martes, 27 de noviembre de 2012

Autopsia Crítica: Agustín, el poeta cuántico

El martes será el día de la Autopsia Crícita en Diario Kafka, el suplemento cultura de Eldiario.es. En esta ocasión el objeto criticado no es tanto un libro (fundamentalmente "Antibiótico", Visor de Poesía, 2012) como su autor, el inabarcable Agustín Fernández Mallo. Los críticos a los que se hace referencia en esta ocasión son dos: a mi izquierda, representando a Babelia, Manuel Rico; a mi derecha, representando a El Cultural, Túa Blesa. 

A continuación un fragmento y el enlace al contenido íntegro en Diario Kafka.


Esto es un poema. Me refiero a lo que viene a continuación. Este texto, en su totalidad, es un poema. Disfrútenlo, será breve. No están frente a un ejercicio metaliterario, no se apuren; no es un verso prosado, esto; no es una prosa versificada, esto; no es nada de eso, esto; si acaso es algo, será un postpoema, será postpoesía. Yo lo sé, Agustín lo sabe; me lo han dicho los sulfitos del vino con el que quiero regar los versos que siguen. 
Agustín Fernández Mallo, nuestro héroe de la semana, es el tipo que hace años escribió un libro experimental al que puso el nombre de bote de crema de cacao y del que salió una generación de escritores (Los Nocillos) de los que se ha hablado en exceso si tenemos en cuenta sus méritos. Cuando me levanto quisquilloso pienso que quizá solo quería, el bueno e inocente, el físico polifónico Agustín, hacer un remake de aquellos botes de sopa Campbell’s que otro antes que él dibujó. No hace tanto que volvió a repetir la experiencia de meter la pata hasta el fondo versionando unos textos de Borges. Otra vez el remake como idea original. No le salieron del todo rana los experimentos, viendo el lodazal resultante de aquellos barrizales. Y doy con esto a Mallo por presentado.

Dice un proverbio tailandés que siempre que a alguien le llama la atención algo que hace Agustín una musa muere ahogada en sus propios vómitos. Por culpa de los críticos Manuel Rico (Babelia) y de Túa Blesa (El Cultural) han podido morir, en las últimas semanas, legiones de musas. Parece que se hayan propuesto aniquilar, estos dos, en su dislate devocionario, a toda cuanta ninfa se le cruce al gallego por delante. Objetivo: salvar los postversos de Agustín o, citando libremente a Blesa: de su panglosa a reventar de variedades del habla y sistemas semióticos.




* * * * * * * * * * * * * * * * * * *  


[Texto Editado]


 El 30/11/2012 se publica en Diario Kafka el siguiente artículo.


NOCILLITIS/NOCILLAFOBIA. Diagnóstico sobre violencia crítica

«Agustín, el poeta cuántico» [Edición crítica]

Autor: Antonio Gil

Introducción: Hace algún tiempo Jara Calles tituló uno de sus ensayos La nación infectada. Clínica del último modelo narrativo español; y el “equipo de investigación crítica” de El juguete rabioso anotaba el capítulo ‘Últimos compases y literatura multimedia’ del séptimo volumen de la reciente Historia de la literatura española (editorial Crítica) también relativo a las últimas tendencias narrativas y autores como el que aquí se comenta, como si de una edición crítica se tratase. Hacemos ahora lo propio con la Autopsia crítica publicada esta semana por Carlos González Peón sobre Agustín Fernández Mallo.



30 comentarios:

  1. Tongoy, evita meterte en estos fangales. Con todo mi cariño, difícilmente puedes criticar poesía si te importa un bledo la poesía, y difícilmente puedes críticar a la crítica especializada en poesía si no cuentas con conocimientos y herramientas suficientes para batirlos en su propio terreno. Este texto es un fangal abstruso y los argumentos que enarbolas,evidentemente insuficientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, agradezco el consejo. Sinceramente lo digo. De todos modos la crítica no es tanto a la poesía de Mallo (que también) como a la ininteligibilidad de los críticos. Cuando digo "En un intento desesperado por acercar al pueblo llano la postpoesía de Agustín" lo que quiero decir es exactamente lo contrario, evidentemente. Me río de eso y de la sensación que produce ese esfuerzo por alejar la crítica del lector. Es resto es puro divertimento. Espero que le haya gustado, a pesar de todo.


      Eliminar
    2. La poesía no es ninguna ciencia ni ninguna técnica, y cualquier persona (incluso Peón) puede decir que lo que ha leído le parece una mierda, sobre todo cuando es una mierda. (Y no hacen falta argumenso, porque la poesía no los tiene; anda a vender la moto...

      Eliminar
  2. Buenos días, sr. Tongo: me da reparo ser el p`rimero en hacer un comentario a este post, pero alguien tiene que hacerlo, supongo. Pues bien, ahí va: ¡hasta la polla del Nocillo padre, de los nocillos hijos y del espíritu santo nocillo, coño! habrá que pasarse a la Nutella.
    Lo único que me consuela es que los críticos de los que hablas parecen estar hasta la polla, también y se dedican a reírse de las paridas del susodicho. O no, que hay gente pa tó...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué van a estar hartos! Les encanta! La poesía de Mallo les permite decir cualquier barbaridad sin tener que ponerse colorados. Siempre serán entendidos.

      Eliminar
    2. jajajajajajajajajajajajaja, qué bueno, hasta la polla, dice; del nocillo, apostilla. Pero qué bueno. ¡Hasta la polla del nocillo! Jajajajajajaja

      Eliminar
  3. Picado por la curiosidad, he querido saber quién era este pollo y, sin esforzarme mucho, encontré una entrevista que le hacen en periodista digital sobre la re-edición en Alfaguara de un libro que él mismo se había autoeditado (recalca mucho esto) con un título que menciona pezones y un tractatus.

    Nunca te lo agradeceré suficiente, Tongoy, majo.

    Me hizo viajar en el tiempo y recordar aquellos pavos que, en la Facultad, se arrastraban con unos pantalones de rayas, que nadie tomaba en serio y que, pretendiendo ser poetas, todos identificábamos como po(rr)etas.

    La polla en verso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que sea por hacerte feliz, Alberto.

      Abrazo,

      Eliminar
    2. Un respeto , qué tiene que ver la yerba con todo esto?
      Acusar a los fumadores de malos poetas es absurdo, llevo treinta años fumando y nunca escribí un poema y puedo dar fe que mis amigos si lo hacen es en el más estricto secreto, nunca me los han dado a leer.
      otra cosa, acabo de leer un artículo en El diario de un tal Gil que hablaba del final de la Odisea , su ignorancia es épica. Como no voy a darme de alta allí quiero dejar aquí una recomendación a quienes lo hayan leído. En la "Dialéctica de la ilustración" uno de los libros más fáciles de Adorno y Horkheimer se da cumplida respuesta a las tonterías que farfulla el imbécil ese.

      Eliminar
  4. Los malos críticos leen a Mallo; los buenos a Ben Clark.

    Mnemosiné se encargará de juzgar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he visto, ya. También que te coges unas vacaciones. Bien por ti. Suerte con esa novela. Quedamos a la espera. (¡Pero no dejes de visitarnos! No todo va a ser trabajar, coño.)

      Eliminar
    2. VD el Mallo te molará, no? pillín. Galego, denso, impostor y mucho Derrida y bla bla. Incunable. Digo, impagable. Y además, intentando hacer pasta a costa del nombre Borges.. Ay, Cunqueiro.

      Eliminar
  5. O de cuando la crítica a la poesía es más "poética" que la poesía misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no iba por ti, tontorrón. Iba por el Túa (?) y por el Rico, que se han tragado lo del "nuevo paradigma", tan novedoso y apañadico, él.

      Eliminar
  6. Se une a la cosa que el Agustín es feo, lo digo como chica y creo que debería asesorarse por algún/a de sus amantes. La imagen vende mucho hoy en día, no lo dudemos, ¿O no?. Es un gran, gran plus.
    La nocilla no es buen alimento si se abusa, jeje.

    Saludos y suerte, me gustan sus letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No diga usted eso, Ula. Lo FEO es POP.

      Y vendrán sus teóricas en manada a defenderlo, en plan, pues a mí me parece interesante y tal.

      Por otro lado, Ray Loriga es ELECTRO POP y guay y escribe igual de mal. Pero copia del copón. Mucho mejor que Mallo.
      Cuando lees a Loriga parece la traducción de una balada de Bob Dylan. Y cine negro de los 50. Y el tipo está tomando copas todo el santo día de dios en la Vaqueria Suiza y alrededores, en una de las calles más selectas de Chamberí fino. Es asín. Otro que sufre mucho interiormente en sus libros y relatos es Marcos Giralt Torrente. Y se ha pasado su vejez prematura anterior a los 40 pimplando combinados selectos junto al Chicote. Ha recibido todas las becas posibles, pasando por Casa de Velázquez, que te hacen la cama y todo, en Roma.

      Seguiremos informando.

      Dr J
      deluxe

      Eliminar
  7. Buenooooo, pongamos comentario sin leer el post, directamente...

    El que faltaba pa la colección kafkiana. Cuanto tiempo, mr Mallo, el humorista internacional.

    Esta vez, qué producto traemos? Performance con diapos, reciclado Borges, grupo musical, conferencia, pezones neumáticos, bolo en el Cervantes? Perdone que no siga, voy a descargarme el duelo Matamoros vs Matamoros, y luego conferencia de Poli Diaz en T5. No tarde mucho con la crítica a lo de Reig, que se aproxima Cortylandia. Epoca de empachos y novelas flambeadas al rico realismo-lirismo landeriano. Me vuelvo sentimental, terminaré tirando libros a volar por el ventanuco de la caravana.

    Dr. J
    sálvanos del luxe y de los pezones poéticos con iva cultural

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo haga, Dr. J,¿ sabe usted cual fue el primer libro que quemó en su chimenea vazquez montalbán? Me enteré hace unos meses y quedé en blanco unos instantes, no fue love story ni alguna aventura de plinio, no, fue un pequeño librito en el que Marx da unos buen tiron de orejas a los socialdemócratas alemanes: "Crítica del programa de Gotha". Lamentablemente se sigue imitando a vazquez y no al viejo cascarrabias.

      Eliminar
  8. Postpoesía:

    Yo soy un pendrive,
    tú eres mi puerto USB.

    ResponderEliminar
  9. Túa Blesa no sabe nada de poesía, ése sí que no sabe. Es para reírse. Tongoy, no se arredre.

    ResponderEliminar
  10. Iba a dejar una parida y de pronto se me ha ido el santo al cielo, motivo éste más que suficiente para, acto seguido y sin más preámbulos, meterme en la piltra del hotel dónde vengo pernoctando (durmiendo)desde hace ya unos meses y proceda a toquetearme concienzudamente con la zurda, a ver si mañana veo las cosas de otra manera.

    De momento, lo dicho. Mi otro yo me espera a diez minutos vista y es un tío la mar de cojonudo. Creedme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te creemos, Quiquiño, te creemos. Las dos. Mi circunstancia y yo.
      Saludos

      Eliminar
  11. He echado de menos en su autopsia crítica un poco más de chicha, porque Agustín, a pesar de ser enjuto, da para mucho más. Quiero decir que se me queda corto, que Antibiótico es taaan largo y dice taaaantas cosas, que creí por un momento que iba a haber sangre aquí, algo jugoso. Hay gente que disfruta leyendo a Agustín. Yo fui uno de ellos en su Nocilla Dream y Nocilla Experience (no ya en Nocilla Lab que casi no pude ni empezar), pero juro que no le encuentro la gracia a ninguno de sus poemarios, y que ya con Antibiótico dije vale, tío, bien por ti, que te lean en tu casa, porque de una página a otra perdía todo el sentido de continuidad, que el fragmento es bueno, pero ya se sabe lo que pasa con los antibióticos, el exceso acaba resultando perjudicial para la salud. Yo he ido a una performance de Fernández & Fernández, y puedo decir sin miedo que me dejó frío, miraba a mi alrededor para estudiar las reacciones del público, no puede ser, esto no es nada, me daba la impresión de estar viendo a 2 aficionados bien vestidos y con un buen equipo audiovisual (y 2 Macs) intentando hacer algo moderno pero que resultaba ser solo ruido, música, imagen y palabras mal leídas y sin significado aparente. Esto, al lado de lo que hace Gonzalo Escarpa, por ejemplo, era de risa. En fin, que el tiempo pone cada cosa en su lugar, y un señor puede ser muy inteligente e incluso escribir bien, e incluso ser original, pero creo que se está perdiendo enredado en su propia postquería.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Danilo. Sí, yo también creo que lo de Mallo se prestaba a más, pero por su libro y la cosa estaba en criticar al crítico. Bastante me meto ya con el Mallo.

      El supuesto éxito de las perfomances de Fdez y Fdez sigue siendo un completo misterio para mi pero son útiles para catalogar a las personas: están aquellas a las que les gusta y aquellas a las que no les gusta.

      Un abrazo,

      Eliminar
  12. 3horas para comentar en Diario Kafka, me he hecho la cuenta y todo y no hay manera, me he enfadado. Hala. Me dice todo el rato que todo es incorrecto. Que a mí me ha gustado mucho el artículo este y quería proponer que vierais Annie Hall donde hay una escena muy divertida en la que se habla de McLuhan, estando en el cine, en la cola del cine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hostia, la Conchi. Chica ,cómo te cotizas. El registro de DK tambien me da problemas a mi de vez en cuando. PEro aquí tu comentario vale el doble.

      Abracete.

      Eliminar
  13. Aquí no hay boton de habeas corpus para salir de de la papelera?

    ResponderEliminar
  14. He modificado el post para incluir el siguiente enlace a una contracrítica que me hace hoy ANTONIO GIL (?) en Diario Kafka.

    http://www.eldiario.es/Kafka/NOCILLITISNOCILLAFOBIADIAGNOSTICO-VIOLENCIA-CRITICAAgustin-cuanticoEdicion-critica_0_74192812.html

    La semana pasada, el Espigado; esta, el Gil (con perdón). Voy a empezar a pasar de dar la réplica a las réplicas, la verdad.

    Lo que sí tengo que reconocer es que la gente se lo curra muy mucho y yo, de verdad lo digo, no sé si merezco tantas atenciones. A ver si me voy a volver un gilipollas engreído....

    Para relajar el ambiente a ver saco hoy una reseña inocente, de esas que no pueden molestar a nadie (si acaso tal cosa existe).


    ResponderEliminar
  15. Lo cierto es que si ese imbécil se hubiera tomado las mismas molestias para distinguir entre un videojuego y La Odisea quizá se le podría dar un poco de crédito, el mismo que se merece el empollón de la clase cuando se pavonea dando la lección de carrerilla pero sin entender nada.

    ResponderEliminar