jueves, 10 de noviembre de 2011

"Últimos días en el Puesto del Este" de Cristina Fallarás

Admito ser incapaz de evitar ver en las protagonistas de sus novelas a la propia Cristina (o de la imagen que me gusta hacerme de ella a cada momento). Esto tiene una razón de ser que es al mismo tiempo un cumplido a la escritora: personajes fuertes y duros a la vez que más sensibles que la nuca de un recién nacido; madres amantísimas, esposas ejemplares… Personajes cuyo único defecto reside en el exceso de celo de sus pasiones casi siempre contenidas en silencios de un lirismo –lo siento- agotador. 

Yo no sabía que en esta novela había tanto, tanto amor. Quizá de saberlo no me hubiese metido con el mismo entusiasmo porque yo para estas cosas soy de minidosis aunque esto no quiere decir que me arrepienta (al fin y al cabo no es caminar sobre cristales) porque no deja de ser una novelita que se lee en poco menos de dos horas. Esto lo digo porque me estoy dando cuenta de que la crítica se va hacia dónde no quiero. Decía que hay mucho amor, sí, y mucha pasión, mucho sexo, mucho sentimiento “a flor de piel”, que diría aquel. Demasiado de todo. Pero demasiado de todo aquello que a mí más me espanta en una novela, pero eso no quita que no sepa apreciar su belleza y buen hacer (voluntariamente ambiguo, esto) porque si hay algo cierto es que Cristina sabe escribir y si nuestras almas no acaban de fundirse es simplemente porque no toca donde más me duele. 

Lo peor que puedo de decir de la novela es lo que insinué un poco más arriba y es que parece que se infiltre demasiado de la propia Cristina en la historia de otra (siendo “otra” la protagonista) y ese indefinido transitar entre el género apocalíptico y de amor, pulsión sexual incluida. Entiendo que Cristina habla de los sentimientos, de la pasión amorosa en todas sus formas, como la mejor manera de luchar contra nuestro yo más salvaje, el que habita y nos define (no siempre) en las situaciones extremas pero para ser una novela tan corta pasa que se me cuentan demasiadas cosas (o pocas  demasiadas veces) como para que no acabe por sobrarme una mínima cantidad de ellas. Y es de cajón que no puede ser bueno que me sobren páginas en algo así de pequeño. 

Y ahora la parte de los besos. 

Como amante de la cosa apocalíptica no puedo evitar el entusiasmo al leer sobre el fin de los tiempos again. En esta enésima revisión del Mad Max de turno que en esta ocasión viene, oh felicidad, de la mano de la santa madre iglesia, aquí la madre más ramera de todas, una grandísima hija de puta que le da a la novela un punto entre premonición, falso documental o ficción política (no lo tengo claro). El apocalipsis cristiano a pesar de todo y por encima de todo. La última guerra santa. Y no estoy hablando de las elecciones sino del argumento: en una casona convive un grupo de gente que espera a su capitán que no acaba de volver de una incursión en el campo enemigo en que se ha convertido el mundo entero por culpa de la fe de unos pocos. Cuando la desesperación campa a sus anchas entre los escasos habitantes del Puesto del Este, la mujer del capitán trata de mantener el tipo y la vida de sus hijos mientras lo que se oculta tras las murallas se siente como un precipicio. 

Luego está lo de los niños. Joder, los niños. Qué puta manía con los niños. “Plop” (de Rafael Pinedo) es soportable porque los niños son como tojos pero aquí hay una madre y mucho amor y un abandono y soledad y un cerco dentro de un cerco y sólo un modo de librarse de él que es el mismo modo de librarse de todos los cercos y claro, así no hay manera porque te imaginas a los niños y el dolor de sus miradas y el frio de sus cuerpecitos y el no tener qué llevarse a la boca, que a mí todo esto me toca mucho la moral y no digamos ya la fibra. El final, que se veía venir -porque el fin del mundo conocido es lo que tiene- no es el final y ahí Cristina la caga un poco, con perdón, porque el final finalísimo es una coda -lo que viene siendo el epílogo de toda la vida de dios- que a mí personalmente me sobra por dos razones: porque cambia radicalmente de estilo (no sé a qué viene tratar el asunto como un artículo periodístico) y porque no aporta nada a la historia salirse de la primera persona para saber lo que ocurrió en un momento muy concreto fuera de las murallas cuando ya suponemos que aquello está plagado de hijos de puta y de qué cuerda son. 

En general, y sin tratar de salvarle la vida a nadie (es un decir) es una novela que se deja leer y se lee con cierto placer; que está bien escrita (aquello del sentimiento desatado) pero que peca de contar más cosas de las que yo personalmente necesito o me interesa conocer. A mí me gusta la escritura más directa, menos afectada -esto es defecto del animal- y hubiese preferido unos diálogos que no fuesen como versos encadenados máxime cuando ya sea follando o matando lo que pide el cuerpo es nada más que gemir.



98 comentarios:

  1. ¿Pero es buena o mala? , Perdón, mi querido Doctor, pero debido a mi necedad no he acabado de posicionar su juicio,(esto me lo ha inspirado el IN- Pro-nunciable), es decir, ¿Merece la pena leerla o no?, o mejor, ¿me gasto el dinerito o se lo doy a mi hijo para sus ahorros…?, está empeñado en el Halo, no sé si escribe así el dichoso juego de marras.

    Nos tiene fritos, claro que la culpa es mía por dejarle ver con sólo nueve años The Big Bang Theory…
    Saludos con ácido "sacyl" salicílico.

    ResponderEliminar
  2. ¿Buena o mala? Termino medio. No ha sido su necedad sino mi ambigüedad la que no ayuda a tenerlo claro. Tiene de todo, cosas que me gustan y otras que no. La temática es lo que sí; el amor es lo que no. Y la poesía. Eso tampoco. Menos que más, vaya. Me interesa lo suficiente para seguir la carrera de Cristina porque yo sé que un día coincidiremos pero -me van a cortar los huevos por esto- el juego de su hijo suena mejor y además si se compra otro mando podrá jugar con él.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. FB

    Para saber si un libro te gusta se puede uno hacer un par de preguntas sencillas una vez leído.

    ¿Ahora lo leería otra vez por primera vez?

    ¿Ahora lo leería otra vez por segunda vez?

    A nivel lector de críticas las respuestas son bastante indicativas.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que cada libro tiene un lector, y en mi caso, yo no soy el de este. Entre lo del amor y la poesia lo más seguro es que no fuera capaz de terminarlo.. En fin, otra vez será.

    ResponderEliminar
  5. Me hace gracia lo de "A mí me gusta la escritura más directa". A tenor del último libro que me regalaste, jamás lo hubiese creído.

    Por cierto, te echaba de menos. He visto anunciado que leías y leías pero aquí tus segidores de leerte, ná de ná. ¡A ver si por tu culpa voy a tener que empezar a leer un libro!
    De verdad, ¡qué poca consideración!.

    Un bico
    Marieta

    ResponderEliminar
  6. Pues no te falta razón, pero es que siempre hay excepciones (me refiero a lo de "escritura directa"). Por cierto, uno de mis siguientes libros es del mismo escritor de que hablas, pero no es el tuyo. Paciencia, es cuestión de tiempo.

    Últimamente tengo menos tiempo que antes y una de dos, o leo o escribo. Y como escribir no puedo si no leo, pues... De todos modos uno por semana está bien, no? Pero mira, como me has caído simpática dentro de un par de días pongo otro y te dejo elegir: ¿clásico o moderno?

    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Pforsini:
    ¿qué significa que una novela es buena o mala?
    ¿la pregunta es equivalente a decir 'he visto una peli o una peli mala'?
    ¿y qué y para quién es buena o qué y para quién es mala?
    ¿las de Dan Brown son buenas o malas?
    ¿las de Pynchon son malas o buenas?
    ¿hay buenos y malos lectores?
    ¿a un buen lector le puede gustar una novela mala si consensuamos finalmente qué es una novela mala?
    ¿ y a la inversa?
    ¿no sería mejor decir, 'esta novela me ha gustado' y 'esta otra no me ha gustado'?
    ¿por qué dependemos de la opinión de terceros para decidir si una novela es buena o mala?

    Se me ocurren más, pero ya me chillan los oídos. Ya empiezan acordarse unos cuantos de toda mi casta

    ResponderEliminar
  8. No, hombre, hablador. Pero partamos de que todo es subjetivo y este señor también, que para eso tiene un blog y se lo folla cuando quiere. Yo creo que no se tiene que justificar a cada rato. Si acaso, Carlos, pon una etiqueta tipo la de los paquetes de tabaco advirtiendo que tus opiniones son tuyas.

    Además, la gente de por aquí suele ser habitual y sabe si se fía de esas opiniones que, además, el Sr.. Tongoy suele explicar.

    Quitando eso, estoy de acuerdo contigo en que a partir de ciertos mínimos, a cada uno según sus gustos, sí. indiscutiblemente. Como con las mujeres. Todo es opinable, pero una tía buena es una tía buena.

    ResponderEliminar
  9. Lo que te pasa a ti, querido Carlos, no es nada grave. No te preocupes porque le ocurre a la mayoría de los hombres de tu generación. Y la culpa la tenemos las mujeres, por lo mal que os hemos educado.
    Me explico: Te has leido la novela de C. Fallaras y te has emocionado como una colegiala. Yo también. Pero a ti, al contrario que a mí, te da verguenza reconocerlo y por ello debes marcar cierta distancia, no sea que tus amigotes te vean con los ojos vidriosos y se rian de ti.
    Yo, con la novela esta, he llorado, me he cabreado, me ha dolido el estomago, he sentido miedo y me he excitado (interpreta esto último como quieras). He pasado dos horas con los pelos (todos) de punta. Y he disfrutado como no lo hacía ...ya ni me acuerdo. Porque me he sentido viva. VIVA!!
    Pero yo no me siento mal por ello. No me averguenzo.
    Hay algo mejor que emocionarse con un libro?
    A ti te pregunto, Tongoy
    Un beso erizado
    Te quiere
    La sargento Margaret

    ResponderEliminar
  10. Bueno, mucho que decir aquí.

    ¿Qué si hay algo mejor que emocionarse con un libro? Sí, claro que lo hay. Muchas cosas, pero estamos en horario infantil.
    Yo no he llorado, ni me he cabreado, ni me ha dolido el estómago más que en la parte de los niños. En cambio en su momento sufrí mucho, lo indecible, con la carretera de McCarthy, también apocalíptica, también extrema, en la que no hacía falta decir ciertas cosas para entenderlas y cuya lectura tuve que abandonar de tan malo que me estaba poniendo. Pero… supongo que la intención de la novela es otra y es que a toda la parte del amante (en la novela de Cristina) no le acabo de ver mucho sentido y en mi opinión lastra el resto de la lectura. También puede ser que no, que esto sea efectivamente una cortina de humo para no perjudicar mi hombría. Pero es que uno tiene una reputación…

    Respecto a si es buena o mala… a ver, es complejo. Están los gustos pero también las evidencias. En la novela de Cristina no hay tanto de lo segundo como de los primero y de ahí que no me atreva a sentenciar. Respondiendo a dos preguntas anteriores: sí, volvería a leerla por primera vez y no, no la volveré a leer por segunda vez. Pero esto no quiere decir mucho porque en realidad yo no soy mucho de repetir lecturas. Era; no era mucho.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  11. Je, je, muy explicativo lo de la tia buena Quique. Siempre hay jerarquías, por supuesto

    De todos modos mi comentario no se dirigía a Carlos, sino al primer comentarista. Pues claro, faltaría más, cada cual hace lo que quiere en y con su blog.

    Por cierto, eso de que la gente por aquí es habitual... me suena a 'mili', ya sabes, a aquello de los veteranos y los novatos. Y el veterano, por el hecho de serlo, ya tiene razón, y en caso de que no, pues se ejecuta el artículo 1

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Difícil hacer la crítica sobre el trabajo de una amiga.
    Admiro tu valentía.
    Ahora me lo leeré, que estoy loca por hacerlo. Me da que me va a gustar :)

    ResponderEliminar
  13. El primer comentador soy yo. Estimado Pobrecito hablador… Ya le he dejado mi respuesta a sus preguntas en su blog , que es lo yo considero adecuado… y en realidad: En el Arte si Hay cosas buenas o malas, y todas tienen su público. En el Arte, en cualquiera de sus distintas disciplinas, sucede una cosa curiosa, viene el viento del tiempo y lo criba todo, por ello pregunto a Mi Doctor, porque carezco de la eternidad, para aguardar y saber qué quedará de todo esto, léase, los últimos 30 años, por ejemplo…

    Si Mi sargento la considera “Buena”, me pone en un dilema, pero tenga por seguro, que mi niño tendrá su Halo… Saludos, y Gracias por contestar a mi simple pregunta, My Doctor en Literatura que casi nunca leo, no dispongo de medios… Desde mi estulticia con amor. J.F.C.

    ResponderEliminar
  14. A la sargento no hay que hacerle mucho caso: chochea. Además, parece ser que tiene una relación íntima con Fallarás (incluso sospecho que es ella misma, bajo una máscara octagenaria).

    ResponderEliminar
  15. Claro que hay novelas buenas y malas. Y poesía buena y mala. Y teatro bueno y malo. Y ensayos buenos y malos. Y críticas buenas y malas.

    Otra cosa es que todo el mundo tenga derecho a enamorarse de una fea pero simpática y de que también le quieran a uno.

    ResponderEliminar
  16. Inmaculada Concepción14 de noviembre de 2011, 20:40

    Señor Tongoy, podría usted introducir una aplicación bajo los comentarios de su blog que nos permitiera decidir a los ignotos comentaristas un "me gusta" o un "ya no me gusta" a la manera de ciertas redes sociales...
    Imagino, Tongoy, que el hecho de que a usted la tragedia infantil le ocasione una piloerección generalizada no es sinónimo de que sea ésta una buena novela ya que, dramones de esa calaña le erizan el vello a cualquiera. Me recuerda al cine coreano, especialmente a la trilogía de Chan-wook Park (Old boy, Lady venganza y no-me-acuerdo-más): trataba de explicar a un amigo que no me parece un buen cine en la medida en que, las tragedias plasmadas son tan evidentemente trágicas (incesto desenmascarado ante los dos involucrados, suicidios de amantes queridos, pedofilia a tutiplen)que sí, erizan el vello a cualquiera. Para eso un telefilm de sobremesa sobre cánceres y leucemias y adopciones que nunca llegan a buen puerto. Comprendo entonces que el hecho de que a usted ese tema sí le tocara la fibra sensible no es condición sinequanon de calidad literaria. Es como todas esas novelas sobre el Holocausto tipo El niño del pijama de rayas. Algunas otras sí me hicieron espeluznarme (Si esto es un hombre) pero siempre desde la calidad literaria. Y ahí reside el quid de la cuestión: aún ignoro qué dilemas morales le pueden emocionar a usted en las novelas. Habló usted de Ibsen y su Pato salvaje. Se plantea en esa obra una tragedia de orden moral y a usted le apasionó.
    Yo, al igual que usted, busco la sobriedad en la literatura como en el cine, la austeridad en los hechos pero la profundidad en las palabras, cosas que hacen que una novela sea una buena novela. Por todo lo dicho, no leeré a esta tipa.

    (Inciso: sí me gustó Viola di Grado, qué se le va a hacer).

    ResponderEliminar
  17. Hola, Inma. Pues "Las niñas perdidas" no está nada mal como novela negra. A mi juicio, la prosa de Fallarás no anda escasa de fuerza, resulta plástica y no se hace monótona. Claro que sólo he leído el primer capítulo de "Últimos días..." y no me encuentro en condiciones de juzgarlo... Pero procuraré leer el resto (a pesar del trabajo acumulado) en breve, ya que no le ha quedado extenso y podré dedicarle un par de tardes. En realidad, al igual que Carlos, soy un seguidor absolutísimo del género post-apocalíptico, aunque soy consciente de que aquí sólo se emplea, quizás, como alegoría de un interior fragmentado por el amor, y por su ausencia o algo así...

    Un saludo.

    P.D: ¿Cómo ha sido lo de Viola di Grado, mujer de mi vida?

    ResponderEliminar
  18. @ Inmaenculada

    ¿Se podría comparar la "ruptura lingüistica" de Viola con la de en su día, Francisco Ayala?

    ResponderEliminar
  19. Por cierto, Tongoy, ya que estás con teatro: dicen que Strindberg es un más que dignisimo "sucesor" de Ibsen. Y Söderberg creo que también escribió alguna obra de teatro. Una incursión en el teatro de Bernhard también sería tentador.

    Leyendo sobre la literatura alemana en general y sobre algunos autores en particular, me ha llamado la atención que Brecht (al que según veo está leyendo) quería que le considerasen "escribepiezas" en lugar de "dramaturgo" porque escribía "piezas" y no "dramas".

    ResponderEliminar
  20. Sorpréndeme tú, corasón.
    Es que basándome en mi edad, lo que me pide el cuerpo es un clásico.... pero mi espíritu es jovenzuelo, moderno y un montón de cosas más que no pienso decir delante de toda esta gente
    Bicos
    Marieta

    ResponderEliminar
  21. Inmaculada Concepción14 de noviembre de 2011, 22:55

    Me ha gustado porque sí, metáforas buenas, aunque excesivas, y un proceder de la protagonista bastante coherente con la narración que la sucede. No sé qué es el género post-apocalíptico.
    Comprendo que los prejuicios existen (véase los vuestro hacia Viola di Grado) así yo los tengo hacia Cristina Fallarás. Me recomendaron vivamente su blog y me resultó completamente anodino.

    ResponderEliminar
  22. Todo está en función de lo que te apetezca algo, Conchi. Si estás predispuesto a que te guste, te gustará, y si te produce una pereza horrible, tendría que ser mucho más que bueno para haber merecido el esfuerzo. A mí me pasa justamente eso con Viola. Como no creo que sea tan buena como para que me merezca haber superado el rechazo inicial que me produce, pues paso. Es humano.

    ResponderEliminar
  23. Hola de nuevo, Inma. Bueno, definir lo post-apocalíptico como género quizás resulte excesivo... No es más que un tipo de ambientación, de escenario, que plantea el desmoronamiento absoluto de la sociedad tal y como la conocemos para retornar a un estado o bien cercano a la naturaleza, o bien de sociedad primitiva con ciertos rasgos muy duros y descarnados. Para mí, el mejor ejemplo: "Cántico por Leivowitz", de Walter Miller, que plantea un mundo post-apocalíptico en el que una hermandad de monjes dedicados al conocimiento, una especie de escolástica neo-medieval, trata de reconstruir la cultura anterior al desastre. El protasgonista de la novela es la propia orden.

    Lo de Viola exigiría una conversación más extensa, aunque es cierto que yo ando bien cargado de prejuicios respecto a esa cuestión, ya sabes por qué.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Perdón: Leibowitz, "Cántico por Leibowitz". Me acabo de dar cuenta.

    ResponderEliminar
  25. Inmaculada Concepción14 de noviembre de 2011, 23:54

    Ok, aclarado queda, gracias.

    ResponderEliminar
  26. Perdón por el offtopic, pero habida cuenta del affaire Olmos-Fallarás de mediados de año a cuenta precisamente de este libro, me atrevo a proponer el tema:

    Qué co*o le pasa a Olmos, está perdiendo el juicio el hombre. Confundido por el panegírico(que se ha demostrado tan desatinado) inicial de los Quimeras, soberbio en la portada más ridícula del año, ebrio de verborrea facha en las entrevistas, ridiculizado por un ¿amigo? con el episodio épico del reloj en la presentación del libro, desorientado entre las constantes justificaciones en su blog... El daño de un fracaso ¡¡Tenemos que discutir este asunto en serio!!

    ResponderEliminar
  27. Paz, de las amigas nunca se deberían hacer reseñas. Admito que me dio mucha rabia publicarla. Espero de verdad que te guste. Ven a contarlo después.

    Inmaculada: absolutamente: No pretendía dar a entender que considero “buena” una novela que me erice el vello; más bien todo lo contrario, lo aclaro para que la gente sepa que en según qué casos se me nubla el entendimiento y nada más que atiendo a mis instintos. Hay reseñas que no se me deben tener en cuenta (la mayoría, en realidad). Estoy de acuerdo contigo con la comparación con el cine coreano (la tercera, que es en realidad la primera, es Sympathy for Mr. Vengeance) pero sí hay una diferencia respecto con las teleseries de antena tres, aunque nada más que sea por la música. Es broma. Sirva como ejemplo que la película con la que peor lo pasé (entendamos este como “sentir” miedo) no fue ninguna Ringu o similar asiática sino “Funny Games” del amigo Haneke porque el miedo era real, demasiado creíble. (Si esa aplicación existe la quiero).
    P.D. No sé quién te recomendó el blog de Cristina pero no me parece una buena manera de acercarme a su persona. Habiendo libro, ¿por qué complicarse?
    P.D.2. El tema apocalíptico no es un género sino, como dice Daniel, una ambientación. Me ha gustado desde niño, no puedo evitarlo. Creo que todo empezó cuando vi una serie llamada “Amérika” pero bien pudiera haber sido antes, con los comics de la Patrulla X y aquellos viajes al futuro. Seguramente.

    Daniel, ¿”lo de Viola exigiría una conversión más extensa”? ¡¿Más?! No, por favor… Me sumo al prejuicio, pero es que además yo me leí medio libro. Es decir, que sólo es medio prejuicio.
    A mí también me gustó más “Las niñas perdidas” pero os digo lo mismo que me dijeron a mí: “Es otra cosa”.
    Me anoto el "Cántico por Leibowitz" de Walter Miller.

    Respecto a la predisposición… no estoy muy de acuerdo. Yo he ido con una predisposición muy positiva a muchos libros y me he dado cada hostia. Quizá la solución sea rebajar las expectativas.

    ResponderEliminar
  28. Anónimo de las 21:48,
    La puntualización de Brecht no me atrevo a comentarla todavía. Estoy a punto de acabar “El alma buena de Sezuan” pero ni así. Habrá que leer algo más. Hay por aquí algún experto en teatro que quizá nos ayude. Me anoto, por supuesto, Strindberg y Soderberg. Investigaremos. Respecto a Bernhard, estoy en ello. No les conté lo último que me traje de la biblioteca. Creo que este es un buen momento:
    “El alma buena de Sechuan” de Bertolt Brecht
    “¿Quién teme a Virginia Wolf?” de Edward Albee
    “Las manos sucias” de Jean Paul Sartre
    “Los justos” de Albert Camus
    “Heldenplazt” de Thomas Bernhard
    “Teatro completo” de Henrik Ibsen

    El de Ibsen lo saco a menudo, me leo un par de ellas y lo devuelvo.
    Los siguientes deberían ser “Aquí está el vendedor de hielo” de Eugene Oneill, “Calígula” de Camus y “La puta respetuosa” de Sartre , “El inspector” de Gogol y varios de Beckett, aún no sé cuáles. Pero ya veremos si no acabo hasta los huevos antes. Habrá que colar alguna novela como pausa, algo light tipo Handke, Walser o Dostoievsky.
    El que sale perdiendo es Terranova, porque he dejado su Vampiro Argentino y Oyola, con su Chamamé en la cuerda floja también por falta de interés. Bueno, estas cosas pasan.


    Respecto al offtopic OLMOS:
    No sé qué pasó con un reloj, ¿dónde?, ¿en una presentación? El resto es lo de siempre: durante la promoción se dicen muchas cosas. Luego no se recordará ninguna. Pero quedará su libro. Ya veremos qué tal aunque empiezo a temer que no vaya a leerlo nunca pues la biblioteca sigue sin dar señales de vida. Esto es un secuestro en toda regla. Rarísimo.
    Por cierto, por culpa de tanto hablar de Olmos, el hombre ha perdido la fe en mí y me ha borrado de su lista de blogs a tener en cuenta. Vuelvo a no ser nadie. Qué cosas. La prima de riesgo española a lado de la blogosfera literaria es un ejemplo de estabilidad.

    ResponderEliminar
  29. Lo de la "predisposición", Carlos, lo decía porque hay una serie de lectores y de crítica que se dedican a entresacar lo "bueno" obviando lo malo, y otra que hace justo lo contrario, es decir, entresacar lo "malo" por encima de lo bueno, aunque es menos abundante. El caso es que pocas veces se llenan los dos platillos, a ver hacia dónde se decanta el todo.

    ResponderEliminar
  30. Tenemos que salvar al olmo herido. Me temo está siendo víctima del mal sueño de una noche otoñal. Su médico de cabecera, puede estar conduciéndole a un estado de desesperación editorial. Hay muchos casos de jóvenes (menores de 50) promesas de las letras que, al ser fichados por Timadori, sucumben. Las jovencitas lotarderas poetisas veinteañeras pisan fuerte. Tras autoedición pagada por la Mamá de la Chica-que-se-hacía fotografias-a-si-misma, se descubrió que ni tenian veinte, ni estaban locos. Sólo querian conquistar la Colina de la Hamburgueseria principal del pueblo principal. Falta de conocimientos geográficos, demasiadas horas leyendo a un tenista con sobrepeso, en el medio Oeste americano, medicado, automedicado, sometido a la disciplina de un fallido ciclo REM que le llevaba a soñar con corderitos balando, Por qué, Clarice? Dime por qué, corderitos a la parrilla en la ciudad del viaducto. Foster Wallace soñó que se convertía en un olmo segoviano, y en la mitad hendido.

    (to be continued, La charcuteria infinita. Novela existencial realista sobre la probable vida después de la muerte narrada por el propio Foster Wallace, reencarnado en colaborador barcelonés de Quimera, pasando por Segovia)

    Dr J

    ResponderEliminar
  31. jeje..sí, hay que dosificar el veneno un poco!

    By the way, conoce usted Generación Perdida, de un tal Fernando Castro (Vigo)?

    ResponderEliminar
  32. "Francisco" Castro. No, no lo conozco. Pero bueno, eso lo arreglamos enseguida.

    ResponderEliminar
  33. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 18:01

    Yo no comprendo en absoluto la fijación de Dr J. con Olmos. Una de dos: o es él mismo para autopromonocionarse o está enamorado de él.
    Sus comentarios son cansinos, Dr. no vienen a cuento porque aquí nadie está hablando de Olmos, saca usted el tema Olmos en cualquier momento sin venir en absoluto a cuento. Qué aburrimiento, señor, como si nos importaran los autores y no la literatura.

    ResponderEliminar
  34. Cierto,Francisco Castro. Responsable de lit infantil y juvenil en editorial Galaxia. Vigo.
    Estoy en ello, leyendo. Es que el otro día me crucé con dos viguesas perdidas en el fondo a la izquierda de la noche, a las que no les gustaba Iván Ferreiro. Cuando una de ella comenzó a hablar de poesía, nos perdimos, divergentes.

    Quizás usted al moverse en el sector galaico, tenía algúna noticia más. Ediciones Pulp Books. Muy majos estos chicos de los Tipos Infames, a los cinco días tenian ya el encargo. Para que luego digan que los antisistemas editoriales no apoyamos las causas modernas. Lo que no se encuentra ni patrás es la recomendación hecha por Antonio Escohotado en el ploglama de la 2, Pienso, luego insisto. La que él considera mejor novela leida en su ex-istencia: Martin du Gard -un premio Nobel de los años 20, al que no conocen ni en su casa. La novela se llama "Los Thibault", parece editada en Alianza en sus tiempos. Si alguno de los pajis profesores titulares o interinos de filosofía o literatura habituales de este foro, asi como demás lumpen-proletariado ilustre, poetisas anónimas, princesas de barrio; doctorandos y becarios del Estado español y de las autonomías, extremeños por el mundo...es un llamamiento de Rne1, la de Lobatón, la de Lucas, la de toda la vida. Si tienen noticia de esta novela, deposítenla en la P.O.Box 242, Illinois. Thanks.

    ResponderEliminar
  35. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 18:17

    Casualmente yo tengo Los Thibault en Alianza... Se la leyó mi hermana y no yo... Qué se le va a hacer, Dr.

    ResponderEliminar
  36. Ah, Conchita. El problema contigo es que no me creo nada de nada de lo tuyo, amiguita. Veo que me sigues con suma atención. Será eso una fijación? A lo mejor son hasta 2 fijaciones. El tema Olmos lo ha sacado alguien antes, léete un poco las cositas, majo. Alguien que ha nombrado no se qué de un reloj. A ver si esa persona indica el asunto. En cuanto a mi, majete, si no lo has pillado te lo voy a explicar: no se trata del olmo, sino de lo que representa. Te repito: lo que representa. No es la cosa en sí.
    Por eso es que insisto tanto en el poema de Machado, cantado por Serrat: "Amor, amor, que está herido, herido, de amor huido. Herido, muerto de amor. Decid a todos que ha sido el ruiseñor...". Ay, perdona, mari. Que este es otro. Vamos con el que sí:
    Al olmo viejo, hendido por el rayo
    Y en su mitad podrido,
    Con las lluvias de abril y el sol de mayo,
    Algunas hojas verdes le han salido.

    El resto del poema, te lo buscas en yutubs o por ahi, que paso de más corta/pega. El subtexto del asunto es el siguiente > nene, paso del cuerpo a cuerpo, del nominalismo y de hacerte el juego. Te recomiendo esta noche a las 23h el combate de MarcaTV, boxeo del bueno. Cuidado con el campeón filipino, atiza de lo lindo y tiene juego de cintura.

    ResponderEliminar
  37. Ay, Conchi, tu hermana se leyó los Thibault?
    Mira, olvídate de los anteriores desprecios.
    La confusión del instante.

    Tener el libro tu, más ser ella la que lo ha leido, está claro, me ilumina el camino. Siempre me han gustado las lectoras silenciosas que no hablan del libro, y guardan las cartas en la mesita de noche.
    Al pensar que su hermana habrá sido igualmente sin mácula concebida, me se incendian más aún las ganas. De Thibault...

    ResponderEliminar
  38. Por cierto, majo, Inma.
    No sereis las hijas inconclusas del Escohotado?
    Porque también ando detrás de Historia General de las Drogas -la edición tocha, la cara.
    Y así ya, cerrabamos un poquito el tema.
    Es que le dejé mi ejemplar, el otro día, a un paciente.

    Dr. J - me dan más trabajo los de internés, que los de la vida real. Y encima, gratis.

    ResponderEliminar
  39. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 18:40

    Pues no somos esas, pero en fin, se le va a usted la olla, y mucho. El libro de las drogas lo venden en cualquier parte, yo leí el otro, el menos largo, y me pareció un rollo porque yo no me drogo, no fumo, no practico sexo... y además ahora estoy a régimen, así que ando un poco de mal humor. El otro no lo sé, búsquelo, y no presuponga que soy un hombre, que eso me cabrea aún más.

    ResponderEliminar
  40. Ay, conchi, disculpe.
    Ahora lo del género ya si que está claro: no me drogo, no fumo, no practico sexo, estoy a régimen y de mal humor...bueno, le deseo que se mejore de todas esas cosas. Y a tu hermana, le pasa lo mismo? A ver cuando me la presentas.

    El libro de las drogas, te doy la razón, si no es pa leerlo, es pa tenerlo. Caprichos.

    ResponderEliminar
  41. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 19:03

    Ja ja ja ja... Me troncho... Mi hermana está casada, no así yo...

    ResponderEliminar
  42. Escohotado nunca ha sabido qué hacer para llamar la atención. Me da a mí que ese libro no valdrá tanto, no sé por qué.

    ResponderEliminar
  43. Dr. sobre Los Thibault, ¿ya ha mirado aquí?: http://www.uniliber.com/resultados.php?ti=Thibault&orden=PA

    ResponderEliminar
  44. Pues a mi me ha entrado la curiosidad con el librito, ya sabes como va la cosa. Basta que no lo tengas, para empeñarte.

    Conchi, yo en principio soy proclive a las desconocidas. Con las monjas de clausura, el tema del uniforme y eso tiene lo suyo. Claro que donde esté una casada feliz, que se quiten las poetisas veinteañeras criadas en Francia.

    Mira, me he calentao. Voy a ver si encuentro algo de Casanova en el bibliobús.

    ResponderEliminar
  45. Pero ¿era buena o mala?. No conteste My Doctor, es broma.
    Pero como se ve en "sobre gustos no HAY nada escrito", vaya que si lo Hay...

    ResponderEliminar
  46. Gracias, Mr Peón!
    Me voy a hacer un esquema, porque son como diez tomos, en Alianza y/o en Losada. Ah, esos títulos, como dios Manda -mariano.
    La hermana, La muerte del padre...

    De hecho, habia mirado en Iberlibro, que remitía a la libreria de viejo de la calle Ruiz, pero se me adelantó un avispado. En cualquier caso, la visita a La tarde no defraudó.



    Dr.

    ResponderEliminar
  47. Buena, buena, mr Pforsini, siempre buena.
    No sé muy bien el qué, pero todas buenas.

    Por cierto, ante de ir a merendar me gustaría saber lo de la anécdota del reloj y también que Cadou colgara los tres monólogos lisérgicos del otro día. Si es que solo deberían permitir el internés después de tres cervezas. Yo, si navego no bebo. Mejor salir a la calle, al mundo. Ay, Neruda. Antes, con veinte años, leíamos a Neruda. Ahora, se trata de autoeditarte. Acojona.

    Sobre el libro de dvd: desconozco a la Fallarás. Veré de ojear el ejemplar en la fnac, a la par que una dependienta bloguera jipi mu maja. Creo que tras una charla el otro día sobre Franzen, fue minutada y rebajada a la sección de cómic infantil.

    Tenía entendido que dvd y sus premios estaba colonizada por los walking-dead nocilleros, mutantes roba-vinilos y demás reinas moras. Y claro, los zombis estos de la sangre barata, mejor a distancia. Que si no, todos muertos.

    ResponderEliminar
  48. Pero no se enfaden entre sí, hombre, con lo bien que va todo últimamente...

    Por cierto, Inma, ya podías darme la dirección de tu blog. Déjala en el correo de Carlos y él, discreta y caballerosamente, como suele, me la envía.

    Por cierto, aquí va haciendo falta Quique. ¿Dónde está cuando más se le necesita?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  49. Por cierto, no conozco "Los Thibault", pero comparto la opinión del anónimo de las 19:07; Escohotado siempre persigue ser el alma de la fiesta y mostrar a todo el mundo lo original y rompedor que resulta ser. Fijaos que desde hace unos años ha pasado de rojo independiente a apologeta del capital y el mercado hiper-libre; le falta componer sonetos a la mayor gloria de las multinacionales. No obstante, hasta ahora, ha demostrado que tiene buen gusto (aunque elogia a Jünger, que a mí, como escritor decente sí, pero como "mayor prosista del siglo XX" no me acaba de convencer). Igual está bien, Los Thibault.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  50. ¿Criada en Francia? Yo creía que se había criado en Almería. Vaya decepción. Con lo que me ponen a mí las andaluzas, mi arma.

    ResponderEliminar
  51. Bueno, ten en cuenta que lo decisivo fue Marsella.
    Allí fue donde le entré, yo, Abdullah vía tuenti.
    Como bien se dejó constancia en el fightblog -censurado por Castro, Tao-lín et cía-, mediaLuna había pedido una beca para cruzar los Pirineos. Acababa de cortar con Ory. Lo demás, es historia. Aprovecho para informar que, tras mi paso como oyente por el festival Ñ, publicaré novela en enero de 2012. Llevará algo de pulp. Espero que si está leyendo esto el Acorazado, me saque en bolas en la portada del QL. Vale, venga. Si quieres nos hacemos un nude con mediaLuna, en un césped del Raval, a lo Yoko Ono. La novela la presentaré en un edificio abandonado de Poble Nou, hip-hop, absenta y eso. Lo industrial vuelve a estar de moda.

    ResponderEliminar
  52. Nehmovich, necesitaria ampliara usted la información sobre el paso al mercado libre y el afán de notoriedad de Escohotado. No lo acabo de ver. De Jünger persona puedes pensar cualquier cosa, pero escribe bastante bien, creo. Escohotado me parece un gran personaje.

    ResponderEliminar
  53. ¿No le parece a usted que Escohotado tenga afán de notoriedad? En lo de personaje estamos de acuerdo. Estos rompedores de andar por casa... Es capaz de decirme que Sánchez Dragó o Azúa son grandes intelectuales.

    ResponderEliminar
  54. No, hombre, no compare a Azúa, Sánchez Dragó y compañia con Escohotado...

    Es como si hablamos de escritores y usted me nombra a Rafael Reig, Hotel kafka, Bértolo y Gándara. No hombre, no.

    ResponderEliminar
  55. Buff, qué susto. Bueno, a lo mejor hasta nos ponemos de acuerdo. A mí Escohotado me parece un timador. Lo considero un tío válido, pero que se pierde por ver si la dice más gorda que los demás. Y lo que me molesta de él son las justificaciones éticas que se pilla. Si vas de este palo, o eres o no eres.

    ResponderEliminar
  56. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 21:16

    Si el señor Tongoy tuviera a bien decirme cómo conseguir su dirección de correo, pues...

    ResponderEliminar
  57. Vale, me parece bien, conchi&sister.

    Sobre Escohotado, tendria que decirme el asunto en concreto al que usted se refiere. Así en abstracto es muy difícil.

    Dr.

    ResponderEliminar
  58. Bueno, solo he leído su panegírico sobre las drogas. Hombre, pues qué quiere que le diga. Me parece bastante inconsciente por su parte. Y más teniendo en cuenta que no me lo veo ni fumándose un peta.

    Thibault.. uhmmm corre por ahí una peli porno - con bastante clase, todo hay que decirlo- sobre un perro voyeur con ese nombre.

    ResponderEliminar
  59. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 21:28

    No, si me refería a que el señor Tongoy me enviara su dirección para remitirle mi blog y él remitírselo a Daniel N. Pero también podría él darme la dirección suya, Dr. si eso le hace a usted feliz.

    ResponderEliminar
  60. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 21:31

    Vamos, que no sé dónde aparece el correo de Carlos, que no lo encuentro, vamos...

    ResponderEliminar
  61. Perdonen, no he sido demasiado claro. Escohotado es un tipo al que intelectualmente hay poco que discutirle; sabe filosofía, es inteligente y, como dije antes, no anda escaso de gusto. No obstante, también es cierto que su afán de originalidad y de ser el centro de la fiesta lo pierde muy a menudo; siempre ha mostrado sospechosas tendencias de "enfant terrible" algo forzadas. Tampoco creo que compararlo con el bufón de Sánchez-Dragó sea justo en absoluto, la verdad.

    Por otra parte, para documentar el ligero "viraje" político de Escohotado (que algunos, entre ellos yo, llaman "traición", "arrimarse al sol que más calienta" y "poner capacidad intelectual y potencia para generar ideología al servicio del orden económico establecido como si fueras su furcia") sólo tienen que visitar su página web y leer algún que otro artículo, o consultar su obra "Los enemigos del comercio", un panfleto disfrazado de reflexión histórica que termina por ser una acusación a toda la tradición de pensamiento socialista, a favor de la acumulación de capitales y contra las estructuras colectivas de cualquier clase.

    Una declaración suya constituye una buena muestra del asunto (pueden cotejarla con una búsqueda de Google): "Fui más rojo que la muleta de un torero; ahora defiendo la evolución de las instituciones hacia la libertad"

    "La evolución de las instituciones hacia la libertad" no significa su sustitución por asociaciones realmente colectivas, sino su reemplazo por empresas privadas, que él contempla como un "fenómeno de auto-organización", extrapolando el concepto cosmológico y biológico de Morin y Prygogine al ámbito de la economía. Esto que sigue es un juicio personal, claro, pero me pregunto qué libertad es esa. ¿La de Ludwig von Mises, Coca-cola y Rockefeller? ¿La de Texaco y sus entrañables andazas por Oriente Medio? Y no lo digo por demagogia, sino por honestidad intelectual y corrección semántica. ¿Quiere usted ser un conservador? Muy bien, discutamos, nadie va a amenazar a nadie con una pistola, pero, al menos, sea usted sincero: llame a las cosas por su nombre, y no nos salga con sofismas baratos acerca de la propiedad y empresa privadas como realización en la praxis de la noción de auto-organización y ordenamiento espontáneo, sólo para justificar su conversión a la derecha neo-liberal, al estilo de Albiac y el resto de los neo-reaccionarios tan a la moda.

    También afirma que él rechaza los calificativos, puesto que el meollo del lenguaje se encuentra en los sustantivos; "¿Ultra-liberal? ¿Neo-liberal? Nadie sabe lo que significa eso", ha dicho. Habré caído presa de la confusión, pero a mí me parece que el significado de ambos calificativos estaba bien claro hasta ahora. En fin...

    ResponderEliminar
  62. Hombre,Albiac. Ese sí que es un buen pájaro converso. No, si lo que da este país, es de traca.

    Al primero: creo que Escohotado ha probado bastantes sustancias.

    A Nemo: mire, lo que diga cualquier persona a partir de determinada edad, tampoco le daría mucha bola. Ya sabemos: el ácrata Boadella ficha por la Espe porque le pone la pasta por delante, etc. El dinero, el medraje social y el culo en pompa se lleva por delante cualquier presunción de discurso. La vida mata, sólo se me ocurre. Este apocalipsis financiero es un teatro al servicio del discurso del amo: que las cosas sigan su curso.

    ResponderEliminar
  63. Conchi,le sugiero abra un breve blog con los datos básicos: foto carnet, tipo de contrato laboral, expectativas, lecturas (si las hubiere).

    Luego, en vista del número de candidatos interesados, usted elegiría. Y de ahi, pasariamos a la final, cuyo premio sería el acceso a su blog original. De esta manera, sería todo sublimación y virtud. Y usted seguiría estando a dieta.

    ResponderEliminar
  64. Puede. Solo así se justifica el caos mental que tan bien ha descrito Daniel.

    ResponderEliminar
  65. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 22:02

    El blog lo ha pedido Daniel N. Detesto ese tipo de comentarios ultra-machistas, detesto el machismo, detesto la testosterona y sus derivados en general. El problema es pensar que el machismo es una mutación o anomalía: sinceramente creo que es el instinto natural de todo hombre; la dificultad estriba en hacer frente a ese machismo, superarlo, vaya, civilizarse uno, vaya, autocontrolarse uno, vaya. Ya lo decía Levi-Strauss: lo básico y primario y es el miedo a la alteridad; la socialización y el aprendizaje en cualquier forma de solidaridad es lo ANTINATURAL pero lo que, en definitiva, nos hace HUMANOS.

    Que os den, tíos.

    ResponderEliminar
  66. Hola de nuevo. Qué razón llevas, anónimo de las 21:46. Es cierto que la vida mata, si no, no se explica el carnaval que tienen montado todos estos. Pero qué triste, joder, qué triste.

    Inma, pincha bajo la foto de Carlos y en su perfil encontrarás su dirección de correo. No te cabrees, mujer, que ya se sabe que no podemos caerle bien a todo el mundo.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  67. Inmaculada Concepción15 de noviembre de 2011, 22:24

    ¿Tú también de sobradillo? Joder, eso sí que no me lo esperaba... En fin, seguid con vuestros comentarios ultraintelectuales, cómo os admiro a todos y cada uno de vosotros, ohhh...

    ResponderEliminar
  68. ¿Intelectuales? ¿Personas opinando sobre percepciones particulares te parecen intelectuales? ¿Tienen algún valor las percepciones que creamos percibir sobre los demás aquí? No te pongas dramática, mujer.

    ResponderEliminar
  69. Mira tú que bien.
    Ahora que van a quitar el 'Sálvame cacaDeluxe' tendré que pasarme más por aquí para ver a intelectuales de verdad despellejándose a través de la palabra escrita.
    Charlie, deberían nominarte a un Nobel, un Óscar o similar por todos tus logros en sólo un año de existencia literaria.
    Qué lástima no haber salido culta!!

    Marieta

    ResponderEliminar
  70. Inma, que no estaba por hacerme el sobradillo... Perdona si te he ofendido, no lo pretendía; de verdad que no.

    Marieta, perdona, pero no he entendido muy bien lo que comentas y se me ha despertado la curiosidad. ¿Te referías al tono agrio de los últimos comentarios? Si es así, a mí también me parece que no tiene sentido. ¿No es mejor, y siempre mucho más grato, simplemente hablar de literatura y pensamiento?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  71. Pues sí, Daniel, más o menos me refería a eso. Es que todo lo que ha seguido a esta entrada me ha recordado un poco a los diálogos imposibles e infinitos que a veces se desarrollan en facebook, o a un cyberchat.
    Yo entiendo que la idea de este blog no es esa, sino la literatura. Pero he de reconocer que me divierte todo lo que cuece por aquí, literario o no. De hecho tengo problemas de adicción al blog de Mr. Tongoy. Y mira que pensé que los 600 comentarios (o los que sean, yo me planté ahí) que siguieron a la entrada del 'Nuevo Drama' me harían desistir, pero tengo que reconocer que soy de carácter más bien débil.
    Así que por mi no os cortéis. pocas veces opino sobre lo que aquí se cuece, pero es que a veces la situación lo pide a gritos.
    De todas formas creo que en alguna ocasión ya he comentado que las comidas familiares en casa de los González Peón no han vuelto a ser lo mismo desde que a mi querido hermano se le hubiera ocurrido tan peregrina idea.
    Así que no puedo más que daros las gracias (aunque en realidad te aseguro que yo antes leía más, ahora pierdo mucho tiempo en tonterías webs).
    Un saludo

    Marieta

    ResponderEliminar
  72. Sí, tienes razón. De alguna manera, parece como si la gente ya estuviera previamente situada en una acitud suspicaz, para saltar a las primeras de cambio... Será el ambiente general, todo el asunto que mencionas sobre las discusiones infinitas en diversos lugares de la red. Para mí, el blog de tu hermano (además de una buena fuente de literatura potable) representa una oportunidad de charlar un poco sobre letras y demás asuntos asociados, que me apasionan, mientras trabajo con el ordenador (habitualmente, redactando apuntes para los alumnos). Lo disfruto mucho, la verdad, pero a veces he intervenido en un debate con la (ahora lo sé) ingenua idea de que se deseaba llegar a algo o, simplemente, hablar de algo, para comprobar que lo único que había era mala sangre. Por otro lado, hay gente estupenda que escribe por aquí, como varios de los anónimos que lo han hecho en esta entrada y muchos otros que no hace falta mencionar; y eso, quieras que no, compensa. Y lo del Nuevo Drama... ¡Mejor ni acordarse!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  73. Vamos, vamos, no se enfaden. Con lo bien que estábamos...

    Inma, debo pedirte disculpas. Es normal que no veas mi correo (mi perfil, en realidad) porque no está. Estaba. Lo quise cambiar para ponerlo más abajo –estaba harto de verme la jeta cada vez en entraba- y debí tocar algo que no era. Ya lo he arreglado. Lo tienes abajo a la derecha. De todos modos tengo otra que es fácil de recordar: lamedicinadetongoy arroba gmail punto com. Respecto a los comentarios machistas… no lo tengas muy en cuenta. Ya sabes que la gente a veces no controla y se le embarran los chistes.

    Dr. J me alegra que le sirva esa web. Dese prisa, a mi por esperar un par de días me jodieron el único ejemplar que quedaba en todo el país de “El plantador de tabaco” de Barth y desde entonces ando penando por él. (Mensaje para Oveja: esto no es una indirecta. Si peno, peno. ¡Qué le voy a hacer?).
    Tanto hablar de los dichosos Thibault me ha dado ganas también de leerlo. Igual lo pillo luego en la biblio, que tengo que darme un voltio por allí a coger alguna novela o tanto teatro me acabará cansando.

    Sean buenos,

    ResponderEliminar
  74. Nehmo, ahora mismo estoy en una clase de una prestigiosa escuela de negocios. Te lo puedes creer? Pero me voy pasando por aquí. Observo que tu querida inma se te ha puesto de culo. Conmigo no se atreve, claro. Ya se le pasará.

    Ni que decir tiene que se equivoca mucho. Algo hay que no sabemos que la ha puesto así de sensible con los hombres y sus propiedades intrínsecas. Súmale ese blog que tiene tan secreto. Blog secreto. Cómo se come eso?

    En cuanto al jefe, sí. Que se pille una novelita ligera o le va a dar algo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  75. Quiquiño, la novelita ligera que me quisiera leer tiene muchas más páginas de las que estoy dispuesto a afrontar ahora mismo, en este momento de mi vida en que me cuesta lo indecible robarle una hora ininterrumpida (o incluso fraccionada) al día.

    Tengo más, claro, pero es que estoy de no (de verdad) y mejor no coger las cosas a disgusto que luego pasa lo que pasa.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  76. Ay, Conchi, Conchi... ¿primero preguntando sobre prácticas sexuales y ahora con remilgos? hum.

    ResponderEliminar
  77. ¿No te quejarás Cristina...? De tu Novela casi no hablan, pero la has liado parda, con saludos cizañosos. J F....
    Ay, My Doctor, con tal de sentenciar, hacemos y decimos cualquier cosa...hasta "opinar".

    ResponderEliminar
  78. Bueno, pues gracias a internés y demás he visto que Camus tuvo en muy buen concepto la saga esa de los Thibault, y como de Camus sí me fío más que de Escohotado pues igual hasta está bien. Pero como los 8 tomos no me los pienso leer, que ya me leí la saga de Zola, ¿cuál me recomienda, doc?

    ResponderEliminar
  79. Saludos, my friend!
    Víste el ploglama de la 2, q opinas?

    Yo voy a intentarlo con el tomo 1 (primero), a ver q tal.
    Aunque te recomendaria q empezases por el 5 (cinco), con el fin de no colapsar la demanda del 1 (uno) en cyber-libro.

    Si lo dice Camus, ok.
    Algún día habrá que hablar aqui de El primer hombre. Novelón.
    Ese fajo de folios es lo que encontraron los de la Kgb en el maletín del coche, cuando se lo cargaron. Una maravilla.

    Gracias, Peón, de nuevo por el link. Sí, hay mucho capullo entrando a iberlibro para especular y hundir el mercado de las ilusiones.

    A todas las maris, pepis, y demás creaciones del new vómito drama, les dejo el link del programa sobre Escohotado. Primero ver, luego captar, y después opinar.

    No sé si hay antivirus anti-dramas en el mercado, pero sospecho que la nave espacial está infectada, aunque el daño sea mínimo.

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/pienso-luego-existo/pienso-luego-existo-antonio-escohotado/1231044/

    Son 30 minutos.Como citaría Freud, un pedo en la puerta del Juicio Final.

    Dr. J

    ResponderEliminar
  80. No, no vi el ploglama, o sea que gracias por el link. Cuando tenga un ratillo lo miro.
    Yo es con Escohotado tengo un asunto pendiente, lo reconozco. Mi hermano es muy fan, y ya se sabe, aquello de que 'basta que le guste a uno para que el otro..'. De todas formas sigo pensando que si no fuera tan "provocador" me molaría bastante más.

    Y Camus, ah, eso sí que son palabras mayores, como persona y como escritor.

    ResponderEliminar
  81. Acabo de ver la entrevista. Supongo que hay que entender que dirige sus palabras a quienes carecen de instrucción para captar los sofismas y medias verdades que va soltando a la buena de dios, no vienen mal aquellos versos de Machado:
    Dijiste media verdad,
    te llamaran mentiroso
    si dices la otra mitad.

    Bueno, no sé a que esperan para hacerlo doctor honoris causa por los servicios prestados a la libertad de mercado.

    ResponderEliminar
  82. Dále con lo del mercado.
    Si no hay nada como tenerle manía a alguien.
    Me parece un tipo interesante.
    Aunque sólo sea por la mención de los Thibault.
    No es insólito escuchar a alguien en la tele recomendando una novelita de los años veinte de un autor olvidado? Vamos, que no habla de Mondadori. Y la new narrativa: parecen escritos todos por el mismo programa Hall de Escritura Única para el Lector Unidimensional del mañana.
    Otra cosa es pensar que alguien pueda ser dios, en cuanto a ideología o saber. Eso está más jodido.

    ResponderEliminar
  83. No, si yo no le tenía manía, se la tomé hace unos meses cuando por casualidad entré en su blog y leí esas ... no sé como llamarlas... opiniones? . La verdad es que me desconcertó, o debería decir que me dejó estupefacto?

    ResponderEliminar
  84. Echaré un vistazo a su blog.
    Te lo digo porque yo no le veo muy del mercado.
    En su último libro en anagrama, cuenta como deja todo y se larga un año a Asia.
    Tiene una veta jipi que mola.
    Parece que está trabajando en un estudio sobre el comunismo. No sé si para cagarse en él.
    En fin, reina el desconcierto.

    ResponderEliminar
  85. En realidad, Escohotado es un tío de buen gusto y no va escaso de inteligencia, de eso no hay duda. Por ello me cabrea especialmente que pretenda que sus lectores comulguen con piedras de molino como las que últimamente labra.

    Ese estudio sobre el "comunismo" (en realidad, sobre toda la tradición socialista), no es otro que el ya mencionado "Los enemigos del comercio", que acusa al pensamiento socialista, y protosocialista también, de ser el causante de prácticamente todo mal de la historia, además de enemigo del progreso y las luces (¡Increíble inversión de la realidad que se marca aquí el amigo Escota!); sostiene, además, que todo avance civilizatorio ha venido de mano de concepciones económicas liberales. Si le aprietas un poco más, seguro que nos revela lo pernicioso de ciertas instituciones colectivas como la sanidad y la educación públicas, en tanto realizaciones del malvado socialismo.

    Lo curioso, y risible, es que viene a afirmar literalmente que la postura socialista (de cualquier pelaje) resulta infantil y resentida (porque lo importante es psicologizar y moralizar la historia, claro, y no explicarla a base de relaciones materiales) precisamente porque para la misma, la historia y el mundo se dividen en una mayoría de pobres buenos e inocentes, por un lado, y una minoría de ricos perversos y culpables, por otro; se le nota intención de tratar el socialismo con profundidad, ¿Eh?. Y esto lo defino como curioso y risible a causa de que su propia interpretación de la historia incluye dos tendencias o fuerzas diferenciadas, los enemigos del comercio y los partidarios del comercio y la propiedad privada, e infiere todo lo demás desde aquí, presentando a los primeros como socialistas retrógrados, enemigos de la libertad y la luz, teñidos de misticismo y consideraciones delirantes, dispuestos a machacar la identidad y el individualismo donde quiera que se encuentren, y a los segundos como ilustrados de una moderación exquisita que han desarrollado y potenciado la civilización junto a todo lo valorable que esta contiene. Para acusar al socialismo de facilón y maniqueo, su postura no parece mucho más elaborada, sino idéntica a la que atribuye a éste. Su veta hippy, por lo demás, puramente estética. Para rebeldes, me quedo con Jean Meslier o Lorenzo Valla, la verdad.

    Y pido perdón por el tono ligeramente abrupto de la respuesta; no estoy enfadado con ustedes, sólo faltaría eso, enfadarme con gente razonable, sino con Escohotado, un nuevo sofista pero de los buenos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  86. Gracias Tongui, eres un solete. Y Nehmo, tronco, menudos ladrilletes que te cascas de vez en cuando. No tienes medida. Cierro los ojos y veo a Baltasar Gracián con una cerilla y una lata de gasolina. Con todo el cariño.

    En cuanto a la novela del post, pues no me la voy a leer porque no me da la gana y porque no me gusta lo poco que sé de ella.

    Saludos

    ResponderEliminar
  87. Creo haberme topado con un libro que puede interesarme y que, de no haberlo visto aquí, ni siquiera sabría de su existencia.
    Soy de gustos definidos pero disfruto haciendo giros bruscos ante historias que se desmarcan de mis lecturas habituales.
    Tendré mi en cuenta este título para mis compras de lecturas regulares.
    Gracias

    ResponderEliminar
  88. Es verdad, Quique. Mil perdones. Es que de cuando en cuando me puede la deformación profesional de profe, y a vosotros poco hay que enseñaros, la verdad. Joder, los releeo y hasta yo mismo me encuentro pesao. ¡Perdón! Y lo de Gracián, muy bueno, venía perfecto para el tema.

    ¡Ah! ¡Y a ver si subes ya alguna gilipollez nueva!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  89. Off Topic: Daniel, te envié un email. ¿Te llegó?

    ResponderEliminar
  90. Muy off.topic, acabo de pillarme, con gran dolor de huevada, El rey pálido. Las tres primeras páginas del editor norteamericano no defraudan. Me hicieron recordar el arranque de Seven. Resulta que los escritores norteamericanos viven todos en unos casoplones, con garajes, o tienen un estudio picadero en las montañas, y pescan, esquian, además de conducir, tomar antidepresivos, ver la tele, celebrar el día de Acción de Gracias y eso. Creo que el tema de tener un espacio propio es fundamental a la hora de después, cuando desapareces, el editor pueda reconstruir la escena del crimen y sacar, a partir de diskettes y cajas llenas de papeles, la novela póstuma, en plan Bolaño, que es la que cuenta. Me comentan Balcells ya está apañando la venta de los derechos de la novela póstuma original de Vila-Matas. Con el agravante de que este escritor, de apariencia errática y aires italianos, es un auténtico raza eslava del orden. Y ha dejado la póstuma perfectamente anillada encima de la mesa de su escritorio, para que mañanam mismo, si hiciera falta, comenzaran con los preparativos.

    Dr J.

    ResponderEliminar
  91. Madre del amor hermoso, Dr.
    Tendré que volver a la facultad (esta vez a la de Medicina), no sólo a que me enseñen a escribir como usted, sino a entenderle.
    Temo haber desperdiciado un número indeterminado de años en la facultad de Física.... por aquí nadie tiene en consideración a los neutrinos, Tanto preocuparse por la nuevas generaciones y han olvidado el tema del momento.
    Pues eso,recomiéndeme alguna especialidad de esas donde enseñen a hablar raro .

    Un saludo
    Marieta

    ResponderEliminar
  92. Marieta, qué es eso de los neutrinos?

    Si lees en cualquier libreria las tres primeras páginas de El Rey Pálido, la introducción del editor norteamericano, lo entenderás. Son maravillosas. Seven es la peli esa de Brad Pitt y Freeman. El tema es la novela póstuma, una especie de autopsia de la fantasia inconclusa del finado. Será buena idea lo del Master en Hablar Raro. Lo primero, te tiene que gustar. Por ejemplo, en el profundo sur yanki, al ataúd, lo llaman Kimono de Madera. Bonito, no? Teniendo en cuenta que en la Universidad Pompeu Fabra una vez consulté un programa de un Máster llamado La muerte... Máster en La muerte. Creo que lo siguen impartiendo. Instrucciones de uso.

    Saludos, parto al norte, que está lleno de frio.
    Allí si que hablamos raro.

    Dr.

    ResponderEliminar
  93. Marietísima, cielo, el día que vengas por casa a tomar un café con pastas dejaré que te lleves (serás la primera, juré no prestarlo nunca) una novelita de Wallace para que le vayas cogiendo el punto al chaval. El de Bernhard no te lo devolveré todavía pero quizá sí los de Marías porque ya arreglé la pata de la silla que los calzaba y mucha más utilidad no les veo.

    Dr. No me joda. Trato de evitar leer nada sobre Wallace, no me diga usted esas cosas que me pone los dientes largos y luego paso mala noche. A todo esto me había olvidado completamente que salía ya. Lo tengo pedido, supongo que no tardarán en avisarme aunque con Mondadori últimamente no tengo mucha suerte. Sigo esperando por el que usted ya sabe.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  94. Inmaculada Concepción19 de noviembre de 2011, 4:05

    ¿Sigue usted esperando Ejército Enemigo? Pues me lo voy a comprar, qué pasaaa. Yo soy una fan de Alberto Olmos, para inquina de alggunos (llámense Dr. J o similar...)

    ResponderEliminar
  95. Olmos con el personaje conchi t pasa como con tus nivelas, no cuela

    ResponderEliminar
  96. Un tonto quería entrar en Sigueleyendo e hizo aquello que acusaba de hacer a los demás. Un tonto siempre es un tonto. La novela, muy buena, sí, pero manda huevos que lo digas tú.

    ResponderEliminar
  97. Entrar en sigueleyendo, que la novela es muy buena ... Ya veo que no nos hemos enterado de nada.

    Siga leyendo.

    ResponderEliminar