miércoles, 12 de septiembre de 2018

“4 3 2 1” de Paul Auster

Escribo estas líneas cuando todavía no han transcurrido 24 horas desde que terminé esta novela. Desde entonces ya he leído las primeras cincuenta páginas de “El club de los mentirosos” de Mary Karr, he avanzado unas treinta de “El último Samurái” de Helen Dewitt que había empezado unos días antes, y he visto quince o veinte minutos de una película mientras tomaba un yogurt. He tenido incluso tiempo de echarme unas risas con el discurso Viva el Rey de Pablo Casado o las excusas de la ministra de Sanidad respecto a su máster. Con esto no busco abrirles la puerta de mi intimidad, ni mucho menos, lo que único que quiero es ofrecerles una imagen mental de lo profunda que es la huella que me ha dejado Auster con este libro (el libro para el que, tal como afirmaba en alguna entrevista, llevaba preparándose toda la vida), huella que, se habrán dado cuenta, ha sido más bien pequeña, apenas una sombra de lo esperado. 

La cosa va de narrar cuatro vidas, obras y milagros de entre todas las posibles, esto es, infinitas, de la misma persona (el joven Ferguson). Sería algo así como la versión para adultos de los clásicos What if. Hasta aquí nada que objetar, tiene su gracia ver cómo pueden ser las cosas según tomes o tomen por ti determinadas decisiones. Es así que puedes ser millonario o pobre como una rata; enamorarte de tu prima, tu hermana o tu vecina; casarte joven o ya no tanto mayor; tener un hijo o varios miles, vivir aquí o allí, estudiar o no, vivir o no. Cuatro opciones, cuatro vidas. Mil páginas. 

El problema es que las mundanas andanzas de Ferguson, el protagonista, carecen del interés suficiente para defender por sí solas una novela de estas características, por mucha revisión histórica que se plantee, por mucho que se hable de literatura, periodismo o béisbol. Las vicisitudes del joven Ferguson son demasiadas veces demasiado prolijas y a pesar de que, es verdad, el estilo de Auster es impecable, acaba resultando cansino de puro ajeno tanto drama, tanto amor no consumado, tanto Vietnam y tanta hostia. 

Auster ha escrito una gran novela, de eso no cabe duda, pero me temo que no será nunca recordada como su mejor novela por muchos años y mucho esfuerzo que le haya dedicado, por mucho de sí mismo que haya puesto en ella, básicamente porque dentro de unos años, pongamos cinco, pongamos diez, cuando alguien nos pregunte de qué trata ese ladrillo que ocupa tanto espacio en la estantería, no seremos capaces de decir otra cosa que cuatro vaguedades tipo mencionar un niño, la vida de un niño o más bien las cuatro vidas posibles de un niño de entre uno y 20 (¿o eran treinta?), nada especial, solo su vida y cómo ésta puede cambiar por más que nosotros sigamos siendo, de algún modo, siempre los mismos. 

Qué coñazo, nos dirán. Y seguramente , responderemos, aunque no guardo un mal recuerdo, etcétera, al fin y al cabo si la terminé, algo tendría y demás excusas habituales. Después seguiremos revisando la estantería en busca de un libro que se ajuste más a aquello que nos pide el cuerpo en aquel momento, tal vez esto, lo otro, o lo de más allá, tal vez simplemente algo entretenido que no sea como un parto.

11 comentarios:

  1. Gracias, MdT, por desvelar de qué va la novela. Así que cuatro vidas posibles... qué original !!!! Un momento: ¿no hizo algo así Lionel Shriver hace ya unos años en "El mundo después del cumpleaños"? A ver si va a ser verdad que ya está todo inventado.

    Yo compré esta novela porque era del Gran Auster (en fin...) y no pude acabar ni la primera vida; y ello a pesar de los interesantísimos árboles genealógicos y las apasionantes aventuras de papá en la tienda. Un mojón en toda regla !!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de terminar la novela de Shriver (por cierto, otro coñazo en toda regla), así que en cuanto he empezado a leer la reseña me he acordado también de ella. El esquema de las vidas paralelas también se utilizaba en la película "Dos vidas en un instante" (1998) protagonizado por Gwyneth Paltrow y que es anterior a la novela de Shriver. Además recuerdo que en una crítica a dicha película, su autor hablaba de que ese esquema era una copia de otra película, creo recordar de una española de los años 40 o 50 (estos últimos datos seguro que me los estoy inventando pero ahí los dejo por si a alguien le suena)
      En otro orden de cosas, no sé que les pasa a los autores norteamericanos (actuales y no tan actuales), que parece que les obligan a pasar de las 900 páginas, debe ser que les pagan al peso, o que la persecución de la "gran novela americana" se lo toman como algo literal, o que creen que contarte la más mínima anécdota de todos los familiares del protagonista en sus últimos 30 años es esencial para el desarrollo de la trama. De los actuales me gusta mucho Franzen pero alguien debería decirle que si utilizara un poco la tijera, sus novelas ganarían. La última de Joyce Carol Oates (Un libro de mártires americanos) también pasé de ella por la misma causa. Siempre recuerdo una conversación entre Woody Allen y Scorsese que publicó el País Semanal que hablaban de esto y los dos coincidían en que si les dejasen, recortarían sus películas a la mitad de su metraje. Parece ser que sus compatriotas escritores no piensan de la misma forma.

      Eliminar
    2. La vida en un hilo, de Edgar Neville, es la película española. Hay un remake con Ángela Molina, Una mujer bajo la lluvia

      Eliminar
    3. Gracias! Se me había metido en la cabeza que el director era Ladislao Vajda y por eso no la encontraba.

      Eliminar
  2. Cómo no ser Paul Auster siendo Paul Auster. En esta "gran" novela, pese a intentarlo, Auster no ha podido dejar de ser él mismo. En ella pesan como un lastre algunas de las grandes limitaciones o defectos del autor, a mi modo de ver: parece que escribe para adolescentes y, aunque lo intenta repetidas veces, no consigue crear una situación lo suficientemente graciosa que nos levante algo más que una sonrisa complaciente.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que Auster se preparó toda su vida para escribir "Leviatan", "El palacio de la luna" y "La música del azar", en mi opinión, tres obras maestras y lo mejor de este autor.

    Por lo demás, estoy muy de acuerdo con tu reseña.
    ¡Viva el rey!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No leí Leviatán, pero coincido en que las otras dos obras son de las mejores de Auster.

      Eliminar
  4. Estoy en la página 400 de "4 3 2 1". Y no es el novelón que me esperaba, no. Entiendo que Auster considere que es su "gran obra" porque veo un esfuerzo especial en contextualizar el argumento con la historia de EEUU, en relatar anécdotas que imagino que son reales, e incluso la idea de las cuatro historias tiene su aquel... pero prefiero al Auster que lo que tiene son grandes ideas y con eso hace novelas de la tercera parte de extensión pero más "inspiradas".
    Sin embargo... también creo que me ocurrirá como a ti: que terminaré el tocho. Porque es agradable de leer y está muy bien escrito, y aunque esto debería ser el mínimo de cualquier cosa que se publique, resulta que no lo es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vas así en la página 400 creo que cuando la termines estarás muy contenta de haber leído la novela. Igual no pensarás que es de sus mejores novelas, pero contenta.

      Eliminar
  5. El Dr. Itua cura mi VIH, he sido un consumo de ARV durante 10 años. He estado en apuros hasta que me encontré con el Dr. Itua en el sitio de blogs. Le envié un correo electrónico acerca de mis detalles sobre mi VIH y mi ubicación, le expliqué todo y me dijo que no hay nada que temer y que me curará. , me dio una garantía, me pidió que pagara los artículos, así que cuando me cure, mostraré la gratitud que hice y el testimonio de sus hierbas curativas es lo que haré por el resto de ustedes que tienen VIH. y otra enfermedad puede ver el buen trabajo del Dr. Itua. Recibí su medicina herbal a través del servicio EMS Courier que entregó en mi oficina postal dentro de los 5 días hábiles. El Dr. Itua es un hombre honesto y lo aprecio por su buen trabajo. Mi abuela llamó Él lo apreciaba y el resto de mis amigos también. Me alegra saber que estoy libre de tomar píldoras y tener esa gorda belleza es una pesadilla. Comprenderás de qué estoy hablando si tienes el mismo problema. Sin embargo, ahora no. Ahora soy libre y saludable. Muchas gracias al Dr Itua Herbal Center. También tengo su calendario. que recientemente me envió, He Cure all kind disease Like, Cáncer, Fibromialgia, Toxicidad por Fluoroquinolona
    Síndrome de Fibrodisplasia Ossificans Progressiva., Herpes, VIH, Hepatitis B, Fibroide, Diabetes, Dercum, Enfermedad de Alzheimer, Carcinoma Adrenocortical.Asma, Enfermedades alérgicas. O el número Whats_app +2348149277967

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena por este blog. Un lujo leerte.

    ResponderEliminar