domingo, 30 de diciembre de 2012

Otra puta lista con lo mejor de 2012

Aviso a navegantes: esta lista del 2012 no será sobre “lo mejor del 2012”, o sí, también, pero desde luego no “lo mejor de lo publicado en 2012” y bajo ningún concepto “lo mejor de lo publicado en español en 2012”. A eso me niego. Y me niego porque esa es una lista más propia de las felaciones de un escritor que de un lector. No conviene mezclar. También porque mi lista de 2012 quiere ser un acto de pura maldad, y de otro modo no se puede. 

De qué estoy hablando: pongamos que yo escribo una lista con “Lo mejor en español de lo publicado en 2012”. (Hablo siempre de lo que he leído, claro) Bueno, de entrada pongamos que tal cosa es posible. Es decir, que de todo lo publicado a lo largo del año hay algo que destaque sobre la generalidad. Partiendo de ese supuesto, ¿eso en qué se traduce? ¿En que esas novelas, las mejores de 2012 (las que a mí más me han gustado, insisto) son buenas novelas? ¿En serio? ¿Comparadas con qué, exactamente? ¿Con el resto de las mierdas que me he tragado a lo largo del año? Entonces sí, claro, pero yo me pregunto: ¿hace eso buenas esas novelas o son las mejores novelas del 2012 una demostración más de lo malas que son las novelas en general? Pues a eso me refiero: comparadas con qué. 

Pero de acuerdo, sí, juguemos. De entrada voy a hacer el ejercicio de destacar, por el orden en que fueron leídas, las diez mejores lecturas del año (incluye un par de relecturas) sobre un total de 110 libros leídos y terminados o, como diría un crítico profesional, las diez lecturas que mayor placer me han proporcionado. 

"El plantador de tabaco" de John Barth (Cátedra)
"Gótico carpintero" de William Gaddis (Sexto Piso)
"Jacques, el fatalista" de Denis Diderot (Alfaguara)
"El padre muerto" de Donald Barthelme (Sexto Piso)
"Los mutilados" de Hermann Ungar (Seix Barral)
"Tala" de Thomas Bernhard (Alianza)
"La señora Bovary" de Gustave Flaubert (Alba)
"Correspondencia" de Thomas Bernhard (Cómplices)
"El valle de los avasallados" de Réjean Ducharme (Doctor Domaverso)
"La herencia colonial y otras maldiciones" de Jon Lee Anderson (Sexto Piso) 

(Salvo error, seis de las diez son ediciones o reediciones de este mismo año). Inmediatamente después de confeccionar esta lista recupero la intención inicial de destacar las mejores lecturas de libros en español publicados en 2012. Tomo como referencia la siguiente lista, que incluye todos y cada uno de los libros escritos en español y publicados en 2012. Incluyo link en todos aquellos que han sido reseñados en esta Medicina.

"El jardín colgante" de Javier Calvo; "El asesino hipocondríaco" de Juan Francisco Muñoz Rengel; "Los inmortales" de Manuel Vilas; "Una comedia canalla" de Ivan Repila; "¡Maldita sea!" de Ainhoa Rebolledo; "El hombre que gritó la tierra es plana" de Roberto de Paz; "Mozart" de Gabriela Wiener; "Telefreud" de Jordi Carrión; "El premio Herralde de novela" de Jordi Bonells; "Erasmus, orgasmus y otros problemas" de Carlo Padial; "El público" de Bruno Galindo; "El joven vendedor y el estilo de vida fluido" de Fernando San Basilio; "Habitación 804" de Marcus Versus; "Cuando Lázaro anduvo" de Fernando Royuela; "Las flores de Baudelaire" de Gonzalo Garrido; "Subte" de Rafael Pinedo; "Siberia" de Juan Soto Ivars; "Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tratactus" de Agustín Fernández Mallo; "Lo que no está escrito" de Rafael Reig; "Medusa" de Ricardo Menendez Salmón; "El chico que diste por muerto" de Javier Ponce Gambirazio. (A las que pueden sumar “Fresy Cool" de Antonio J. Rodriguez e "Historia de una gárgola" de Milo Krmpotic que no pude terminar de puro buenas.) 

¿Entienden ahora por qué no puedo confeccionar esa lista? ¿Cómo podría destacar o simplemente volver a hablar de algunas de estas novelas sin caer en el sadismo? (Pienso, cuando digo esto, en Rebolledo, San Basilio, Marcus Versus y tantos otros PostPatéticos) ¿Cómo puedo alabar al voz narrativa de “El público”  después de leer “Gótico Carpintero” o cómo puedo atreverme a destacar el humor de “El asesino hipocondríaco” teniendo todavía frescos como berenjenas recién cortadas los detalles de la relación entre Pocahontas y John Smith que narra Barth en “El plantador…”? ¿Cómo decir algo del estilo preciosista de Royuela frente a esa pequeña joya que es “El valle de los avasallados”? ¿Cómo alabar el personaje de Medusa frente al de “Los mutilados”? ¿Cómo poner en la misma balanza “Las flores de Baudelaire” y “Tala” sin morir de asco y de pena y de horror y de todo? ¿Cómo?

Definitivamente el 2012 no ha sido un buen año por mucho que diga Senabre en El Cultural de este viernes que "el 2012 que ahora se extingue resulta bastante alentador". Alentador. O es bueno o no es bueno, joder, Senabre, pero decir alentador equivale a no decir una mierda o a esperar que el 2013 sea mejor y no sé yo qué forma de valorar es esa. Su argumentación es: Ferré, Cabré, Aramburu, Merino, Mateo Díez, Landero, Reig, Prada, Zanón y un indefinido "etc". Que sí, que bien, que lo que tú quieras, pero insuficiente en cualquier caso.



 * * * * * * * * *


TRADUCCIONES

"El plantador de tabaco" de John Barth (Cátedra) (Trad. Eduardo Lago)
"Gótico carpintero" de William Gaddis (Sexto Piso) (Trad.  Mariano Peyou)
"Jacques, el fatalista" de Denis Diderot (Alfaguara) (Trad. Félix de Azua)
"El padre muerto" de Donald Barthelme (Sexto Piso) (Trad. Catalina Martínez Muñoz)
"Los mutilados" de Hermann Ungar (Seix Barral) (Trad. Ana Mª de la Fuente)
"Tala" de Thomas Bernhard (Alianza) (Trad. Miguel Saenz)
"La señora Bovary" de Gustave Flaubert (Alba) (Trad. María Teresa Gallego Urrutia)
"Correspondencia" de Thomas Bernhard (Cómplices) (Trad. Miguel Saenz)
"El valle de los avasallados" de Réjean Ducharme (Doctor Domaverso) (Trad. Miguel Rei)
"La herencia colonial y otras maldiciones" de Jon Lee Anderson (Sexto Piso) (Trad. A.L. Tobajas y M. Tabuy)



61 comentarios:

  1. Pero si es que eres muy exigente. Con esta mierda de sistema educativo bastante es que sepan escribir y usar el corrector ortográfico, y todavía más que alguien se gaste los cuartos para leerlos (o calzar una mesa, vamos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con la que se nos viene encima supongo que habrá que ir esperando relatos apostólicos o interpretaciones bíblicas que ganen premios de Ensayo.

      Eliminar
  2. Con ser alucinante el asunto de la berengena, el plantador tiene muchísimo más, Mas, Mucho Mas, diría Pynchon, que un detalle concreto. Quienes aún no lo hayáis leído no podéis imaginar la síntesis de humor y conocimiento que Barth lleva a cabo.
    Este año me regalaron Quimera, una traducción de Verónica Head que no es impecable pero es igual, lo que hay debajo sale a flote. Y siguiendo en esta línea hay una carta de Carol Dunlop diciéndole a una amiga que le ha escrito a Jonh Barth y espera anhelante su respuesta: "¿te imaginas, yo carteándome con Barth?"

    LLevo de Quimera como de Vineland tres lecturas y aún me sorprenden las vueltas que da para nunca alejarse del centro de la cuestión.
    Como Bergman y con más humor, pero no el de Allen, que con ser bueno no deja de ser convencional y que le sirve más que para iluminar para echar sombras sobre los temas que trata (Allen).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He buscado Quimera. No ha sido fácil dar con ella. La he localizado (no sé qué edición) en una librería de viejo. No diré dónde que luego todo se sabe. Puesto que tengo contactos en la zona mandaré a buscarla el mes que viene si no la pido antes por internet. Toco madera.

      De "El plantador..." ya no digo nada más. No he recomendado tanto una novela en toda mi vida.

      Eliminar
  3. Tongoy, te intresa Bernhard y eres, como él, un antiheimat. A mí me pasa lo mismo. Me jodo y leo traducciones. A veces lo intento en original, pero me supone, por lo general, demasiado esfuerzo.

    Con toda sinceridad, y además insistiendo de nuevo en que me pasa exactamente lo mismo que a ti. Me parece que nos gusta más lo extranjero justamente porque lo leemos a través de de un filtro cultural que muchas veces nos impide ver la debilidades que tan rápidamente le encontramos a la narrativa en español contemporánea.

    No creo que sea la primera vez que piensas en esto ni la primera que te lo comentan. Pero a mi se me ha ocurrido decírtelo ahora. Otra cosa es que fuera de la literatura en castellano hay mucho más donde elegir y claro, salen cosas mejores. Pero tu estadística, y probablemente la mía, está aplastantemente sesgada hacia fuera.
    ¿Y sí Hermann Ungar fuera de Albacete y descubrieras que el judío Sonntag y la señora de la raya en el medio sólo son estereotipos nacionales, de tu época, que estás harto de ver repetidos?

    feliz año,

    Edgar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que si lo he pensado. Cada vez que abro un libro. Lo digo completamente en serio. El prejuicio es una cosa muy mala, es verdad, pero no surge espontáneamente. Quiero decir que hay una razón de ser de ese prejuicio que tiene que ver con la experiencia. De todos modos hay una cosa que es cierta y que me ayuda a pensar que no estoy tan “equivocado” como algunas veces creo y es que muchas novelas de extranjeros también me decepcionan. Insisto en que han sido muchas lecturas y la conclusión es la de siempre: ni todo lo extranjero es bueno ni todo lo nacional malo.
      Hay por ahí un post que nace precisamente para “resolver” esa cuestión:
      http://lamedicinadetongoy.blogspot.com.es/2012/05/una-de-arena-catalogo-de-buenas.html

      Y vaya, a modo de ejemplo, una de lecturas que en algunos casos resultaban prometedoras y a pesar de todo decepcionaron (muchas de ellas “una barbaridad”) como es el caso de Palahniuk, Thoreau, Wayne o McCarthy.
      "El Sunset Limited" de Cormac McCarthy
      "Kapitoil" de Teddy Wayne
      "Una forma de vida" de Amelie Nothomb
      "Una desolación" de Yasmina Reza
      "Al desnudo" de Chuck Palahniuk
      "Robar en American Apparel" de Tao Lin
      "Las novelas tontas de ciertas damas novelistas" de George Eliot
      "Atlas descrito por el cielo" de Goran Petrovic
      "Cartas a un buscador de sí mismo" de Henry David Thoreau
      "Hace cuarenta años" de Maria Van Rysselberghe
      "La cerca" de Jean Rolin
      Puedes incluir algunos (muchos) de los primeros cuentos de Dostoievsky, las “Memorias literarias” de Grogorovich, “Que nadie se mueva” de Dennis Johnson, que se ha ido difuminando en el recuerdo; el homenaje llamado “Jacques y su amo” de Kundera, que quedó muy lejos de lo previsto; “La felicidad conyugal” de Tolstoi y alguno más.

      Por el lado español Miguel Espinosa y su Tríbada falsaria o “La mala muerte” de Royuela, salvan el desastre total pero también sé que hay novelas por ahí que han quedado sin leer que tenían toda la pinta de salvar la situación: Aramburu o Pinilla o Ferré (que tengo a medias), Romero,… qué se yo.

      Eliminar
  4. Hola a todos, soy el anónimo del otro día (el desdoblado en cínico y borde que otros se quisieron apropiar).
    Para mí, la frase del año es ésta: "¿Entienden ahora porqué no puedo confeccionar esa lista?"
    Con críticos españoles así, ¿quién necesita leer malos escritores españoles?
    Tú sigue con la condescendencia, anda, que las gracietas despectivas se te dan muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que le guste. Y seguiremos, seguiremos, no lo dude, y cada día peor. Lo que sea necesario para hacerle feliz.

      Gracias otra vez por la visita, el comentario... la atención, en general.

      Y feliz año, por cierto.

      Eliminar
    2. Mi primera lectura de Bernhard fue Tala y lo cierto es que fue impactante, me dejó, nunca mejor dicho, hipnotizada y medio en trance :)
      Me voy a comprar esa del plantador de Barth. Más vale que valga la pena, que estoy sin un clavel y hasta las narices de leer mierdas.

      Feliz año, Tongoy.

      Eliminar
    3. Vale mucho la pena. Hay una historia curiosa en torno a este libro, que se empieza a contar aquí y sigue en los comentarios del mismo post:
      http://lamedicinadetongoy.blogspot.com.es/2012/02/una-reflexion-en-torno-la-necesidad-de.html

      Al final se creo un grupo en Facebook para comprobar si la cosa podía tener éxito.
      http://www.facebook.com/pages/Quiero-que-se-edite-en-espa%C3%B1ol-a/238165462931002

      Amores (ahora Pálido Fuego) quería editarlo pero al hacerlo público y viendo que cosa se movía, alguien se le adelantó y lo dejo (a JL) compuesto y sin novia. El resultado es que una editorial, no se sabe cuál, es de suponer que lo editará en breve.

      Respecto al libro: que un tocho de 1200 páginas (hablo de memoria) no tenga ni un sólo minuto de decir "me aburro" es de quitarse el sombrero y no volver a ponerlo.

      Problema: encontrarlo ahora mismo es una lotería.

      Feliz año, Z.

      Eliminar
    4. Yo quiero que editen las Obras Completas, La princesa Margarita, todo el día en su cuartel, bien pudiera, en vez de dedicarse a minucias, hacer una campaña entre editores para ver si, entre toda esa gandalla, aparece uno que nos complazca. Por supuesto no hablo de josé Luis que supongo que bastantes problemas tendrá. Hecho de menos su blog .

      Eliminar
    5. bueno, y además de echar demonios, parece ser , carlos, que el por qué de "entienden ahora por qué no puedo" va separado, lo que a ese anónimo parece tener muy preocupado, cámbialo y si tenemos suerte nos deja en paz.

      Es sorprendente el amor a la ortografía que tiene algunos, será porque es más facil amarla a ella que a la literatura, que no se deja enseñar por maestrucos de mierda.

      Eliminar
    6. Bueno, pero está bien. Es agradable saberse leído con tanto interés.

      Eliminar
    7. Misión cumplida. Falta de ortografía corregida. Gracias por tenerme en cuenta. Siento quitarte la ilusión, Carlos, pero no hace falta leer con lupa (ni siquiera con demasiado interés) para que salten a los ojos los errores ortográficos que no debería cometer ningún niño de once años.
      ¡Maestruco, me dicen! ¡Me gusta! ¡Los que se pasan el día dando lecciones! Creo que "maestruco" (no entiendo el objetivo del sufijo despectivo, por cierto) es una profesión mucho más digna que la de comentarista anónimo: parece que he ascendido de categoría. Qué bien. A ver si otros pueden decir lo mismo.
      Sigo a lo mío: no se puede amar la literatura (y menos aún dar lecciones) si no se ama el lenguaje.
      Feliz año. Y suerte en la vida a todos, lo digo sin ninguna ironía (afirmo la sinceridad del deseo por si reaparece el energúmeno y me da una colleja virtual).

      Eliminar
    8. La estupidez no tiene límites, qué relación guarda la ortografía con el lenguaje? imbécil.
      A ver si te enteras de que es sólo una exigencia externa impuesta por una tradición infame. Imbécil. Otra cosa es que haya que aceptarla porque gente como tú no para de dar la tabarra y otros se dejen engañar por ella.

      Eliminar
    9. Yo también te deseo lo mejor, amigo. La ortografía es una convención. Si se conocen las normas ortográficas y no se respetan, es una muestra de soberbia y de falta de educación. Si no se conocen, es una muestra de desinterés que no debería permitirse a alguien que da lecciones acerca de lo que vale y no vale en literatura. Por otra parte, no me gusta que me insulten, así que no comentaré más. Me guardaré mis opiniones, que por otra parte no interesan demasiado. Hasta la vista, simpático.
      Adiós, Carlos, ha sido un placer breve pero intenso.

      Eliminar
    10. Y el otro asunto, no hay nada especialmente honorable en la profesión de maestro de escuela. Los griegos la consideraban una profesión poco respetable, creo recordar que se burlaban de Epicuro por ser hijo de un maestro de escuela. Los romanos dejaban la enseñanza en manos de esclavos. Quevedo se burla de ella. Villarroel desarrolla la idea. Necesita que siga?.
      Y por último, también es cierto que cuando un maestro de escuela tiene VOCACIÓN entonces todo lo dicho queda en nada pero es la vocación, no la profesión, la que dignifica al maestro.

      Eliminar
    11. El placer ha sido mio. Pero no nos demos por perdidos, quizá podamos retomar lo nuestro otro día, cuando se calmen las aguas (las de ambas orillas).

      Para que no me olvide prometo dejar faltas de hortográfia un día sí y otro también. Cuando tal cosa ocurra, sabrá que pienso en usted.

      Lo digo sin acritud, por supuesto.

      Nos vemos.

      Eliminar

    12. A mí me queda otra cosa, de la afirmación de que la ortografía es una convención el anónimo llega a deducir, por ciencia infusa dos cosas.
      1ª) que quien la conoce y no la respeta es soberbio y mal educado (como Juan Ramón o césaR brutO).
      2ª) que si no se conocen es "muestra de desinterés que no debería permitirse a alguien que da lecciones acerca de lo que vale y no vale en literatura".

      Esa es su lógica, quizá le conviniera antes de dar esos saltos leerse a Hume en la parte donde explica que no hay ningún derecho lógico para pasar de un "hecho" a una obligación. En filosofía eso se conoce como la falacia naturalista.

      Pero hay otra falacia peor y es la de establecer una conexión entre un hecho ortográfico y un criterio literario. No hay relación ni puede haberla, son ámbitos totalmente independientes con legislaciones diferentes que no guardan ninguna conexión entre sí. De todo lo cual resulta que quien se atreve a establecer una relación entre ambas en realidad no habla ni de ortografía ni de literatura, habla de sus pajas mentales como se comprueba cada vez que un imbécil intenta saltar de la una a la otra.

      Cuando veo una falta de ortografía, si es mía la corrijo en la siguiente intervención (como en "echo de menos" o en "est", si es de Carlos se la señalo y le pido que la cambie y si es de alguien que pasa por aquí pienso que fue un lapsus. Eso es lo que cabe decir y hacer en este tema y cualquier otra cosa es darse a conocer como imbécil.

      Todo esto puede parecer exagerado pero ya son demasiadas las veces que observo que se usa la ortografía para hacer deducciones fuera de su ámbito específico. Es mas ignorante quien ve ignorancia donde no la hay que quien desconoce, o no toma en cuenta o confunde o se deja deja llevar por la homofonía o por la marcha del pensamiento, el uso puntual de un precepto ortográfico. La "sabiondez" ortográfica no es precisamente el tipo de sabiduría que necesitamos.

      Eliminar
  5. Voy a terminar el año poniéndome pedante, y docto, je,je,je... lo cual es una forma de terminar el año como otra cualquiera. Las hay mejores claro, por ejemplo tirándole los trastos a la cuñada de diecisiete años, pero las consecuencias finales podrían no llegar a ser demasiado recomendables.

    Al lío. Primero una obviedad: La población de U.S.A es aproximadamente siete veces la de España. Para que la comparación de la que se habla en el debate fuese equilibrada habría que comparar nuestra producción literaria con la de los estados de California+Washington. Y seguiríamos prediendo por goleada ¡claro!.

    Vamos con las razones:

    Coyunturales: LOGSE y aledaños. A un primer nivel: medios de comunicación para lastrados intelectivos, despreocupación creciente del bloque de la población joven y madura por la cultura. A un segundo nivel: el relativismo imperante "todo es igual dependiendo de como se valore" algo que para un español supone un chollazo, le evita a) "tener que pensar" y b) adquirir consciencia y conciencia de que no tiene ni puta idea de casi nada. A un tercer nivel (relacionado con lo anterior): la tremenda auntoindulgencia de los españoles, y por ende de los autores españoles, fruto de: a) esa falta de conocimientos d) de la soberbia atávica propia de este pueblo.

    Consustanciales: el español no es un pueblos observador ni reflexivo. Es gente que -dado que aquí el proceso de aprehensión es inmediato- admira el instante: el gol de chilena, la media verónica.... Y así España ha sido siempre más un pueblo de pintores que un pueblos de escritores. Somos también gente que tiende a la ensoñación y nos entregamos la emoción del "pellizco". Ha habido también grandes músicos: clásicos, floklore y pop. En literatura un buen ejemplo, en esta línea, sería Lorca: literatura de publicista. Pero... vamos... no tenemos en este medio, ni mucho menos, a nadie del mérito de un Falla o un Albéniz o de un Antonio Vega o o un Enrique Urquijo ¡Ni de lejos!. Le exceción sería Baroja. Pero es que Baroja ha sido un lujo del que hemos gozado los españoles sin probablemente merecérnoslo.

    Esta ha sido mi confusa despedida del año, que está cargada -eso no lo duden- de las mejores intenciones para todos.

    (P.D Un consejo: a Antonio J Rodriguez hay que empezar a tomárselo en serio)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo un detallito. Te olvidas de más de 300 millones de castellanoparlantes en america latina. Y de que somos, después del chino, la segunda lengua (materna) más extendida del mundo.

      Pero nada, hombre. La culpa es de la LOGSE. Si no seríamos todos Thomas Bernhard.

      Eliminar
    2. Julian, me vas a perdonar la pregunta por mi resaca. ¿Lo de Antonio J Rodriguez es ironía?
      Si no es así, por favor, explícamelo un poco mejor.

      Gracias.

      Eliminar
    3. Calla, calla, prefiero que no lo explique y nos ahorre el bochorno, a esta gente no se le puede tirar de la lengua, salvo que haya necesidad de preparar una de las pócimas de Celestina. Por cierto que a Orejudo no se lo veía muy suelto, en el buen sentido de la expresión, revolviendo la olla, faltaban ingredientes y salieron grumos.

      Eliminar
    4. Pues yo apoyo lo de la explicación. También siento curiosidad.

      Eliminar
    5. Soy el primer anónimo. Gracias Sr.Tongoy, no me negará que esa afirmación es cuanto menos curiosa. Cuando se ha hablado aquí de "fresy" no ha solido ser para cantar alabanzas sobre él.

      Eliminar
    6. Para repasar las ideas de los sofistas es mejor ir a las fuentes, propongo el Elogio de Helena

      Eliminar
  6. Este tío es inasequible al desaliento, jamás pierde ocasión de meter la pata. De Valle no ha leído nada, a juzgar por sus juicios, ni de Espinosa, ni de Machado, ni de Torrente, aunque este tiene algunas cosas que no van muy allá, pero la Saga/Fuga se las trae. Baroja, so imbécil, comparado con estos no es nada, un mal rollo cutre y pedante.

    ResponderEliminar
  7. El señor de aquí arriba llamándome "so imbécil" gratuita y desaforadamente ejemplifica de manera perfecta "lo español". E incluso al propio Valle, que no es de extrañar que le fascine.

    ResponderEliminar
  8. Carlos tu lista es impecable... es difícil disentir en alguno de estos títulos. Muchos de ellos son clásicos modernos incuestionables. Yo de John Barth recomiendo siempre su "Opera flotante" en Península, una maravilla, de Bernhard su "Corrección" o la "Calera" en Alianza Editorial y la tetralogía sobre su infancia y juventud, en Anagrama, imprescindible para entender a uno de los mejores escritores del siglo XX.
    Feliz año Carlos. Sigue con tus comentarios acertados y acerados... que te resbalen la panda de anos que anda por ahí diciendo todo tipo de sandeces sobre tu criterio. Muchos más te apoyamos y lo que te digo siempre: si no hubiera un Tongoy en los blogs de literatura habría que inventarlo. Afortunadamente ya está creado, es irónico, lúcido y jode a unos cuantos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año. Y muchas gracias. Respecto a la gente... ya lo he dicho más veces: todo el mundo tiene derecho a enfadarse. Y a defenderse, aunque sea anónimamente. Y hablo tanto de "críticos" como de autores, como editores, etc. Lo que no puedo esperar es que con todo lo que digo y con toda la gente a la que he criticado pueda salirme de rositas sin recibir un mísero palo.

      Eliminar
  9. Pobre diablo, cuando dejes de vocear mercancía averiada e ideas adocenadas podrás contar con mi respeto. Pero mientras hagas de altavoz de todo lo cutre no esperes de mi más que lo que estás recibiendo.

    ResponderEliminar
  10. Este señor parece como si formase parte del guión, como si lo hubiera puesto esto aquí Tongoy (y a lo mejor hasta de verdad lo ha puesto porque alguien como el susodicho tiene toda la pinta de ser prefabricado) para ejemplificar mi comentario. Si empezó, el buen hombre, haciendo alarde de impotencia e ignorancia, continúa ahora destilando mala baba llamándome "pobre hombre"; con la soberbia enfermiza a la que me he venido a referir: hablándome a mí, al que de nada conoce, de "poder contar con su respeto", y exhibiendo una infinita autoindulgencia literaria, que lo permite comentar despreocupadamente por escrito en este blog sin (al parecer) sentir el mínimo corte, cuando sus habilidades con la palabra escrita no le autorizan a ir mucho más allá, en pura lógica, de emborronar vagones de metro con su nombre en las cocheras de Entrevías.

    Venga a seguir bien, majete. Y el año nuevo empiézalo con otro talante. Trata de ser un pelín más discreto que te canteas más que la Mila Ximénez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad supera la ficción, siempre, Bluff, ya lo sabes. Todo lo prefabricado que pudiera yo meter en el blog es siempre superado con creces por seres anónimos, sí, pero de carne y hueso. Sobre todo hueso.

      Eliminar
  11. De mi paso por el bachillerato quedó muy poco latín pero el suficiente para no poder olvidar la frase "estultum es in errore perseverare" la discusión sobre cuál de nosotros es el sujeto reflejado en ella no me interesa. Me conozco demasiado bien como para ignorar mis defectos y vicios, pero en ningún caso estos tienen la estúpida maldad de los suyos. antonio j rodriguez la última vez que entré en su blog hablaba de la mecesidad de que pusiéramos muertos encima de la mesa. No volví por allí.

    ResponderEliminar
  12. Serán prejuicios, pero, si coges la lista de escritores españoles, ¿no parecen curiosamente homogéneos en su estilo y temática?

    ResponderEliminar
  13. Parece que Mr. Tongoy no alcanzó a leer "Los Hijos de Nobodaddy", de Arno Schmidt. No estaría mal empezar el nuevo año con esa joyita o uno de Harry Mulisch.

    A propósito: ¿alguién podría decirme si "El Plantador..." promete una lectura infinitamente más gratificante a alguien que se decepcionó con "La Ópera Flotante"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no llegué a leerlo. Lo encargué a la biblio pero decidí comprarlo y aún no lo he hecho. Demasiada competencia. De Mulisch tengo muchas ganas de leer Sigfrido, pero no está fácil de conseguir.

      El año no sé como empezará, espero que mejor que como acabó (en diciembre apenas leí nada). De momento y a corto plazo tengo lo que se ve a la derecha y quería meterme con Zadie Smith o Nadiezhda Mandelstam (regalos ambos de Papa Noel), Josipovici, Kevin Powers, (retomar) Ferré, Chatwin, Pollock. Bueno, en definitiva, dedicar enero a ir cerrando temas. Este año voy sin planes. Total para no cumplirlos...

      Eso sí: Barth será una prioridad.

      Eliminar
    2. Ah, sí! y seguramente lea "Tadeys" de Osvaldo Lamborghini, que saqué el otro día de la biblio para leer conjuntamente con "Nuestros placeres" de Heudaux.

      Eliminar
  14. Sí, la Opera flotante es su primera novela, a mí tampoco me gustó (la primera vez que la leí, en la segunda ya encontré material suficiente para valorarla mejor), no tienen nada que ver una con otra.

    ResponderEliminar
  15. Voy a destapar una carta. Leí por segunda vez la Opera flotante a raíz de una entrada en el blog de juanito colmos en la que utilizaba su lectura de la obra para ningunizar a Barth de quien él sólo había leido eso. Profundamente disgustado por su infame uso del argumento volví a leer la Opera.

    Cosas que encontré, la primera que al leerla sin grandes esperanzas los detalles empezaron a ser mucho más significativos. ¿ Recuerdas el nimio motivo por el que el narrador decide que ese será el último día de su vida?. la primera vez se me escapó, me parecía increíble una causa tan pequeña, sin embargo en la segunda el simbolismo de ese motivo crece hasta representar la causa ontólógica del ataque de histeria "común y corriente". Ültimamente no paro de ver películas de Bergman. No hablo de la fenomenología de la histeria, esa está bien descrita en Freud sino del fracaso de la empatía que está por debajo del deseo sexual

    ResponderEliminar
  16. Señor Tongoy, no sé si alguien lo habrá escrito antes, pero creo que los traductores de los diez libros que más placer le han dado merecen que usted cite sus nombres.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, me lo dicen siempre y SIEMPRE SIEMPRE me olvido. Palabrita del niño Jesús que no hay mala intención y además me da mucha rabia cuando me lo dicen. Más que cuando me descubren faltas de ortografía.

      No tengo todos los libros a mano pero luego prometo buscar el dato e incluirlo.

      Gracias.

      Eliminar
    2. Hecho. Al final del post, en chiquitito.

      Eliminar
    3. Carlos,
      Creo que ha habido un "corrimiento de tierra" y los traductores, aunque son los que están, no figuran en el orden correcto. Por sí lo quieres revisar.
      Un abrazo,
      Raquel

      Eliminar
    4. Uuups. Vale, sí, visto. Ya lo he corregido. Gracias, Raquel.

      Abrazo,

      Eliminar
  17. Me gustaría saber que tiene Ud en mi contra. Que yo sepa, no le he hecho nada. Sí, soy amigo de Bértolo y Mercedes Cebrián. Pero no creo sea ese motivo suficiente para que desprecie Ud mi novela.

    Cordialmente.

    F. San Basilio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que Tongoy desprecie su novela por sus amigos. La despreciará porque no le gusta. ¿Es eso motivo suficiente?

      Eliminar
    2. No, no... la desprecio por todo: porque no me gusta y por sus amigos. Mi desprecio no tiene límites. No hace tanto que alguien que responde a las iniciales AO dijo que yo era un lector que odiaba la literatura. Algo así. Y por eso todo esto, claro está.

      Eliminar
  18. los escritores comparten un rasgo negativo con los políticos: no son ingenuos, por tanto o usted no es escritor o no es ingenuo o es político. Algo falla en el argumento pero sin embargo es verdadero. Misterios de la ló(gi)ca.

    ResponderEliminar
  19. ¿Y las editoriales del año?

    Sin necesidad de llenar sus catálogos con toneladas de basura, ignorando el anunciado apocalípsis editorial, los esfuerzos de Sexto Piso, Capitan Swing, La Bestia Equilatera, El Cuenco de Plata, etc., merecen estar entre lo mejor del 2012. Estoy segura de que innumerables lectores y escritores en potencia les deben el descubrimiento de genios como Gaddis, Roussel, Barthelme, Markson, Quignard, Fowles, F. Hernández...

    Los amo, muchachos.


    P.D: Señores de Sexto Piso (sé que están atentos a los blogs literarios): ¿Para cuándo los nuevos "Gaddis"? Un 2013 con "Los Reconocimientos" sería una experiencia nuclear en la vida de muchos.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran verdad. Las editoriales merecían un post en condiciones pero eso puede acabar en sangría.

      Sonará a broma pero acabo de descubrir, por tu comentario, "La bestia equilatera". Es realmente interesante porque he visto que tiene sus libros en amazon (versión kindle,claro) a menos de 6 euros. VAmos, que me tiro de cabeza a por alguno. Se aceptan sugerencias de cualquier cosa que no sean relatos o poesía.

      Del resto, yo también destacaría Sexto Piso, que creo que se ha metido bien en el mercado con productos realmente buenos. Gaddis, por ejemplo (me suena que este año sí salía los reconocimientos, pero ahora dudo y no sé si será J.R.). Luego lo pregunto en twitter, a ver si alguien se acuerda. De Barthelme creo que no van a sacar nada más. Lo pregunté un día y me dijeron que de momento no estaba entre sus planes, pero bueno, ya supongo que mucho no venderá el pobrecito Donald.

      CApitan Swing también se lo ha currado bien, cierto. Será que tienen un comercial nuevo que conoce trucos para llegar al público. Maldades aparte, yo, que evito siempre el ensayo (en la medida de lo posible) este año me he anotado tres o cuatro libros que no tardaré (o no debería tardar) en comprar. Que ya no está mal.

      Y podríamos seguir, incluso con Alpha Decay y a pesar de mis desacuerdos con ellos parece que se van situando, al menos haciéndose fácilmente identificables. Es decir, que me los encuentro cada dos por tres en el corte inglés. Que esto lo mismo es bueno que malo, pienso.

      La evidencia es que en los blogs que visito cada vez se habla menos de libros de Anagrama o Tusquets o todos estos y sí de esos chiquititos que van despuntando tratando de hacerse un hueco.

      Pienso también en Mondadori pero sobre todo en Lumen o Caballo de Troya o esas "menores" de Random House. Creo (y esto lo he comentado con más gente) que gran parte del problema de esta gente, aparte de la tontería de algunos, es la poca visibilidad de los sellos NO MONDADORI (que ya sabemos todos que otra cosa no, pero visibles son un rato largo). Esa mierda de web conjunta que tienen les hace más mal que bien. Supongo que es norma de grupo pero deberían mirar de desengancharse o acabará ahogándolos, especialmente con el año que se viene encima.

      Definitivamente debería escribir un post. Hay demasiado que decir.

      Gracias por la visita y el comentario. Me estaba quedando dormido y me has despertado.

      Nosotros también te amamos, Alejandra.

      Eliminar
    2. Alejandra, guau. Con ese criterio, quedo a tus pies. Díme lugar y fecha, la hora será lo de menos. Madrid o Bs Aires -ahora me dirá que Granada o Mendoza. Hablaremos de Gaddis como dos ciegos.

      Dr J, prospecciones geológicas + lolitas ebook

      Eliminar
    3. Agradecemos el entusiasmo :-)
      De Gaddis lo próximo JR, sí, aunque más bien hacia finales de año... Y otra sorpresa ue tenemos preparada es Barth

      Eliminar
    4. Hostia, se me pasó este mensaje!

      Barth. BARTH!!! Vaya. Guau. Dime qué, dime qué, dime qué... por favor... dime qué. O deja que lo adivine. ¿El plantador? No, no dejes que lo adivine.


      Eliminar
  20. ¿Y de entre las editoriales que publican sólo narrativa en castellano?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mucho afinar ya... No suelo fijarme en esos detalles. Me interesan los libros, no las políticas de empresa. No especialmente, al menos. O sí, pero no siempre. Bueno, da igual, que me lío.

      Ahora mismo sólo me vienen a la cabeza Zut, Pez de Plata y Ginger Ape y de todas ellas sólo acabé un libro de Zut. De Pez lo intenté con dos y no hubo modo y de Ginger tengo por casa un cuento que a ver si me pongo con él, pero estos días he visto muchos blogs reseñando uno de sus libros. (Parece que los que daban por muerto al blog no tenían tanta razón.)

      Eliminar
  21. Abre la boca Peón, que te vas a comer el pastel que sale de mi culo.
    Patricio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arranca la promoción del libro de Patricio Pron, por lo que veo. Es bonito tener amigos. La pena es que sean quienes son.

      Eliminar