jueves, 7 de julio de 2011

"Alma" de Javier Moreno

El argumento siempre me ha interesado más bien poco en las novelas” escribe Javier Moreno en la página 30. Se nota. Dicen que decía Wittgenstein que hay una gran diferencia entre los efectos que produce un escrito que puede leerse fácil y fluidamente y uno que puede escribirse pero no puede descifrarse  fácilmente: “En él se guardan bajo llave ideas, como en un cofre", concluía. Partiendo de esta máxima les diré que esta novela es asombrosamente fácil de leer. Por si no ha quedado claro: esto no ha sido un cumplido. 



Ya no se escriben libros como los de antes. Al menos no de la misma manera, ni probablemente con el mismo esfuerzo. Este, por ejemplo. "Alma" empieza así: 
"Recuerdo haberme masturbado una vez pensado en mí mismo y no haber obtenido placer alguno. Mis uñas no tienen aristas y brillan como si estuvieran pintadas de laca. Me gusta la cocina china, la cocina hindú, la cocina italiana, la cocina japonesa y la cocina mexicana". 
Y eligiendo otro libro cualquiera, un poco al azar y otro poco no, pero que también esté narrado en primera persona, digamos, por decir, “El Extranjero” de Camus, nos encontramos el siguiente comienzo: 
“Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: «Falleció su madre. Entierro mañana. Sentidas condolencias.» Pero no quiere decir nada. Quizá haya sido ayer.” 
No sé cómo lo ven ustedes pero yo lo veo clarísimo. Cristalino. La diferencia entre uno y otro es la diferencia entre el prestigio de uno y el futuro que le espera al otro que es poco más o menos la diferencia que hay entre construir un personaje a base de “lo que tengo”, “lo que me gusta” o “lo que hago a cada minuto” durante tropecientas páginas o hacerlo con un simple esbozo en apenas cuatro líneas. No, definitivamente ya no se escriben libros como los de antes. Bueno, vale, estoy exagerando: todavía quedan buenos libros, sí, y buenos escritores, alguno incluso joven. Pero no es tan descabellado lo que estoy diciendo. Piénsenlo, tiene su lógica: hoy en día es difícil que una persona se dedique exclusivamente a escribir, por lo tanto los infelices que lo intentan han de hacerlo superando los cienes y cienes de inconvenientes que surgen en el camino; me refiero al trabajo pero también al sexo, Facebook, Twitter, Myspace, los videojuegos, las series de televisión, el cine, los programas del corazón, las revistas de corazón, el aeromodelismo, la cocina y otras pajass tipo congresos, cursos, cursillos, blogs, páginas webs o reuniones de antiguos alumnos. También hay mas cafeterías que antes y bares y pubs y restaurantes y centros comerciales y hacer la compra lleva mucho más tiempo que hace cincuenta años. Ser escritor y tener insomnio es una bendición de dios, visto lo visto, pero puede que ni eso valga la pena si no se está a lo que hay que estar. 

Esto que acabo de contar es lo que provoca que la mitad de los escritores sufran déficit de atención y deban recurrir a narraciones desestructuradas o tramas inexistentes cuando no directamente al microrrelato o la poesía. Esto no por malo es poco conocido. Javier Moreno lo sabe y en cierto modo lo justifica: 
Creo que ya lo he dicho pero hay cosas que no me cansaré de repetir: me fatigan los argumentos. Los acontecimientos de la vida apenas duran unos pocos segundos; a lo sumo, algunos minutos. Una línea o una página deberían ser suficientes para describirlos. El resto –la trama- no son sino extrapolaciones. La vida es una suma de acontecimientos carente de trama. Como mucho, podría hablarse de pequeñas convergencias que procuran la ilusión de sentido. (Pag.31) 
Ojo, no dice “los argumentos son fatigosos” sino “me fatigan los argumentos”. Está bien localizar el problema y admitirlo o nunca podremos curarlo. Como terapia invertida Javier Moreno nos regala 140 páginas de extrapolaciones. Por el camino siembra un línea argumental: una novela que le hubiese gustado escribir; la historia de amor de una mujer llamada María que escanea cosas y las archiva en una carpeta del Windows llamada “Alma” y se las envía a su amigo Eduardo que es más raro que un perro verde. Esto (las extrapolaciones con telenovela de amor incrustada) sin respirar durante mucho, mucho tiempo. Y cuando estamos bien hasta los cojoncillos, allá por la página 57, nos cuela la primera foto, supongo que para descansar la vista. 

Me estoy pasando, lo sé; la novela no merece tantos golpes como le estoy dando pero es que hay cosas que claman al cielo, por ejemplo la apasionante retrato íntimo de María: de modelo estelar a imagen difuminada, como aquella película de Woody Allen (¿Desmontando a Harry?) en que Robin Williams tenía que vivir desenfocado. Sus usos y costumbres (los de María) son un ejemplo a seguir: “La manera en que María se seca después de hacer pis es tomando tres pliegues de papel higiénico, doblándolos por la línea de puntos y plegando el conjunto de nuevo por la mitad.” Yo hago casi lo mismo cuando meo de pie, pero sin respetar la línea de puntos porque con una sola mano no puedo plegar el papel y si utilizo las dos temo salpicarme los pantalones, pero si no se lo he contado antes fue nunca imaginé que algo así pudiera interesarles. 

Esta novela no es tan mala como la hago aparentar, en serio. Tiene su “aquel” aunque sólo sea como experimento. El problema es que esto no es un colegio ni yo un profesor por mucho que la mitad de los escritores de este país sean estudiantes (no es el caso de Javier, ojo). Esta novela debería durar la mitad de lo que dura e incluirse en un recopilatorio de relatos de la nuevas y prometedoras voces de menos de cuarenta años que Granta saque por navidad para animar el whislist de la Fnac. Pero convertirlo en novela me parece un exceso, honestamente. Esto es literal, lo juro: en la página setenta supe que ya tenía suficiente. Aún así, insisto, le reconozco el mérito que tiene tratar de hacer algo diferente por mucho que el resultado no me haya convencido. Además, admitámoslo, este estilo difícilmente podrá ser repetido, ni por el propio Javier, sin arriesgarse a caer en el hartazgo, el aburrimiento, en el “esto ya lo he visto antes” o en el “a Javier se le han acabado las ideas”. 


LA CRÍTICA DICE… 

Una última cosa. He leído unas cuantas reseñas de esta novela, casi todas de blogs y me ha sorprendido enormemente descubrir que no hay ni una sola que no caiga rendida a sus pies. Desde Agustín Fernandez Mallo diciendo en El Cultural que “Alma es un buen ejemplo [de la depurada intuición que tiene el autor a la hora de establecer un equilibrio entre las fuentes arcaicas, pasadas por las helénicas y enchufadas directamente en contenidos científicos contemporáneos]; de cada 3 frases podría hacerse una poemario entero o una novela entera, concatenación de intuiciones audaces, exigentemente poéticas, inteligentes, en absoluto pretenciosas ni forzadas” pasando por una del ABC que afirma que “en este tiempo de obras de supuesta valentía que, simplemente, aportan gotas de modernidad a lo mismo de siempre alivia el hallazgo de una obra auténticamente kamikaze.” Por el camino, ya lo dije, blogs y más blogs a reventar de citas y aplausos. Todos en la misma línea: el reconocimiento a la valentía de crear un novela con una trama tan minúscula (algunos hablan incluso de la consecución de un proyecto frustrado de Flaubert) que se sostiene por sí misma a golpe de frases minúsculas. A mí esto no me parece meritorio en absoluto, sinceramente. Sí me lo parece, en cambio, ser capaz de dedicar tanto tiempo y esfuerzo a escribir algo completamente intrascendente que será olvidado antes de que acabe el año por mucho que se empeñe todo el mundo en hacer de ella una obra maestra.



47 comentarios:

  1. Todo el mundo sabe que este tío es un mal escritor, frustrado por no poder entrar, a su edad, en una editorial de verdad. Lo que se confirma con lo que usted dice de esta novela. Es de suponer que Fernández-Mallo lo ponga por las nubes porque Moreno se subió al carro de los Nosilla (los SinSilla, distintos de los Nocilla) y le acarició los cojoncillos con gustito.

    ResponderEliminar
  2. Querido Tongoy,

    independientemente de lo que cuenta sobre esta novela (no la he leído y, en principio, no tengo interés en hacerlo), le agradezco profundamente que señale la idea de que escribir es renunciar a casi todo lo demás. Porque, claro, facebook, los bares, el trabajo, mantener un blog, etc. no ayudan a escribir. Me alegro de que hoy señale esto. No diré más, porque no importa. Se lo agradezco mucho, de veras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. no pude pasar de la página 20. con todo el respeto por el autor (al que no conozco), me parece que es el único que se creyó que había algo detrás del corta y pega de Fernández Mallo. en ese sentido, es natural que lo elogie, pero es como el que elogia al hijo aunque sea tonto sólo porque es el hijo (en este caso, el padre ya era tonto, así que habrá que echarle la culpa a la genética). saludos.

    ResponderEliminar
  4. Daniel,
    era un secreto a voces. Me refiero a los problemas a la hora de escribir. No es su caso, que escribe un mensaje de pascuas en ramos sino de muchos otros, supuestamente escritores, que tengo agregados en Facebook y que ejercen más de comentaristas de sí mismos que de cualquier otra cosa. Yo, que NO soy escritor (ni ganas), apago el Facebook y similares a las siete de la tarde, liquido tareas domésticas y ceno viendo las noticias. Luego, silencio. Me siento frente a un ordenador sin conexión a internet, casi siempre apagado -o abierto en Word para tomar notas- y leo frente a una pared que por tener no tiene ni estanterías y los libros se reparten como buenamente pueden los restos de mesa que encuentran. Cualquier otra forma de hacerlo me contamina la lectura. No me quiero ni imaginar los requisitos que me exigiría escribir algo que no fuese este blog. Por eso me extraña tanto, ¿entiende?, que se hable de “obras magníficas” de escritores a los que sigo la pista un día sí y otro también. Soy desconfiado por naturaleza, pero no imbécil.
    Reciba un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Anónimos,

    No os imagináis la alegría que me da leer vuestros comentarios. Juro por mi gato que pensé que era el único que veía en este novela la tontería que vi. No se me ocurrió investigar la vida y obras de Javier Moreno porque echando un vistazo a la biografía resumida de la contraportada me encontré con que era poeta y preferí no cogerle manía antes de tiempo. Pero ahora todo cobra sentido. El extracto del comentario de Agustín Fernández Mallo lo robé de El Cultural, ya lo dije, pero lo que no dije fue que inmediatamente antes escribe acerca de los reseñistas sin formación (sin llegar a establecer ni clarificar cual debe ser esta) tratando no sólo de “desautorizarlos” (esto entrecomillado) sino de minimizar el daño que puedan hacer quizá con sus críticas negativas. No me sentí aludido, no al menos directamente, pero hoy, sabiendo gracias a vosotros lo que sé de su amistad generacional (y ya sospecho que personal también) con Javier Moreno a quien había que desautorizar para hablar de según qué libros es al bueno de Agustín, a quien no tengo el placer de conocer y cuya carrera no he seguido más allá de la infumable “Nocilla Dream” (cuya reseña acabé de escribir el otro día y dejaré programada para publicar durante mis vacaciones, en la segunda quincena de este mes). Es un insulto a la inteligencia, eso es lo que es. Que se les llene la boca a quienes se les debería estar cayendo la cara de vergüenza.

    Un saludo y muchas gracias por pasar,

    ResponderEliminar
  6. Muy buena crítica. Los males que apuntas, son los de esta generación zombi/mutante/nuevos vómitos. Lo principal, su falta de honestidad. Son productos (no alcanzan la categoria de escritos) ready-made absolutamente inflados, con la intención de pegar el pelotazo. Desde Malherido Olmos a toda la pandilla basura patrocinada por los quiméricos vicente luis moristas, lo que quieras, puedes elegir.
    En cuanto al Nocillas de marras, no merece ni la pena. Recuerdo una entrada en su blog, hará cosa de un año: "aqui, viajando en un tren hacia Baltimore: tienen wifi gratis". Es que no da para más, el forrest gump del marketin Alfagura. Wifi gratis en el tren? Umm. Quizás te lo facturaron en el precio del pasaje. Todo es un poco así. El drama mayor de toda esta baby boom coñazo generation es la falta de ventas y de lectores. Pero vamos, si me apuras: Fresán y Calvo incluidos. Teorizan esto y prologan lo otro. Pero pillas sus textos y se te caen de las manos.
    Ahora, el paradigma de Tao Lin Tamagochi de todos estos es el aprendiz de brujo, Ibrahim Garcia, el de Luna. Todavia no ha escrito nada y ya le anuncian como "el novelista" de la generación. Acojona, eh?
    Perdona la extensión de la entrada, es que el tema apasiona. Por cierto, qué pasó con los gremlins excitados del Fight Blog? C. Cadou cierra blog, Julito Fuertes cerró blog...ummm.
    A este paso no van a encontrar gente para el autobús subvencionado rumbo a la Laboral, Gijón.
    Bueno, siempre nos quedará Olmos..

    Saludos cordiales.

    Emily Gallimard.

    ResponderEliminar
  7. "Es un insulto a la inteligencia" es la mejor definición que he leído de la cosa nocilla. y agustín fernández mallo debería pensarse bien a quiénes llama "críticos sin formación": él no tiene ninguna formación oficial como escritor (por no hablar de como crítico, que eso le tocó en una rifa). espero que le funcione el google alerts y lea esto y reflexione. que lo haga javier moreno también: javier, ir tras los pasos de fernández mallo pensando que eso te va a convertir en un escritor es como querer robarle un peine a un calvo. muy bueno el blog, peón.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este blog es un oasis en el desierto cibernético. A veces me ocurre eso, leo un libro, consulto las reseñas, y vas entrelanzado cosas, y acabas concluyendo que hay muy pocos sitios donde hay reseñas libres, en el sentido de no ser deudor de este amigo o de aquel conocido, o de este con el que puedo alinear y me puede paatrocinar en el futuro...

    Lo más sangrante de la Generación Nocilla es lo malos que son. ¿Y Los muertos de Carrión?. ¿Y la novelita de Alba Cromm del megacrítico Mora?. De vergüenza ajena.

    Otra gran falla de estos escritores que quieren ser modernos es, precisamente, como apuntas, el tiempo que dedican a otras cosas, digamos, superfluas. Yo siempre me he preguntado si leerán, pq no creo que les queden tiempo. Y cuando lo hacen, sólo se leen entre ellos, con lo cual...

    ResponderEliminar
  10. Chicos, es así. Me alegro de este oasis. Pongámosle un poco de humor a la cosa. Por ejemplo, al v. Luis Mora, lo suyo es seguirle ahora en el twitter. Es un descojone. Lo primero, es buscarlo en google: la primera entrada, corresponde a un doble del Mora y, sin embargo, mucho más real que el original. "Yo es que soy guay", "Aqui estoy yo y mis opiniones de chomsky cordobés", "como me las apañé para autoenchufarme en lo del Cervantes y cobrar miles de euros con adsl gratis por no hacer ni el huevo" (capítulo aparte lo del Cervantes, ahora que han destapado la trama SGAE. Buscad en youtube una entrevista del dire de New York, el insigne Eduardo Lago, a Paul Auster, en la que ni el dire ni el presunto traductor saben pronunciar/parlotear en inglés; por otro lado, el autor de una novelita nadal que, en homenaje a Vazquez Montalbán, tiré directamente al cubo de la basura, eso sí que era un insulto a la inteligencia, incluso a la necedad, si me apuras...qué cogñazo..!). Eso sí hay que otorgarle al señoritooo cordobés: el inglé, lo pronunciará a lo triana, pero las notas a pie de página, siempre de la Baltimore University, como poco.
    Lo dicho, seguid el twitter, porque ahi está toditos y es un descojone: German Sierra, el otro, y el de más allá. Pero, sobre todo, seguid al gran personaje: Claudio López Lamadrid, pope mondadoriano, publicando a diestro y siniestro el último hit de la humanidad (véase la novela futurista galdosiana de la Gopegui, máma mia, una mezcla de Informe Semanal y la guerra de los clones).
    Una pregunta, quién paga las ediciones de Mondadori? Joder, porque los libros son caritos y no he visto en mi vida a nadie comprando uno. De hecho, son fondo de armario habitual en las librerias. Vas tres años más tarde, y siguen los mismo titulos, en el mismo orden.
    Lo dicho, Salinger, my pale king.
    A llevarse al Foster Wallace a la pisci municipal, y ver si se folla algo. Y si no, a meterlo en la novela. "Me fui a la piscina con una novela de F. Wallace. Colecciono tupperwares. Hoy no me apetecia tocarme. Creo que cenaré spaguetti a la carbonara..." etc, etc...

    salud, amigos

    Emily

    ResponderEliminar
  11. @ Emily

    No he leído la última de Gopegui, pero a mí personalmente me gusta y me parece de lo mejor en el panorama español (que tampoco es mucho).

    @ don Carlos

    A ver si hace una reseña de "los ingrávidos", que parece le ha molado; un "escritorazo" como Zambra habla muy bien de la autora.

    ResponderEliminar
  12. @anónimo/a

    puede leer las primeras 30 págs de lo de la Gopegui en el link de Mondadori. Humildemente, es pa echarse a temblar, la conjunción imposible de elementos y estilos que pululan por el manuscrito. Sí me gustó su primera novela, "La escala de los mapas". Luego, se empeñó en una especie de costumbrismo lírico social que tampoco he tenido mucho interés en leer.

    Respecto a Los ingrávidos, qué casualidad: acabo de publicar una nota en mi blog sobre el fenómeno de las escritoras lolitas pibonazos. Por supuesto, en la cabeza del pelotón, Pola Oloixarac, que solo de escribir su apellido ya me turbo. Luego, la de la ingravidez. Como marca el canon actual, en muchos arranques de párrafo, utiliza alguna variante de la palabra "masturbación". Tipo, "me aburria, me masturbé de puro aburrimiento". Está muy de moda este mas-turbamiento literario existencial autoficcional. Olé.
    http://www.elboomeran.es/obra/838/los-ingravidos/
    Joder, está buena, no? Esa ambigüedad mórbida. Todo cuenta.
    Y luego, no se olviden de otra que anda por ahi, escritora o cuentista, también un pibón.

    Se acabó el tema a lo Marguerite de Duras. La mujer del César tiene que serlo, estarlo y parecerlo. Para que César quiera comprar el libro, la autora tiene que estar follable a
    tope. Si bien en sus cuentos, la voz narrativa es recomendable se mate a pajas.

    Que dura es la ficción. Pobre Madame _Bovary.

    Emily.

    ResponderEliminar
  13. @ emily

    No he leído a Luiselli, pero viendo sus fotos en google tampoco diría rotundamente que "está buena", simplemente me parece una chica "normal". De todas formas, la "belleza" física no debe ser impedimento e incluso perjuicio de una autora o autor: si te parece que lo hace bien, lo dices, y si no también; más allá de prejuicios estéticos.

    Tampoco entiendo porque el sexo debe ser "tabú", ni porque es algo "malo" abusar de él. Houelllebecq abusa de él, y para mi es un "jefazo" en lo suyo. Una párrafo de él me dice más que todas las novelas de muchos autores. Todo ello reconociendo sus limitaciones en la escritura de prosa, que sin embargo, las minimiza e incuso las aprovecha para plasmar una prosa áspera, dura, directa, fría, reflexiva, distante y en cierto sentido, "inhumana".

    ResponderEliminar
  14. @ anonimo

    De acuerdo, Luiselli provoca cierto morbo. Aunque esa sea una cuestión muy personal. Es decir, es una cuestión en la vida de cada persona como se las va arreglando con el sexo. Lo que pasa es que la relación sexual es imposible (Lacan) y eso plantea una relación con la poética de la sexualidad. El señor Houllebecq juega con la poética de la transgresión. Bueno, no sé. Es difícil. Caca, culo, pis. Lesbianas por doquier. Personajes que viven la exigencia de sus pulsiones de una manera cuasi religiosa. Hace poco, una de estas escritoras quiméricas con twitter, decía que Bukowski escribía con la polla. Como critica a cierto machismo. Supongo ella estaba defendiendo cierta escritura vaginal. Lo curioso es que yo leo a Pola o a Luiselli y me da la sensación de que están escribiendo con la polla. Qué cosas.

    Emily.

    ResponderEliminar
  15. Me da cosa interrumpir porque está el debate muy interesante pero no me resisto a comentar varias cosas:

    1. Voy a pasar de lo del twitter de Mora y demás fauna. De verdad que con Facebook tengo más que suficiente para saber de todos ellos.

    2. Yo también creo que esta gente apenas lee. No puede ser, es imposible. Creo que fue el sábado que un escritor hablaba en Facebook de que estaba teniendo una tarde de lo más tonta. Se había sentado, decía él, a escribir su novela y llevaba dos o tres horas escribiendo salvajemente en tres redes sociales diferentes. Seguramente con las mismas personas. Eso tiene su gracia, seguramente, además el sábado está para descansar, pero resulta cuando menos sospechoso que esta persona sea capaz esa misma noche o al día siguiente de abstraerse completamente de esa adicción (pero eso es lo que es, no tengo la menor duda) para escribir algo que valga realmente la pena. Joder, es que tienen que salir novelas formato “nocilla” por cojones!! (con perdón) No es normal. Y ahora viene el google+. A ver quién es el primero que saca una novela a base de mensajes de twitter. Al tiempo.

    3. Me rindo: entre hoy y mañana hablo de “Nocilla Dream”.

    4. About modemoiselle Luiselli: a mí tampoco me parece que esté tan buena, la verdad, ni estoy del todo seguro qué esa influya en las ventas. Supnogo que sí, en la promoción sobre todo. No es lo mismo entrevistarla a ella que Garriga Vela, por poner un ejemplo cabrón. Su última novela la disfruté, efectivamente, aunque está lejos de ser una gran novela. No siempre espero encontrarme una obra maestra. En muchos casos, especialmente cuando el escritor/escritora tiene menos de treinta o cuarenta años no acostumbro a esperar nada más que una promesa de futuro. En la novela de Luisella lo encontré pero tiene el mismo problema que la mayoría: caerá pronto en el olvido. A diferencia del resto posee cierta capacidad hipnótica durante la lectura y ofrece algunas ideas sorprendentemente interesantes para alguien nacida en 1982. El mes de julio para mí es un mes muy malo porque tengo muy poco tiempo para estas cosas pero trataré de comentar algo en el blog, aunque no sean más que unas líneas para que entendáis lo que quiero decir.

    5. Escribir con la polla o con la vagina es algo que me trae bastante sin cuidado. Me importan los resultados. Empezar una novela diciendo “Recuerdo haberme masturbado una vez pensado en mí mismo y no haber obtenido placer alguno” no es escribir con la polla, sino con el culo. Es tan evidente la necesidad de impresionar que provoca, al menos a mí, el efecto contrario. Alguien que pretende llamar mi atención contándome ese tipo de gilipolleces que ni siquiera sirven para definir un personaje es lamentable. También es verdad que me pilla releyendo “El mal de Portnoy”. Las comparaciones por lo general son odiosas, pero esta especialmente. Caca, culo, pedo, pis, efectivamente. A eso se reduce todo últimamente: a llamar la atención.

    6. La opinión de Pola me la reservo hasta que vuelva a leer su novela. Estamos hablando del 2027, más o menos.

    7. Hablando de Zambra: tengo su último libro sobre la mesa.

    8. Estoy de acuerdo: los de Mondadori son unos chorizos. Hace mucho que me juré no volver a comprarles nada y sólo lo incumplí un par de veces. Viniendo de mí eso es todo un logro.

    Gracias a todos por este buen rato.

    ResponderEliminar
  16. Zambra me parece un excelente escritor, pero no por ello es ajeno a las tentaciones corporativas del mundillo literario. ¿En verdad alguien cree que elogia la novela de Luiselli porque la compró en una librería y le gustó mucho? Por favor: http://www.letras.s5.com/az220411.html

    Y más allá de si está buena (no lo está y no juega con ello, no cae tan bajo como Pola), la novela de Luiselli me parece pedante, snob y aburrida (sobre todo la segunda parte); un ejercicio de la Vila-Matas de alguien que no tiene nada que decir.
    Saludos, señor Tongoy,

    ResponderEliminar
  17. Jaja, sí ha estado bien la tanda. Me he descojonao con lo de Pola en el 2027..! En realidad, hablamos más o menos de las mismas cosas. Es decir, la tragedia de estos modernetes de las editoriales (Mondadori, Lengua de Trapo, Alpha Decay,...), es que además de una portada, y una buena faja (en plan las de Pron, porque para que alguien como Féliz de Azua hable bien de alguien que no sea Eduardo Mendoza, realmente has tenido que bajar a por marisco...)se olvidan que se necesita algo más que fascinación, efecto hipnótico y malabarismos.

    1.- Ejemplo 1: Javier Calvo. Joder, mira que me cae simpático el tipo. Y traduce a los más guays. Ahora, sus novelas, sean novela-río, góticas o afluentes, no hay por donde cogerlas. Se olvidan, quizás, de un detalle: en este país llamado españistán, no hay un público intelectual cultureta para ese tipo de experimentos fresánicos. Sí, yo he comprado algún libro de Sexto Piso (William Gaddis...) y de la onda. Pero soy consciente de que somos cuatro frikis.

    2.- Nunca seré lo suficientemente friki para comprar un libro de Olmos. Ni en edición bolsillo.

    3.- El lamento de Portnoy, es mucho libro para compararlo con estos. Joder, me alucina leer por ahi a gente como Elvira Lindo o Muñoz Muermo Molina hablando maravillas del señor Philiph Roth. Es como para decirles, de verdad lo habeis leido? Y no habeis aprendido absolutamente nada nadita...?

    4.- Lo dicho con anterioridad: lo que me fascina del señorito Mora, no es su adicción a las redes -bajo pretexto de su estudio y análisis...ejem. Es más bien que sea un ejemplo más de la desfachatez patria: miras su twitter y puedes ver que no hace otra cosa en todo el día que navegar y twittear. Y que yo sepa tiene un cargo público -pagado por todos..- y se debe levantar unos 60 mil papeles al año, mínimo, por estar en Marrakech tocándose el higo. Coño, disimula! Hazte un seudónimo o algo! Pero no, aqui lo que se lleva es el plan Roca marbellí: te lo llevas tieso y además te montas un zoo a la vista de todos.

    4.- Por cierto, sí: ya está dando el coñazo con el google+.

    Paso a leer su critica sobre el impresentable nocillero, hablando de uno que alardea de no haber leido Madame Bovary, ni Tolstoi..."porque eso ya no hace falta en la era 2.o". Joder, donde estará el tipo aquél que leyó el guardián en el centeno...? Habría que contratarle para un trabajito..

    Emily

    ResponderEliminar
  18. Es posible que Mora sea uno de los escritores más tontos del mundo, pero cuidado, porque Vilas es un grande, lean su poesía completa.

    ResponderEliminar
  19. Hola:

    ¿Cuál es el blog del anónimo que firma como Emily?. Agradecería enlace, ya que, como decía ayer, en medio de este desierto, di con un oasis, a ver si doy con otros

    Saludos. Gracias

    ResponderEliminar
  20. Pues yo he leído a Olmos y no lo hace nada mal; quizá el problema vuestro esté en las expectativas, o ya directamente, en los prejuicios.

    Sobre Mondadori: ¿no publican también por ej, a Coetzee, McCarthy o ahora Vila-Matas? Eso sí, careros a tope, pero su bolsillo está bastante bien de precio.

    ResponderEliminar
  21. Mondadori con Vila-Matas?. Ya ha dejado Seix Barral?

    ResponderEliminar
  22. Vila Matas no es Debolsillo?
    Bueno, creo que todo es Planeta o Random House o Quimera...Y todo ello, Tele 5..
    jeje

    ResponderEliminar
  23. No, Olmos no escribe nada mal. Yo leí hace tiempo "Trenes hacia Tokio" y me gustó bastante su estilo. Las críticas que se le hacen a Olmos siempre tiene más que ver con su ego algo desmedido, lo cual, bien mirado, no es muy justo. Y luego hay gente que cae mal. Es así. A mi no lo sé, no lo conozco de nada.

    Me uno a la pregunta: Emily, ¿cual es tu blog? Olvidé preguntártelo antes.

    Con permiso voy a pasar de la poesía de Vilas. Y de su narrativa también, ya tuve bastante con "España".

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  24. Totalmente de acuerdo con lo de Vilas. Algunos -empezando por él mismo y AFM..- lo consideran un genio a la manera española, es decir: sobrado de ingenio. Pa ingenio, ya tuvimos a Gómez de la Serna. Y, claro, a Juan Manuel de Prada, reconvertido actualmente en guia de cineforum del IMSERSO en el canal del gato remojado.

    Por lo que creo conocer a Emily -poco, sólo quedamos una vez en la planta 3ra de la Casa del Libro para tomar un café cerca de las obras completas de Freud- tardará un tiempo en darse a conocer. Es de naturaleza retraida, y tiene aún ciertas reservas a las fauces omnívoras de la blogosfera.

    ResponderEliminar
  25. Tongoy, el Vilas narrador es muy malo, y el Vilas articulista un ingenioso de gracia relativa, como apunta el anónimo. Yo leí sus poesías a regañadientes y a punta de pistola (un amor) y, amigos, es un poeta grande.
    Pensar que todo el que tiene un garito en la blogosfera es un imbécil no es de recibo.

    ResponderEliminar
  26. No tengo problema con Vilas más allá de su narrativa. Sus artículos también tienen su gracia, es verdad, pero de la poesía paso, no porque sea de Vilas, sino porque yo paso de la poesía. Completamente. Lo siento, será una tara que tengo, no sé, pero me niego a intentarlo.

    Y no creo que todo el que tenga un garito en la blogosfera sea imbécil. Tengo amigos y conocidos bloggers en algunos casos escritores y me parecen excelentes personas. En su mayoría lo son, de hecho, cada uno a su manera. Lo que me molesta de ciertos blogs son las trolas que nos cuentan en unos y ver como otros escriben para sí mismos queriendo que les lean los demás.

    ResponderEliminar
  27. Les voy a contar una historia muy bonita de un comentario que se murió para que otro pudiese nacer. Está basada en hechos reales:

    Acabo de borrar un mensaje, un poco más arriba, en el que decía algo sobre Ibrahim B. No les voy a contar qué porque no quiero tener que borrar este también. No; este se va a quedar aquí para siempre jamás. Verán, Ibrahim me dijo que le chivaron que yo había escrito un comentario diciendo una cosa terrible terrible terrible y entonces me escribió un mensaje. Parecía muy enfadado. Me pedía explicaciones sobre el comentario que acabo de borrar. Se las di porque yo soy pobre pero educadísimo y entonces me llamo mentiroso. “Mientes, canalla”, me dijo, “eres un mentiroso”. Bueno, más o menos; le he añadido algo de lírica porque lo que él escribe no tiene maldita la gracia y me he sentido obligado a ejercer de editor por el bien general. Luego discutimos y tal y tumba; toda la puta tarde cruzando correos y yo a treinta páginas de acabarme “El mal de Pornoy”, ya me dirán ustedes si no era para matarlo. Al final quedamos directamente como enemigos irreconciliables, lo cual echó a perder la tarde; después de tantos meses de regar una amistad joder, que mala suerte. Vale vale, esto es coña, no se jodió la tarde; lo cierto es que echaba de menos una pasión como esta en mi vida. A mi edad ya no se encuentran. Pues bien, yo me negué a borrarlo porque, se lo dije a él, yo soy muchas cosas pero mentiroso no es una de ellas. No al menos en este blog, que no me da de comer. En la cama ya es otra cosa pero en el blog ni hablar. Más tarde, por la noche, le conté un cuento a mi hija antes de dormir. Era un cuento muy bonito de Cortázar. No un cuento de esos que están pensando sino un cuento para niños llamado “Discurso do oso” que trata sobre un oso que vive en las tuberías de un edificio. Leyéndole el cuento a mi hija me di cuenta de algo: no me interesa. No me refiero sólo a Ibrahim sino a quedar como el vengador justiciero. Se lo explico enseguida: yo no tengo problema en borrar un mensaje que hace tanto daño a alguien, o doscientos si es necesario porque crea que es mentira (como este caso). Supongo que Ibrahim esto no lo acabará de entender pues aún estoy esperando que borre un mensaje que hace tiempo, durante su Fight Blog, contenía insultos en una entrada que yo no le había autorizado. Allí se quedaron el post y los comentarios hasta que dio por concluido el experimento, que fue mas o menos cuando le salió a él de los cojones. Un dos por uno que dice mucho de su persona.

    He borrado el mensaje no porque fuese mentira (aunque en honor a la verdad tengo que reconocer que estaba redactado con el culo), sino porque el día que me encuentre con Ibrahim en la calle o en algún sarao seré el único de los dos que podrá mirar al otro a los ojos sin que se le caiga la cara de vergüenza.

    Luego, después de decidir esto, nos fuimos todos felices, cada uno a nuestra cama: yo, feliz por haberme librado del aciago destino de haberme convertido en un miserable por no borrar un ridículo mensaje que no servía para nada más que para hacer daño gratuitamente; Mondadori –y esto es solo una fantasía erótica mía- porque ya falta menos para que sea enero y publique el libro del niño Ibrahim, famoso en el mundo entero e Ibrahim -esto también es una suposición- feliz y orgulloso de que Mondadori publique su libro, no por ser quien es, sino por lo mucho que vale, que es un montón y pico.

    Que tengan un buen día.

    ResponderEliminar
  28. Apasionante post ha escrito usted, sí señor.

    Me descojono, no sabía que los gremlins del vómito tenían comisarios políticos vigilando la Zona digital, a la manera de Señores Smith de matrix.

    Bueno, tan grave era su comentario? Creo recordar que decia que había leido Exhumación o que no lo había leido o mejor no haberlo hecho. Vaya, si que tienen la piel fina, los del vómito digital.

    El tema es que lo del Fight Blog se les fue de las manos. Pensaban descojonarse de los anónimos que les atiborran y de paso, para que engañarnos, tener localizadas sus ips, etc.

    Y de repente, aquéllo se fue calentando: que si uno informaba que la mamá de Luna iba de gira por el Cervantes y era la del Gaviero, que si tal, que si pascual. Resultado: lunita se quedó sin comments en su blog, se largaron todos como seudónimos a calentar el fight y abdullah actualmente está pasando una severa anemia de comments (marginaos, los llama). Julito Fuertes cerró el suyo. Etc, etc.

    Asi que los gremlins salen al anochecer y nunca, recuerde, nunca les de agua de beber.

    Me anoto el cuento de Cortázar, no lo conocía.
    Alguna edición/editorial en concreto..?

    Thanks!

    p.d.: por favor, publique usted esa correspondencia cruzada de mails con abdullah. Resérveme los 100 primeros ejemplares.

    ResponderEliminar
  29. No, el comentario no era exactamente ese, pero casi. Era una frase inmediatamente anterior que estaba mal escrita y daba a entender que Ibrahim había vendido a Mondadori su novela antes de escribirla (ups, perdón, se me escapó). Me lo desmintió tajantemente y mire, yo le creo. ¿Y sabe porqué le creo? Porque mi insinuación iba por otros derroteros, simplemente no supe expresarme (me ocurre en ocasiones) ni el se avino a interpretarme (esto también me ocurre): lo que yo quería decir es que yo CREO QUE Mondadori compró su libro por el nombre del escritor. De la calidad de la obra ya hablaremos de aquí a seis meses. Ibra debe pensar que las editoriales no hace marranadas de ese estilo y que lo suyo a sido justicia divina. Bueno, que quiere que le diga, yo soy de naturaleza desconfiada y esto no es una excepción. Pero ya veremos. No tendré problema en retractarme, se lo juro por mi gato.

    El cuento de Cortázar es este: http://www.revistadeletras.net/discurso-del-oso-de-j-cortazar-y-e-urberuaga/ A continuación le dejo el texto íntegro, aunque lo ideal, claro, es leerlo con dibujos (lo hay por la red, por si quiere echarle un vistazo). Le diré también que mi hija quedó fascinada con él y ahora voy a tener que comprarlo.

    Discurso del oso

    Soy el oso de las cañerías de la casa, subo por los caños en las horas de silencio, los tubos de agua caliente, de la calefacción, del aire fresco, voy por los tubos de departamento en departamento y soy el oso que va por las cañerías.
    Creo que me estiman porque mi pelo mantiene limpios los conductos, incesantemente corro por los tubos y nada me gusta más que pasar de piso en piso resbalando por los caños. A veces saco una pata por la canilla y la muchacha del tercero grita que se ha quemado, o gruño a la altura del horno del segundo y la cocinera Guillermina se queja de que el aire tira mal. De noche ando callado y es cuando más ligero ando, me asomo al techo por la chimenea para ver si la luna baila arriba, y me dejo resbalar como el viento hasta las calderas del sótano. Y en verano nado de noche en la cisterna picoteada de estrellas, me lavo la cara primero con una mano, después con la otra, después con las dos juntas, y eso me produce una grandísima alegría.
    Entonces resbalo por todos los caños de la casa, gruñendo contento, y los matrimonios se agitan en sus camas y deploran la instalación de las tuberías. Algunos encienden la luz y escriben un papelito para acordarse de protestar cuando vean al portero. Yo busco la canilla que siempre queda abierta en algún piso; por allí saco la nariz y miro la oscuridad de las habitaciones donde viven esos seres que no pueden andar por los caños, y les tengo algo de lástima al verlos tan torpes y grandes, al oír cómo roncan y sueñan en voz alta, y están tan solos. Cuando de mañana se lavan la cara, les acaricio las mejillas, les lamo la nariz y me voy, vagamente seguro de haber hecho bien.

    de Julio Cortázar



    P.D. Los emails los dejo para mis memorias, si me permite.

    ResponderEliminar
  30. Cortázar tenía el morro de decir que no sabía razonar, que cualquiera le ganaba una discusión. Constantemente sus textos lo contradicen.
    Alegra ver que sigue habiendo lectores de Julio que saben disfrutarlo y darle uso

    ResponderEliminar
  31. jaja... no dude en publicar sus memorias!
    Vaya, la verdad es que resulta intranscendente si le han comprado cien hojas en blanco, un capitulo terminado o una sinopsis. Ya hemos comentado que la política Mondadori es tirar con pólvora del rey. Todo bicho susceptible de pegar un pelotazo, palante, como los de levante. Creo que intentarán algo a lo AFM. El tipo tendrá su portada en Quimera, saldrá en Quéleer, en algún que otro suplemento, en la 2 (si mara torres sigue teniendo su programa entonces). Yo que sé. Hay un público veinteañero al que buscan identificar masivamente: ya lo hicieron con Mañas, Loriga, Afm,... Cling, cling, caja. Suponemos será algo a lo Tao Lin de Puerta de Toledo, más mórbido si cabe.
    Una cosa es que te den un departamento editorial y un presupuestazo (Claudio Lamadrid, Mondadori), y otra que sepas de qué va el asunto, o que el asunto sea fácil. En realidad, este tipo se hace muchos puntos iberia al año intentando encontrar un D. Foster Wallace con el que pasar a la historia. A lo mejor lo tenía viviendo en el piso de abajo y no hacia falta recorrer el planeta a lo Escritores por el Mundo. Lamadrid, llámame. Te escribo una novela suicida post-punk en cuatro días. La llamaremos ERROR AUTOMATICO. Te dejo el arranque. Me estoy cambiando la cuenta a LaCaixa, Bankia mete miedo:

    El hombre nuevo

    Es una ironía. Cosas que he estado buscando en la red. Riverside Drive, 340, NY. Vaya, muchas cosas empiezan con una dirección, el nombre de una calle y un número. Peritonitis. Wikipedia. Berlin jobs. Todo el mundo está buscando esa clase de cosas aqui, me escribe una berlinesa. Si no abunda, se busca más. Ironía. El martes noche, Doctor Zhivago. La nieve en paisajes soviético-sorianos. Inspección a las nuevas instalaciones del D.I.A., convertido en Nuevo DIA o SUPER DIA. Vale. Intenciones que se retrasan de empezar con la Couldina. Sueños. Uno con un partido de futbol, otro con una historia sobre el vértigo, y finalmente un baile con una chica de los tiempos pasados. Una palabra puede resultar pretenciosa, hay que cortarle las ganas de decir algo. La claridad de la noche. Lo que tengo es más fuerte que su medicamento. No noto efectos secundarios. Lo importante es seguir teniendo sueños dormido. Construiremos el nuevo hombre nuevo, a la medida de las viejas ilusiones. Final de la canción.

    ResponderEliminar
  32. Tongoy, vaya con cuidado se le está llenando el blog de resentidos.
    Usted es un bien lector, pero tiene algunos comentaristas... Lamadrid es el introductor en España de Wallace, de Coetzee, el editor que ha apostado por Pamuk, Naipaul, Roth, Lethem, Fresan... En fin. El literatura castellana: Aira, Fogwill... Ha descubierto a Calvo, a Pron, a Torné... Capitanea DeBolsillo, Caballo de Troya, Debate... Un gran grupo con voluntad literaria...
    Una editorial tiene que llenar un programa, hacer apuestas a largo plazo... Tampoco se puede atacar a Herralde por haber publicado a anormales como Kiko Amat...

    ResponderEliminar
  33. Anónimo último: tenga cuidado. Se le está llenando su ser de gilipollismo supino. Kiko Amat tiene su mundo propio, escribe con mucha más honestidad y menos pretensiones que la selección de enumerados. Después del mega lanzamiento mundial basado en un factor exótico diferenciador, alguien lee hoy a Pamuk? Y eso que es un buen escritor, véase la guia Estambul. Naipa, Aira, Fogwill, Pron, Torné...mama mía, se me quiebran las piernas.
    De verdad no es usted Ibrahim/Abdullah...?
    Y si el argumento decisivo es que capitanea no se cuantos sellos, hablemos ya directamente de Botín, que capitanea medio país.
    A este kamikaze, le va al pelo un dicho alemán del 68: "No es suficiente con no tener pensamientos; además, es necesario ser incapaz de expresarlos". Nene, esto no es una guerra de cromos. Y como yo tengo más pasta, me compro el álbum entero.

    ResponderEliminar
  34. "un gran grupo con voluntad literaria"
    El/la anónimo/a (apuesto más por una Anónima en cuarto menguante) de las 21:47 me recuerda los sloganes de las empresas de embutidos. "un gran grupo con voluntad de servicio"...

    Estoy flipando, con estas tres jornadas, la cantidad de gilipollas que imanta el mundillo editorial y alrededores.

    Supongo que será un Sr Smith quimérico de esos, al servicio de mondadori y tal.

    ResponderEliminar
  35. El anónimo anterior es el pobre resentido al que no le publican la novela a cléf sobre los amores de su mamá en el pueblo.

    "Grande" se refiere también al tamaño. Y sí, si lo comparas con Planeta o con Alfaguara, RH es un gran grupo con voluntad literaria, que apuesta por texto literarios. El que es incapaz de discernir algo así está ciego de resentimiento y de frustración. En casos así sólo queda el refugio de la conspiroparanoía y la ironía impotente.

    Y sólo soy un lector que agradece la política de calidad de traducción, papel y distribución, y un catálogo con voluntad literaria. Algo que no tiene Planeta, ni Alfaguara, ni Belaqva.

    Tongoy: vire el rumbo. Usted es grande cuando ataca a AFM, cuando señala que Moreno es una mierda, cuando analiza con humor libros como el de Pron... Pero espere a que salga la novela de Ibrah para ponerla (o no) a caldo...

    Si esto se le llena de resentidos, anormales, frustrados (como el psicópata que se mete con Krmpotic'), irónicos de bar... ya no será lo mismo. Alberto Olmos se volvió idiota de tanto dar cuerda a sus comentaristas. El mundo está lleno de frustrados, usted no lo parece, Tongoy. Tenga cuidado, la mierda flota y echa a perder el agua.

    ResponderEliminar
  36. En lo único que hay que ser intransigente es que Kiko Amat, efectivamente, es un anormal.

    ResponderEliminar
  37. Eso ya lo he dicho, Anónimo. Me refiero a que juzgaré la obra de Ibra cuando se publique. Se lo he dicho a él, en público y en privado y le juro por lo que más quiera que no tendré problema en decir que es buena si me lo parece como tampoco me dolerán prendas hacer una crítica negativa. Me he planteado incluso su compra, ha eso punto he llegado. De momento sé distinguir y no soy tan cabrón como para pretender joderle la vida a nadie porque haya tenido diferencias con él. Con la comida no se juega, me decía siempre mi madre. Y tiene toda la razón; hay cosas que son sagradas. En ese sentido tanto Ibra como cualquier otro puede estar tranquilo.

    Respecto a los anónimos, resentidos o no, eso no puedo ni quiero evitarlo. No me gusta que se insulte ni gratuitamente ni de otro modo porque aquí se viene voluntariamente pero de momento quien más quien menos ha expuesto sus razones, mas o menos personales mas o menos compartidas. Yo estoy disfrutando con el debate, de verdad, y tampoco veo que haya que preocuparse. No voy a pasarme la vida hablando de AFM entre otras cosas porque no tengo pensado leer nada más de él, al menos de momento.

    El rumbo no lo voy a virar porque es el mismo de la semana pasada. Se ha dado esta casualidad de reseñar a estos dos señores juntos, pero yo le juro que no sabía que había relación entre ellos hasta que alguien lo dijo. Tampoco hubiera pasado esto si los libros fuesen cojonudos, eso seguro.

    Gracias a todos por los comentarios. En días venideros estará mas calladito pero sólo porque desde la playa las pantallas pierden mucha nitidez.

    Que ustedes lo pasen bien,

    ResponderEliminar
  38. A la anónima lunera que pretende dirigir el mundo: usted, jovencita, sí que es un buen ejemplo de intransigencia anónima. El resentido al que no le publican la novela a cléf? Realmente me supera, no sé ni de lo que está hablando. La melodía de sus entradas me suena demasiado al Fight Blog, sobre todo los aires tiránicos. Eso sí, de paso Kiko Amat es un gilipollas, no? Ya digo, el día que inventen el anti-spam para gremlins de estos tontoañeros se soluciona el problema. Ideas, las justas. Si compara usted Mondadori con Planeta... Pero si es lo mismo, espabilada!
    ´
    Felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  39. Jaja... qué cómico.
    Estoy de acuerdo: eso de "roman a clef", gabachismo, ha dejado demasiadas pistas. Si no son la pareja Lennon/Yoko Ono de Puerta Toledo, cerca estarán. Porque han entrado aqui a meter mierda, justo cuando usted, Peón, ha comentado el incidente con Abdullah. Curioso, no? Ningún comentario sobre ND o similar. Curioso, no?

    Llevan como un par de años dando el coñazo auténtico por doquier con lo de Madriz, para que en los círculos literarios de Brooklyn hablen de "madriz" y resulta que nada de nada. Rien de rien. Malasaña estaba ahi ya hace muchos, muchos años. Pero estos parece que acaban de descubrir el barrio porque han plantado Tipos Infames y los bares de Argensola. Lo más flipante es el afán censuratorio y controlador. Son gremlins muy, pero que muy anales. Essfinteres a tope.

    Una pregunta, Mr. Peón. Alguna sospecha sobre como fue "supervisada" esta reseña en su blog. Cree que fue el mismísimo Abdullah en persona? O quizás alguno de sus delegados políticos? Todo parece indicar que fue él mismo, pero, como eso significaria reconocer que lee su blog, parece le comentó a usted que "alguien le había indicado que en su blog..."

    Salud.

    ResponderEliminar
  40. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  41. He borrado el comentario anterior porque incluía un insulto. Lo siento Jesús, he pasado muchos, pero ya es hora de ir cerrando el grifo.

    Reproduzco el comentario íntegro que me parece interesante pero eliminando lo inadecuado (guiones):

    Jesús dijo...
    No quiero decir nada de Javier Moreno, porque yo sí lo conozco (-------------------). Pero juro que me intenté leer Alma desprejuiciado por completo, como si el libro lo hubiera escrito un autor incorpóreo o platónico... y no hubo manera. Me quedé en la mitad, como me pudiera haber quedado en la primera páginas. ¿De verdad esta gente cree que no existieron las vanguardias? ¿Piensan vivir del cuento toda la vida? Alma es pura diarrea, detritus mental. Y lo siento, porque el autor me cae mal, y yo soy más de llevarme la contraria.

    ResponderEliminar
  42. En unos días está a punto de llegar a las librerías una antología de relatos sobre el doble. Entre la nómina de autores destacan Sergi Bellver, Juan Carlos Márquez, Javier Moreno, Francisco Nixon o Rubén Martin Giráldez, es decir, una representación de los mejores autores vivos del momento. Sin lugar a dudas. Todo un lujazo. Seguro que aportan al tema de doble lo que nadie ha sido capaz de escribir hasta ahora.

    ResponderEliminar
  43. Algo escuché, sí, pero no se dónde. Yo me lo voy a perder. No querré evitarlo.

    ResponderEliminar
  44. FB

    El escritor que vale la pena es Flann O´Brien he leído cuatro de sus cinco novelas y ahora estoy leyendo su libro de artículos, es una novedad ya que te gusta reseñar novedades, bueno novedad en España el tío murió hace cuarenta años, pero tiene nivel, que a veces lees unas cosas que me parecen algo flojas y sin necesidad de leerlas. Parto de la base que prefieres que los libros te gusten, no ?

    http://www.solodelibros.es/11/12/2006/el-tercer-policia-flann-obrien/

    ResponderEliminar
  45. Lo conozco. Me metieron el miedo en el cuerpo hace años y desde entonces le guardo una manía injustificada.

    Sí, esto me lo han preguntado muchas veces. Prefiero leer lo que me gusta pero cuando tengo más tiempo y puedo leer mucho (primavera y según cómo venga el verano) me permito el lujo de leer más por curiosidad que por interés. Esta (Alma) fue una de esas. Ahora mismo me ocurre exactamente lo contrario: tengo muy poco tiempo y me estoy centrando únicamente en lo que me interesa mucho, de ahí que novedades las justas. De momento no se nota pero de aquí a un mes el blog se va a llenar de entradas de cosas más clásicas.

    Me anoto a Flann O´Brien. Fuera prejuicios. ¿Algún consejo por dónde empezar?

    Saludos,

    ResponderEliminar
  46. FB

    Por defecto me ha salido esta entrada no he mirado la fecha la he leído y he puesto el comentario aquí, perdón, a mi Crónica de Dalkey es el que más me gusta, pero raro lo es un rato.

    Saludos

    ResponderEliminar
  47. No pasa nada. Me llegan los mensajes igualmente.

    Anotada queda.

    Saludos,

    ResponderEliminar