      Eliminar
  9. ¿Y esa pregunta, Quique? Va ¿cuántos me echas?

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Si son 44, vienen a ser como 39 mal llevados.

      Eliminar
    2. Joder, tío, pareces tonto. Son 34, que se te tiene que decir todo. Y tú? Ahora me pica la curiosidad.

      Eliminar
    3. Vaya, ya estamos faltando. Ya sé que pueden ser 34 auqnue solo haya comentado la posibilidad de 44. Tonto, lo que se dice tonto, ya te digo yo que no soy. Apúntame 39.

      Eliminar
  11. Yo vi la luz en el año de Nuestro Señor 1716. ¿A que nunca lo hubieras dicho, Quique?

    ResponderEliminar
  12. ¿Cómo que no? La primera vez que te leí percibí tu siglodieciochez. Es tu longevidad la que me tiene desconcertado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la receta es simple: masticar, lentamente, una página de Hegel al día; un par de horas en la boca y te la tragas cuando ya esté como una pasta informe. Te ralentiza el metabolismo. Garantizado.

      No lo intentes con Alpha Decay, que es como el puto peyote. Advertido quedas.

      Eliminar
    2. Inmaculada Concepción27 de enero de 2012, 16:18

      ja ja ja ja ja, "tu siglodieciochez" Quique, me estoy gastando una pasta en psicoanálisis (y no es broma), te puedo llamar a ti?
      ja ja ja ja , cof cof, me asfixio, voy a por el ventolin otra vez... maldito tabaco...
      Daniel, y eso de una vida más contemplativa??? Cuán aburrido, no????

      Eliminar
  13. Carlos, me gustaba más el orden de los comentarios de antes, donde los últimos aparecían abajo. ¿No lo puedes cambiar?

    ResponderEliminar
  14. Sí, a mí también me gustaba más. Esto es un lío del diez. Yo no recuerdo haber tocado nada pero miraré a ver si puedo recolocarlo.

    ResponderEliminar
  15. Ya he investigado. Los cabrones de blogger lo han cambiado pero no han dejado un botoncito para modificar a placer por lo que para conseguirlo debería tocar el código html, que tampoco es algo que me haga especial ilusión.

    P.D. A pesar de todo lo he intentado pero no ha ido bien. Es de suponer que Blooger pondrá en algún momento la opción de modificarlo. Lo cambiaré entonces. Sorry.

    ResponderEliminar
  16. Ok, retiro lo de tonto. Pero es que contigo nunca se sabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esto va fatal, Carlos. Mete los comentarios donde le da la gana.

      Eliminar
  17. Creo que lo mejor es que no le deis a responder. No puedo hacer nada; hay mucho creativo en desarrollo de sistemas.


    Oye, Nehmo, ahora que hablas de Alpha Decay, ¿sabes que dentro de poco me voy a leer otro de ellos? No te digo cuál, dejaré que lo adivines.

    Oye Quique, por cierto, la idea de prologarte una novela que escribas me ha hecho muy feliz. Bueno, moderadamente feliz. Entre los dos podemos reventar el mercado de los prólogos y las obras maestras.


    (INSISTO en que NO LE DEN a RESPONDER. RESPONDER=CACA)

    ResponderEliminar
  18. Vamooooooooooooooooooooooooooooooooooooooos!!!

    ResponderEliminar
  19. Oigan, posible prologuista y señor futuro escritor: háganlo (el libro, se entiende, que para lo de las cochinadas ya sé yo que no hace falta animarlos)... y por favor, compártanlo con esta humilde lectora que les escribe. Seguro que hoy en día le dejan escribir libros a casi cualquiera.
    No dejen, pues, de acordarse de mi. Y ya puestos, de acordarse, rememórenme más alta, guapa y joven, que me hace mucha ilusión.
    Lo dicho, haré un hueco en mi agenda-de-leer para 'ámbolos dous' (que dirían en mi pueblo).

    Saludos
    Marieta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De futuro escritor, nada. Escritor ocasional. Eso de ser escritor para siempre es de vagos. Comentarista de blog sí soy. Pero pagan como el culo.

      En cuanto a la novela ya voy por la mitad. En dos o tres días la termino. Al que veo flojo es a tu hermano. No me come.

      Eliminar
  20. Bueno, vamos a empezar por lo importante. Quique: ¿Cuál será el título del novelón? ¿Se publicará en Alpha Decay? Recuerda que el mejor título de las últimas décadas, Fresy Cool, ya está cogido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el listón está alto. Pero el reto vale la pena. Y yo confío en vosotros. Pensad que ya tenéis adjudicadas un par de críticas negativas de la muerte con solo salir, y eso ayuda un montón. Y yo os puedo escribir la positiva, si queréis.
      Hala, a trabajar.

      Eliminar
  21. A mí me han aceptado la desiderata de Fresy Cool. La leeré (creo) por curiosidad y hasta el posible que si me emociona la suficiente me salte la prohibición y le haga una reseña chiquitina. No quiero que vean esto como una amenaza.

    Quique (no le des a "Responder" que la gente "tolea"), más quisiera yo que no comer. Mejor me iría. Hoy sentido el impulso controlable de escribir un post pero luego me he acordado que estoy de vacaciones. Y ya te digo que tu en dos días no te acabas el libro. Cinco como poco.

    PONGÁMONOS SERIOS:

    Te propongo algo, Quique de mis amores: selecciona un fragmento de esa novela, el que quieras, que yo te lo coloco en un post y le doy la misma publicidad que a los demás: facebook, twitter, google+ y prostíbulos e iglesias habituales.

    Piénsalo. La oferta no expira.

    ResponderEliminar
  22. Hombre, conociendo vuestros antecedentes, que uno diga que Carlos 'no me come' y el otro conteste 'que ya quisiera no comer' va a provocarme, cuando menos, inquietud. Y eso si consigo bloquear las imágenes en mi cabeza.
    Sobre la publicidad en las iglesias, no lo tengo claro. ¿Cuál es la edad de el/la/los/las protagonista/s?
    En fin, que ansiosa me quedo con tanta novedad.
    Carlos, por dios/alá, ¿no puedes hacer algo con lo de las horas? Me pone nerviosa verme haciendo comentarios a las 8 y pico de la mañana, cuando se supone que tendría que estar haciendo algo útil. ¿Qué pensará la familia?

    Bicos a tós.
    Marieta

    ResponderEliminar
  23. Lo de las horas es otra cagada de Blogger. No hay nada que hacer; yo lo tengo configurado correctamente.

    Lo de las iglesias... bueno, yo lo decía un poco por si los protagonistas son menores. Ya sabemos cuánto les gustan...

    ResponderEliminar
  24. Nehmo, no hagas coña que esto son cosas serias. Y no habrá editorial. Nos los guisaremos y nos los comeremos (si llegamos) nosotros solos. Dado que tú y la hermanísima sois del ramo del magisterio, vosotros lo convertiréis en lectura obligada en vuestras clases y, poco a poco, iremos haciendo lo mismo por todos los colegios de España y latinoamérica.

    A Carlos le toca ponerlo por las nubes/a parir según lo pactemos, que de cara a promocionar viene a ser lo mismo. Si es a parir yo responderé y llamaré a mis amigos, etc.

    ¿Qué me dices?

    ResponderEliminar
  25. Este, Carlos, no nos vayamos a volver locos tan de antemano. Gracias por la oferta pero de momento es pronto. Dame 5 días o unos cuántos más, que tampoco creo que sea mucho cuando de lo que se trata es de iluminar a la humanidad.

    ResponderEliminar
  26. Me parece estupendo. De hecho, voy a ir abriendo varios facebook, twitter y demás mierda con personalidades falsas. Cuando llegue el momento, atacarán/alabarán la novela con gran pasión, además de promocionar el nuevo poemario de Fernández Mallo sobre el papel albal, la nostalgia de los chupa chups Kojak y la puñetera madre que los parió.
    Simultáneamente, redactaré una lista de "opiniones" sobre la novela, firmada por los más grandes de la literatura española contemporánea (huelga citar nombres).

    Será un exitazo.

    ResponderEliminar
  27. Inmaculada Concepción27 de enero de 2012, 16:24

    Ay, pues yo le he dado ya dos veces al "responder" (antes de comprender que RESPONDER = CACA) arriba a dos comentarios de Quique... Me he reído mucho, tenías razón, Carlos, me daba miedo que se hablara de hermenéutica y de la cosa en sí o asá...

    ResponderEliminar
  28. Sí, ya te vi. Estuve por decirte algo pero preferí que lo descubrieses por ti misma.

    Me alegra verte por aquí.

    ResponderEliminar
  29. Inmaculada Concepción27 de enero de 2012, 17:23

    Ja ja ja ja ja ja, la fotonovela,ja ja ja ja ja ja, por dios, quién hace estas cosas? Ja ja ja jaja, tenía que salir el libro de Viola, por dios, qué risa...

    ResponderEliminar
  30. Charlie, había pillado lo de la iglesia, por eso preguntaba lo de la edad. Hay días que estoy lúcida y todo.

    Digo yo. ¿Es mi impresión o esta entrada de Dosto se ha convertido en un chat? ¡Qué tiempos aquellos en que tantos y tantos anónimos disfrutaban del placer del insulto gratuito! Ahora ya todos ponemos nuestros nombres. En nada, colgamos foto y curriculum. Estoy por apodarme 'anónima de las 3.30 am' y ponerme a soltar improperios. Por darle vidilla a esto, digo.

    Quique, yo le mando leer el posible/futuro/hipotético libro a quien tú quieras. Sonará un tanto raro, porque todo el mundo cree que los de ciencias no sabemos leer. Lo cierto es que sí que sabemos, pero preferimos esa falsa creencia a tener que renunciar a ser los más 'frikis' del universo. Hay que currárselo mucho para que te tomen en serio en el mundillo de los 'raritos'.

    Y si que hay que promocionarlo en el feisbuc, pues ea!! Lo malo es que como empecemos a ampliar medios voy a tener que quitarme de dormir para tocar todos los palos.

    ¡Qué estrés, esto de la cultura!
    Marieta

    ResponderEliminar
  31. Inmaculada Concepción27 de enero de 2012, 21:10

    María, tú puedes con las mates, la física, la filosofía de Dani, la escatología de Quique y todas las -ías habidas y por haber de esta vasta cultura nuestra, ¡que no se diga!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Qué escatología ni qué ocho cuartos si no he pisado una gruta en mi puta vida. Tengo claustrofobia.

    ResponderEliminar
  33. Inmaculada Concepción28 de enero de 2012, 11:12

    Quique, casémonos en Las Vegas, tú de Marylin y yo de Elvis, o al revés... I don't mind... Despósame!

    ResponderEliminar
  34. De acuerdo, pero cámbiate el nombre, por el amor de Dios o no va a haber manera de celebrarlo como corresponde.

    ResponderEliminar
  35. Inmaculada Concepción28 de enero de 2012, 16:10

    Bueno, por ser tú no me queda más remedio que llamarme Inma(en)culada...
    A mí, en cambio, me da igual cómo te llames, te acepto tal y como eres, con tu nula idea de literatura y tu blog petrificado en el pasado e inamovible como una ameba... ;)
    Vale, secuéstrame como antaño.

    ResponderEliminar
  36. Ahora sí que me has tocado los huevetes. ¡Casémonos cuanto antes y date bien de colágeno en ese ojete que Dios te ha dado, amada mía!

    ResponderEliminar
  37. Bueno: ñoras, ñores... os dejo, os abandono, paso de vosotros.
    Tanta narración tipo X me está afectando en lo más profundo de mi ser. Estoy... asombrada, admirada, descolocada, maravillada y total y absolutamente desencuadrada.
    ¿Tiene sentido lo que digo? No, claro que no. Pero eso es lo habitual, mi hermano podrá confirmarlo. El caso es que los entremeses me los voy a saltar... si hay boda, que alguien me avise y/o me invite. Ignoro de donde sois todos vosotros pero os advierto que celebraciones maritales como las gallegas .... ni una!!! Me río yo de Las Vegas.
    Y por cierto, si alguien pasa por allí que me avise si es posible que te case Dar Vader. Empieza a convertirse en la ilusión de mi vida. Carlos, ¿aún tienes aquel quimono que usabas en las clases de judo?, te podría hacer un apaño para ir de de hermano de la princesa Leia. O sea, yo.
    Bueno, lo dicho, voy a ir evaporándome en la estratosfera (o por allí cerca)

    La Hermanísima.

    ResponderEliminar
  38. Pues nada, Tongoy: cuando te salga de la huevada, resucitas, en plan Walking Dead. A ver si estamos a lo que estamos, hay mucha faena.
    Olmos, Fresy Abdullah (mama mía, el libraco: se ha terminado el año literario, como diría él), el Lecto-Mora vapuleado en Babelia... Ya sé que usted ha decidido parar todo eso, y pasar a la ofensiva diplomática. Vamos que nos vamos...

    ResponderEliminar
  39. Respuestas
    1. ¿Va por mi lo de renegados?
      Tengo un amigo que me dijo en una ocasión que lo malo de comunicarse por mensajes era la pérdida de las entonaciones, de los matices de la voz.... En Galicia tenemos la costumbre de usar la 'sorna' para casi todo (o por lo menos yo la uso de manera constante). No me cuesta demasiado trabajo que me entiendan y cuando noto recelo, acompaño las palabras de gestos faciales que ayudan en la tarea.
      Pero a veces olvido que no todos somos gallegos (una pena, por cierto) y lo mismo no todos los que me leen me entienden . Voy a tener que replantearme mi manera de escribir o sumirme en la más absoluta mudez.Recuérdame que no escriba un libro... creo que me iría mejor en el mundo de la farándula.
      En fin, lo meditaré

      Un saludo
      Marieta

      Eliminar
    2. Y antes de que my brother diga algo: Ya sé que responder=CACA, pero esto es un asunto personal.

      Eliminar
  40. Vaya, será culpa de mi catalanidad, que como todo el mundo sabe me obliga a la arrogancia, la insolidaridad, la hijoputez y a interpretar las cosas al pie de la letra.

    ResponderEliminar
  41. ¿Es el argumento del libro? Promete, promete.

    ResponderEliminar
  42. Jejeje, no sé si el argumento pero podemos usarlo como Spin-Off.

    Venga, va, me voy a leer un libro y lo comento. Creo que necesitan ustedes un cambio de aires... de post, quería decir, de post.

    ResponderEliminar
  43. Jaime de Mora y Aragón debería aparecer en la novela como villano principal. Quedaría tope postmoderno y vendería mucho. Te pido que lo consideres, Quique. Podrías plantear un combate final entre el héroe catalán y don Jaime, que esgrimiría su arma más terrible: un cencerro de oveja castellana que ensordece fatalmente al rival. ¡Gora, gora Jaime de Mora!

    ResponderEliminar
  44. Venga, va, meto a Jaime pero a ver cómo lo hago para no perjudicar la sobriedad del conjunto.

    ResponderEliminar
  45. Acabo de ver la fotonovela. La frase final... todavía me estoy riendo. ¿Has alquilado ya traje para la gala de los Goya? ¿O no hay premio a las fotonovelas?

    ResponderEliminar
  46. Get your credit reports 4 times per year with IdentityForce.

    ResponderEliminar