miércoles, 15 de diciembre de 2010

INTRODUCCIÓN A "Lo mejor de 2010"


Les voy a contar un secreto: ¿saben ustedes porqué las listas de “lo mejor de 2010” en lo concerniente al ámbito de la literatura acostumbran a tener un número indefinido de entradas nunca inferior a diez?: para que quepan, además de las verdades, las mentiras; esto es: los amiguismos e intereses partidistas. No pasa nada, todos tenemos nuestros compromisos; somos humanos; estamos en nuestro derecho de sentirnos “obligados a” para evitar ofensas o defendemos intereses económicos o simplemente queremos tener un gesto de cariño hacia un primo o un cuñado o un suegro o a la editorial que nos publica o al amigo que —hay que joderse— nos ha puesto en su lista si, como él, somos también escritores y hemos publicado en este 2010. Pero digo yo, por decir algo: ¿no sería mejor evitar llegar a eso y limitarnos a decir los libros que realmente nos han gustado sin sentirnos en la obligación de incluir aquellos que deberían pero no ha podido ser o aquellos que sin estar mal no están lo suficientemente bien? Lo que quiero decir es: ¿no sería mejor decir la verdad? 

Se ve que no. 


EJEMPLOS PRÁCTICOS, A CUAL MÁS DIVERTIDO, DE ESCRITORES/BLOGGERS QUE HACEN LISTAS 

Vicente Luis Mora acaba su (extensísima, todo hay que decirlo) lista justificando todas y cada una de sus recomendaciones. Decía mi madre que cuando el río suena… algo habrás hecho; eso decía. Pues con Mora lo mismo: lo que Mora expone, la “relación del crítico con” no es ni más ni menos que una forma de decir: “Eh, amiguitos, ¡ved que no miento!:”. De lo que Mora no parece darse cuenta (o está directamente haciéndose el tonto) es que podemos dudar de estas últimas palabras tanto como de las primeras. MÁS: Jorge Carrión, glorificado por Mora, glorifica a su vez a Fernández Porta, Manuel Vilas y Patricio Pron (: estos tres son unos sosos y no tienen lista hecha. También puede ser que estén esperando a que acabe el año, no como todos los demás, que parece arderles el culo por ser los primeros. A ver qué hacen todos estos tan listos si se encuentran con una obra maestra de aquí a fin de año. Porque lo que no quiero pensar —porque sé de primera mano que es impensable que los artistas hagan estas cosas— es que el propósito de estas prisas sea sugestionar al lector cuando a éste le llegue el momento de escribir la carta a los Reyes Magos. No, ellos nunca lo harían). MÁS: Ibrahim B., éste es buena pieza también: glorifica entre otros a: Vicente Luis Mora, Patricio Pron, Jorge Carrión y Eloy Fernández Porta. ¿Les suenan los nombres, verdad? Sí, efectivamente: son siempre los mismos. Pueden ustedes visitar el blog que quieran que uno o dos de ésos se los encuentran seguro. En mi blog no, lo siento, porque aunque me los he leído a casi todos ninguno me parece tan bueno como para hacerlo figurar en ella. También puede ser un problema de mal gusto, que no creo; yo, que tengo un gusto exquisito. MÁS: Luna Miguel. Lo de esta muchacha es buenísimo: en su lista hay dos amigos, la editorial en que publica, la editorial en que prologa un libro, la editorial que publicará a su novio, la editorial de sus padres y no contenta con eso dice que es la más sincera que ha podido hacer. No lo dudo, no, para nada, pero si eso es así esta chica debe estar hasta los ovarios de leer por compromiso regalitos de las editoriales. MÁS: QUIMERA 325. Este es el mejor de todos. Pensé que era Luna Miguel pero no; es éste. (Imagínense). Atención: en el ranking de “Los 10 de 2010” (confeccionado a lo largo del mes de Noviembre para poder salir en Diciembre y coronarse así como los más rápidos entre los rápidos) figuran, entre otros: Patricio Pron, Jorge Carrión y Eloy Fernández Porta. No se asusten: no han tenido un deja vu. Todos los demás, o hasta donde yo sé “en su mayoría”, son también colaboradores de la revista. No se precipiten, no es momento de rasgarse las vestiduras. Yo se lo explico; Quimera se lo explica: “[…] nuestra selección no pretende, ni mucho menos, ser objetiva, sino que es el reflejo de los conocimientos, los criterios de valoración y, sobre todo, los gustos personales que nos han llevado a un grupo de personas a trabajar juntos.” Es decir: la gallina antes que el huevo. Y me puede valer, ojo: un grupo de seres humanos al que une la mutua admiración acaba colaborando en una revista especial(-izada). Perfecto. Lo que ya me parece el colmo de las casualidades es que todos ellos escriban obra maestra tras obra maestra, publiquen este año y además sean lo mejor de él (del año). Si no fuese tan buena persona pensaría que todo esto es un complot para tomar el mercado editorial navideño a golpe de mentiras. Pero no es así: ellos lo admiten: confiesan que su lista no es sobre lo mejor sino que tratan de ser consecuentes con su proyecto y ofrecernos “una lista que refrende el tipo de literatura” en la que creen. (Flaco favor les hace el comentario.) Pues nada; que se la compren ellos. Mi madre también me decía que la ropa me la compraba ella pero los vicios me los tenía que pagar yo. 

¿Qué quiere decir todo esto? Pues lo de siempre: que los que libraban batalla contra el mercado editorial por dejarse dominar por los Perez-Reverte de turno lo hacen a golpe de corporativismo generacional. Una batalla para la que sólo parece haber dos finales posibles: la derrota, que acabaría con todos regentando librerías y colaborando con revistas y periódicos digitales o la victoria, que nos devolvería al status quo habitual, listo para que una nueva hornada de gafapastas literatos, los que hoy abanderan la generación de la espinilla y la hormona desatada, presenten su correspondiente batalla contra los ManuelesVilas, JorgesCarriones, FernandezsPortas, VicentesLuisesMoras, Ibrahimes y Lunas varias que ocuparán el firmamento de “Lo más vendido” de El Corte Inglés.

22 comentarios:

  1. Creo recordar que en alguna entrada anterior usted se declaraba ateo, sin embargo la presente más que ateo parece retratarle como iconoclasta de la Divina Comedia Literaria.
    Salud y que Ella le conserve la Gracia.

    ResponderEliminar
  2. Sí, la verdad es que uno acaba hasta las mismísimas de ver los mismos nombres/caras en todas partes un día sí y otro también. El monopolio cultural actual tiene tela, tela. Viva la tontería.

    ResponderEliminar
  3. Por riguroso orden descendente:

    Anónimo 2: deberíamos ponernos a escribir como locos y tomar el mercado de los quieren tomar el mercado y repartirnos el botín con los becarios.

    Anónimo 1: Que Ella le conserve la Gracia a Usted también. Efectivamente, no recuerdo el cuando ni el donde, pero es mas que probable que me haya declarado ateo en algún momento de mi vida publica y/o privada: soy una oveja extraviada del Pastor; una de tantas ovejas extraviadas: somos legión. Espero que no suponga inconveniente a la hora de afianzar lazos entre nosotros. Lo de "Iconoclasta de la Divina Comedia Literaria" me ha gustado tanto que si no pone usted reparos creo que me lo voy a estampar en algún sitio. Tiene usted dotes para la concisión, no cabe duda; sería grato verle mas a menudo por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Puesto que fue usted quien inspiró la frase, es más suya que mía. Amigo es quien que nos hace mejor de lo que somos. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Hay otra posibilidad, acaso más aterradora: las listas son sinceras, porque *sólo* se leen entre ellos.
    Pero confesaré que me reconcome la envidia de que sean capaces de encontrar tan fácilmente libros dignos de figurar entre lo mejor del año. Yo (aparte de que planeo listas sobre lo mejor que he leído en 2010 en vez de sobre libros publicados en 2010, de los que no creo que haya leído ni siquiera 10), tengo problemas para seleccionar, de entre los aproximadamente 100 que he leído este año, 10 que merezca la pena recomendar (recomendar de este modo tan pomposo: Los *10* mejores libros del año) en mi lista. Ando leyendo como loco estas últimas semanas a ver si encuentro algo que me entusiasme lo suficiente como para completar la lista.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo 1 y 3: Está usted de suerte: soy el mejor amigo del hombre, por encima incluso del perro y además colmo de virtudes a quienes bajo mi sombra se cobijan. Seremos grandes amigos, no le quepa duda; sólo tiene usted que dejarse querer.

    Victor: Hay varias posibilidades más: una es que directamente no lean libros, sino que se limiten a escribirlos y esperar que el resto de la banda los elogie. Un fragmento inédito del arte de la guerra de Sun Tzu establece que una mamada a tiempo puede dar la victoria. La segunda, mi favorita, es que sean una secta vampírica que se expande a la fuerza, chupando la sangre ajena (siendo la sangre los libros de los demás): la banda de Duggu Van, como aquel vampiro cortaziano que engendraba hijos como él.

    ResponderEliminar
  7. Ese fragmento más que inédito apócrifo pero tambien sinóptico, la tradición china permite estas contradiciones y si no las permite yo me las invento (espero que no haya por aquí ningún sinólogo que me ponga en evidencia), tuvo una amplísima difusion desde el momento en que fue puesto en practica y pasó con sobresaliente exito la prueba, no del nueve, la de fuego. Un olvidado ruso que respondía al nombre de Svidrigailov dio con la fórmula canónica de la expresion algebraica de la mamada perfecta:" Se trata de un recurso conocido: la lisonja. Nada hay en el mundo tan difícil como decir francamente lo que se siente; nada tan fácil como la lisonja. Si en la sinceridad entra, aunque sea la centésima parte de una nota falsa, se produce en seguida una disonancia y a ella sigue el escándalo. En cambio, la lisonja resulta agradable y se escucha con complacencia aunque sea falsa hasta la última nota; se escuchará , si quiere usted, con burda complacencia, pero, al fin y al cabo,con complacencia". Capítulo IV de la Sexta Parte, sí, han leído bien , de la Sexta parte, de Crimen y castigo . Reparen por favor en el "usted" que aparece en la cita y caigan en la cuenta de que es un pronombre que hace las veces de Rodión Romanóvich.
    La parte de Duggu Van es demasiado difícil de comentar, lo dejaremos para mejor ocasión.

    ResponderEliminar
  8. Anonimo 4: Bravo. Está usted en forma. Al oirle hablar tan bien me mamadas, crímenes, castigos y olvidados rusos he estado a un tris de pedirle en matrimonio.

    Respecto a Duggu Van me deja usted con el alma en un puño. Mi primer acercamiento a Cortazar, anoche, en tan forzosa soledad, fue peor que vivir en un iglú en lo más recóndito de la estepa siberiana. Le invito a explayarse por el medio que prefiera: blog, email o a gritos. Cualquier cosa menos el silencio, que me atonta.

    Esta cita, como la otra, se la voy a robar. Me será muy útil en un futuro inmediato para resolver una afrenta un tanto absurda.

    ResponderEliminar
  9. Leído y reconocido. Hola otra vez. Estábamos por encargar corona y lema: "tus amigos no te olvidan".

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Tienes toda la razón, Carlos.

    Solo alguien como yo tiene la capacidad para hacer una lista válida, todo lo demás son sofismas.

    ResponderEliminar
  11. Dejad de hablar de mamadas. ¿No sólo tengo que soportar los complots nocillero-quiméricos para auparse a las listas de los más vendidos (cada día en el tren veo más gente leyendo "Creta lateral travelling" y "Pangea: Blogs, ciberespacio y velocidad" en vez de Larssons y Meyers)sino que además voy a perder la exclusividad de la mezcla felaciones-literatura?

    El Elegido: ni hablar, la única lista válida es la mía. So sofista.

    ResponderEliminar
  12. Es un gustazo leer esto, ya no me siento tan sola...

    ResponderEliminar
  13. Próximamente Carlos redactará la "Lista de los más listas y listos de 2011".

    ResponderEliminar
  14. El Elegido: el movimiento se demuestra andando. Sácala y hablamos. La lista, quiero decir.

    Victor: A mi me pasa lo mismo. La gente no hace mas que comprar Alba Croms y poemarios juveniles y esto acabará fatal. Por tus felaciones no te preocupes: nadie las hace mejor que tu. Ups, perdón. :)

    Anónima: bienvenida. También a mi (nosotros) me (nos) alegra sentirnos acompañados. Después de las reacciones de los implicados empezaba a temer por mi salud mental.

    José Luis Amores: esta te la devuelvo como me llamo Tongoy. Haré esa lista. Y estoy pensado también en hacer otra (a parte de la de los 10 del 2010): la lista de las consecuencias que ha tenido esta entrada. Pero son demasiadas listas. Empiezo a creer en el Efecto Perec.

    Anónimo 1, 3 y 4: Ayer me acordé de usted cuando, también por la noche, me encontré con un relato de Cortazar que no acabé de entender. Lástima de ausencia.

    ResponderEliminar
  15. Hola Carlos, te confieso que sólo me siento orgulloso de dos de los comentarios que hice en el hilo de los cuentos de Cortázar: el de la señorita Cora y el de Instrucciones para John Howell, a Julio accedí a través de Rayuela y el Libro de Manuel, te diré más, durante años leí sus cuentos sin entenderlos, pero sintiendo que era "culpa mía" y no suya. Cuando dejé el foro me di cuenta de que sus cuentos no admiten que nos los interpreten, cada cual debe hacer su propia interpretación después de mucho pensar en ellos y documentarse en la medida de lo posible: " La mezcla de vida y muerte que informaba su corazón se resolvía en cualidades inhumanas", no habla aquí Cortázar de Duggu Van habla de si mismo y de todos nosotros, o, al menos yo, me reconozco en la frase.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Más razón que un santo. Yo he leído(admitiendo que consumo esos blogs y quetenía curiosidad por paladear esos grandes libros:

    -Los muertos

    -Alba Cromm

    Y, en efecto, si esta gente dicen que esos dos libros figuran entre lo mejor del año, cabe remitirse a que sólo se leen entre ellos

    ResponderEliminar
  18. Sr. Galeo: se le recuerda que tiene usted un día escaso para rematar esas últimas lecturas antes de dictar sentencia definitiva.

    Relaje la vista, buen hombre, y endúlcenos el fin de año.

    ResponderEliminar
  19. http://www.elboomeran.com/blog-post/539/10155/patricio-pron/lo-mejor-de-2010-los-demasiados-libros/

    ResponderEliminar
  20. Va de enlaces:

    http://lector-malherido.blogspot.com/2011/01/los-muertos-de-jorge-carrion.html

    Nuevo elogio a "Los Muertos". Léanlo antes de que Malherido lo borre del blog para venderlo en un libro. No le falta razón pero tampoco la tiene toda: la misma escritura arriesgada que sugiere, aquella que habla de la apuesta a-literaria que se dirige al lector-espectador puede entenderse como escritura poco arriesgada que busca captar al espectador-lector de un modo a-literario.

    A mi de "Los muertos" me sigue seduciendo la idea de esos muertos de ficción que hacemos, al llorarlos, reales.

    ResponderEliminar
  21. ¡Jajajaja! ¡Cómo me he reído! ¡Una cama redonda de gafapastos que no leen y sólo escriben!

    Su única dieta: los miembros de sus amigos.

    ResponderEliminar