viernes, 1 de abril de 2011

Resumen de Lecturas: Marzo de 2011



[La parte alta: Zona Cálida] 

En las entradas inmediatamente habrán sido testigos de mi entusiasmo por la biografía de “J.D Saliger” escrita por Kenneth Slawenski. No creo que haya mucho que añadir al asunto; sepan que Salinger se ha convertido en mi héroe personal desde este mismo mes. Como no podía ser de otra manera después de éste me puse inmediatamente con la relectura de su novela más famosa, “El guardián entre el centeno”, una cuenta pendiente desde hace mucho tiempo. Por prudencia lo he valorado con un 9,5 pero sepan que el cuerpo me pedía un 10 (no soy muy amigo de poner notas, pero hago esta excepción para que entiendan a qué me refiero). La tercera gran historia del mes fue "Chronic City" de Jonathan Lethem. También hablé de él no hace mucho y no voy a repetir cuánto me gustó pero baste decir que no está aquí por lástima. Cualquiera de estos tres libros pasan a formar parte de mi particular catálogo de imprescindibles. Tres libros. En un mes. De ahí mi entusiasmo. 


[La parte central: Zona Templada] 

Aunque hay mucho que decir voy a ser de una brevedad ejemplar porque de todos los libros que citaré a continuación espero poder hablar con más detalle en el futuro. De los cinco que ocupan esta zona el mejor (que hace tres días iba directo a la zona cálida) es “La muerte de Montaigne” de Jorge Edwards, publicado este mismo mes por Tusquets. Tiene una prosa que me recordó mucho a la de Pierre Michon pero lo mejor es la maravillosa historia que cuenta llena de regicidios y conspiraciones y grandes hombres como Montaigne. Una lástima que se alargue tanto el final. “Epígrafe” de Gordón Lish, es más de lo mismo: un ejemplo de perfección narrativa. Lamentablemente la historia que cuenta no está a la altura y eso le hace perder algunos puntos. Nada grave. Ojalá todos los libros fuesen la mitad de buenos que este. “Submáquina” de Esther García Llovet es una novela que calificaría simplemente como interesante. Menos de lo esperado, es verdad, pero eso es porque las expectativas, basadas en críticas ajenas, eran muy altas. La típica lección que nunca termino de aprender. Materia Prima de Francesc Serés me gustó mucho en su momento pero a medida que han ido pasando los días lo he ido bajando del pedestal al que lo tenía subido. Aún así sigue siendo una magnífica recopilación de relatos sociales que no deberían perderse si les interesa la temática. Y por último, aunque no por ello menos importante -más bien todo lo contrario- Niño Hipotético de Daniel Espinar. De este no diré nada. Les dejo con la intriga. Tengo una entrada a medio terminar y prefiero no adelantar información (y así dejamos que el señor Espinar sufra un ratillo más). 


[La parte baja: Zona Fría] 

Si son habituales de este blog ya conocerán a los que llevan este mes las de perder. Ambos tienen entradas y pueden ustedes consultar en ellas los motivos de este castigo. Jimina Sabadú, por Celecanto y Javier Avilés por Constatación brutal del presente, la una por escribir para niños y el otro por escribir para él. No quiero hacer más sangre y por eso lo vamos a dejar aquí. 


[Abandonos] 

No hubo abandonos como tales, sino más bien cierta dejadez; dos libros que empecé a leer y dejé con intención de retomarlos en un futuro inmediato. Con uno lo cumpliré y con otro no lo sé, seguramente no. El primero es “Nocilla Dream” de Fernández Mallo. No recuerdo porqué interrumpí su lectura; creo que recordar que fue cuando me llamaron de la biblioteca para recoger el de Javier Avilés y me pudieron las prisas y el entusiasmo. No importa; no lo hubiese dejado si me estuviese gustando mucho aunque sí es cierto que tenía un planteamiento interesante y merece, por lo menos, ser terminado. Por ese motivo lo retomé ayer y por lo mismo de antes lo volveré a dejar: por el entusiasmo frente a otro libro que ya sé yo que no me va a gustar. El otro, el que dejé sin saber todavía si retomaré es el de Rafael Reig, “Todo está perdonado”. Empezó hablando de fútbol y yo no soporto el fútbol. Me pone malo malísimo. Y ya si me lo meten en un libro apaga y vámonos. Eso fue lo que me predispuso inmediatamente contra él pero al mismo tiempo Reig es un tipo que me cae simpático y creo que debería darle otra oportunidad. Pero no lo haré. Al menos de momento. Hoy mismo lo devuelvo, que ya me quema en la mesa y me tiene frito tanta incertidumbre sin sentido.


6 comentarios:

  1. Qué cabrón... Por cierto, estaría bien un resumen, a primeros de mes, de lo que pretendes leer, y con la misma estructura que utilizas para los hechos consumados. Zona cálida para aquellas obras en las que tienes puestas muchas expectativas. Zona templada para los libros que simplemente te apetece leer, crees que no estarán mal, has leído sobre ellos en otros blogs, otras críticas, y es de esperar que terminarán cayendo. Y Zona fría, destinada en este caso a esos libros que sabes que no te van a gustar pero aun así vas a intentar leerlos por algún motivo, el que sea (si lo expresas, mejor que mejor).

    Después, al terminar el mes, este post de arriba podrías compararlo con el de principios y establecer conclusiones de lo más interesante.

    Ahí arriba a la derecha tienes la portada de uno que ya sé que no te va a gustar nada, ni pizca.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Oye, pues entre cabrones... ¿sabes que me gusta la idea? Me gusta no, me entusiasma. Ya me imagino que la de fin de mes necesitará un apartado especial de disculpas por todas aquellas novelas que he prometido leer y no he leído. Además me permitiría aceptar pequeños sobornos de escritores en auge o más suculentos de autores consagrados.

    Mira, me pongo a ello inmediatamente.

    Qué grande eres, José Luís...

    ResponderEliminar
  3. Estoy con tu amiguito; mola la idea.

    ResponderEliminar
  4. Hecho. No la colgaré hasta mañana porque olvidé incluir un libro. He disfrutado lo indecible plagándola de prejuicios hasta el punto de que me planteo seriamente reorientar este blog y limitarme a hablar de los libros antes de leerlos.

    ResponderEliminar
  5. pues de nuevo coincido contigo, y esto no debe ser bueno, estoy también con la lectura de reig, y de momento, "frío" también, y mira que me entretuvo mucho la lectura de "sangre a borbotones", pero su nueva novela o como se llame, de momento me cuesta, voy mareado con tanto salto hacia adelante y hacia atrás, en fin, que ya me queda menos de la mitad...y como casi siempre, espero buenos momentos...

    ResponderEliminar
  6. Lo devolví el otro día y dudo que lo vuelva a coger. pericologan, su comentario me ha quitado las ganas definitivamente pero le invito a pasarse por aquí para contarnos sus impresiones finales.

    ResponderEliminar